PUBLICIDAD

El Papa carga de nuevo contra la rigidez: «Detrás hay un grave problema»

Papa rigidezVatican News
|

Francisco se ha encontrado esta mañana con la comunidad del Seminario Pontificio Regional Pío XI, en Ancona. Durante la audiencia, el Papa dirigió un discurso a los seminaristas y sacerdotes en el que les advirtió acerca de la rigidez; sí, no es la primera vez en los últimos días.

“Desconfiad de las experiencias que conducen a intimismos estériles, de los «espiritualismos gratificantes» que parecen dar consuelo y, en cambio, conducen a la cerrazón y a la rigidez”, les dijo el Pontífice a los seminaristas.

“La rigidez, está algo de moda hoy en día; y la rigidez es una de las manifestaciones del clericalismo. El clericalismo es una perversión del sacerdocio: es una perversión. Y la rigidez es una de sus manifestaciones. Cuando encuentro  a un seminarista o a un joven sacerdote rígido digo » a este le pasa algo malo por dentro». Detrás de toda rigidez hay un grave problema, porque la rigidez carece de humanidad”, fueron las duras palabras del Santo Padre.

También les animó a que la oración “no sea ritualismo -los rígidos acaban en el ritualismo, siempre-; que la oración sea la ocasión de encuentro personal con Dios”. “Y si te enfadas con Dios, enfádate: porque enfadarse con tu papá es una forma de comunicar amor”, es dijo.

En otro momento del discurso, Su Santidad les instó a no conformarse “con ser hábiles en el uso de las redes sociales y los media para comunicar”. “Sólo transformados por la Palabra de Dios podréis comunicar palabras de vida”, afirmó.

Les animó a buscar la humanidad de Jesús en la vida de los santos y de “tantos héroes de la caridad, pensad en el ejemplo genuino de quienes os transmitieron la fe, de vuestros abuelos, de vuestros padres”. “Y leed también a los escritores que han sabido escrutar el alma humana”, señaló citando a Dostoievski.

“Pero alguno de vosotros dirá: ¿qué tiene que ver Dostoievski con esto? ¡Es algo para los literatos! No, no: es para crecer en humanidad. Leed a los grandes humanistas. Un sacerdote puede ser muy disciplinado, puede ser capaz de explicar bien la teología, incluso la filosofía y muchas cosas. Pero si no es humano, no sirve de nada. Que se vaya y sea profesor. Pero si no es humano no puede ser sacerdote: le falta algo. ¿Le falta la lengua? No, puede hablar. Le falta el corazón ¡Expertos en humanidad!”, exclamó el Santo Padre.

“Vigilad para que la liturgia y la oración comunitaria no se conviertan en una celebración de nosotros mismos”, fue otro consejo del Pontífice a los candidatos al sacerdocio. Y les contó una anécdota: “Una vez fui a comprar camisas -cuando aún podía salir ahora no puedo- a una tienda de trajes para eclesiásticos. Había un joven, un seminarista o sacerdote, que buscaba ropa. Le miré: se estaba mirando en el espejo. Y me vino a la mente esta frase: éste se está celebrando a sí mismo, y hará lo mismo frente al altar”.

“Por favor, que cada celebración litúrgica no sea una celebración de nosotros mismos. Enriqueced vuestra oración de rostros; sentíos ya desde ahora como intercesores por el mundo”, les pidió Francisco.

Les pidió que el estudio les llevara a entrar en la “complejidad” de la cultura y el pensamiento contemporáneos, “a no tenerles miedo, a no serles hostiles”. “No tengáis miedo. «Pero, Padre, vivimos en una época marcada por el pensamiento ateo» – Pero, tienes que entenderlo, tienes que dialogar y tienes que anunciar tu fe y anunciar a Jesucristo a este mundo, a este pensamiento. Es ahí donde debe encarnarse la sabiduría del Evangelio”, señaló.

El Papa dio las gracias a los pastores de los seminaristas y a las comunidades diocesanas “por el testimonio de comunión eclesial que han dado con la decisión de valorizar la institución interdiocesana y regional del Seminario”.

“Y también por necesidad, porque una diócesis que tiene cuatro seminaristas no puede tener un seminario con cuatro, cinco o seis seminaristas: hace falta una comunidad”, explicó, coincidiendo exactamente con la información que hemos dado hoy de un seminario español, el de Mérida-Badajoz.

Les ofrecemos el discurso del Papa Francisco, publicado por la Oficina de Prensa de la Santa Sede:

Queridos hermanos,

Me alegra recibir a vuestra comunidad del Seminario Regional Pontificio Pío XI de las Marcas. Agradezco al Rector sus palabras de saludo: ¡este rector es entusiasta!  Nuestro encuentro tiene lugar en el año dedicado a San José y esto me lleva a compartir algunas reflexiones sobre la vocación inspiradas en «esta figura extraordinaria, tan cercana a nuestra condición humana.»(Carta. Ap. Patris corde, 8 de diciembre de 2020) y también cercana a la llamada que Dios ha querido dirigirnos.

Me gusta imaginar el Seminario como la familia de Nazaret, donde Jesús fue recibido, cuidado y formado con vistas a la misión que le encomendó el Padre. El Hijo de Dios aceptó dejarse amar y guiar por sus padres humanos, María y José, enseñándonos a cada uno de nosotros que sin docilidad nadie puede crecer y madurar. Me gustaría hacer hincapié en esto, porque no se suele hablar de la docilidad. Ser dócil es un don que debemos pedir; la docilidad es una virtud que no sólo se adquiere, sino que se recibe. Es importante que cada uno de vosotros se pregunte siempre: «¿Soy dócil? ¿Soy rebelde o no me importa nada, hago lo que me da la gana?» No: ser dócil es una actitud constructiva de la propia vocación y también de la propia personalidad. Sin docilidad, nadie puede crecer y madurar En efecto, la Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis afirma que el sacerdote es un discípulo que camina continuamente tras las huellas del Maestro y, por tanto, su formación es un proceso evolutivo, que se inicia en la familia, prosigue en la parroquia, se consolida en el seminario y dura toda la vida. La figura de San José es el modelo más bello en el que vuestros formadores están llamados a inspirarse para salvaguardar y cuidar vuestra vocación. A ellos, por tanto, quiero dirigirme en primer lugar.

Queridos hermanos de la Conferencia Episcopal de las Marcas, los primeros responsables de la formación de estos jóvenes; queridos rector, director espiritual y todos los formadores, ¡sed para vuestros seminaristas lo que José fue para Jesús! Que aprendan más de vuestra vida que de vuestras palabras, como ocurrió en la casa de Nazaret, donde Jesús se formó en la escuela del «valor creativo» de José. Que aprendan la docilidad de vuestra obediencia, la laboriosidad de vuestra dedicación al trabajo, la generosidad hacia los pobres del testimonio de vuestra sobriedad y disponibilidad, la paternidad de vuestro afecto vivo y casto. “la tradición también le ha puesto a José, junto al apelativo de padre, el de “castísimo”. No es una indicación meramente afectiva, sino la síntesis de una actitud que expresa lo contrario a poseer. La castidad está en ser libres del afán de poseer en todos los ámbitos de la vida. Sólo cuando un amor es casto es un verdadero amor. El amor que quiere poseer, al final, siempre se vuelve peligroso, aprisiona, sofoca, hace infeliz.» (Carta. Ap. Patris Corde).

Y ahora, queridos seminaristas quiero dirigirme a vosotros, a quienes la Iglesia pide que sigáis el ejemplo de Jesús, que se dejó educar dócilmente por José. Él, desde joven tuvo que experimentar las dificultades que conlleva todo camino de crecimiento, plantearse las grandes preguntas de la vida, empezar a asumir sus responsabilidades y tomar sus propias decisiones. Pero Él era Dios, no le hacía falta; no: Él aprendió, pero aprendió en serio, no hizo como si aprendiera: no, aprendió. Era Dios, sí, pero era un verdadero hombre: pasó por todas las etapas del crecimiento de un hombre.  Quizás no hayamos reflexionado lo bastante sobre el joven Jesús, dedicado a discernir su propia vocación, a escuchar y confiar en María y José, a dialogar con el Padre para comprender su misión.

Que el Seminario sea también para vosotros como la casa de Nazaret, donde el Hijo de Dios aprendió de sus padres la humanidad y la cercanía. No os conforméis con ser hábiles en el uso de las redes sociales y los media para comunicar. Sólo transformados por la Palabra de Dios podréis comunicar palabras de vida.  El mundo está sediento de sacerdotes capaces de comunicar la bondad del Señor a quienes han experimentado el pecado y el fracaso, de sacerdotes expertos en humanidad, de pastores dispuestos a compartir las alegrías y las penas de sus hermanos, de hombres que se dejen marcar por el grito de los que sufren. Tomad la humanidad de Jesús del Evangelio y del Sagrario, buscadla en la vida de los santos y de tantos héroes de la caridad, pensad en el ejemplo genuino de quienes os transmitieron la fe, de vuestros abuelos,  de vuestros padres. Ya se lo decía Pablo a su amado discípulo Timoteo: “Acuérdate de tu madre y de tu abuela, de tus raíces”.  Y leed también a los escritores que han sabido escrutar el alma humana; pienso, por ejemplo, en Dostoievski, que en las míseras vicisitudes del dolor terrenal supo  desvelar la belleza del amor que salva.   Pero alguno de vosotros dirá: ¿qué tiene que ver Dostoievski con esto? ¡Es algo para los literatos! No, no: es para crecer en humanidad. Leed a los grandes humanistas. Un sacerdote puede ser muy disciplinado, puede ser capaz de explicar bien la teología, incluso la filosofía y muchas cosas. Pero si no es humano, no sirve de nada. Que se vaya y sea profesor. Pero si no es humano no puede ser sacerdote: le falta algo. ¿Le falta la lengua? No, puede hablar. Le falta el corazón ¡Expertos en humanidad!

El Seminario, pues, no debe alejaros de la realidad, de los peligros y menos aún de los demás; al contrario, debe acercaros más a Dios y a vuestros hermanos. Dentro de las paredes del Seminario, ensanchad los límites de vuestro corazón, – el corazón ensanchado-  extendedlos al mundo entero, apasionaos por lo que «acerca», apasionaos por lo que acerca, por lo que “abre», por lo que “hace encontrar». Desconfiad de las experiencias que conducen a intimismos estériles, de los «espiritualismos gratificantes» que parecen dar consuelo y, en cambio, conducen a la cerrazón y a la rigidez. Y aquí me detengo un momento. La rigidez, está algo de moda hoy en día; y la rigidez es una de las manifestaciones del clericalismo. El clericalismo es una perversión del sacerdocio: es una perversión. Y la rigidez es una de sus manifestaciones. Cuando encuentro  a un seminarista o a un joven sacerdote rígido digo » a este le pasa algo malo por dentro». Detrás de toda rigidez hay un grave problema, porque la rigidez carece de humanidad.

Por último, me gustaría sugeríos algunas ideas sobre las cuatro dimensiones de la formación: humana, espiritual, intelectual y pastoral. Y estas cuatro dimensiones van juntas, y una actúa sobre la otra: la dimensión humana, la dimensión espiritual, la dimensión intelectual y la dimensión pastoral. En primer lugar, no os distanciéis de vuestra humanidad, no dejéis fuera de la puerta del Seminario la complejidad de vuestro mundo interior, de vuestros sentimientos y afectividad: no los dejéis fuera; no os encerréis en vosotros mismo cuando atraveséis un momento de crisis o de debilidad: es propio de la humanidad hablar de ello.  Abríos con toda sinceridad a vuestros formadores, luchando contra toda forma de falsedad interior.  Los que ponen cara de la beata Imelda y por dentro son un desastre: no; esa es falsedad interior. No os hagáis los buenecitos, no. Cultivad relaciones limpias, alegres, liberadoras, humanas, plenas, capaces de amistad, capaces de sentimientos, capaces de fecundidad.

Dimensión espiritual: la Espiritualidad: que la oración no sea ritualismo -los rígidos acaban en el ritualismo, siempre-; que la oración sea  la ocasión de encuentro personal con Dios. Y si te enfadas con Dios, enfádate: porque enfadarse con tu papá es una forma de comunicar amor. No tengas miedo: Él entiende ese lenguaje, es padre – encuentro personal con Dios, de diálogo y confianza con Él. Vigilad  para que la liturgia y la oración comunitaria no se conviertan en una celebración de nosotros mismos. Una vez fui a comprar camisas -cuando aún podía salir ahora no puedo- a una tienda de trajes para eclesiásticos. Había un joven, un seminarista o sacerdote, que buscaba ropa. Le miré: se estaba mirando en el espejo. Y me vino a la mente esta frase: éste se está celebrando a sí mismo, y hará lo mismo frente al altar. Por favor, que cada celebración litúrgica no sea una celebración de nosotros mismos. Enriqueced vuestra oración de rostros; sentíos ya desde ahora como intercesores por el mundo.

El estudio  – la tercera dimensión- os ayude a adentraros con lucidez y competencia en la complejidad de la cultura y el pensamiento contemporáneos, a no tenerles miedo, a no serles hostiles. No tengáis miedo. «Pero, Padre, vivimos en una época marcada por el pensamiento ateo» – Pero, tienes que entenderlo, tienes que dialogar y tienes que anunciar tu fe y anunciar a Jesucristo a este mundo, a este pensamiento. Es ahí donde debe encarnarse la sabiduría del Evangelio. Y el reto de la misión que os espera requiere, hoy más que nunca, competencia y preparación.  Hoy más que nunca: hace falta estudio, competencia, la preparación para hablar con este mundo

Y la formación pastoral, -la cuarta dimensión- os empuje a salir con entusiasmo al encuentro de la gente. Se es sacerdote para servir al Pueblo de Dios, para ocuparse de las heridas de todos, especialmente de los pobres. Disponibilidad para los demás: esta es la prueba segura del sí a Dios. Y nada de clericalismo. Ya lo he dicho. Ser discípulos de Jesús significa liberarse de uno mismo y conformarse a sus mismos sentimientos, a Aquel que vino «no a ser servido sino a servir» (cf. Mc 10,45).

El verdadero pastor no se separa del pueblo de Dios: está en el pueblo de Dios, ya sea delante -para mostrar el camino- o en medio, para entenderlo mejor, o detrás, para ayudar a los que se quedan rezagados, y también para dejar que el pueblo, el rebaño,  nos indique con el olfato dónde hay nuevos pastos. El verdadero pastor debe moverse continuamente por estos tres sitios: delante, en medio y detrás. A veces, veo libros o congresos sobre el sacerdocio que tocan esto, este aspecto, aquel otro, aquel otro… Es cierto, hace falta estudiar eso, pero si todos estos aspectos no están enraizados en vuestra pertenencia al santo pueblo fiel de Dios, son sólo reflexiones académicas que no sirven.  Tú eres sacerdote del santo pueblo fiel de Dios, eres sacerdote porque tienes el sacerdocio bautismal y esto no podéis negarlo.

Finalmente, quiero dar las gracias a vuestros pastores – a vosotros y a vuestros colegas: gracias-  y a vuestras comunidades diocesanas por el testimonio de comunión eclesial que han dado con la decisión de valorizar la institución interdiocesana y regional del Seminario: me gusta mucho.  Y también por necesidad, porque una diócesis que tiene cuatro seminaristas no puede tener un seminario con cuatro, cinco o seis seminaristas: hace falta una comunidad.  En un momento de la historia en el que asistimos -tanto fuera como dentro de la Iglesia- a cierres «de tipo provincial», la experiencia de comunión que estáis viviendo es un buen ejemplo también para otras diócesis que, compartiendo un proyecto formativo común, se verán ayudadas a encontrar formadores y profesores adecuados para el gran reto del acompañamiento de las vocaciones.

Y una última cosa. En estas cuatro dimensiones -intelectual, pastoral, comunitaria y espiritual- tendréis profesores, formadores, directores espirituales y debéis hablar con ellos. Pero buscad -en vuestras diócesis- a los sacerdotes viejos, a los que tienen la sabiduría del buen vino, a los que con su testimonio os enseñarán a resolver los problemas pastorales, a los que, de párrocos, se sabían el nombre de todos, de cada uno de sus fieles, hasta el nombre de los perros: esto me lo dijo uno de ellos. Pero cómo ¿hacía usted para saberlo – le pregunté yo- a  conocer a todos teniendo cuatro parroquias? «Sí, sí, se puede”, me dijo con humildad. «Pero, ¿había conseguido conocer a todos? ”Sí, me sabía el nombre de todos, incluso el de los perros”. Muy bueno. Un sacerdote tan cercano, y también tan cercano al Sagrario: custodiaba a todos desde la fe y la paciencia en Jesús. Sacerdotes viejos que se han cargado a los hombros tantos problemas de la gente y les han ayudado a vivir más o menos bien, y han ayudado a morir bien a todos. Hablad con estos sacerdotes, que son el tesoro de la Iglesia. Muchos de ellos… a veces están olvidados o en una residencia de ancianos: id a verlos. Son un tesoro.

Que San José os acompañe y  la Virgen os proteja. Yo os bendigo y vosotros, por favor, rezad por mí, porque este trabajo no es nada fácil. Gracias.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

112 comentarios en “El Papa carga de nuevo contra la rigidez: «Detrás hay un grave problema»
    1. soy incapaz de leer » sus consejos » hasta el final…. pobre seminaristas si los siguen…
      más les valdrá que sigan los consejos de los santos padres que han sabido durante tantísimo tiempo mantenerse fieles a Jesucristo sin mezcolanzas sacadas del propio intelecto. Un intelecto envenenado por la ideología de izquierdas, esa que la Virgen de Fátima define como » los errores de Rusia «. Esa ideología enraíza en una afirmación falsa como es decir que el hombre es bueno.
      No, señor, el hombre fue creado bueno y ahora, después del pecado original, tiende fuertemente al pecado, por lo tanto no es bueno.
      Esa primera mentira es la piedra sobre la que construyen un edificio destinado a caer estrepitosamente.

    2. No olvidemos:

      2 Juan 1, 7-11

      7 Muchos seductores han salido al mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Ese es el Seductor y el Anticristo.
      8 Cuidad de vosotros, para que no perdáis el fruto de nuestro trabajo, sino que recibáis abundante recompensa.
      9 Todo el que se excede y no permanece en la doctrina de Cristo, no posee a Dios. El que permanece en la doctrina, ése posee al Padre y al Hijo.
      10 Si alguno viene a vosotros y no es portador de esta doctrina, no le recibáis en casa ni le saludéis,
      11 pues el que le saluda se hace solidario de sus malas obras.

    3. Este hombre practica la doctrina globalista, por tanto ha de ser relativista. Con lo que luchó contra todo esto Benedicto XVI, desde mucho antes de ser Papa… Qué mal lo estará pasando.

      1. Así es Blanca, y le llamaba en ese entonces el Cardenal Ratzinger “la dictadura del relativismo”, y agregando también en últimos años el Papa Emérito, que los “amantes de la tradición, la sana doctrina y el Magisterio”, son (somos, me incluyo) EXCOMULGADOS de la sociedad…

        También fue muy claro y crítica en su redacción del Viacrucis que en 2005 le encargó el Papa Juan Pablo II (el Coliseo) el cual explícita y literalmente escribió y se leyó ese Viernes Santo:

        «¡Cuánta suciedad en la Iglesia y entre los que, por su sacerdocio, deberían estar entregados al Redentor. ¡Cuánta soberbia! La traición de los discípulos es el mayor dolor de Jesús».

        Impresionantes y transparentes las palabras de el ahora muy querido Papa Emérito Benedicto XVI.

        Totus Tuus!

        1. Así es, Eliza. También se las tuvo tiesas con la ONU en 1997 por el tema del Globalismo… En fin, que Dios nos lo conserve todos los años posibles, estoy segura de que su oración es de mucho valor para la iglesia.

    1. ¿Quo vadis, xPapa?
      Detrás hay 2 gravísimos problemas (pecados).Uno personalísimo.El otro colectivo, el del grupo SG en 2013, orígen de este premeditado caos que nos lleva al Cisma y a la destrucción.A veces, en un rebaño, el Maligno puede camuflar la oveja negrísima, por blanca.

  1. Rígido significa que acusa a los que quieren seguir la verdad y no aceptan su creatividad litúrgica, fideística y moral. Nada más.

  2. Pidamos entonces por vocaciones flácidas y blanditas y con muñecas más bien flojas, que hagan «jajaja» en cada momento y sin venir a cuento, como Mozart. Lo importante es la simpatía por si vienen los malos.

    1. El tiktok y sus bailes es el futuro de la iglesia: la gente los imita y baila. El rey David bailó, y Salomé también bailó. Ergo, el clero tiene que ir al tiktok, está claro.

      1. El gran psicologo francisco ve como si fuera Dios el interior de cada alma por eso puede hacer y repetir tantas veces estas afirmaciones. Él sabe perfectamente como es cada persona por dentro solo con cruzarse con él

  3. Otra vez con la descalificación a los curas que quieren ser fieles a Cristo, con el adjetivo de «rígidos», cuando el problema de la Iglesia son todos los curas, obispos y cardenales, etc. cantamañanas que quieren cambiar la fe de la Iglesia y nadie les sigue.
    Francisco ¿por que persigues a los que quieren ser fieles a Cristo?

    1. Ruego por una Gracia Divina que bote a ese hombre del caballo y deje de perseguir a nosotros los católicos (rígidos). Mientras tanto, fuerza y esperanza en Nuestro Señor Jesucristo, le dijo a Pedro “…. Et super hanc petram aedificabo ecclesiam meam et portae inferi non praevalebunt adversus eam”
      Él lo dijo y eso será!

  4. Este hombre definitivamente perdió la razón, se enloqueció totalmente. ¿Qué más hará en los próximos meses? ¿No habrá nadie que pueda frenarlo? La situación de la Iglesia es de verdad aterradora. Dios no ampare…

  5. Si rigido era San Juan Bautista con el «tibi non licet» a Herodes,
    o era Nuestro Señor expulsando a los vendedores del templo… entonces rígido es una palabra-talismán para perseguir a los que todavía aman la ley divina.
    Y el hombre vestido de blanco la va a acomodar para perseguir a los que aún permanezcan fieles, con su acostumbrado fanatismo de exterminio de la disidencia. Un Führer… más rigido no puede ser.

  6. lei hasta la mitad y no tengo mas que decir. Le Papa Francisco tiene un serio problema que ninguna oración del pueblo de Dios lo va a sacar.
    lo siento por El.
    necesita ayuda psiquiátrica esta desubicado no entiende que es tan visible su anti-catolicidad

    No necesita oraciones necesita un Psiquiatra y deben ayudarle con respeto a un senior adulto mayor

  7. Las obsesiones son algo muy negativo.
    La de Francisco con el tema de la rigidez es evidente, exactamente igual que vosotros con otros temas. deberiaís comprenderle.

    1. Se comprende sabiendo que está metido hasta arriba en la Agenda 2030, el nuevo catecismo de la humanidad escrito por cuatro canallas multimillonarios que se aburren y juegan a ser dioses… Pues me parece que se van a lucir.

  8. «Cuando encuentro a un seminarista o a un joven sacerdote rígido digo » a este le pasa algo malo por dentro»».
    Como el Papa ya ha superado su fase RÍGIDA, se dedica a ser mas LGTBI. Contra las Leyes Naturales y de Dios y su hijo Jesús Cristo.

  9. En serio, jaja, en cualquier momento va a soltar que Juan el Bautista era rígido jajaaja qué cachondo es el ex vicario de Cristo

  10. Solo con un vistazo que te echa encima conoce tu alma. Menudo pedante y sobervio. ¿no quedamos en que de lo interno nadie puede conocer salvo solo Dios y la propia persona. Otra barbaridad de francisco.

  11. Lo que ha dicho el Papa es lo mismo que Jesús les decía a los fariseos, advirtiéndoles que si seguían así era difícil que evitasen la condenación eterna.

    1. Sota, no te esfuerces; no hay manera.

      Ni aunque viesen resucitar a un muerto creerían en Cristo. Lo suyo es el integrismo farisaico.

      Y no hay nada que hacer.

      1. Egge, y tanto que no hay nada que hacer. Mire usted la extrema e irredenta rigidez de quien se aferra a un consenso climático inexistente, para no moverse ni un ápice y juzgar, como buen fariseo, a quien disiente como «paletos».

        1. Yo aluciné un poco con el comentario de «el cambio climático es magisterio» y llamando negacionistas a los que decían que no. Cuandoestá lejos de ser una verdad científica. Es cierto que el clima cambia (como en las grandes glaciaciones) y que la temperatura de la tierra está subiendo. Pero de ahí a decir que esto es causado por el hombre, me parece algo muy debatible. Nada más que veamos que en la Edad Media se cultivaba trigo en groenlandia (greenland, la llamaron los vikingos, porque era verde) y la zona de Canadá donde los vikingos se asentaron por primera vez, se llamaba Vinland, porque se podía cultivar vino. Y entonces no se puede decir que fuese por acción del hombre. Y decir que el cambio climático provocado por el hombre es Magisterio… Cuidar la naturaleza como obra de Dios es algo bueno y es un deber que tenemos. Pero de ahí, a decir que el cambio climático es infalible cuando no existe consenso CIENTÍFICO (que son los que deben hablar sobre ello).

          1. AJ, pues nada, los talibanes de la calentología dirán que el Óptimo Climático Medieval, con una subida generalizada de temperatura, muy superior a la de la segunda mitad del siglo XX, fue también culpa de la industria capitalista y neoliberal del macho occidental y heteropatriarcal.

            Por cierto, tal calentamiento medieval fue en extremo beneficioso para la vida humana: prosperó la agricultura y se redujeron las hambrunas y enfermedades, amén del incentivo a las exploraciones geográficas, que abrieron nuevas rutas y nuevas posibilidades de progreso y bienestar.

            No se puede debatir con un progre talibán calentólogo, porque para ellos su consenso es un dogma intocable. No creen en Dios, pero creen en la Niña Greta.

          2. En la Alta Edad Media, en Europa al menos, hubo una gran subida de las temperaturas. En Castilla la Vieja se sabe que se recogían dos cosechas al año, cuando ahora apenas si se recoge una decente por la heladas intempestivas… Duró al menos dos siglos, y no creo que fuera por el Efecto Invernadero…
            Por otra parte los científicos atribuyen el cambio climático a que el eje magnético de la tierra está cambiando de posición… «Curiosamente» a estos científicos los tienen censurados en los medios globalistas, solo se pueden leer en revistas especializadas.

          3. Se dijo que Laudato si es magisterio.

            No el cambio climático, el cual es aceptado por el 97% de los científicos expertos en el tema. Una cifra bastante considerable u que estadísticamente hablando es casi una evidencia.

            No manipuléis.

        2. Hidaspes:

          Ese no es el tema. En ciencia siempre existen posturas enfrentadas.

          Te llamo paleto a ti por ser un integrista fundamentalista. No por el cambio climático.

          1. El 97% de dónde te lo sacas? Nadie niega que el clima cambia, los que se pone en duda es que sea causado directamente por acción del hombre. Cuando la rotación, el eje de la tierra o la actividad solar tienen más repercusion en la tierra que cualquier actividad que el hombre pudiese hacer. Y sobre si la Laudato si es magisterio. Pues bueno, pues venga, te lo acepto. Tampoco aporta demasiado

      1. Mira tú!, todos a leer autor ruso Dostoievski, para llegar a amar al ser humano porque el evangelio no da …dime si eso no es desprecio…no se que ve usted amigo? o es que desprecias a Jesús por quedar bien en lo que vas????

      2. A Dios gracias, esto no está plagado de fundamentalistas de Niña Greta, pero me consta que, previo abono de una sustanciosa subvención, se dan cera entre ellos de manera compulsiva.

        1. Hidaspes, su comentario me saco una muy auténtica y espontánea gran sonrisa! Que creatividad la suya de calentólogos y Greta!
          Que buen comentario, enhorabuena!
          Totus Tuus Maria!!!

        2. Hidaspes, estás rabioso porque eres un paleto.

          No es el tema, pero tu sigues porque estás enrrabietado y con ganas de gresca.

          Ya te gustaría tener la centésima parte de la inteligencia de Greta. Pero no, eres bobo y por mucha pataleta seguirás siéndolo.

          Pesado.

          1. Hidaspes:

            Y te llamo paleto no porque niegues el cambio climático (siempre se puede apoyar al 3%… ), sino por ser un integrista rígido y fundamentalista. Vamos, de la escuela farisaica grado superior.

          2. Egge, no te empeñes, Maestro Ciruela. Los insultos denotan agresividad e infantilismo. Probablemente, demasiado tiempo en la secta progresista, con la consiguiente pérdida de contacto con la realidad. Suele producir una especie de adolescente perpetuo, enfadado siempre porque a su alrededor el espejismo del consenso naufraga por doquier.

            Madura, nene.

          3. Cierto lo de los insultos; ya me he disculpado en otros comentarios.

            Progre no me considero para nada, aunque quizás con respecto a tu idea de cristianismo, lo sea. Pero eso no me preocupa mucho.

            ¿Eterno adolescente? Me resulta gracioso… puede ser.

      3. Egge, es cierto que en este foro algunos se pasan con el Papa. Pero de ahí a decir que criticar mínimamente al Papa no es católico me parece que eso no ha pasado en la Iglesia nunca. Isabel la Católica, Dante, Santa Catalina de Siena, Savonarola, Francisco de Vitoria… ¿No eran católicos?

          1. Las homilías, las catequesis se pueden criticar. No son infalibles. Y las encíclicas tampoco son infalibles si no están de acordé con la Tradición anterior. Vamos, que prácticamente nada de lo que dice el Papa es infalible. Claro, que se pueden criticar puntos del CVII, por qué no? Si es un concilio pastoral y, como tal, se debe entender? Aunque es cierto que hay partes doctrinales. A mi me sigue pareciendo Mostrar Aetate muy debatible, la verdad. Como el ecumenismo y el tema de la libertad religiosa. Ambas contradicen las Syllabus y Mortalium animos entre otros. Y eso documentos, no son Magisterio?

          2. Si la critica es sistemática, continua, de cada homilía, de cada encíclica o intervención, y lo mismo respecto a los documento conciliares, algo no cuadra porque lo normal es practicar un «religioso respeto» a las enseñanzas de la jerarquía.

            Y eso no está reñido con críticas, pero si choca con una critica frontal y sistemática como se observa por parte del tradicionalismo.

            Además, todo empezó en 1965 y no ha cesado con ningún Papa. Es una critica estructural a la enseñanza magisterial postconciliar. Un cuasi-cisma.

            Negar esa realidad es querer marear la perdiz.

        1. A mi tampoco me gusta su lenguaje porteño. Ni su equipo de fútbol.

          Pero de allí ha criticar todo su magisterio, sus homilías y catequesis hay un buen trecho.

          1. Las homilías, las catequesis se pueden criticar. No son infalibles. Y las encíclicas tampoco son infalibles si no están de acordé con la Tradición anterior. Vamos, que prácticamente nada de lo que dice el Papa es infalible. Claro, que se pueden criticar puntos del CVII, por qué no? Si es un concilio pastoral y, como tal, se debe entender? Aunque es cierto que hay partes doctrinales. A mi me sigue pareciendo Mostrar Aetate muy debatible, la verdad. Como el ecumenismo y el tema de la libertad religiosa. Ambas contradicen las Syllabus y Mortalium animos entre otros. Y eso documentos, no son Magisterio?

      4. Cismáticos son ustedes Egge,que han retorcido todo el Evangelio para adaptarlo al mundo.
        A ustedes alguien del mundo los insulta o les recrimina algo???
        No,verdad???
        Entonces es claro,ustedes pertenecen al mundo.
        Si no fueran del mundo el mundo los ODIARÍA,como odiaron a Cristo primero.
        Asique examínense.
        Ustedes son amados del mundo: Gobiernos comunistas,ONU,legeteberos,aborteros..ninguno de esos les reprocha nada…!!!
        Mmmm…mal van.

        1. Maria:

          Tu te pasas el día insultando a esa gente que tildas de «progres». Insultando y condenando.

          ¿Como ahora dices que nadie les insulta o recrimina algo? No cuela.

      5. ¿Egge, y qué pasa con la libertad religiosa de los que quieren profesar el fundamentalismo c1sm4t1c0? Por qué no cumples con tus principios de libertad religiosa que tanto defiendes? Según los principios de tu religión, nadie puede ser coaccionado en materia religiosa, por qué coaccionas tú a los fundamentalistas c1sm4tic0s? ¿Alteran el orden público acaso?

        1. No hay ningún problema. Tienes todo el derecho a ser un integrista fundamentalista.

          Pero eso no significa que no se te pueda criticar por ello. Como tu criticas al Papa, yo critico el tradicionalismo.

          1. Es que tú mismo lo estás señalando el problema. Tienes el concepto liberal de derecho como si fuese el hombre el que lo toma. Los derechos son dados por Dios al hombre. Por lo tanto, decir que Dios te da derecho a adorar a un dios falso no es cierto. Acaso Dios nos puede dar el derecho de adorar al ángel caído? Por supuesto que no. Y eso contradice el primer mandamiento: «no tendrás otros dioses delante de mí». Lo midsmo aplicable a herejes y cismáticos. Si tengo el derecho, dado por Dios, de adorar dioses falsos, por qué la idolatría va a ser un pecado grave? Si tengo derecho. Puro liberalismo condenado por la Iglesia en varios documentos pontificios.

          2. Dios te da la libertad. Es cierto que la libertad debe encaminarse al Bien, pero el hombre tiene la posibilidad de elegir. No es un esclavo.

            Y como no es un esclavo tiene derecho a la libertad religiosa y de conciencia.

            La religión no puede ser impuesta por la fuerza.

            Tampoco una ideología puede ser impuesta por la fuerza.

            Además, si no hay libertad religiosa puede darse el caso que a un cristiano no se le permita vivir su fe libremente. Como ocurrió en el comunismo y durante los tres primeros siglos (de allí su origen en la Tradición como argumenta BXVI). Y como está pasando en EEUU -y pronto aqui- donde comienzan a presionar a cristianos mediante leyes que les dificulta vivir su fe.

            En definitiva, también es buena para los cristianos y por lo tanto debe protegerse como un derecho de la persona.

          3. Egge, en otros aspectos he disentido de usted, pero su planteamiento acerca de la libertad religiosa me parece el correcto.

            En efecto, repele a la fe, en su más pura esencia, la imposición coactiva de la misma.

          4. Hidaspes:

            Me alegra mucho coincidir en ese aspecto.

            En lo demás pues es positivo que haya discrepancias sino seríamos muy uniformes.

            “En lo esencial la unidad, en lo opinable la diversidad y en todo la caridad”. San Agustín

        2. No veo ninguna coacción. Esto es un chat de debate y las criticas deben ser asumidas.

          A mi se me insulta y difama con frecuencia y lo aguanto. Es el precio del debate entre posturas enfrentadas.

    2. Jesús jamás habría tapado y blanqueado las golfadas de Zanchetta, Ricca, McCarrick y ahora Marx. Él habría confortado a las víctimas inocentes, a sus padres y a sus familias. Para vosotros entero el tal Francisco: yo soy discípulo de Jesús.

    3. Lo que Jesús dijo es que cada uno debe mirar el fariseo que lleva dentro, no que actuásemos como fariseos calificando al resto de eso mismo, de fariseos.

    4. Sota, lo que Jesús dijo es que cada uno debe mirar el fariseo que lleva dentro, no que actuásemos como fariseos calificando al resto de eso mismo, de fariseos.

  12. Los fariseos son los que profesando la libertad religiosa para todas las religiones porque según dicen es un derecho natural que pone Dios en la dignidad humana, no permiten la libertad religiosa de los católicos tradicionales ni permiten que tengan obispos. Los rígidos son los que no permiten que se difunda y profese la doctrina tradicional de la Iglesia, la única doctrina verdadera y con derecho a difundirse, mientras tanto permiten que se difundan en los seminarios cualquier h3r3jia y que se consagre obispo a cualquier mamarracho. No cumplen ni con sus propias doctrinas h3r3tic4s, pues la falsa libertad religiosa que te da libertad supuestamente, la imponen a la fuerza o te ex c0mulgan. La iglesia del Buda en el Sagrario es la misma Iglesia de la Pachamama, y con la libertad religiosa que ellos me otorgan se lo digo.

    1. Tu libertad religiosa se permite. Es tu derecho pensar así. No se te va a encarcelar, ni a denunciar, ni a pasar por la espada.

      Pero estás expuesto a criticas, como lo estamos todos.

      1. Pero eso no iría con tu falsa concepción de la libertad religiosa? Si Dios dice:»no tendrás otros dioses delante de mí», eso no iría con mi derecho, dado por el, en creer lo que yo quiera? Por qué me lo va a mandar? Por qué va a ser la idolatría pecado? Por qué se me excomulga? Si estoy en derecho de expandir enseñanzas contrarias al Evangelio…

        1. La libertad religiosa y de conciencia es un derecho civil y como tal, la Iglesia lo apoya, entre otras cosas para que el Estado no te pueda imponer una ideología, o un culto a una religión que no profesas.

          En la Iglesia católica se excomulga a quien va en contra de su doctrina y magisterio.

          Eres libre de profesar otra fe, de montar una nueva rama protestante o lo que te parezca, pero entonces no sigues la doctrina católica y estás fuera; al menos, de la comunión plena. Es muy obvio.

          1. Pero eso es un concepto puramente liberal. Si te condenas por no ser católico, eso no te da el derecho de ser otra cosa distinta. Estamos de acuerdo en que nadie debe ser perseguido por sus ideas. Pero de ahí, a decir que tenemos el derecho divino de ser idólatras, eso no cuela. Los derechos civiles emanan del derecho divino, que contiene una serie de derechos para el hombre así como de deberes. ¿Dirías, por ejemplo, que por el hecho de que un mentiroso o un adúltero no debe ser perseguido o encarcelado, que tiene derecho a mentir o a ser adúltero? Claramente, no. Por eso digo, que Dios, con lo que estás diciendo, al decir «no tendrás otros dioses delante de mi» estaría coaccionando la libertad del hombre. Y eso no es así. Uno no tiene derecho a rechazar al Dios verdadero, igual que no tenemos derecho a asesinar, robar, mentir, engañar, no ir a Misa, suicidarse… Es decir, tenemos libertad para elegir entre el bien y el mal, pero elegir el mal no es un derecho.

          2. Tu mismo al decir que se excomulga, estarías diciendo que alguien no tiene derecho a creer lo que uno quiera. Eres anatema, se te echa de la Salvación y del redil de Cristo. Igual que si te meten en la cárcel si cometes asesinato. Porque no tienes derecho a asesinar. Y si estás fuera de la Iglesia y, fuera de la Iglesia no hay salvación, quiere decir que te condenas por creer algo distinto del Evangelio. Y eso es cierto. Pero no puedes decir que tengo derecho a creer lo que sea. Porque si creo algo erróneo, se me excomulga y me condeno. Así de simple. Esto lo pone expone Pio IX como error: Todo hombre es libre para abrazar y profesar la religión que guiado de la luz de la razón juzgare por verdadera.» (Syllabus). ¿No ves la clara ruptura con lo anterior?

          3. Es que no te tienes que condenar por no ser católico.

            El principio «fuera de la Iglesia no hay salvación» debe ser correctamente interpretado. Para eso está el magisterio, sino seríamos protestantes.

            El catecismo trata dicho principio. Allí puedes encontrar un resumen de la explicación magisterial y las referencias a los documentos conciliares donde lo explica con más profundidad.

          4. Si eres cristiano y te excomulgas, entonces si te la juegas. Lo explica allí también.

            Como vivimos en sociedades plurales y con frecuencia aconfesionales, la libertad religiosa y de conciencia permite que puedas practiques tu religión según tu tradición. Ese es el derecho que se defiende. En definitiva, está definido respecto a la sana relación entre Estado-Iglesia o Estado-otras creencias.

            Se aplica a la libertad de todos para poder practicar la religión que profesamos, sea cristianismo, judaismo, budismo o lo que quieras. Incluso el derecho a ser ateo sin que te persigua el Estado por ello.

          5. En realidad es un derecho para estar protegido de cualquier imposición estatal. Ya sea ideológica, religiosa o de culto a un lider; como ocurría en los tres primeros siglos que no se permitía a los cristianos y se les martirizaba. No se quiere ese mismo status quo y la Iglesia defiende ese derecho y lo extrapola a cualquier creencia; tampoco se desea que se martiriceo persiga a un hinduista por serlo.

  13. ¿A quien se dirige Jesús en el Evangelio de ayer ?????????……..

    » Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. «

  14. JPB: En el Evangelio los escribas y fariseos eran clases muy bien determinadas, hoy escriba o fariseo puede ser cualquiera que tenga voz. De hecho unos acusan a otros de serlo y nadie puede demostrar nada. Para ser escriba o fariseo, que pertenecían al Sanedrín, hay que tener poder, ni siquiera en Palestina todos los hipócritas eran escribas o fariseos, sobre todo si eran hipócritas de chicha y nabo. Así que yo, por ejemplo, nunca tendré el «honor» de ser tal cosa debido a que no tengo ni voz ni voto. La hipocresía está a la altura de cualquiera, el fariseísmo solo de aquellos que ostentan poder sobre los demás. Si un fariseo señalaba a alguien quedaba marcado, si yo señalo a alguien se ríen de mí.

  15. Rigidez, significa inseguridad. Las personas que están seguras de sus convicciones, no tienen miedo de dialogar y aprender de otros. Los inseguros esconden sus miedos en el fanatismo y las normas.

  16. Una frase muy redonda y muy verdadera, lo que ocurre es que un corrupto jamás es dogmático y suele ser muy flexible, pero de eso no puede deducirse que estén seguros de sus convicciones sino que no las tienen y, al no tenerlas, dialogan y aprenden mucho porque es de eso de dónde sacan sus ganancias.

  17. Poniéndonos a hacer frases redondas podríamos decir que es mejor un corrupto que un fanático, porque el fanático no tiene precio y el corrupto sí.

  18. Si tomamos los Evangelios nos encontramos con los escribas y los fariseos como representación de rígidos, pero Herodes Antipas no tenía nada de fanático ni de rígido, era la representación de todo lo contrario, sin embargo entre los fariseos tenemos a Saulo de Tarso, José de Arimatea y Nicodemo y resulta que Jesús contestó a las preguntas de los fariseos del Sanedrín, pero no a las de Herodes, «La Zorra». Así que la cosa no es tan sencilla.

    1. El problema de Herodes no era el fariseismo. Eso está claro.

      Tanto Saulo, José y Nicodémo eran fariseos pero se convirtieron. Porque ellos también pueden convertirse a pesar de la enorme dificultad. Castellani ha escroto mucho sobre eso.

      Las criticas de Cristo no va contra ellos, sino contra los rígidos y duros de corazón, tan frecuentes entre fariseos y doctores de la ley. Y eso es palabra de Cristo; no hay mayor dureza por parte del Mesías que las que se muestran en su disputa con los fariseos.

  19. Ni mayor silencio que el que tiene ante Herodes. ¿Qué crees que tú que supone responder, aunque sea duramente, o no responder nada? En mi opinión las críticas a los fariseos estaban hechas porque tenían enmienda pero Herodes representaba el mal en estado puro.
    Pues si el problema de Herodes no era el fariseísmo a lo mejor tendríamos que analizar más cuál era su problema y dejar a los fariseos descansar por un tiempo. Porque se nos están escapando cosas por dar siempre en el mismo clavo, por ejemplo los corruptos, los sibilinos, los laxos, los que practican la simonía (sí, sí, como Simón el Mago, otro que tampoco era fariseo), etc…

  20. Eso es interpretable. Por ejemplo, para Castellani, el mayor de los pecados es el fariseismo por ser producto de la soberbia espiritual. De hecho, lo consideraba como el «pecado contra el Espíritu Santo».

    Respecto a lo otro: en este chat se está tratando de la rigidez. Cuando toquen otras cuestiones (corrupción, simonía, etc.) pues ya se hablará de ello.

    Siendo el fariseismo un pecado bastante grave y de difícil solución, no veo ningún problema en que el Papa hable con frecuencia de ello. ¿Que debería hablar más de otros pecados? Pues es probable… .

  21. Egge: Eso nos obliga a estar hablando continuamente de lo mismo y no es mala cosa para no hablar de lo demás porque el Decálogo tiene diez mandamiento, entre los cuales no está incluido éste y pasan inadvertidos porque, precisamente, lo que nos hace rígidos es mantener el Decálogo. Pues se quita y ya.

    1. No estoy de acuerdo que seguir el decálogo nos haga rígidos. Nos hace rígidos vivirlo y seguirlo como esclavos.

      Si lo seguimos y vivimos como hijos desaparece la rigidez. Requerirá fortaleza, pero no rigidez. De esto habla Cristo en los Evangelios. «No he venido a abolir la ley, sino a darle plenitud», etc.

      Es una cuestión fundamental que afecta a TODOS los mandamientos y como son entendidos y vividos. Y al peligro de juzgar a los demás sin ser Dios.

  22. Si la Ley no está abolida es que es para todos, la idea de que yo me juzgue a mi misma como si la ley solo me afectara a mí no es posible. La misericordia conque juzgue a los demás también será misericordia para mí, es decir que en un mundo laxo no puedo cumplir la ley yo solita, eso sería un pecado de soberbia. Los que no vean eso como un problema es que no ven la realidad. No solo hay que combatir la rigidez, también la laxitud, y no se combate.

  23. Lo contrario al modelo de cristiano rígido es el cristiano laxo. ¿Es eso lo que se busca? Porque si no es eso habría que decirlo también. Hay muchos católicos que piensan que la ley es pesada, pero Jesucristo siempre la cumplió, si nuestra adhesión es a su Persona tenemos que hacer lo que Él hizo y lo que hizo no es la ley sino mucho más, pero no mucho menos.

    1. Es que no se busca lo contrario, se busca lo adecuado.

      Fortaleza que es virtud cardinal, si. La rigidez nunca se ha considerado virtud y en los escritos de Francisco hace referencia a el fariseismo y la esclavitud a la ley.

      Es un error pensar que porque se condene la rigidez, se está promoviendo la laxitud. No es cierto.

    2. Para Cristo la ley no era una norma esclavizante, sino la voluntad de su Padre que la cumplía como hijo que le ama.

      Así debemos actuar nosotros a pesar de la dificultad que tenemos por nuestras limitaciones.

  24. Egge, con respecto a lo que has dicho sobre «para eso tenemos el Magisterio», es que el Magisterio ha dicho cosas que son contradictorias. Dice el Concilio de Florencia: «La Iglesia cree firmemente, confiesa y anuncia que ninguno de los que están fuera de la Iglesia católica, no solo los paganos, sino también los judíos o los herejes y cismáticos, pueden alcanzar la vida eterna, sino que irán al fuego eterno, preparados para el el diablo y sus ángeles (Mt 25:41), si antes de la muerte no se han reunido con ella; la unidad del cuerpo de la iglesia que es tan importante, que solo para aquellos que perseveran en ella, los sacramentos de la iglesia procurarán la salvación, y los ayunos, otras obras de piedad y los ejercicios de la milicia cristiana obtendrán la recompensa eterna: nadie, por más limosnas y obras de caridad que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia católica»

  25. No se promueve la laxitud pero tampoco se la combate en una época en que ésta es dominante ???????????? cuando se pide que los homosexuales se puedan casar (que ya sé que el Papa no lo ha dicho pero otros sí), cuando ya nadie sabe lo que es adulterio y hablar de él parece rígido, cuando hay católicos como Biden que son abortistas y presidentes o altas jerarquías de partidos políticos…pues no sé a qué le llamarás tú laxitud pero yo le llamo a eso. Biden no es fariseo y como no es un fariseo porque se toma todo a benefició de inventario, imitemos el modelo.

  26. ¿Cómo va a ser dominante la rigidez entre los cristianos en una época delicuescente? Para que la rigidez y el fariseísmo sean dominantes deben proporcionar poder, si lo que provocan son regañinas del Papa y rechazo del mundo un rígido está condenado al fracaso más absoluto y, por lo tanto, no puede haber muchos. La gente va con la corriente, no contra ella, la rigidez en este momento es una forma de ver la religión que no te va a producir ningún provecho y si muchas pullas ergo no puede ser corriente dominante sino residual. Te pongas como te pongas, Egge. El Papa como note «rigidez» en algún presbítero u obispo no le va a promocionar, el mundo le acusará de cualquier cosa, por ejemplo de homófobo, así que no es aconsejable para nadie y no necesita ser combatida. En cambio la laxitud es multitudinaria y provechosa por razones evidentes.

    1. No he dicho que sean dominantes.

      No se trata de poder, ni de mayorías sino de la forma en que vives el cristianismo: o como esclavo o como hijo.

      Y si la vives como esclavo, harás lo mismo con los demás. Algo que no es cristiano.

  27. Una cosa es la rigidez, que nos impide mirar con amplitud los problemas humanos complejos, y otra muy distinta la firmeza con que la Iglesia Católica, desde siempre, nos enseña lo que está bien o está mal.

    Ser firmes en los principios, no es ser rígido en su aplicación. Porque a un enfermo una buena y poderosa medicina, pero administrada de golpe, puede causarle la muerte, mientras que dosificada puede devolverle la vida.

    Lo que no hay es que cambiar la medicina, esto es, los principios. Y menos aún negar la medicina o aplicar placebos fáciles que parecen curar pero que acaban arrastrándote a la tumba.

  28. Luis López: La Virtud de la Fortaleza no se enseña, porque no se enseñan ninguna de las virtudes cardinales, de manera que nadie sabe lo que es. A los rígidos no se les llama así por criticar a Pepa o a Luis sino por empeñarse en que los principios son innegociables. Normalmente la Virtud de la Fortaleza también va por ahí así que no queda nada claro el tema. ¿Cómo distinguiría a un rígido (malo) de un fuerte (bueno) ?

  29. Por otra parte, Egge, si el problema de la rigidez no es dominante ¿por qué se insiste tanto sobre él y no se amplía el espectro a otros problemas que sí lo son, como la tibieza e incluso la laxitud? El número de católicos tibios en Occidente es predominante o las iglesias no estarían medio vacías, pero de eso no se habla. A no ser, claro está, que se considere católico fervoroso al que se salta el Primer Mandamiento y solo cumple el Segundo, estando ambos atados, o se considere que se puede ser fervoroso sin ir a misa, ni confesarse, ni rezar. ¿Es también parte del fariseísmo ser fervoroso?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles