PUBLICIDAD

Omella: “La injusticia social provoca violencia”

|

“Que la crisis generada por la #Covid19 no nos haga olvidar la gran pandemia de la desigualdad social que avanza con fuerza desde la crisis financiera de 2008. La injusticia social provoca violencia. Si queremos paz es necesario asegurar el bien común de todos los ciudadanos”, escribía ayer el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, en su cuenta de Twitter.

Lo cierto es que Omella pastorea una diócesis que, en las últimas noches, está sufriendo precisamente una oleada de violencia callejera, con robos y asaltos a tiendas incluidos, debido a las protestas ante la entrada en prisión de un rapero condenado.

Hoy ha vuelto a referirse a la injusticia social a través del mismo medio. “La defensa de la justicia social que asegura la paz exige actuar a nivel mundial. En un mundo globalizado es necesario actuar globalmente. Los estados por sí solos no tienen la envergadura suficiente ante los grandes conglomerados de negocios. Oremos por nuestros dirigentes”, ha escrito hoy el cardenal.

Ayúdanos a seguir trabajando, a seguir diciendo lo que nadie más dice:

21 comentarios en “Omella: “La injusticia social provoca violencia”
  1. También contribuyen a la injusticia social quienes, como Omella y Bergoglio, en vez de ejercer como pastores y confirmar en la Fe, hablan de cualquier cosa, menos de lo que deberían, para congraciarse con el pensamiento único ani católico.

    1. Los católicos que estamos en una situación crítica no tenemos derecho a ser atendidos por nuestros obispos? Solo importa mi alma este bien aunque no tenga ni para comer. Como católico en situación crítica me ofende profundamente tu comentario

    2. ¿Porqué no se dirige, entonces, a sus amigos podemitas para que corrijan de una vez las injusticias y creen empleo, en vez de eliminarlo ?

  2. Estos de levantan de la cama, cogen el periódico y a escribir sobre la actualidad política, social y económica. Les debiera de contratar Ana Rosa Quintana o Susana Griso, a las once que vayan con Ferrerías.

  3. No son precisamente quienes más sufren la injusticia social (los padres de familia sin trabajo, las madres solteras…) los violentos, sino los mansos corderos que, además de lo que tienen, soportan con paciencia la violencia de los niñatos, de los que se tienen por desgraciados porque se comparan con los que tienen por dichosos, no por el bien que ya tienen… y a los pastores que se muestran comprensivos con ellos.
    La defensa de la justicia social exige… predicar el evangelio, con la palabra y con la vida.
    Qué perdidos que están nuestros pastores mendigando las sobras del mundo.

  4. Injusticia social: aborto, robos, manipulación mental, tiranía televisiva, incultura provocada, despilfarro, gente dedicada a la política con la misión de destruir España, despotismo, ideología de género , sinvergonzoneria desde arriba, pastores acomodados al NOM, etc, todas estas miserias provocan la injusticia.

  5. Pues ahora están en el poder tus amigos socialistas y podemitas, con el apoyo de tus, todavía más amigos, separatistas catalanes y vascos.

  6. Qué catástrofe de mensajes!!! Vienen casi a justificar la terrible violencia desatada por gente descerebrada y llena de odio patológico!!!
    Qué pena de pastores tenemos!!!

  7. La “justicia social” es el mito -ligado a los mitos de la sociedad perfecta, la democracia verdadera de Marx, etc.- con el que justifica la demagogia el igualitarismo colectivista manipulando la pasión de la envidia. Aceptado ingenuamente por la Iglesia, el clero cree hacerse simpático y atraer a la gente hablando de la injusticia social, siempre existirán desigualdades debido a la libertad (cosa distinta son los casos extremos a los que atiende la beneficencia) y de la solidaridad (que implica reciprocidad) en vez de la caridad -amor a Cristo, Christlicheliebe en alemán- que no espera contraprestaciones- y las otras dos virtudes teologales, la fe y la esperanza, que preceden a las cardinales.

  8. La “justicia social” plena sólo se alcanza en la tiranía socialista y viene acompañada de miseria para todos menos para el macho alfa que se erige en dueño de vidas y haciendas de todos los ciudadanos. Dios nos libre de un país en el que se haya conseguido la “justicia social”. Y hay muchos que opinan como yo, por ejemplo los migrantes centroamericanos, quienes rodeados de países que tienen “justicia social” plena, como Nicaragua, Cuba o Venezuela, eligen pasar mil penalidades para llegar al país más contrario a la “justicia social”. Serán pobres, pero no tontos. Aún así, tiene razón su Eminencia, los disturbios se deben a que nos quieren imponer la “justicia social” a todos

  9. En Argentina, un sacerdote lo boxeó a un Obispo. ¡Algo injusto habrá hecho, este último!… ¿no?… ¿O es que la violencia es consecuencia de la injusticia, salvo cuando se dirige contra un purpurado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles