PUBLICIDAD

«Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor»

|

Hoy celebramos el VI Domingo de Pascua. Les ofrecemos las lecturas del día:

Primera lectura. Hechos de los Apóstoles (10,25-26.34-35.44-48):

Cuando iba a entrar Pedro, salió Cornelio a su encuentro y se echó a sus pies a modo de homenaje, pero Pedro lo alzó, diciendo: «Levántate, que soy un hombre como tú.»

Pedro tomó la palabra y dijo: «Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea.»

Todavía estaba hablando Pedro, cuando cayó el Espíritu Santo sobre todos los que escuchaban sus palabras. Al oírlos hablar en lenguas extrañas y proclamar la grandeza de Dios, los creyentes circuncisos, que habían venido con Pedro, se sorprendieron de que el don del Espíritu Santo se derramara también sobre los gentiles.

Pedro añadió: «¿Se puede negar el agua del bautismo a los que han recibido el Espíritu Santo igual que nosotros?»

Y mandó bautizarlos en el nombre de Jesucristo. Le rogaron que se quedara unos días con ellos.

Salmo 97,1.2-3ab.3cd-4

R/. El Señor revela a las naciones su salvación

Cantad al Señor un cántico nuevo,

porque ha hecho maravillas;

su diestra le ha dado la victoria,

su santo brazo. R/.

 

El Señor da a conocer su victoria,

revela a las naciones su justicia:

se acordó de su misericordia y su fidelidad

en favor de la casa de Israel. R/.

 

Los confines de la tierra han contemplado

la victoria de nuestro Dios.

Aclama al Señor, tierra entera,

gritad, vitoread, tocad. R/.

Segunda lectura. Primera carta del apóstol san Juan (4,7-10):

Amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que Dios envió al mundo a su Hijo único, para que vivamos por medio de él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo como víctima de propiciación por nuestros pecados.

Evangelio. Juan (15,9-17):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud. Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros.»

(Ciudad Redonda)

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

138 comentarios en “«Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor»
  1. En eso consiste el amor: en que El osa amó primero.

    Doy fe de ello y le doy gracias a Dios por su infinita bondad y misericordia.

    1. ACS, el amor consiste en poner a Dios como la medida de todas las cosas, no a nuestros gustos ni a las modas.

      Dios siempre ama, y por ello nos da libre albedrío; hay quien lo emplea para amar al pecado, por desgracia. Anunciemos que su salvación es posible si deciden abrazar a Cristo.

      1. Los «católicos» de hoy sólo ven el amor y obvian todos los demás atributos de Dios como su Justicia,olvidándose de ésto:
        «Porque todos nosotros tenemos que presentarnos ante el tribunal de Cristo para que cada uno reciba el premio o el castigo que le corresponda por lo que hizo durante su vida mortal»
        (2 Corintios 5,10)
        PALABRA DE DIOS.

        1. Maria , algunos no sólo lo olvidan, es que rompen el vínculo divino entre ambas, con lo que el «amor» pasa a ser una excusa para transformar la fe en un neoculto de consumo personal, una mera guia «para sentirte bien». Es como decirle al Buen ladrón en el Gólgota que su acto final de fe vale lo mismo que la recriminación del otro ladrón; sin duda a ambos los amaba Dios pero solo uno se salvó.

          1. Efectivamente.
            Es que «han inventado» un dios «aguantadodo» y pastelero a gusto del consumidor.
            Oremos y reparemos por los actos apóstatas que tendrán lugar mañana.
            Y por la abierta profanación del Cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo que se producirá el día 15,ante la absoluta indiferencia de los encargados de custodiar y transmitir intacto lo que Cristo les confió.

          2. Perdón, ustedes han inventado ese Dios, la Biblia la escribieron personas y la iglesia que la interpreta la constituyen personas, ustedes idolatran a un grupo de personas como si fueran Dios, ninguno de ustedes ha hablado nunca con Dios, ni tienen idea de lo que piensa, llaman Dios a su propia opinión

          1. La Biblia la escribieron personas,pero inspiradas por Dios,y la Iglesia con la autoridad que Cristo le dió declara que es PALABRA DE DIOS.
            Asunto zanjado.

          2. María,

            Pues en mi primer comentario, el primero de esta página, lo único q he hecho es citar una frase de la Biblia que escribió St.Juan y mire cómo se ha puesto usted contra mí.

            En fin…

          1. Los musulmanes también tienen fe, pero se contradicen con ustedes, por lo tanto alguno de los dos o los dos están equivocados y eso demuestra que la fe no es una situación de superioridad respecto a no tenerla como ustedes creen, es decir tener fe en algo no es ninguna garantía de que ese algo sea real, así que yo prefiero guiarme por l de razón, respecto a rezar por mi dado que pienso que su fe es auténtica lo considero una manifestación de buena voluntad y por lo tanto lo agradezco

          2. José, lo siento, no soy musulmán, soy católico. Nada he dicho de superioridad o inferioridad de creyentes, es ya se lo imagina usted solito.

            Para mi Cristo es real, porque creo. Usted no cree.

          3. Eres católico porque tu madre era católica y naciste en tuerra católica, si hubiera sido musulmana y hubieras nacido en tierra musulmana serías musulmán y estarías indignado de que en españa se comiera jamón, si hubiera nacido hace tres mil años no serías ninguna de las dos cosas, y si fueses a nacer dentro de mil años cuando probablemente ninguna de las dos religiones exista, serías otra cosa, no se puede convertir un rasgo culturale en algo indiscutible y eterno

          4. José, yo soy católico porque Dios así lo quiso.

            Su osadía para pronunciarse sobre mi vida y mi familia es un ataque de los de verdad, como lo es su supremacismo moral al creerse mejor y superior a los que creemos.

            Espero que Cristo le llame pronto camino de Damasco, ese día su odio se tornará en amor abrasador.

          5. ¿Decir que su madre era católica es un ataque a su familia?, disculpe, pensé que para usted el catolicismo era algo positivo, no pensé que pudiera usted definirse como católico y a la vez sentirse atacado por decir que su madre era católica , no le veo mucho sentido, pero disculpe si eso le ofendió, era un razonamiento y no un ataque

      2. Hidaspes,

        He dicho algo mal, Hidaspes? …Porque me he limitado a citar una frase de la segunda lectura.

        «…En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó…»

        y lo repite en el versículo 19:

        «.quien teme no ha llegado a la plenitud en el amor. Nosotros amemos, porque él nos amó primero.» Q no figura en la lectura de hoy.

        Lo cierto es q Dios se me acercó manifestándome su amor, no su justicia. Fué después cuando me reveló la justicia poco a poco.

        No voy a ser yo quien actúe con el prójimo de forma distinta.

        Saludos

        1. Como dice San Pablo hay que ocuparse de la salvación con temor y temblor.
          Yo no veo a los ateos, a lo incrédulos y a los misericordinos con ningún tipo de temor,ni de temblor por su salvación.Cómo puede ser que los santos sí lo tuvieran?
          Es cuanto menos curioso.

          1. La calma la da la ausencia de pasiones y la religión es una auténtica pasión, tan pasional que se puede dar o quitar la vida por algo incierto, así de pasional es y por lo tanto completamente ausente de calma

        2. ACS, como usted actue con otros va de su conciencia, yo por mi parte no secuestrare la parte de mi fe que incomode al Mal.

          1. Me parece bien Hidaspes.En el cuerpo de Cristo hay muchos miembros. Cada uno tenemos nuestra misión.

          2. No hay ninguna misión en la Iglesia que secuestre la Verdad con la injusticia.
            No hay ninguna misión en la Iglesia que mande hablar de medias verdades.
            Si quiere hablar hable de todo, lo que gusta y lo que no,y si prefiere callar entonces dedíquese a la oración,pero las medias verdades inducen a error a las almas. Asique por caridad debería mantenerse callada y no testimoniar a Dios a medias,porque Dios no es a medias es un TODO.
            Seleccionar lo que me gusta de Dios es una ofensa a todos sus atributos que son excelsos y no se contradicen.Y exaltar unos y acallar otros no es mostrar la VERDAD de lo que Dios es.

          3. María:

            Deje a ACS en paz y no difama inventándose cosas que no han sucedido.

            ACS en ningún momento a utilizado medias verdades; a citado a San Juan y ha destacado la primacía de la caridad.

            Tiene fijación con ella y resulta chocante tanta crítica gratuita.

            Igual debería examinarse porque es sorprendente su obsesiva quisquillosidad con ella.

          4. ACS,viene de antiguo haciendo estos comentarios de medias verdades.
            Sus comentarios plagados de «amor» empalagoso y pastelero,describen un Dios que no es.
            Y puede inducir a la gente mal formada a error.
            Por tanto cada vez que escribe o escriba algo errado y yo lo vea,combatiré el error.
            Porque es una obra de caridad enseñar al que no sabe.
            Y me preocupa la salvación de las almas.
            Yo jamás falto el respeto,hablo con Escritura,Magisterio y Tradición.
            Ustedes dos sin embargo usan muchas veces hacia mi persona un lenguaje mundano,descalificativo y agresivo.No sé dónde dejan el » amor» ahí.
            En fin,las perdono.
            Y hago caso omiso de sus insultos.No me importan.Los aguanto y los aguantaré siempre por amor a Cristo.

          5. María:

            Ahora no se victimice. Nadie le descalifica, sino que corregimos fraternalmente sus excesos. Difamar y acusar a otros de hablar con medias verdades cuando no es el caso, es una actitud que debe ser expuesta para que prevalezca la realidad de los hechos.

            Usted, tuerce la realidad y la constriñe a su mentalidad legalista e integrista. Y no son insultos, sino la deducción de analizar sus palabras cargadas de difamación.

            Nota: Por cierto, no soy mujer. Soy hombre. No es importante, pero lo aclaro porque siempre se dirige a mi en femenino.

          6. Disculpe,como no es un nombre que sea masculino o femenino y no puedo verlo ,no podía saberlo.
            Yo no tuerzo nada y la prueba está en que no sólo yo le digo lo mismo a la señora ACS.
            Llamarme integrista y legalista por anunciar a un Dios completo con su Misericordia y su Justicia ,es un insulto.
            Pero no me insulta a mi,sino a Dios porque yo no me anuncio a mi misma sino a Dios.
            ACS sin embargo anuncia una vivencia personal ,su vivencia personal no es DOGMA DE FE,me va usted a disculpar.
            Al contrario,denota bastante egocentrismo.

          7. A mi si me interesan las vivencias personales. Y a muchos otros.

            Para dogmas de fe tenemos el magisterio.

            Y que sepa que usted también transmite una visión personal. No se crea aqui el Papa repartiendo dogmas.

    2. «Ejemplo os he dado, haced vosotros los mismos» (Jesús después de lavar los pies a los Suyos). …
      Y no comencéis con deducciones, interpretaciones, excepciones, contraponerlo a la Verdad, y a la Justicia y etc etc etc

  2. Y si no los cumplís y no os arrepentís, y enseñáis así a los demás… seréis juzgados severamente.
    De esto parece que algunos se olvidan y se atreven a someter los mandamientos a votación.

          1. Maria,

            Ya le he dicho mil veces q Dios se acercó a mí mediante una efusión infinita de amor y q la justicia vino después. Primero misericordia, después justicia.

            Que es lo q no entiende?

            A santa Faustina le dice lo mismo : después de la misericordia vendrá la justicia.

            Yo hago lo mismo. Como Dios me amó a mi, amo yo a los demás.

          2. Salió la polémica de siempre! Búscate o un varón (o una mujer si prefieres) que te haga feliz, enamórate y así comenzarás a aprender a amar… y no me salgas con con ya estás enamorada y no sé cuantas pamplinas más…. Si eres incapaz de amar y de dejarte amar: No hables de amor!

          3. ACS y a usted ya se lo han explicado más personas.No sólo yo.
            Los fariseos también se pensaban que estaban en lo correcto inspirados también por Dios y se piensan elegidos pero 2021 años después siguen sin admitir a Jesucristo como Salvador y Mesias,son de dura cerviz.Usted no está en lo correcto,aunque se lo crea.
            Su visión personal de la realidad no cambia la Verdad.

          4. Señor Pablo,ya le he dicho que ante sus palabras tomo la misma actitud que Cristo ante la LUJURIA de Herodes.Me voy a mantener callada,porque sus palabras solo desprenden ordinariez y bajas pasiones.

          5. “No juzguéis y no seréis juzgados”, porque con la misma vara de medir se os ha de juzgar, o dicho de otro modo: si juzgáis se os juzgará, yo prefiero llegar al cielo sin ser juzgado que tener que pasar el examen, espero que pases el examen porque mucho exiges a los demás y mucho te será exigido a tí

          6. Señor José,usted confunde juzgar a las personas,con denunciar ACTITUDES O ACTOS pecaminosos.
            No es para nada lo mismo.

          7. ¿Y que hace la iglesia cuando juzga que un homosexual no puede ser sacerdote -independientemente de si guarda o no castidad-, sino juzgar personas y no actos?

          8. José ¿pero no presume usted de razón y ciencia? ¿no presume usted de no profesar la fe católica? ¿a qué viene pues su preocupación por el sacerdocio católico?

            Vaya, parece que finalmente nuestra fe le toca el corazón.

          9. José, cundo la Iglesia dice eso del sacerdocio no juzga a nadie, expone lo que la Tradición recomienda para tener sacerdotes castos y santos. Los homosexuales pueden ser santos como cualquier otro, pero Dos no les llama al ministerio sacerdotal.

            De nuevo, cuesión de fe. Pero a nadie se juzga.

          10. Solo expongo cuan hipócrita es la iglesia, se les juzga inadecuados para el ministerio por el mero hecho de ser homosexuales, sean o no castos, si eso no es juzgar ¿que es?, si son castos , ¿por qué no pueden ser sacerdotes?, no decís que solo condenais el pecado, ¿donde dice la biblia que el homosexual que guarde castidad no puede ser sacerdote?, ¿quien dice que los homosexuales no están llamados al sacerdocio? Los que les juzgan inferiores y lo camuflan como odio al pecado

  3. «Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea.»
    Es la posibilidad de salvación para los no bautizados y no catequizados: temor de Dios -que evidentemente implica creer el Él además de temerle- y ser «justo» -hombre de bien, practicante de la justicia, que no es combatir a otras religiones sino también de paz-
    Sin embargo, si teniendo la posibilidad de recibir la Palabra -Revelacion- se rechaza contumazmente según se conoce, o se ha sido bautizado, no basta con ser justo, hay que creer en la divinidad de Jesús pues otra cosa sería pecar contra el Espíritu

  4. Hidaspes,

    He dicho algo mal, Hidaspes? …Porque me he limitado a citar una frase de la segunda lectura.

    «…En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó…»

    y lo repite en el versículo 19:

    «.quien teme no ha llegado a la plenitud en el amor. Nosotros amemos, porque él nos amó primero.» Q no figura en la lectura de hoy.

    Lo cierto es q Dios se me acercó manifestándome su amor, no su justicia. Fué después cuando me reveló la justicia poco a poco.

    No voy a ser yo quien actúe con el prójimo de forma distinta.

    Saludos

    1. ACS, su discurso dice más por lo que calla. Aunque finalmente acaba por exponer su voluntad de que amor y Verdad se separen.

      1. ACS,tiene un «carisma nuevo» en la Iglesia que es hablar de medias verdades.
        Hablo de lo que gusta a la gente y callo lo que no gusta y no conviene » para no ofender,no juzgar y no discriminar» a los mundanos.

          1. ACS:

            No les hagas ni caso. Te están difamando porque te envidian. Está más claro que el agua.

            Te van a seguir atacando porque van de justicieros. Se creen jueces y todo lo juzgan. También a ti.

            Pero lo que pasa es que están amargados y no soportan ver sola a la palabra «amor» cuando tu bien has citado a San Juan, el cual dijo: «Deus caritas est.»

            Y no empezó a divagar que si falta la justicia, la prudencia o lo que sea.

            No soportan esa sencillez y tienen que complicarla con discursos difamatorios.

        1. María:

          Tu «carisma» en cambio de nuevo no tiene nada. Es la vieja historia del que se siente justificado y le pide a Dios que le libre de ser como «los pecadores.»

          No se si recuerdas que Cristo les llamaba sepulcros blanqueados.

          Siento utilizar esa dureza, pero se comporta como una farisea.

          Si algo le salva es rezar diariamente a la divina misericordia, tal como contó. Pero no abuse de ese privilegio porque no todo el que dice «señor, señor….».

          Modere sus críticas y no difame, por el amor de Dios.

          1. Egge, en resumen, que usted proclama «Gracias, Señor, porque no soy como estos fariseos de Hidaspes y María».

            ¿Le suena de algo?

            El fariseísmo, obviamente, es muy malo, pero un fariseísmo que consiste en llamar fariseos a los demás y deleitarse en mirarlos por encima del hombro ya roza el esperpento. Así que ya sabe…

          2. No, yo no proclamo eso: yo soy un pecador necesitado de misericordia.

            Pero eso no implica no tener oídos, ni razón para entender que una difamación con argumentos religiosos es una actitud farisaica.

            La difamación a ACS por parte de algunos, es evidente.

          3. Hidaspes:

            Usted es el típico trilero y sofista que usa los argumentos a su antojo, dándolos la vuelta a su conveniencia.

            Pero no: usted muestra que con su defensa a María se une al carro de las difamaciones a ACS.

            Y además, pretende hacer lo mismo conmigo por habérselo expuesto.

            No sólo se adhiere al fariseismo de María, sino q que además le añade un toque cínico al asunto.

  5. Podéis defender una iglesia centrada en el pecado y el ataque, el problema es que no duraréis mucho, eso funciona cuando puedes asustar a la gente y tienes el poder, sin poder y sin capacidad para asustar a nadie, o cambiáis o terminareis en quiebra irreversible, los obispos alemanes ya lo han visto vosotros aún no, ese es el nucleo del conflicto, adaptarse o morir, vuestra vieja iglesia está muerta, no tenéis la minima posibilidad de resucitarla, si no os dais cuenta de eso ya lo haréis , nunca una religión muerta ha resucitado

    1. José, escrito está: «Yo te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella.»

      Jamás la Iglesia morirá.

      Hace casi 2000 años un tal Nerón hizo el mismo pronóstico que usted. Yerró por completo, 200 años después acá seguimos, dando testimonio del Señor.

    2. José, que yo sea católico y lo proclame no es «atacar a nadie».

      En el fondo, su obsesión con sentirse víctima perpetua no es más que el previsible mecanismo psicológico para autojustificar su odio a los creyentes: usted necesita sentirse atacado para que así su furor persecutorio tenga autojustificación.

      1. ¿Mi odio?, ¿cua do he exigido yo al estado que impida casarse a los católicos o he exigido que se les impida ejercer de funcionarios o he exigido que se hagan terapias fe reconversión al ateismo?, los que exigen que los gays no se puedas casar o les impiden ser sacerdotes o si pudieran les impedirían ser profesores o exigen terapias de lavado de cerebro son ustedes

        1. José, ¿y cuando le hemos exigido a usted que profese nuestra fe? Nunca. Allá usted.

          Perdone pero nunca me he opuesto a que u hombre y una mujer se casen. Que fuesen gays o no nunca lo pregunté porque respeto la intimidad del prójimo, pero es falso que los católicos impidamos matrimonios.

          Ciertamente nos oponemos a que se desvirtue el matrimonio, por supuesto. Pero eso nada le impone a usted, es libre de casarse o no con la mujer que quiera y consienta.

          Es igualmente falso que impidamos la docencia a nadie. Ser católico es decisión libre, y ser profesor católico también.

          Es falso que exijamos terapias, al revés, queremos que cada cual sea libre de elegir si desea ayuda o no para cambiar una conducta que le hace desgraciado. Es usted quien exije vetar esa libertad.

          Usted proyecta sobre los católicos su propio afán de imponer.

  6. No sé qué no entienden de:

    » yo me acerco al prójimo como Dios se acercó a mí»

    El buen pastor recoge a lsu oveja perdida y no le da patadas en sus heridas sino q la abraza con su amor infinito y la cura.

    Ustedes prefieren dar patadas? …pues hágan lo! Yo no les digo lo q tienen q hacer. Pero yo haré lo q Dios me pide q haga.

    ¿A quien tengo q obedecer: a Dios o a ustedes?

    Yo ya he elegido.

    1. Eliges bien; muy bien.

      Los duros de corazón con cara de pepinillo avinagrado no te van a entender.

      El Papa denuncia con relativa frecuencia esa actitud de ciertos cristianos que siempre están juzgando y lanzando piedras. Se creen los dueños de la verdad y te la van a intentar imponer quieras o no.

      Pero muchos sabemos apreciar tus intervenciones llenas de caridad y alegría por haberte encontrado con el Maestro. Tu sigue en tu linea y no pierdas esa alegría por unos cuantos ladridos.

      1. Egge,

        Gracias Egge por su apoyo y comprensión.

        Que pena que con unas lecturas y evangelio tan bonito, del q se podría decir tanto para alabar la bondad de Dios, su amor por nosotros, su misericordia, y darle gracias,enamorarse y recostar nuestra cabeza en su corazón, lo único q han sabido hacer es convertirlo en una ocasión de discusiones y falsas acusaciones etc.

        Mi pena es q yo he contribuido a ello respondiéndoles. Dios me lo perdone. Hubiera sido mejor no responder y seguir alabando a Dios e intentar hacer q los q lean estas páginas le conozcan a Él a través de nosotros, y no a nosotros -simples humanos q no somos nada.

        Muchas gracias por sus palabras de aliento. Y por hacerme ver cómo debo actuar.

        Un abrazo en Cristo.

        1. ACS, en efecto el Evangelio es precioso. Pro no debió de gustarle mucho cuando ni siquiera lo ha comentado. <En su lugar se ha ido por loa cerros de Úbeda.

          "Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor."

          No hay amor fuera de Dios ni contra Dios. Ni escondiendo a Dios.

        2. ACS:

          Todo mi apoyo; no creo que haya contribuido. Aunque no lo hubiera hecho, sus difamaciones no las hubieran guardado.

          Sólo tiene que observar sus comentarios de abajo para darse cuenta que los integristas no descansan.

          Un abrazo en Cristo y a otra cosa porque no vale la pena seguir. Se irritan más.

        1. Ese comportamiento es propio de fariseo,hablar de amor y a continuación faltar a la caridad.
          Cuanto menos peculiar este » nuevo carisma,»

          1. Egge, ¿y como sabe que el Papa se refería a Maria y no a usted?

            Los del «no juzgar», visto está, son jueces perennes.

          2. Pues porque se pasa el día lanzando VADE RETROS y machacando a ACS por no se sabe que.

            Y porque critica al Papa y al magisterio actual continuamente. Como tú.

          3. Egge, no existe el concepto de «magisterio actual». El magisterio es el de siempre, no cambia.

          4. El magisterio se va enriqueciendo con nuevas encíclicas, etc.

            Vosotros os burlais del magisterio del Papa Francisco y algunos de todo el postconciliar.

            Por eso he puesto «del actual». Lo que pasa es que hay que ser sutil para entender.

      2. Egge,nadie se cree dueño de la verdad.
        La VERDAD es Cristo.
        Y nosotros anunciamos la Verdad,seguros de que estamos en el camino correcto.
        No juzgamos,exhortamos.
        No criticamos,denunciamos el error.
        Esa es la misión del profeta: anunciar y denunciar.
        Todos los bautizados somos sacerdotes,profetas y reyes.
        Ustedes «anuncian» el «amor» y se «olvidan» de denunciar.
        Qué cristiano coherente oculta una MITAD de la Verdad.
        Es una auténtica ofensa a Dios ocultar una parte de Él.Porque ustedes consideran que esa parte de Dios es » ofensiva» y da » patadas»??
        Que atrevimiento.

      3. Es más fácil y más agradable decir siempre lo que al mundo le gusta escuchar y no ser el aguafiestas, tal y como sostiene ACS . La verdad resulta insoportable para el mundo, porque el mundo vive en la mentira, en la oscuridad y en el pecado. Por eso crucificaron al Señor. Y por eso nos perseguirán a nosotros. Cuando ACS llama «patada» a la Verdad, nos vende que los santos no viven en la luz, y que tienen algo que ocultar.

        Pues no. Los santos son luz del mundo porque la Luz vive en ellos por pura gracia y ellos reflejan la luz de Cristo en medio de la oscuridad del pecado de este mundo. Pero a los malvados les molesta la luz, porque ellos viven en la oscuridad, en una noche perpetua. Y cuando la luz deja a la vista sus vergüenzas, se esconden para no ser vistos.

      1. Asique Dios ahora da» patadas» cuando habla o hace uso de su Justicia.
        Ustedes dos ACS y Egge son atrevidas..juzgar a Dios de » pateador».
        Su » nuevo carisma» de hablar de la mitad de Dios que me gusta,me conviene y no «ofende»al prójimo viene del maligno.
        Ese mismo » nuevo carisma» tienen los obispos alemanes,con la excusa del » amor» se atreven a bendecir el pecado.
        Si temieran la Justicia no tendrían semejante atrevimiento de PROFANAR la Misericordia y la Iglesia Santa de Cristo.

    2. ACS, el buen pastor recoge a la oveja perdida y la conduce hacia Dios, no hacia el mismo camino que le hizhizo perderse. Usted se queda en la Misericordia pero omite la Verdad.

    3. ACS, para sanar heridas hay que nombrarlas, ningún médico sana a enfermos ocultando el diagnóstico. La Misericordia es curar la mentira con la Verdad, es vencer al Mal con el Bien.

      Si el médico se limita a sonreir al paciente, no lo sana. Si menciona sus heridas no es por fastidiarle, es porque solo con un diagnóstico sincero le puede ayudar.

      Usted quiere esconder al Señor. Usted vende relativismo.

    4. ACS , la simple idea de que la Verdad redentora , y sobre todo la gracia que capacita para cumplirla, es un obstáculo para los débiles, es el peor de los venenos con el que Satanás tienta a los cristianos. La simple idea de que anunciar la Verdad sea una «patada» en vez de una caricia salvadora, es pura presencia diabólica.

      Ignorao qe clase de credo profesa usted pero desde luego no es el mio.

        1. Maria, ambos sabemos quien predica que la Verdad y la Luz divina son «patadas», y que por tanto, en la oscuridad se está mejor.

          En la oscuridad está Satanás.

        2. Maria, es curioso lo de etiquetarnos de «fariseos».

          Con una sola frase se desmonta: somos pecadores, y por serlo, somos hijos de la Santa Iglesia, porque en ella nos podremos redimir.

          Ningún fariseo se proclamaba pecador. Quizás el fariseo sea quien predica que el pecado es invencible y, por tanto, es mejor decir que con pecados también se llega a Dios.

          1. Efectivamente Hispades,yo soy pecadora,y no tienen necesidad de médico los sanos sino los enfermos.
            Y agradezco que la Iglesia me haga saber dónde estaba mi enfermedad para poder curarme.Eso es amor.
            Desde luego si me hubiera encontrado con cristianos que me hablaran sólo de una parte de Dios,la que mas agrada a los ojos mundanos,seguiría en mi pecado,porque con tanto «amor» sesgado no vería la necesidad de cambio.
            Por eso los homosexuales alemanes exigen bendición, se acogen a ese falso «amor» ,porque nadie les habla de la Verdad completa.,si la conocieran sabrían que para acoger ese » amor» deben cambiar de vida,convertirse y abandonar el pecado.Y no estarían exigiendo bendición del pecado.
            Esas son las nefastas consecuencias de anunciar Verdad a medias.

  7. La larga verborrea de María e Hidaspes sólo muestra que les ha dolido su realidad de inquisidores. Y empiezan a dar vuelta a los argumentos.

    No voy a entrar más en su juego de sofistas.

    1. Egge, nos duele la Mentira disfrazada de amor y caridad.

      Yo más bien diría que el inquisidor es quien dicta sentencias de «fariseismo» a otros en vez de examinar su propia conciencia .

      Ni Maria ni yo hemos descalificado a nadie, hemos refutado lo que creemos que es falso. ¿Puede usted decir lo mismo?

  8. No,no pueden.
    Por eso descalifican,dictan sentencia, cierran el diálogo y después huyen.
    Me recuerda lo que hizo cierto político en la Cadena Ser.

    1. Maria, negar que Misericordia y Verdad vayan separadas es «ser inquisidores».

      Tildar al prójimo de pepinillos avinagrados y de inquisidor es «corrección fraterna».

      De traca

  9. Cierto,de traca.
    Pero mi mente no llega a entender,cómo alguien que se dice cristiano y hace gala de ello no sea capaz de comprenderlo.
    Ciertamente detrás hay algo que no es de Dios

    1. Es que no puedes entender con la mente lo que Dios escribe en el corazón. Pídele que escriba su amor en tu corazón y entonces entenderás.

      1. Señora ACS,usted testimonia su vivencia.
        Pero su vivencia personal,no es ni dogma de Fe,ni la enseñanza de la Iglesia.
        Eso es egocentrismo,testimoniar desde el yo.
        Usted tiene que anunciar la VERDAD,que es Cristo.

  10. No la veo manifestarse en la entrada que habla sobre la profancuon que se ha producido hoy en Alemania.
    Es que no le parece algo lo suficientemente grave como para no denunciarlo?
    A no..que su » nuevo carisma» le impide hablar de la otra mitad de Dios,según su » carisma» no hay que machacar al hermano,no sea que se vaya a ofender.
    Esa parte de Dios es de » patada e inquisición».Deben acallarla.No sea que se vayan disgustados al averno.

          1. No es falto de amor mi comentario. Sólo es una observación…

            Si usted no ve amor, tal vez es que lee enfadada…no sé…

          1. Que va!!!! tengo una preciosa relación íntima con Jesús, mi Señor. Sólo Él basta!

            Hidaspes, ahí estan los comentarios. Creo que sobran las palabras.

            Un abrazo fraterno y que tenga un buen día.

          1. Anunciar la verdad es difamar a los demás, poner en su boca cosas q no ha dicho ,acusarla y juzgarla sin tener autoridad moral para hacerlo?

  11. Egge,

    En otra entrada hablo usted de 3 grupos en la Iglesia. No recuerdo con q nombre distinguió unos de otros pero me alegró coincidir. A mí me costó bastante entenderlo pq no encontraba mi lugar.Me encontraba entre la justicia y la misericordia, por decirlo de alguna manera.En los progres mucho amor pero poca fidelidad a la Palabra.En los conservadores fidelidad a la palabra pero poca misericordia.No encajaba en ningun grupo y no lo entendía. Al final Dios me hizo ver q todos somos distintos y q la proporción divina de justicia y misericordia sólo se halla en Cristo,es decir en la unión de todos nosotros, de su cuerpo.

    1. En la unidad de la Iglesia se halla toda la justicia y toda la misericordia de Dios diseminada en nosotros en proporción distinta.
      Esto me ayudó a entender muchas cosas también, el matrimonio, la herencia familiar-el patrón- y cómo el problema viene pq nuestros padres terrenales no son- ni somos- com la Virgen y St.José. Se arrastra el desequilibrio. Entendí más la necesidad de unidad en la Iglesia etc.
      Le cuento esto pq al hacer usted los tres grupos en la Iglesia tal como yo lo entendía me alegré mucho de no estar sola en este sentido. Y por sus comentarios tan atinados,con los q siempre coincido, sé q usted tambien está en el medio.

      1. Dios me ayudó mucho con esta forma de ver nuestras diferencias en la Iglesia. Supongo q para los otros grupos es más dificil entender al resto q para nosotros.Así q, en ese sentido, tenemos ventaja,aunque caminemos en soledad y seamos incomprendidos por todos.

        He aprendido mucho en esta página aunque no sea en el sentido q la mayoria desearía. Entré enfadada con el Papa y he aprendido a entenderle en muchos aspectos. He aprendido a sentirme Iglesia, a serlo en la unidad,le he encontrado el sentido. He aprendido a no criticar ni resaltar los pecados ajenos sino a llevar a Cristo a los demás para q le conozcan y le amen y así sean felices. Etc,etc.

        Sigo con interés y alegria y agradezco sus intervenciones pq aprendo mucho de usted pq transmite ese equilibrio q me es tan dificil encontrar.

        Saludos gratos y bendiciones.

      2. Si, yo también he vivido esa tensión entre la justicia y el amor. Creo que es uno de los mayores misterios o paradojas del cristianismo.

        El encontrarme con la misericordia me inclinó a balancearme hacia la caridad. La primacía de la máxima virtud cristiana tan sencillamente proclamada por San Juan: Dios es amor.

        En realidad, en Cristo se unifican con perfección ambas virtudes Lo que ocurre es que entendemos la justicia con ojos humanos y empezamos a juzgar sin ver toda la conciencia de la persona y eso es muy peligroso. Por eso nos alertó Cristo.

        En cambio, nunca le vi alertarnos de que amásemos. Aunque a veces el amor se entiende de una forma prostituida, creo que no es tan grave el exceso de amor como el exceso de justicia.

        Por eso me indignan más las posturas integristas. Son tan justos que se pierden en la ley. Y eso les pasaba a los fariseos.

        Como he sido integrista, se de lo que hablo por experiencia propia.

        1. Y las duras palabras que tengo con algunos hermanos (María, hidaspes, uno, sacerdote mariano… antes belzunegui…) en realidad no son contra ellos, contra su persona, sino contra mí mismo para alertarme y no caer en el peligro del fariseismo. Y quizás me excedo porque no veo en plenitud sus conciencias; veo indicios, pero me puedo equivocar.

          Además, cada uno va en el camino espiritual en diferentes puntos. Cada uno de ellos con sus peligros; hay que respetar. El precio del debate dialéctico es caer en ofensas. Es parte del riesgo…

          Ellos me sirven como espejo para protegerme de una parte de mi peligrosa: la de juez. Sobre todo la de juez severo con los demás y benigno con mis pecados.

  12. ACs:

    Pues entrar en esta página le ha sido de enorme provecho y me alegro bastante porque creo que habitualmente las personas acaban aquí más encolerizadas con el Papa porque abundan las críticas acidas disfrazadas con verdades teológicas. Un verdadero peligro. Si le he ayudado, también me congratulo. A mi, sus intervenciones también me ayudan porque son intimistas y dulces- en el buen sentido de la palabra-, y eso me permite atemperar mi pasión que es excesiva y puede dañar al prójimo.

    Es uno de mis puntos débiles y por eso me gustan sus intervenciones que considero están más guiadas por la caridad fruto de su encuentro con Cristo.

    Aunque parezca que caminamos solos, Cristo lo hace a nuestro lado. Y también están caminando a nuestro lado los hermanos en la fe que buscan a Cristo. Somos unos cuantos, quizás cientos, o miles… ojalá millones.

  13. Egge

    usted ha dicho esto:
    » Ellos me sirven como espejo para protegerme de una parte de mi peligrosa: la de juez. Sobre todo la de juez severo con los demás y benigno con mis pecados.»

    pues esto es exactamente lo que me ha ocurrido a mí, que también caía en eso, aunque no con los excesos de algunos. Yo callaba y me iba enfadada con la Iglesia.

    También pq he visto criticar al Papa sistemáticamente dijera lo que dijera, hiciera lo que hiciera. Nunca, ni en mis tiempos de atea comprendí esa actitud. A mí juzgar los hechos en función de la persona que los lleva a cabo me parece injusto.

    En fin, muchas gracias por sus aportaciones , usted sabe explicarlo todo mucho mejor que yo y me siento muy identificada cuando le leo.

    Saludos

  14. «Biografía de la Luz» de Pablo D’Ors.

    Te lo regalaría con gusto porque estoy convencido de que te va a encantar.

    Pablo, sacerdote salesiano, ha tenido roces con Munilla, pero el Papa le nombró miembro de un Dicasterio. Yo creo que Munilla se equivoco porque no entendió algunas reflexiones de él. Tiene influencia clara de la oración contemplativa oriental, practicada durante los tres primeros siglos por los Padres del Desierto y chocó con el discurso más racionalista típico de la teología latina.

    Es seguidor de Foucauld al que van a canonizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles