PUBLICIDAD

De traductor del Papa a arzobispo y nuncio

|

Mark Miles, el gibraltareño que fuera intérprete del Papa Francisco, será ordenado arzobispo en Gibraltar el próximo 25 de abril. La noticia, confirmada por el obispado de Gibraltar, ha sido muy bien acogida por la comunidad local, que mantiene una estrecha relación con monseñor Miles, informa Diario Area.

Según informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede el pasado 2 de marzo, el Papa ha designado a Miles, de 54 años, arzobispo electo y ejercerá su labor como nuncio apostólico en la República de Togo, país africano de 8 millones de habitantes y un 28 por ciento de católicos.

Esta responsabilidad se une a la que el Papa le encomendó el pasado 5 de febrero como nuncio apostólico en Benin. Ambos países del África Occidental son fronterizos.

Además, la diócesis de Gibraltar ha confirmado que la ordenación episcopal tendrá lugar en el Peñón el próximo 25 de abril, domingo. El encargado de consagrar a Miles será el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de la Santa Sede. El gibraltareño será titular de la sede de Città Ducale.

Aún no se conocen con exactitud los detalles de la ceremonia de ordenación, ya que está en plena organización. Pero sí ha trascendido que se realizará con la máxima seguridad para cumplir con las normas biosanitarias oportunas, informa el mismo medio.

Al respecto, en declaraciones a la GBC, el nuevo arzobispo electo consideró “un gran orgullo y alegría” poder compartir este momento con los gibraltareños. Afirmó estar “encantado” de representar al Papa Francisco en Togo y en Benin.

El 31 de agosto de 2019, el papa Francisco le nombró Observador permanente de la Santa Sede ante la Organización de Estados Americanos, cargo que, entendemos, tendrá que abandonar.

Ayúdanos a seguir informando

3 comentarios en “De traductor del Papa a arzobispo y nuncio
    1. Tienes toda la razón. Son tres los grados de las órdenes sagradas. Diácono, sacerdote y Obispo. Siendo el papa el obispo de Roma. Cardenal, arzobispo son más bien cargos al servicio de la Iglesia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles