PUBLICIDAD

Bomba de Francisco sobre los movimientos: límite a los mandatos

Francisco movimientos
|

(La Nuova Bussola quotidiana/Nico Spuntoni) Por decreto, el Vaticano entre en el modo de organizarse  de las asociaciones internacionales de fieles. Se introduce un límite de tiempo para los mandatos de los órganos de gobierno y sus miembros, incluidos los fundadores. Se justifica para evitar la «autorreferencialidad» y los «verdaderos abusos». Afecta a realidades como la Comunidad de San Egidio, la Fraternidad de Comunión y Liberación o el Camino Neocatecumenal.

El límite de mandatos aterriza en la política eclesiástica en el gobierno de las asociaciones internacionales de fieles. Un nuevo decreto general del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida establece la introducción de una duración máxima de cinco años para cada mandato dentro del órgano central de gobierno de esas asociaciones. El límite para desempeñar cualquier cargo en este órgano se establece en diez años consecutivos: para ser reelegido será necesario «saltarse» un turno. A excepción de los “moderadores”: los que lleven al menos diez años como “moderadores” no serán reelegidos después de un mandato.

El decreto, que entrará en vigor tres meses después de su promulgación, ha recibido la aprobación del Santo Padre. Estas novedades obligarán a las asociaciones de fieles afectadas a convocar sus respectivas asambleas generales para modificar aquellos aspectos de sus estatutos en contradicción con el contenido de la medida. En la nota explicativa publicada por el Dicasterio se explica el espíritu de los cambios, afirmando que «la experiencia ha demostrado que el relevo generacional de los órganos de gobierno mediante la rotación de las responsabilidades directivas aporta grandes beneficios a la vitalidad de la asociación». Además, la Nota insiste en una frase que facilita la comprensión de la medida: «no pocas veces la falta de límites a los mandatos de gobierno favorece, en los llamados a gobernar, formas de apropiación del carisma, personalismo, centralización de funciones así como expresiones de autorreferencialidad, que fácilmente provocan graves violaciones de la dignidad y la libertad personal e, incluso, verdaderos abusos». Tendencias que se identifican como «mal ejercicio de gobierno» capaz de crear «inevitables conflictos y tensiones que hieren la comunión, debilitando el impulso misionero». Los fundadores pueden ser dispensados de los límites, previa indicación específica del Dicasterio.

Se trata de una medida que tiene importantes implicaciones en la vida de la Iglesia ya que afecta -entre otras muchas- a realidades como la Comunidad de San Egidio, la Fraternidad de Comunión y Liberación o la Comunidad Papa Juan XXIII, pero también a entidades con personalidad jurídica sujetas a la supervisión del Dicasterio, como el Camino Neocatecumenal. Aunque la nota explicativa subraya la continuidad con el pasado, no es difícil interpretar esta medida como un redimensionamiento de la influencia de los movimientos eclesiales. Es el jesuita Ulrich Rodhe, decano de la Facultad de Derecho Canónico de la Pontificia Universidad Gregoriana y autor de un comentario al decreto publicado en L’Osservatore Romano, quien escribe que «los órganos de gobierno en las asociaciones de fieles no han sido hasta ahora objeto de muchas normas canónicas» y que «las asociaciones gozaban de un alto nivel de libertad -quizá demasiado alto- en cuanto al modo de conferir los cargos y la duración máxima de los mandatos».

La reducción del peso de las asociaciones de laicos, de hecho, puede leerse como el final de la época abierta en Loreto en 1985 por San Juan Pablo II, que decidió centrarse en los movimientos para dar un nuevo impulso a la Iglesia, chocando con el episcopado italiano alineado con las posiciones de Ballestrero y Martini. Este tira y afloja continuó en el Sínodo de 1987, donde el entonces arzobispo de Milán polemizó abiertamente con la estrategia de Wojtyla, argumentando que los movimientos debían «someterse a la evaluación y al juicio de los obispos». Una opinión muy diferente a la expresada por el Pontífice polaco, que sugirió a los responsables de San Egidio que pretendían fundar un instituto secular en los años ochenta, que siguieran siendo laicos y no se pusieran «bajo el paraguas de la Congregación de los religiosos». La predilección de Juan Pablo II por los movimientos era tan indigesta para el cardenal Martini que justificó su opinión contraria a la canonización en su deposición ante la Congregación para las Causas de los Santos, alegando que su excesivo apoyo a las asociaciones de laicos le habría llevado a descuidar «de hecho las Iglesias locales».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

61 comentarios en “Bomba de Francisco sobre los movimientos: límite a los mandatos
  1. Es el afán de control tan típico de la izquierda cuando está al poder. Dado que no tolera nada que se salga ni en lo más mínimo de sus planteamientos, ejerce un control creciente que acaba siendo férreo sobre cualquier iniciativa que no surja desde el poder.
    Es la contradicción más flamante que podemos observar en todos los regímenes de izquierda: Se llenan la boca de libertad, tolerancia e inclusión pero luego, en la realidad, son los más dictatoriales que te puedas echar a la cara.
    Los laicos no debemos obediencia más que a Cristo y a aquellos que claramente son sus discípulos, probados en fidelidad al Evangelio.
    Todo lo demás, sobra.

      1. El único que puede ser autorreferencial es papapancho, solo se cita a sí mismo en sus encíclicas, cartas, motu propios, etc.
        Si llega a citar a los padres o doctores lo hace mal, o lo adapta a sus ideas.

    1. Entonces te parece bien que se perpetúen en el poder y se cambie el culto a Cristo por el culto al fundador como ha pasado con los catecúmenos o el Opus? ¿ Te parece bien todas estas órdenes y organizaciones que cuyo líderes se perpetúan en el poder y cometen todo tipo de abusos como los legionarios de Cristo Rey?

      1. Pues que limiten los mandatos del Papa, cardenales, obispos y abades: 6 años de mandato sin reelección alguna por siempre jamás. Así, un cura solo pude ser obispo por 6 años y luego regresar al presbiteriado. O bien, un obispo solo puede mandar una diócesis por 4 años y luego ser nombrado como obispo en otra provincia eclesiástica.

        1. Lo de un obispo que vuelva al presbiterado es imposible teológicamente, pues recibe el Orden en plenitud. Otra cosa es que se le quite de ordinario de una diócesis, pero la condición episcopal no puede suprimirse pues es un sacramento.

      2. MIGUEL, este tipo de planteamiento es dado por ver el cuerpo de cristo como instituciones politicas (como lo interpretas en tu afirmacion) terrenales, si eso se aplicase como lo indicas no tendriamos papas, esto es resultado de haber permitido politizar roma y nos conducen a las afirmaciones como «Los catolicos deben obedecer a la ONU».

    1. Pues estará que trina.
      El Opus es una asociación de fieles, con el nombre de «Prelatura personal», pero asociación de fieles de todos modos y no Iglesia particular.
      Por tanto esta norma también les afecta.

  2. Supongo que por esa misma razón, si en las parroquias e iglesias, se habla de comunidades neocatecumenales, muchos no saben quienes son, pero si dices Kikos, ya se sabe que son más imitadores de la forma de ser cristianos de Kiko Argüello, que de Cristo en sí. Estoy conforme en la norma. Si son sacerdotes, han de estar bajo la autoridad del Obispo, si no que no hagan pastoral.

    1. Uno: lo peor de todo es crear este ambiente de sospecha y mala sangre. Lo que dices es mentira. Así tal y como lo oyes: mentira. Y mentir es pecado.

      1. El ambiente de sospecha y mala sangre, es el lenguaje habitual de esta página, incluidos los «propietarios comentaristas oficiales».
        Respecto a la mentira, en realidad es lo que estoy observando en muchos sacerdotes y gente del Camino, demasiado culto a la persona.

          1. En varías parroquias que conozco pasalo que dice uno.
            Si dices catecúmenos nadie o muy pocos saben de qué hablamos pero si digo kikosnps entendemos enseguida.
            ¿ Eso no es consecuencia del culto al fundador?

    2. Pues bajo la autoridad de un Osoro o un Murgui, no sé que de sorpresas vendrán, si al menos esos obispos fueran como los grandes de épocas pasadas, un Ambrosio, o un Policarpo, o un Ignacio de Antioquía, en cambio tienen arrios y pelagios

  3. Vamos a ver. No se caigan de un guindo. Si está norma se aplica, pues simplemente figurará un hombre de paja como mandamás, pero el todopoderoso fundador-jefe vitalicio dirigirá todo desde la sombra. Ocurre en todas las instituciones religiosas. Sus fundadores mandan hasta que se mueren. Los movimientos son ahora lo que antiguamente las órdenes religiosas en cuanto a esta práctica.

    Lo que más clama al Cielo es que en estos movimientos se rompe toda la jerarquía eclesial, pues sus sacerdotes están bajo las órdenes de laicos. La potestad de regir desaparece. Sólo quieren a los sacerdotes para administrar sacramentos y nada más.

    1. Eso es totalmente cierto. Habrá como nunca una separación entre mandato jerárquico con potestad jurídica,y mandato carismático con autoridad moral. Es más, se dividirá la gobernación entre liderazgo y gobernación. El que ostente la dirección jurídica será un hombre de paja, y el verdadero poder vendrá del fundador, como es lógico, pues seguimos a quién da su vida en martirio, no a un burócrata o desconocido, pudiendo el fundador mandar indirectamente a través de diversas figuras, como puede ser una moción de censura, una cuestión de confianza, la petición de dimisión o revocación de la jefatura oficial.

      A lo mejor, Bergoglio, sin quererlo, hará aún más carismáticos y personalistas a los nuevos movimientos… Da risa pensar que una posible dimisión de Escrivá de Balaguer, Argüello, Clara Lubic, San Francisco o Ignacio de Loyola por pasar 10 años, los hará esfumar… Pensamiento mágico…

      1. Otra manera de mandar indirectamente es por el sistema suizo: creas un consejo y cada miembro gobierna por un mes o más rotatoriamente. O creas organismos consultivos o fiscalizadores. O haces delegación, avocación o encomiendas. Es más, tener fuera al fundador de un cargo directivo será peor, pues ocultas y encubres la verdadera dirección del movimiento, por lo que deberás de hacer una investigación llamada «descubrimiento del velo», es decir, averiguar la real dirección del movimiento, siendo peor el remedio que la enfermedad.

        1. Me parece que el Papa Francisco ya va conociendo bien a los kikos, ya que son los primeros que son nombrados en el informe. Primero lo de los catequistas y ahora lo de los mandatos, anda que no hay porqueria que limpiar.

          1. Eso me parece prejuicio contra los kikos.
            El Motu proprio Antiquum ministerium más bien parece un espaldarazo a los catequistas laicos.

    2. Eso es totalmente cierto Diácono. He formado parte de una Comunidad Neocatecumenal y me sorprendía mucho que los sacerdotes parecían «los chicos de los recados». Además se dirigían a ellos como «Juan», «Pedro». Para mi lo normal era «D. Juan», «padre Pedro».

  4. Lo que habría que hacer es una revisión a fondo de los movimientos que son dudosos en la doctrina, como el Camino Neocatecumenal o la Comunidad de San Egidio.

    1. Estimado sacerdote, puede concretar los motivos por los que son dudosos en la doctrina? Gracias, así ayudaría a edificar y a rectificar . Le ruego concrete en la esencia y no lo haga respecto al comportamiento que cualquier persona haya podido tener. Espero su respuesta.

      1. D. Antonio, resumiendo para no alargarme, la Comunidad de San Egidio está claramente escorada hacia las posturas del progresismo eclesial más recalcitrante, y el Camino Neocatecumenal adolece de una tendencia elitista sectarista además de abusos litúrgicos y errores teológicos. Monseñor Schneider los definió con razón como «comunidad judío protestante sólo con una decoración católica.»

        1. Los neocatecumenales insisten en la dimensión de la Eucaristía como banquete fraterno y abandonan el concepto de sacrificio eucarístico.

          1. Sacerdote Mariano, eso de la Eucaristía no es verdad en absoluto y me parece increíble que un sacerdote pueda decirlo. Las demás cosas que dice, con todo respeto, son burradas. La única verdad en su exposición es la critica de monseñor sneider, de la que me gustaría hablarle personalmente. Todo lo demás que dice es para mi decepcionante. Me refiero al CN, la comunidad de s. Edigio no la conozco. Siento mucho que de manera pública se diga todo eso por parte de un sacerdote. No hagan caso, la verdad es que los muertos resucitan, tal y como dice el Señor.

        2. Para Kiko Argüello, la Iglesia tuvo una vida ideal hasta el s. IV, y a partir de Constantino empezó a degenerar tocando fondo con el Concilio de Trento. Kiko opina erróneamente que la Iglesia vivió un oscurantismo desde el s. IV hasta el Vaticano II que fue cuando entró la luz en la Iglesia.

          1. En ese aspecto es igual que tú y muchos de los seguidores de este medio que la historia católica empieza y termina con Trento

        3. Generalmente los neocatecumenales se sienten superiores a los que no lo somos. Creen haber descubierto la luz que según ellos, los demás católicos no vemos. Ha habido frecuentes casos de «kikos» que llaman paganos a los católicos que no formamos parte de su grupo. Evitan asistir a misas que no sean de su Camino.

        4. Puedo garantizar y garantizo que los Kikos no son en absoluto elitistas, mas bien lo contrario. Eso sí, hay un motivo por el que estarán más tiempo en el purgatorio que los demás y es lo malísima que son las letras de sus canciones (y su música).

          1. Oh vaya, los salmos de la biblia, tienen una letra malísima, no lo sabía, la música, si que puede llamarse mala. Habrá una canción con letra de tagore, como que no y un par de algunos monjes del siglo II o III, pero vamos; la gran mayoría son textos de los salmos, o cánticos del antiguo testamento o algún himno del nuevo.

  5. Es absurdo. Lo mejor es hacer un movimiento sin personalidad jurídica alguna, yendo sólo a los domicilios donde está la Iglesia Doméstica y haciendo la Liturgia Doméstica. Así quedas fuera de esta es-tú-pi-da norma de limitación de mandatos que no se aplica al Papa, a los obispos, a los cardenales. Más intervencionismo inútil.

    1. Eso es hacer una Iglesia paralela. No puede ser. Empezaría el estando al margen de toda limitación canónica, luego litúrgica y luego doctrinal.

      Ya algunos movimientos están con esta problemática.

      En cuestiones canónicas no participan para nada de las normas dadas desde la Conferencia Episcopal, las diócesis son ajenas a ellos (no se les ve en acto diocesano alguno y sólo quieren al obispo para ordenar a sus curas), los decretos diocesanos se los pasan por el arco del triunfo, usan la parroquia y sus salas sólo como sede, no como comunidad. Se rompe la jerarquía eclesial así.

      En cuestiones litúrgicas hacen lo que les da la real gana. Celebran en cualquier mesa donde antes los niños de catequesis han tenido merienda. Sus misas son cerradas y con graves errores, sus paraliturgias se las inventan.

      Y ya van coleando en cuestiones doctrinales. Eso es el tercer paso.

        1. Pues un futuro de intentar ser fiel a la liturgia, el derecho canónico y la doctrina eclesial, sin rollos, sin inventos e intentando ser discípulo de Cristo y su Iglesia en lo que pueda.

          ¿Le parece mal futuro?

  6. Ya lleva mas de 5 años que se lo aplique, que sea coherente, que no se aferre al poder y que deje a marx dimitir para que tampoco se perpetue en el poder; o todos moros o todos cristianos. Estas leyes para grupos o personas concretas son profundamente injustas. La ley debe tener la nota de la generalidad

  7. Yo, como cada cosa que hace Bergoglio me parece mal por sistema, me uno a las criticas. En realidad, la única decision que puede tomar este hombre es dimitir y pedir perdón por intentar destrozar la iglesia desde dentro. Lo que no salga de ahí es basura masonica totalmente anti cristiana. BERGLOGIO NO TE CREEMOS. ERES UN FALSO.

  8. Yo no tengo dudas, Francisco es el papa legítimo y no me preocupa su doctrina, que será católica, creo que en esto nos protege la promesa de Nuestro Señor.
    Sin embargo, también pienso que como pontífice, sigue la tradición de papas como Alejandro VI, Bonifacio VIII, Sergio III, Esteban VI o el insuperable Juan XII…
    La infalibilidad del Papa no incluye ni su comportamiento personal ni su obra de gobierno.

    Deus sit propitius Ekklesia sua…

      1. Diácono: si así usted habla de sus hermanos en la fe, ya me puede decir lo que quiera, es increíble, a mi entender. Por eso le digo lo del futuro que nos espera. Triste y pésimo . Ven Espiritu de Dios.

        1. No, así hablo a los que no son hermanos de fe, como ud. Sus comentarios dejan muy claro lo que piensa. Pero le animo que se una a la fe católica, la buena, la verdadera.

          1. Y así es como sigues la enseñanza de amar a tus enemigos y rogard por los que os persiguen? Mostrando desprecio a todo aquel que no piensa como tu? Si esa es la sana doctrina no quiero no que te acerques a mi.

  9. Me parece que el Papa Francisco ya va conociendo bien a los kikos, ya que son los primeros que son nombrados en el informe. Primero lo de los catequistas y ahora lo de los mandatos, anda que no hay porqueria que limpiar.

  10. MIGUEL, este tipo de planteamiento es dado por ver el cuerpo de cristo como instituciones politicas (como lo interpretas en tu afirmacion) terrenales, si eso se aplicase como lo indicas no tendriamos papas, esto es resultado de haber permitido politizar roma y nos conducen a las afirmaciones como «Los catolicos deben obedecer a la ONU».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles