PUBLICIDAD

Andrea Bocelli: «No creo en un reloj sin relojero»

|

(Catholic Universe)- El tenor italiano de fama internacional Andrea Bocelli afirmó que su fe católica es «una razón para vivir» y que proviene del hecho mismo de que Dios es el diseñador y creador de toda la vida.

El músico explicó que «la vida, aunque dure 100 años, es tan insignificante cuando la comparas con la eternidad».

«Si la vida no existiera… una vida eterna, una vida después de la vida, entonces todo perdería su sentido», dijo durante una reciente entrevista con Colm Flynn para EWTN News In Depth.

«Mi fe proviene de un razonamiento extremadamente simple: No creo en un reloj sin relojero. No creo que se pueda conseguir nada sin alguien que lo haya diseñado y construido. Por lo tanto, tengo fe, tengo mucha fe en quien hizo el mundo».

Bocelli explicó su convencimiento de que «quien pone su vida en manos de Dios, en manos de quien lo ha creado, lo quiere, lo desea y lo ama, pone su vida en buenas manos».

Hablando de cómo su fe le ha ayudado en su vida y su carrera, Bocelli dijo que cree que es «absolutamente cierto que a quien mucho se le da mucho se le pide».

«No puedo imaginar lo que se me pedirá cuando me encuentre cara a cara con el que hizo el mundo, porque se me ha dado mucho», dijo.

«Me han dado una familia unida que me ha apoyado y me ha querido. Me quieren los amigos que tengo cerca, me quieren mi mujer, mis hijos y me quieren los fans».

«He tenido una vida de ricas posibilidades, de experiencias, mucho recibido y por lo tanto hay mucho que debo tratar de dar».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

11 comentarios en “Andrea Bocelli: «No creo en un reloj sin relojero»
  1. Infovaticana: Se requiere tratar en un artículo las recientes elecciones chilenas. El futuro de la política y la moral del país depende ahora de toda esa gente que traerá nueva constitución (el sabor progre se huele por todos lares).

  2. «No puedo imaginar lo que se me pedirá cuando me encuentre cara a cara con el que hizo el mundo, porque se me ha dado mucho», dijo.

    Mi vida no ha sido tan fácil, al contrario, pero !cuantas veces me habré preguntado yo lo mismo! todo el dolor de mi vida me llevó a la crisis existencial en la cual Dios se me manifestó. Nada me duele de ese dolor pasado. No reniego ni de una sola lágrima porque fueron las piedras del camino en el cual Cristo me encontró y me recogió.

    De mi pasado todo lo acepto y lo amo.
    De mi presente todo lo acepto y te lo ofrezco.
    De mi futuro todo lo acepto y confío en que me darás las fuerzas necesarias para sobrellevar lo que venga, Señor!

    Sólo una cosa tengo para darte Señor, sólo una: mi Fiat! Te digo: Sí!!!!! tu dame las cruces que quieras, Señor, pq todo lo mereces. Pero asísteme con tu Gracia porque de nada soy capaz.

    Gloria a ti Señor por toda la eternidad!!!!!

    1. Todo testimonio cristiano está bien y hay que alegrarse. Pero… me da un poco de tristeza cuando se le da tanto relieve a la fe de un Rico-y-Famoso, como si eso fuera prueba de algo. Y esas palabras «lo mucho que me ha dado» pues también, no sé… Lo mejor que Dios puede dar es fe, mucha fe y un sentido cristiano de la vida. Junto a eso… qué más da una vida de éxito mundano que otra humilde..
      No sé si algo de eso siente el comentarista al que estoy respondiendo, creo que sí

      1. Sí, sí, ciertamente.

        Estoy de acuerdo.

        A mí lo que me ha dado es perdón, fe y Gracia. Consuelo para mis cruces. Paz en mis momentos de inquietud. Luz para el entendimiento de su voluntad. Caridad y esperanza, en qué medida no lo sé. Y mil regalos que tardaría horas en relatar, pero todo cosas espirituales. Entonces mi agradecimiento es infinito por eso me he hecho esa pregunta muchas veces. Y sé que me pida lo que me pida no voy a ser capaz de dárselo sin la Gracia y eso aumenta todavía más mi agradecimiento. Por eso digo que nada puedo darle sino mi Fiat. Y aún así sé que fallaré una y mil veces y ese dolor me hará humilde.

        Saludos

      2. A Amalia. La envidia por los bienes materiales no es un sentimiento cristiano, sino cosa de comunistas.
        Dios también le dio una ceguera a Bocelli (¿quién la quiere?), y no piensa en ello, solo agradece lo que Dios le dio.
        «No creo en un reloj sin relojero»
        Esto sí es muy importante, con un gran contenido , ahora que se nos propone desde la masonería y adláteres una religión sincrética, sin Creador, una obra autocreativa como la Pachamama o Gaya (la Tierra organismo vivo), donde lo que hay a semejanza del Dios, el Hombre, no es más que un virus, que debería pasar sin dejar huella alguna

  3. Pues es realmente admirable que un «rico y famoso» tenga el valor de dar un testimonio de fe tan rotundo, en un mundo como el actual que reniega de Dios. Y se ve que conoce muy bien la respuesta a la pregunta de S. Pablo : ¿Qué tienes que no te haya sido dado?. Por eso se muestra agradecido y humilde. Lo que confirma lo que decía el zorro al Principito: «He aquí mi secreto, que no puede ser más simple : sólo con el corazón se puede ver bien ; lo esencial es invisible para los ojos » . Andrea Bocelli es un ciego que ve y que canta cómo los ángeles. Dios le bendiga.

    1. María R: me alegra mucho tener noticias suyas. Hace tiempo, comenté por aquí que la echaba en falta. No he olvidado ni olvidare sus maravillosas palabras de consuelo, que tengo siempre presentes. Un fuerte abrazo!

  4. María Eugenia : Me alegra también enormemente saber que estás bien y que sigues subiendo la escalerita del cielo que nos llevará con los nuestros para siempre. Un fuerte abrazo y todo el ánimo y valor del mundo.

  5. El ateísmo tiene un “deus ex machina” en el azar, pero decir que algo ha sucedido algo al azar es una lamentable confusión entre el noumeno y el fenómeno, porque “al azar” es decir “no sé”, o sea que se escabullen y dicen que no saben cómo han sucedido las cosas. Cuando cae una moneda “al azar”, hay una causa, por más que no la conozcamos: la fuerza y la posición de la moneda que lanzamos. Si ahora decimos que un efecto organizado e inteligente ha ocurrido “al azar”, también podríamos decir que El Quijote no lo escribió nadie, sino que hubo un terremoto y los tipos de imprenta cayeron, de forma que El Quijote salió escrito. Para creerse eso hace falta más fe que para creerse la Santísima Trinidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles