PUBLICIDAD

La marcha de Sarah y la construcción de una cúpula monolítica

|

Si, como solían decir los periodistas clásicos, noticia es que un hombre muerda a un perro -es decir, no inusual e inesperado-, la aceptación por parte del Papa de la renuncia por razón de edad del cardenal Sarah al frente de la Congregación del Culto divino no es exactamente noticia; lo contrario hubiera sido bastante asombroso.

Que los planteamientos eclesiales del ex prefecto y Su Santidad no estaban exactamente en línea no es ningún secreto. El Santo Padre consideró necesario ordenar al cardenal africano eliminar una aclaración sobre un motu proprio papal en una decisión insólita, y en Roma causó una sonrojante polémica el libro que el cardenal publicó en colaboración con Benedicto XVI, por citar solo dos ejemplos de desencuentro. En ese segundo caso, se llegó a acusar a Sarah de mentiroso, lo que le obligó a hacer públicos correos fotografiados del propio Ratzinger en un espectáculo muy poco edificante.

En cualquier caso, la opinión publicada católica ha presentado desde hace tiempo, con razón o sin ella, al cardenal guineano como el representante solitario de una especie de ‘leal oposición’ a la política renovadora del presente pontificado. En cualquier caso y en medio de todas las polémicas, Sarah ha sido transparente y tajante en su absoluta fidelidad y obediencia al Papa reinante.

Francisco tiene un proyecto, una visión, un modelo de Iglesia que quiere imponer, y sus nombramientos, muy especialmente en los últimos años, han ido dirigidos a asegurarse no solo de que la cúpula eclesial coincide con este proyecto, sino también, mediante la ampliación del número de cardenales y la elección cuidadosa de los nuevos, de que el próximo pontífice siga la misma línea. Si algo parece haberse premiado en los últimos nombramientos es la absoluta lealtad a la persona de Francisco. La ‘parresia’ y libertad de crítica que alaba en toda ocasión tendrá que venir de otros sectores, no de sus colaboradores directos.

En cualquier caso, sus enemigos le han perseguido con una saña digna de mejor causa, viendo en sus protestas de fidelidad al Papa una forma retorcida de hipocresía. El arzobispo emérito de Tánger, el español Santiago Agrelo, tuvo la peregrina idea de calificar de “fácil” el cristianismo de un prelado nacido en un aldea de la sabana africana perseguido por el tirano de su país. Agrelo habría lamentado la “ideología trasnochada” del purpurado guineano, una ideología con la que muchísima gente “se sentiría segura y tranquila”. “Este hombre quisiera volver a la misa en latín, de espaldas al pueblo. ¿Qué tiene de ventaja esa mentalidad? Ser cristiano de esa manera es fácil. Voy a misa todos los domingos, subo al cielo, bajo al cielo, procuro no pasar por el purgatorio, y puedo desentenderme del vecino que no tiene trabajo, del que está enfermo… Es una forma de ser cristianos que le va a mucha gente (…) Yo estoy convencido de que el Evangelio es de otra manera”.

Y la aceptación de la renuncia no ha merecido una reacción más elegante o caritativa en quienes le han tenido en su punto de mira todos estos años, otorgándole el liderazgo de una ‘conspiración’ contra Francisco que siempre se ha negado a asumir. Así, el profesor de la Universidad de Vilanova Massimo Faggioli, al anuncio en Twitter desde la cuenta del cardenal de su renuncia aceptada, comenta en el mismo medio: “Hubo un tiempo en que los cardenales sabían irse con estilo”. Otro habitual de la renovación en Twitter, Rich Raho, sentencia: “En el Canto del Cisne que es su tuit sobre la aceptación de su renuncia por el Papa Francisco, el cardenal Sarah podría haberse descalificado a sí mismo para la elección papal. El cardenal parece haber dado una puñalada por la espalda al Primado de Pedro”.

La papolatría de esta gente sería más excusable si la hubieran ejercido con parejo entusiasmo con todos los pontífices, lo que no es exactamente el caso.

Ayúdanos a seguir trabajando, a seguir diciendo lo que nadie más dice:

43 comentarios en “La marcha de Sarah y la construcción de una cúpula monolítica
  1. De acuerdo en todo, pero hay que reconocer que el mensaje de despedida del Cardenal Sarah ha sido, cuando menos, llamativo. Un protestante lo habría firmado tal cual.

    Y, en fin, el Cardenal Sarah ha aportado muy poco como Prefecto de Liturgia, bien sea porque no le han dejado o porque no se ha atrevido.

  2. Hipócritas: los que ven inadecuado el mensaje del cardenal jamas lo querrían como Papa. Que el Señor nos libere pronto del pedrusco de Santa Marta

  3. El estamento eclesiástico trabaja para asegurarse lo que caiga de las surtidas mesas de los diosecillos de Silicon Valley. Hasta ahí llega su menudencia e insignificancia. No merecen nuestro sacrificio ni nuestra fe.

    1. Pongo esto porque deben leer el artículo de hoy domingo de Federico Jiménez Losantos en Libertad Digital («El vegetirano Bill Gates…»). Veraz y clarividente de principio a fin.

      1. Muchas gracias, pero no. Leo muchas cosas, de gente con ideología muy diversa y muy ajena a lo que pienso y creo, porque creo que hay que saber escuchar a los demás para poder tener una diálogo fecundo, pero a determinados sujetos prefiero tenerlos en un sano olvido. Por pura salud mental.
        Un cordial saludo y feliz domingo¡

        1. Totalmente de acuerdo con la opinión que le merece tan oscuro personaje, auque yo si lo leo de vez en cuando para echarme unas risas… Está como una cabra, sí, pero sus teorías conspiranoicas y anticristianas me resultan cómicas (a pesar de la maldad que guardan).

      2. He leído el artículo de Jiménez Losantos y lo considero muy acertado. Ojalá muchos abran los ojos y se den cuenta de lo que está pasando en el mundo.

      3. Excelente el artículo de Jiménez Losantos. De lectura imprescindible para comprender lo que nos están haciendo (que no es sólo lo que está sucediendo).

  4. Hay comentarios muy duros, también muy respetables, como el que me precede de Hermenegildo contra Sarah y otros obispos muy válidos como Aupetit en otras ocasiones que no comparto. Estamos en una situación muy grave. Aún compartiendo las críticas no puedo ser tan crítico contra personas que tienen Fe y cuya trayectoria lo atestigua. No creo que podamos decir lo mismo de muchísimas personas, no solo obispos, que se llaman católicos. En una Iglesia donde la mayoría de los católicos, se parecen más a Biden o a Boff que a Sarah poner el foco en los errores de Sarah y no ver el conjunto no me parece acertado. Además, por mucho que le critiquen respirarían aliviados si fuera elegido Papa él o Aupetit o Jedrazewski. Ya, ya sé que no va a pasar..

    1. No te quepa duda de ello. Los que le critican su tibieza o más bien su no oposición al Papa reinante, que es lo que se lleva, levantarían inciensos si fuera era el próximo pontífice.
      Yo prefiero dejarlo, eso y todo, en manos de Dios que, a diferencia nuestra, sabe bien lo que hace.
      Un saludo,

  5. Tremenda falta de estilo es la aceptación de la renuncia en pocos meses o incluso semanas (cuando se trata de obispos que no siguen el pensamiento único dominante), y la dilata de esa aceptación cuando se trata de amiguetes. Ese el estilo que debería añorar ese tal Faggioli.

  6. yo me alegro mucho por él. Una gran liberación para el cardenal Sarah, que ha tenido que aguantar lo inaguantable, en ese camino en pendiente hacia el abismo emprendido por Don Jo r ge y sus adláteres.

  7. La fulminación del cardenal Sarah es una de esas deplorables medidas que están apuntalando la “Iglesia de Francisco”, pero el problema es que esa no es la Iglesia de Cristo.

  8. Considero que Robert Sarah sería un buen Pontífice.
    Opino que si no ha hecho más, e incluso si a veces ha dicho alguna frase que pareciera apoyar al Papa Francisco, lo ha hecho simplemente por un discutible sentido de obediencia, pero no porque esté de acuerdo con la línea de un pontificado que se está mostrando abiertamente errático.

    1. Tan difícil es seguir la verdad? Todos se escudan en la obediencia al hombre, lo que no deja de ser una excusa para no perder privilegios. De verdad, todos sabemos que el camino es angosto y la puerta estrecha, pero no, no hay manera.El Vaticano se ha convertido en una gerontocracia corrupta y traidora al mensaje de Jesús, Y no porfavor no me vengan con el concepto de pobreza neocomunista ,hablemos de la pobreza evangélica, la que resulta del alejamiento de Dios, del pecado mismo ,origen de todo mal.

  9. Esta vez coincido con Sacerdote mariano,el Cardenal Sarah,con la ayuda de Dios,hubiera sido un gran papa.Es humilde,obediente,claro en lo que a doctrina y liturgia corresponde y valiente.Seguramente va a seguir aportando,ahora más libremente,con más tiempo para contemplar y transmitir lo que Dios le sopla.Deja de ser cardenal,pero sigue con nosotros,acompañando e iluminando.
    Hermenegildo,Dios quiera que los protestantes parezcan Sarah,es claro que Sarah,no se parece a ellos¡¡¡¡MUYYYYYY CLAROOOOO¡¡¡¡¡¡

  10. ROMA NO TIENE PAPA.

    La tesis que pretendo apoyar se resume en estas cuatro palabras. Cuando digo Roma no me refiero solo a la ciudad de la que el Papa es obispo. Digo Roma para decir mundo, para decir realidad actual.

    Aunque el Papa está físicamente allí, en realidad no está porque no es el Papa. La hay, pero no cumple su cometido de sucesor de Pedro y vicario de Cristo. Está Jorge Mario Bergoglio, no hay Pedro.

    ¿Quién es el Papa? Las definiciones, según se quiera privilegiar el aspecto histórico, teológico o pastoral, pueden ser distintas. Pero, esencialmente, el Papa es el sucesor de Pedro. ¿Y cuáles fueron las tareas asignadas por Jesús al apóstol Pedro? Por un lado, “apacienta mis ovejas” (Jn 21,17); por otra parte, “todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos” (Mt 16, 19).

    1. Eso es lo que debe hacer el Papa. Pero hoy no hay nadie que lleve a cabo esta tarea. “Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos en la fe” (Lc 22, 32). Eso le dice Jesús a Pedro. Pero hoy Pedro no alimenta a sus ovejas y no las confirma en la fe. ¿Por qué? Alguien responde: porque Bergoglio no habla de Dios, sino solo de migrantes, ecología, economía, cuestiones sociales. En realidad, Bergoglio también habla de Dios, pero de toda su predicación surge un Dios que no es el Dios de la Biblia, sino un Dios adulterado, un Dios, diría yo debilitado o, mejor aún, adaptado. ¿A qué? Al hombre y su pretensión de estar justificado al vivir como si el pecado no existiera.

      Bergoglio ciertamente ha colocado las cuestiones sociales en el centro de su enseñanza y, con excepciones ocasionales, parece presa de las mismas obsesiones que la cultura dominada por lo políticamente correcto, pero creo que esta no es la razón profunda por la que Roma no tiene papa.

  11. Bergoglio debió pensar que lo castigó cuando realmente lo liberó.

    Ayer, ante la noticia de su dimisión, pensé en primer lugar en el alivio que debe haber sentido este santo hombre por no verse obligado a vivir una unidad de vida imposible (como Prefecto para el Culto Divino) bajo Bergoglio.

    Pensé en el alivio que debió sentir el cardenal Sarah al no tener que verse obligado a aceptar el compromiso entre su responsabilidad personal y la de un miembro de una Prelatura que no quería involucrar indirectamente con un comportamiento que no era bienvenido por el Papa.

    Pensé en el alivio que debió haber sentido al no tener que verse obligado a alabar públicamente al Papa u observar sus indicaciones no compartidas (piense en la letanía sobre los migrantes o el milagro del traslado de la santa casa de Loreto).

  12. Claro, el hecho de que tuviera comunicación fluida con Vigano (el arzobispo con serios problemas psiquiátricos tenía su número personal y se comunicaban por teléfono) es un claro ejemplo de oposición leal 😂😂😂😂. Nada más por esa actitud doble cara debió ser destituido.

    Solo espero que por su bien personal, no asuma la actitud patética del Cardenal Muller, que hasta el día de hoy actúa como un niño berrinchudo que le quitaron su juguete. Y al más puro estilo de Vigano, un oportunista que se acercó al sector reaccionario filolefebvrista de la Iglesia, para encontrar cobijo, cuando antes ninguno de los dos eran de esas posturas integristas.

    1. Vaya ristra de tonterías y calumnias! Como siempre los que odiais a la Iglesia, solo sabéis escribir descalificaciones personales. Tu sólito te descalificas.

  13. Pensé en el alivio que debió haber sentido al no verse obligado a reconciliar su sentido de responsabilidad hacia Dios y su forzada obediencia a los humores y disposiciones de un “hombre negro” de la catolicidad.

    La renuncia de Sarah me hizo pensar en Séneca y Nerón, quién sabe por qué. Séneca filósofo estoico romano, muy poderoso bajo el imperio de Nerón hasta que le agradó; cuando se detuvo, fue inducido al suicidio (65 d.C.).

    Nerón prendió fuego a Roma, Bergoglio está quemando la iglesia romana.

    Séneca, quien explicó los errores de Nerón, fue inducido a suicidarse. Sarah, culpable únicamente de mostrar la Verdad, fue despedido.

    Tanto Nerón como Bergoglio condenaron las intenciones de sus asesores, simplemente porque decían la verdad.

    El blog er Faro de Roma escribe que el Papa se vio obligado a despedir a Sarah por demasiadas provocaciones que le hicieron, así como en vista de un futuro cónclave.

  14. Explica que el Papa Bergoglio no toleró a Sarah defendiendo una supuesta “verdadera catolicidad”, diferente a la suya.

    No toleraba que acudiera a menudo a Benedicto XVI para llorar con él por la Iglesia.

    No toleraba que escribiera libros, que concediera entrevistas, que buscara notoriedad en la opinión pública.

    El Papa lo habría advertido, amonestado, reprendido públicamente e incluso corregido con una carta. El Papa especialmente no toleró su libro sobre el celibato de los sacerdotes, escrito con Benedicto XVI cuando Querida Amazonia estaba en progreso. Él siempre dice – er Faro de Roma – que: “Sarah ha demostrado que no comprende la situación y tiene poca preocupación por la unidad de la iglesia”.

    Sarah entendió perfectamente la situación y oró ininterrumpidamente por la unidad de la iglesia que fue puesta a prueba por el actual pontífice.

  15. Francisco está construyendo una cúpula monolítica para la Iglesia profunda que él favorece, y para esa labor de demolición de la tradición eclesial le estorbaba Sarah.

    1. El aspecto positivo de la destitución del cardenal Sarah, es que ahora podrá hablar con valentía como hacen Müller y Viganó, defendiendo la verdad por amor a Cristo y a las almas.

  16. Leyendo a Duc in Altum comparto con vosotros una anécdota con respecto a Sarah. En una ocasión hablé con un sacerdote que trabajaba en el Vaticano en la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y conocía de entonces al cardenal. Me dijo que había muchos sacerdotes que no tenían buen concepto de él. Le pregunté por qué. Me resultaba extraño como supongo a vosotros. Me dijo y estas son palabras textuales: “Para ellos reza demasiado”.

    1. Tengamos en cuenta que otro curial, Sánchez Sorondo, se jactaba de no celebrar la misa. Ese es el nivel de algunos.. y el de otros como Sarah.

    2. Pues el Opus Dei, por si acaso, mima a los dos. A Sanchez Sorondo lo invitó a Torreciudad, para que no dijera Misa, y a Sarah para que ordenara sacerdotes de la Prelatura a una porción cada año más reducida, incluso con extinción de ordenaciones de agregados.

    3. El que reza mucho molesta al que tiene obligación de rezar y no lo hace. La luz molesta al que quiere vivir en tinieblas.
      De todas formas, mejor que algunos clérigos, como Sorondo, no celebren Misa, porque al estar fuera de la Comunión del Magisterio de la Iglesia, cada Misa que digan sirve para su condenación, en vez de santificación.

  17. Aldo María Valli nos ofrece hoy un interesante artículo: ‘Roma no tiene papa’: «Aunque el Papa está físicamente allí, en realidad no está porque no es el Papa. Está ahí, pero no cumple su cometido de sucesor de Pedro y vicario de Cristo. Está Jorge Mario Bergoglio, no está Pedro». «Incluso si uno desea favorecer los problemas sociales, aún puede tener una perspectiva auténticamente cristiana y católica. La cuestión, con Bergoglio, es otra, a saber, que la perspectiva teológica está desviada. Y por una razón muy concreta: porque el Dios del que habla Bergoglio no está orientado a perdonar, sino a exculpar».

    «El mundo no quiere un padre verdadero, cariñoso en la medida en que también sea crítico, sino un amigo; o mejor aún, un compañero de viaje que deja que las cosas sucedan y dice ¿quién soy yo para juzgar?».

    1. «Por eso Bergoglio, retratado como el Papa de la misericordia, me parece el Papa menos misericordioso que se pueda imaginar. De hecho, descuida la primera y fundamental forma de misericordia que le pertenece y solo a él: predicar la ley divina y, al hacerlo, señalar a las criaturas humanas, desde lo alto de la autoridad suprema, el camino hacia salvación y vida eterna». «Quizás nunca un Papa ha estado tan presente y tan popular. Respondo: todo es cierto, pero es Bergoglio, no es Pedro». «No es casualidad que a la “iglesia en salida” de Bergoglio, como a todo modernismo, le guste el verbo “acompañar”. Es una iglesia itinerante que lo justifica todo (a través de un concepto distorsionado del discernimiento) y, al final, lo relativiza todo».

    2. «Bergoglio, que no le gusta presentarse como el sucesor del príncipe de los apóstoles y, en el Anuario Pontificio, ha hecho sombra al apelativo vicario de Cristo, se aparta implícitamente de la autoridad que Nuestro Señor ha conferido a Pedro y a sus sucesores. Y esta no es una mera cuestión canónica. Es una realidad cuyas consecuencias son muy graves para el papado».

  18. PRIMEROS DATOS PREOCUPANTES. LA VACUNITIS VATICANA ES UN SOMETIMIENTO.

    Efectos secundarios. El otro lado de las vacunas

    Los posibles efectos secundarios de los fármacos anti-Covid siempre se han exasperado para bloquear su uso. Pero el método opuesto se usa en las vacunas, se minimiza. Sin embargo, los primeros datos de Italia, Alemania y el Reino Unido nos dicen que hay un número significativo de informes de reacciones adversas. En Italia 7.337 informes, de los cuales el 7,6% son graves e incluso 13 muertes en las horas posteriores a la vacunación. En el Reino Unido hay incluso 173 muertes y más de 70 mil reacciones adversas. Sin duda, debe verificarse el vínculo causal para todos los casos, pero los datos siguen siendo impresionantes, lo que confirma que la experimentación masiva está en marcha.

    Paolo Gulisano. La Nuova Bussola.

  19. Así, el Occidente cristiano se está destruyendo

    En la civilización occidental nació un verdadero odio a sí mismo que ahora ha conquistado a las clases intelectuales y que se concreta en el triunfo del relativismo. Una parábola que lleva directamente al suicidio con la civilización occidental arrastrada por nuevas culturas impermeables a la cultura dominante. A menos que recuperemos la posesión de la concepción judeo-cristiana del hombre. Presentamos un capítulo del libro de Eugenio Capozzi que acaba de salir: “La autodestrucción de Occidente – Del humanismo cristiano a la dictadura del relativismo” (Historica Edizioni)

    La Nuova Bussola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles