PUBLICIDAD

Los primeros días del ‘católico’ Biden

|

Después de comprometerse a blindar el aborto, como no se ha atrevido ningún otro presidente, convirtiéndolo en ley federal, el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha ordenado el primer día de mandato una incursión bélica en Siria contra el único baluarte que tienen los cristianos en ese país.

Ya sabemos que no podemos volver a citar el historial abortista de Biden ni sus compromisos para mantener el aborto como ley de la tierra aunque el Tribunal Supremo revierta la sentencia que lo convirtió en “derecho constitucional”. Era una promesa electoral, no ha engañado a nadie, así que buena parte de la opinión católica mundial ha tratado de convencernos de que sí, que eso está mal y es deplorable, pero que no debemos ‘obsesionarnos’, que es el primer presidente católico desde Kennedy, y que lo verdaderamente malo eran las políticas restrictivas de la inmigración ilegal del “hombre que construye muros” (que no construyó ninguno).

Se diría que el mayor genocidio legal y generalmente admitido de nuestro tiempo, el de los niños en el vientre de sus madres por respetables profesionales, con las bendiciones de la ley y por instrucciones de sus madres, es un pecadillo nimio que se puede y debe pasar por alto, algo que no hace bueno a Trump por luchar contra él ni del todo malo a Biden -y a esa “buena noticia” (COPE dixit) que es Kamala Harris- por esforzarse en perpetuarlo y extenderlo.

Lo importante, curiosamente, es que el gobierno del país más poderoso de la tierra premie la ilegalidad, al menos en lo tocante a pasar la frontera desde el sur. Es extraño, cuando menos, porque si en algo ha insistido Su Santidad es en la importancia de obedecer la ley. A quienes no obedecen las orwellianas, caprichosas y cambiantes restricciones contra la pandemia les ha llamado “egoístas”, así como al que pone cualquier objeción a la vacuna.

Hay que hacer lo que nos mandan las autoridades, una exhortación que hizo en su día extensible a los católicos chinos, para quienes esas autoridades son enemigos jurados que no ocultan su intención de hacerles desaparecer. En cambio, saltarse la ley que impone un proceso regular para entrar en un país no es en absoluto ilícito, al parecer, ni debe merecer sanción alguna.

Es confuso. Porque si del aborto o la ideología de género hemos decidido no hablar demasiado ni usarlos para calificar un régimen, al menos sí había un asunto en el que Su Santidad ha insistido, como es justo y necesario, hasta el hartazgo: la paz.

El Santo Padre ha insistido en pocas cosas tanto como en la necesidad de la paz, de arreglar cualquier conflicto mediante el diálogo y la escucha atenta. Incluso ha sido su respuesta estándar para venezolanos y hondureños, víctimas de la represión de regímenes tiránicos. Por eso es peculiar que desde la Santa Sede no haya llegado nunca un aplauso al casi heroico historial de Trump en ese aspecto.

Pero no embarazoso ahora es que en el primer día de mandato, nuestro católico Biden ha enviado tropas a los distintos escenarios bélicos de Oriente Medio y, en concreto, una incursión en Siria, un país en el que los cristianos han sufrido una persecución indecible precisamente de los grupos que en esta guerra son aliados de Estados Unidos.

Ayúdanos a seguir trabajando, a seguir diciendo lo que nadie más dice:

16 comentarios en “Los primeros días del ‘católico’ Biden
  1. Yo comenté en alguna parte, que lo primero que iba hacer este presidente es organizar una guerra, sino era en Irak iba a ser en Siria o en Argelia, la industria armamentística americana estaban hartas del pacifismo de Trump. Pero no pasa nada blinda el aborto, propicia la homosexualidad y el transexualismo, organiza guerras, y no os preocupeis, que no hace falta el muro que ya se las arreglará para que no traspasen los imigrantes las fronteras, Pero al final le darán el premio nobel de la paz y todas las bendiciones papales episcopales arzobispales y canonizaciones incluidas. Si todo es según del color del cristal con que se mira. Y Francisco aplaudiendo con las orejas.

  2. Todo esto es lo habitual en el Partido Demócrata. Estaba en su programa y era de esperar. Lo que resulta doloroso es que Francisco y sus lacayos se hayan dedicado a denostar a Trump y a auspiciar a Biden.

    1. Francisco y Biden forman un tándem. Podemos llamarles Franbiden o Bidencisco, el nombre es lo de menos, lo importante : que seamos conscientes de lo que están haciendo.

  3. Donald Trump era uno de los últimos reductos de resistencia al pensamiento único global, era adalid de los valores cristianos, heraldo de la paz mundial. Y sin embargo ha sido atacado por la Iglesia profunda, que ha contribuido a enaltecer al ignominioso Biden, que es valedor del NOM. A partir de ahora, podemos esperar una cascada de iniquidades que trabajarán para demoler lo poco que queda de la civilización cristiana.

    1. En este estado de cosas, resulta especialmente luctuoso pensar en el contubernio del Papa Francisco y de muchos obispos, sacerdotes y laicos. Frente a esta complicidad, y queriendo pensar que no sea por maldad sino por inconsciencia, invito a asumir la oración de Cristo en la cruz: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.” (Lc 23,34).

  4. Si alguien quiere tranquilizarse o tener algo de esperanza con todo este asunto del “nuevo no presidente”, que se pase por el te legram de rafapal. Nada es lo que parece, no es oro todo lo que reluce, y no deberían cantar victoria tan pronto. Que a Trump le queda mucho pescado que vender todavía.

    1. Y no es que Trump se haya rendido y luego vaya a volver mas tarde, sino que está poniendo la zancadilla, está obstruyendo y está maquinando ya y ahora contra estos usurpadores ilegales, como hizo Franco en su momento.

  5. Tranquilos, hombre, tranquilos. Es católico, un devoto católico, de misa y comunión y rosario y, además, es el candidato de Su Santidad, como le gusta decir a Carlos. No hay nada que temer y mucho que gozar.

    1. Cuanto mas modernista la misa, más inválida se vuelve. Defecto del Novus Ordo. Tranquilo. A la estafa de la iglesia profunda que denuncia viganó le queda más bien poco.

  6. Para más INRI es que muchos ignorantes no saben que repercutirá la política de EEUU en nuestro País. Lo del NOM, ni quiero pensarlo… Pero alguien me podría decir si el masivo fraude del viejo verde este va a quedar impune a nivel de los americanos de a pie???

  7. Veo una profunda preocupación por el reciente descubrimiento de que ni uno es tan bueno ni el otro tan malo.
    Pero lo que de verdad os carcome es que este sea mejor presidente

  8. Pepito: ¿Frauden mejor presidente en qué? ¿En que ya se perdieron por ahora mil empleos en el oleoducto a Canadá? ¿En que ya no va a haber restricciones al aborto? ¿En que a los niños que quieran cambiar de sexo los van a complacer dándoles el tratamiento médico que les impida volver a ser normales cuando quieran? ¿En que a los ilegales los van a contratar con condiciones abusivas y van a ocupar los puestos de los residentes legales? ¿En que no va a hacer nada contra los blm y los antifa, que ya en sus primeros actos violentos, detentando Frauden la presidencia, dijeron que a ellos nadie los detiene? ¿En que China ya lo trató como el pusilánime que es, sobrevolando Taiwán con aviones militares?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles