PUBLICIDAD

Cómo miraba san José a Jesús, según Miguel Aranguren

Miguel Aranguren
|

Con motivo del día en que la Iglesia celebra a san José, y entrando en el año dedicado a esa figura, el autor de ‘J. C. El sueño de Dios’, Miguel Aranguren, nos introduce en uno de los más bellos párrafos en los que nos muestra el trato del marido de la Virgen María a Jesús.

Comprar aquí el libro de Miguel Aranguren ‘J.C. El sueño de Dios’

 

 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

10 comentarios en “Cómo miraba san José a Jesús, según Miguel Aranguren
  1. Insisto en señalar la vergüenza del comentario en el evangelio del día de la editorial san PAblo dedicado a san José por doña Isabel Gómez Acebo, que ha pasado el nihil obstat del arzobispado de Madrid (su Canciller, cuyo nombre no sé ni pienso saber). Así se explica cómo está la Iglesia.

  2. San José no era padre de Jesús, pero desempeñó la misión de padre adoptivo y fue casto esposo de la Virgen. La tradición lo ha considerado un hombre bastante mayor, que hizo ante Dios voto de virginidad perpetua. Un hombre justo como dice la Escritura, que debía tener pocos pecados y de parva materia, pues como dice Sto. Tomás, los «sujetos elegidos por Dios para una misión, son preparados y dispuestos por Él, de modo que sean idóneos para desempeñarla.»

    1. El único pecado de San José , era el pecado original . El no peco nunca , pues era totalmente abandonado a la voluntad y providencia de Dios .
      Fue tentado , lo sabemos , pero no por el maligno , sino por su naturaleza humana .

  3. El mundo de hoy tiende a minusvalorar la vejez en favor de la juventud, pero Dios no tiene estas miras..Una hipotética juventud en San José no añadiría nada a su virtud. Y aunque no podemos conocer su edad porque los evangelios no dan ninguna indicación al respecto, existe, sin embargo, un amplio consenso en la literatura antigua sobre el hecho de que San José sería anciano cuando se casó con la Virgen. Así lo dice, por ejemplo, Epifanio y también algunos evangelios apócrifos.

  4. Dudo mucho que San José fuera anciano teniendo que en cuenta que tuvieron que huir a Egipto, volver de allí y alimentar a su familia con su trabajo. Especular sobre la edad de San José me parece poco interesante. El concepto de anciano en el S. I no fue el de los tiempos actuales, si tenía una diferencia cronológica con su esposa, 16 ó 18 y 30 ó 32, ya sería suficiente para que la tradición lo representara como «mayor». Una persona de 30 años podía no ser un anciano en aquellos tiempos pero era un hombre maduro, mientras que ahora es un muchacho imberbe. Las barbas envejecen mucho pero no restan fortaleza a nadie.

  5. Por puro sentido comun, San Jose debio se un hombre joven y en la plenitud de la vida.La Sma. Vigen era una jovencita de 15 años, cuando se desposó con el. Lo normal es que su familia eligiera un hombre joven para Ella,Seguramente estaria en veintitantos años ,maximo 30 años.Era lo normal,en esa época
    La diferencia de edad,no quiere decir que fuera un viejo decrépito y que por eso respetó la virginidad de su esposa.Era un hombre casto y virtuoso y la respetó siempre; era un hombre predestinado a ser protector de la Sagrada Familia y Dios le dotó de suficientes gracias para ejercer de padre adoptivo del Hijo de Dios

  6. Me daría un bajonazo descubrir que San José tenía 80 años cuando se desposó con María. Eso sería una chapuza. Tenía que ser joven y en plenitud. José era el padre de Jesús, no su bisabuelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles