PUBLICIDAD

Didier Lemaire, otro profesor francés amenazado por los islamistas

|

Cuando aún no hemos olvidado la terrible decapitación del profesor francés Samuel Paty a manos de un islamista y tras la polémica surgida por la marcha atrás de un instituto que iba a cambiar su nombre en honor a Paty por miedo a ataques yihadistas, nos llega la noticia de otro profesor francés amenazado.

Se trata de Didier Lemaire, profesor de filosofía en un instituto en el departamento de Yvelines, en Trappes, Francia. Desde hace unos días Lemaire se ve obligado a ir a la escuela con escolta tras las amenazas recibidas después de haber escrito una carta abierta en homenaje a Samuel Paty.

Lemiare lleva años denunciando la islamización de Francia, de la que es espectador privilegiado, pero su apoyo al profesor decapitado parece haber sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia islamista. En un intento de poner tierra por medio, Lameire recibió la propuesta de ser trasladado a otro instituto en otra población, pero el profesor se negó.

Para Lemaire la islamización imperante y agresiva comenzó hace veinte años en Trappes, cuando en octubre de 2000 se produjo el incendio de una sinagoga. Con la inmigración masiva islámica apareció un nuevo antisemitismo que ha transformado profundamente el perfil de la región. Desde entonces, los judíos la han abandonado, son cada vez menos las mujeres que entran en los bares y cafeterías, el uso del velo está cada vez más extendido y, es el caso de Lemaire, un profesor, tras ser denunciado por sus alumnos musulmanes, tiene que ir escoltado por haber defendido en público a un compañero decapitado. Y también por haber lanzado un “llamamiento a la resistencia contra la amenaza islamista”, publicado en L’Obs. “¿Podemos los profesores suplir la falta de estrategia del Estado para derrotar al islamismo? Me encanta mi trabajo, mis alumnos, pero me están haciendo ver que ya no tengo futuro en la educación…”.

En 2018, Lemaire envió una carta abierta al presidente de la República, Emmanuel Macron, que firmaba también el antiguo inspector general de la Educación Nacional, Jean-Pierre Obin, en la que advertía sobre un “vivero yihadista en el corazón de la región de París”, y en la que pedía a Macron que actuara “urgentemente para proteger a nuestros estudiantes de la presión ideológica y social que se ejerce sobre ellos, que los separa, alejándolos de la comunidad nacional.”

El pasado mes de noviembre, en el citado llamamiento publicado en L’Obs, escribió: “No se ha tomado ninguna medida eficaz para frenar este fenómeno. Hay, en Trappes, 400 expedientes S (los identificados como peligrosos radicalizados) circulando libremente, sin contar los expedientes por terrorismo. Y nuestros alumnos viven una situación esquizofrénica en la que el conflicto de lealtades se vuelve inextricable para ellos.”

En su instituto Lemaire, tras la publicación de su bescrito, se convirtió en blanco de sus alumnos musulmanes: “¿Por qué has escrito un texto contra nosotros?”, le echaron en cara. Al revés, contestó el profesor, “¡he escrito una carta a favor de vosotros!”. De poco sirvieron las quejas de Lemaire, pocos días después la prefectura de Yvelines informaba de que había asignado una escolta a Lemiare. Tras unas semanas, las horas de escolta se redujeron al considerarse que el riesgo contra su vida había disminuido. Pero en enero se emitió un reportaje sobre Trappes en la televisión holandesa. El periodista responsable del mismo recibió mensajes amenazantes en los que se calificaba al profesor de “racista e islamófobo”. Lemaire también ha recibido amenazas directas, como la de la madre de un alumno que le espetó: “Si sigues hablando del Islam serás el segundo Samuel Paty”.  La prefectura cambió entonces el protocolo de escolta del profesor (que ahora requiere vigilancia día y noche) y declaró que “Trappes es una ciudad que monitorizamos desde hace mucho tiempo muy de cerca.”

Lemaire ha declarado también que “primero tuvimos ataques individuales, ahora estamos viendo muestras colectivas de separatismo. Las chicas se niegan unánimemente a ser filmadas sin velo. La mayoría de los franceses prefieren ignorar que nuestro patrimonio está amenazado: debemos tener el valor de defenderlo”. El ex ministro Collomb los había calificado de “territorios perdidos de la República”, al tiempo que pedía a Macron iniciar una “reconquista”, pero no recibió respuesta alguna. La realidad es que hoy en día, por poner un ejemplo, en Trappes las “peluquerías mixtas” -aquellas en las que pueden entrar tanto hombres como mujeres- no existen.

Didier Lemaire ha escrito una ristra de mentiras, una colección de falsedades”, fue el comentario del alcalde Ali Rabeh cuando CNews consiguió finalmente contactar con él. Rabeh aprovechó para atacar al profesor y anunció que le demandará por difamación.

En cualquier caso, no es fácil revertir la islamización de una ciudad como Trappes. Hablamos de la “capital” europea de los yihadistas, de la que partieron 67 jóvenes en 2016 a luchar a Siria e Irak en nombre de Alá, una cifra récord en Europa si atendemos a la población de la ciudad (unos treinta mil habitantes). Hablamos de la misma Trappes donde hace unos años 250 personas asediaron una comisaría e incendiaron el barrio circundante después de que una mujer fuera detenida por un agente porque llevaba un velo integral (ilegal en Francia desde 2011).

Ayúdanos a seguir trabajando, a seguir diciendo lo que nadie más dice:

18 comentarios en “Didier Lemaire, otro profesor francés amenazado por los islamistas
    1. No sea iluso. No se da cuenta que nuestros hermanos mayores los usan para poder acabar con dos religiones en una sola jugada??? Por favor!!!

    2. en concreto el profesor parece ser no un cristiano perseguido, sino un laicista o un sionista. Además, los islamistas son como la mayoría de la gente que escribe por aquí, no tienen muchas diferencias de pensamiento y actuaciones, salvo que a Jesús unos llaman Isa y otros Jesucristo. El cer dote lo que parece defender cada vez que ex creta algo (todos los días a todas horas, se ve que tiene mucho tiempo libre) es que como el crisitianismo es la religión verdadera hay que perseguir a los de religiones falsas. Sus ocurrencias diarias, como las de los comenta ristas de este bodrio parece que van en esta dirección.

      1. Cas Ali: “parece ser” no es un argumento. Entre la mayoría de los que escriben aquí estás tú… pero al revés. Porque esa mayoría va en contra de los errores, y tú vas en contra de la razón. Defiendes la violencia. Y eres un violento llamando cerdote al sacerdote. Porque a falta de argumentos, insultas. Que el sacerdote distribuya su tiempo como le dé la gana no es tampoco ningún argumento. De modo que si no sabes argumentar, no sabes nada de nada. Y el que no sabe nada de nada no es nadie, no es nada. No eres nadie. No eres nada.

        1. Cas Ali: o tal vez sí eres algo. Un enfermo masoquista, Que se la pasa leyendo los artículos y comentarios de este sitio que llamas bodrio, para amargarte la vida. Porque un mamarracho como tú, que no dices nada importante, o al menos interesante, no amarga a nadie, no fastidia. Eres un pedazo de bosto mal situado.

  1. Los islamistas siguen y siguen creciendo, tanto por la vía de la mayor natalidad, mucho mayor que la de los nativos, como por la de la inmigración masiva, alentada por Bergoglio para acabar con el Catolicismo, que no soporta.

    1. a lo mejor esa no es la forma de difundir la fe que ordenó Jesucristo, mandar a sus discípulos a difundir el cristianismo mediante los ejércitos. Esas ideas de Omar (está apropiado el nick) son más de Mahoma

      1. Cas Ali: tú, pedazo de ignorante, ¡qué vas a saber de legítima defensa! ¡Qué vas a saber de que Jesucristo, al que no debes nombrar, inmundo profanador, les dijo a sus discípulos que el que no tuviera espada comprara una.

        1. claro, por eso el Cristianismo se ha impuesto siempre con las armas. Ya, si a fuerza de integrismo se acaba en el islamismo. Sois iguales. Lo que indigna a los católicos es que tergiversadores hijos del padre de la mentira os intentéis presentar como expresión de un catolicismo puro, y lo que presentáis sólo causa vómi to

  2. Me temo que Samuel Paty y Didier Lemaire puedan ser descendientes de los partidarios de la Fronda, es decir de los jacobinos, y esta gente ostenta el record de muertes de cristianos en La Vendée. Puede que los islamistas quieran hacer lo mismo pero todavía no han llegado a matar a tantos, unos 170.000 entre hombres, mujeres y niños. Para algunos historiadores se considera el primer genocidio histórico. No creo que ninguno de los dos profesores apelara a Dios a la hora de morir, como no fuera a la Diosa de la Republique. No estamos hablando aquí de cristianos y musulmanes sino de un elemento dominante políticamente que no es ni una cosa ni la otra.

  3. Esto no es en absoluto un alegato a favor de los musulmanes, que mejor estarían en sus pueblos de origen, es hacer ver el tercer elemento oculto en la jugada. Los musulmanes con la cantinela de “cristianos” mienten porque saben que la mayoría de los gobernantes franceses y, por desgracia, gran parte del pueblo francés, son ateos y las iglesias no tienen nada que ver en este asunto, pero atacan las iglesias y no los ayuntamientos. También miente estos profesores republicanos cuando hablan de musulmanes porque antes de meterse con ellos ya lo hicieron con los cristianos. Aquí la víctima de ambos es el cristiano francés.

  4. Los musulmanes ya pueden darse con un canto en los dientes porque hasta que el gobierno francés no mate a 170.000 musulmanes los católicos franceses padecieron mucho más a manos de sus propios compatriotas. Si esas personas no hubieran sido asesinadas vilmente el componente católico en Francia sería mucho mayor debido a que hoy serían quizás varios millones que, desgraciadamente, ya no están.

  5. Todo profesor está en su puesto para enseñar la verdad.
    Y la verdad es que en los países islámicos no se ha inventado ni una sola vacuna; ni un solo tipo de motor, ( de vapor, eléctrico, de explosión) ni un solo tipo de energía; ni un solo medio de transporte, ni un solo robot, ni técnica quirúrjica, ni un solo deporte olímpico, ni la olla exprés, ni el riego por goteo o cualquier otro, ni la chincheta, las grapas, el boli o los clips, es decir, nada que beneficien en algo a la humanidad.
    Todo lo que no sea un dátil, una cabra o un camello, o sea, algo del tránsito del paleolítico al neolítico les resulta extraño.

  6. No es verdad, si un profesor dijera eso mentiría, porque los árabes fueron buenos matemáticos o no utilizarías los números arábigos ni los logaritmos; también geógrafos como Al-Idrisi, filósofos como Avicena, expertos en regadío y magníficos arquitectos. Un profesor no debe ni puede mentir y resulta que los “inventos” no son musulmanes sino árabes, sirios o lo que sea. Otra cosa es que se quedaran en el Medievo.
    No es ese el caso, el caso es que están desplazados de su sitio por una política de acogida exagerada. Que aprendan en sus países donde los cristianos no pueden vivir y, desde luego, los “buenos” republicanos tampoco.
    El otro profesor no estaba enseñando eso si no las caricaturas de Mahoma que la revista Charlie Hebdó tiene a bien publicar en beneficio de las relaciones entre culturas. Por cierto, esa revista también se ríe de Jesucristo y de la Trinidad. Yo lo he visto.

    1. Como usted bien dice, se quedaron en el medioevo, pero al principio del medioevo. Sus escasísimas aportaciones a las ciencias no beneficiaron a nadie y fueron los cristianos los que le sacaron partido. Efectivamente la revista Hebdo se dedica a ridiculizar a los católicos, y tienen la gran suerte, nunca agradecida , de que nuestros pontífices no largan fatwas ( o como se diga), pero si, un musulman viene a Europa más vale que se mentalice de que aquí todo se pone a caldo. Es de mal gusto, pero es así y si no le gusta que se vaya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles