Un nuevo monasterio benedictino a menos de una hora de la frontera entre España y Francia

|

Se trata de la Abadía de Donezan, que se erige a menos de una hora de la frontera francoespañola en las inmediaciones de Puigcerdá, en los Pirineos. Allí se instaló en 2007 una comunidad de veinte monjes benedictinos de la Congregación de Solesmes procedente de la abadía de Fontgombault, en un paraje situado a 1.350 metros de altitud.

Tras comenzar su andadura en una vivienda precaria, la comunidad se instaló en un monasterio provisional de madera a la espera de la construcción de la abadía. También desde sus inicios tuvieron la compañía de vacas, con cuya leche los monjes elaboran el clásico queso pirenaico “tomme” con cuya venta se aseguran la subsistencia de la comunidad. A esta actividad de cría ganadera y elaboración de quesos, se han ido añadiendo otras actividades: elaboración de mermeladas, de pan de jengibre, retapizado de sillas y encuadernación. La alimentación diaria de los monjes se nutre de los productos de una huerta, un colmenar e incluso un pequeño viñedo. Pero el centro de la vida de esta comunidad es el servicio al Señor a través del oficio litúrgico en latín y gregoriano, siguiendo la Regla de San Benito, que culmina con la celebración de la Santa Misa según la forma extraordinaria del Rito Romano.

La construcción de la abadía está prevista en tres fases:

La primera fase corresponde a la construcción de la iglesia.

La segunda fase incluye los dos edificios (Oeste y Sur) en los que se encontrarán el refectorio, la enfermería, la hospedería, el dormitorio de los monjes, la cocina, la panadería y la lavandería.

Finalmente, la tercera fase permitirá cerrar el claustro con las dos alas que comprenden la sacristía, el capítulo, las celdas y la biblioteca.

A día de hoy la construcción de la iglesia está muy avanzada y la cubierta, de pizarra, se prevé que podrá debería instalarse durante este año 2021.

Tras el remate de la iglesia, se prevé iniciar la segunda fase en 2022. Entonces, la comunidad podrá dejar los edificios de madera provisionales y trasladarse a la Abadía definitiva.

Para conocer más sobre esta nueva Abadía se puede visitar su página web.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
9 comentarios en “Un nuevo monasterio benedictino a menos de una hora de la frontera entre España y Francia
  1. No me entero de si es en España o en Francia
    Que está muy cerca de la frontera, sí, pero ,¿en qué lado?
    Soy ignorante, lo reconozco

  2. Pues, me parece una noticia maravillosa para dar gracias a Dios y a la Stma. Virgen, lo digo de corazón. Pero al mismo tiempo me duele en el alma que monasterios como el de la Cartuja de Benifassar (entre Castellón y Tarragona) de origen cisterciense, y otros lugares semejantes maravillosos que pueda haber también por Francia estén vacíos y perdiéndose en la ruina, edificar un monasterio nuevo, me parece un despropósito. No obstante, Insisto, comunidades como éstas creo pueden ser el futuro de la vida consagrada y es para dar gracias a Dios.

    1. Cierto. Es un despropósito que los actuales propietarios de esos monasterios vacíos no lo crean a estas comunidades por el mero hecho de celebrar las liturgia tradicional y se vean obligados a erigir nuevos monasterios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles