PUBLICIDAD

El abuso de comulgar con la boca, los Papas vacunados y las mujeres acólitas

|

Recupero la costumbre de ofrecerles, los viernes, un resumen de lo más destacable de los últimos días, en relación, claro está, con la información religiosa:

Las mujeres y los ministerios laicales

El Papa Francisco ha cambiado esta semana el derecho canónico, permitiendo a las mujeres acceder a los ministerios laicales de acólito y lector. ¿Qué supone esto en la práctica? Más bien poco, ya que, con que uno haya visitado dos o tres parroquias diferentes, se habrá dado cuenta de que, en la práctica, ya se venía haciendo. Francisco lo ha regularizado, digamos.

Sin embargo, hay fieles que ven, en esta oficialización de un ministerio para la mujer ―aunque sea laical―, un primer paso hacia el diaconado femenino. Desde luego, por lo que hemos leído del jefe del episcopado helvético o lo que hemos podido ver en una iglesia en Alemania esta Navidad, hay gente en el clero que lo vería con buenos ojos. Yo creo que el Papa Francisco no piensa en ese paso; simplemente es, creo, un guiño al sector progresista.

A muchos les ha parecido un paso lógico, una forma de oficializar lo que ya existía en la práctica. Sin embargo, a otros no les ha gustado tanto: les dejo la opinión de un sacerdote al respecto.

Por cierto, sobre este tema ha sorprendido la reflexión de una famosa española, Tamara Falcó, conocida por confesarse católica sin complejos, habla de su fe con naturalidad en entrevistas y platós de televisión. “A lo mejor no repartes la comunión, pero tienes otro trabajo, como limpiar la parroquia, que puede ser una vía para llegar a la santidad”, ha señalado Falcó sobre la cuestión en una reciente entrevista.

Estados Unidos, el Capitolio y James Martin

Si nos pensábamos que después de lo visto en 2020 nada nos iba a sorprender, 2021 ha empezado con fuerza. El 6 de enero, tras una manifestación a favor de Donald Trump, una pequeña parte de los participantes en la misma asaltó el Capitolio de Estados Unidos dejando una imagen surrealista. Los obispos americanos se pronunciaron rápidamente sobre el asunto; el Papa lo hizo en el Ángelus del pasado domingo.

En este artículo reflexionamos acerca de la doble vara de medir que el episcopado estadounidense ha tenido si lo comparamos con lo ocurrido en junio con el movimiento Black Lives Matter.

El mediático sacerdote jesuita James Martin, conocido por su férrea defensa de las personas a las que llama LGTB, llegó a decir que es “el momento para que los líderes cristianos admitan su participación en la violencia en el Capitolio”. También relacionó a los que dijeron que votar a Biden era pecado mortal con lo ocurrido.

El sacerdote jesuita, además, se ha tomado una pausa en sus loas a la misericordia para pedir la cabeza de Donald Trump; con él, por lo visto, no hay que tender puentes. “¿A qué viene esta feroz inquina? ¿Qué crimen imperdonable ha cometido para que los que perdonan a cualquiera no quieran perdonarle a él?”, se pregunta Carlos Esteban en un artículo que les recomiendo.

Benedicto XVI, el aborto y las vacunas

Francisco concedió una entrevista este fin de semana, a un importante canal de televisión italiano, en la que, sin mencionar a Argentina, país que recientemente ha sacado una ley del aborto, el Papa se ha pronunciado sobre el asunto condenándolo, como no podía ser de otra forma. También habló sobre las vacunas, diciendo que él se vacunaría en poco tiempo y criticando el “negacionismo suicida”.

El Pontífice argentino se vacunó, finalmente, ayer por la mañana; también lo hizo el Papa emérito; el primero, en el Aula Pablo VI; el segundo, en su residencia del Vaticano. Ratzinger, por cierto, sorprendió hace pocos días por un dato: ya lleva más tiempo como Papa emérito que lo que estuvo de Papa en activo. Dentro de pocos días, el pontificado de Francisco habrá durado más que el de su predecesor.

El secretario personal de Ratzinger, el arzobispo alemán Georg Gänswein, ha relatado cómo han sido las Navidades con el Papa emérito ―las primeras sin su querido hermano Georg― y ha explicado como está viviendo Benedicto XVI estos meses de pandemia.

El vídeo del Papa

El año, como ven, ha empezado fuerte; no podía ser de otra forma con el vídeo del Papa, con el que muestra su intención de oración para el primer mes del año. ¿Cuál ha sido el tema elegido? La fraternidad con las personas que profesan otras religiones; y ha dado que hablar. “¿Por qué seguir este espinoso camino [el cristianismo], si cualquier otro lleva al mismo destino? ¿Somos los cristianos una panda de masoquistas?”, se preguntaba Carlos Esteban en este artículo.

Sobre la manida fraternidad ha escrito el cardenal alemán Gerhard Müller, prefecto emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que ha dicho que “cualquier llamada a una ‘fraternidad universal’ sin Jesucristo”, es “una loca carrera en tierra de nadie”. También ha hablado sobre el Papa emérito Benedicto XVI.

¿Es un abuso comulgar con la boca?

He leído en varias ocasiones que comulgar con la mano es, nada menos, que una profanación e incluso un sacrilegio; a mí, sinceramente, me parece una exageración; y siempre he comulgado en la boca. Lo que jamás había escuchado era que es un abuso comulgar con la boca. Un obispo italiano ha defendido esta postura con la pandemia como contexto.

La obsesión del aborto

¿Se acuerdan de que, al principio de su pontificado, el Santo Padre nos pidió a los católicos que no nos ‘obsesionáramos’ con temas como el aborto? Pues el arzobispo de Nueva York, cardenal Timothy Dolan, ha explicado por qué los católicos estamos ‘obsesionados’ con esa cuestión.

La detención del Papa Francisco

El Vaticano ha sido objeto de una noticia falsa ―‘fake news’, como dicen ahora― en toda regla. Se llegó a decir que habían detenido al Santo Padre, que por eso hubo un apagón en la Plaza de San Pedro, no había celebrado misa ese día ―lo único que se acercaba a la realidad― y se había podido escuchar un tiroteo. Aunque les parezca mentira, la información provocó un revuelo mundial y hubo gente que se lo creyó; no crean todo lo que leen.

Munilla, Olaizola y Ciudad Rodrigo

“Las lecturas reduccionistas o manipuladas del mensaje del Papa Francisco se han convertido en un caldo de cultivo para reacciones integristas, incluso de tipo sedevacantista”, dice el obispo de San Sebastián José Ignacio Munilla, en una entrevista.

El prelado donostiarra no sabemos si habrá podido acudir ―debido al temporal que ha azotado España― con el resto de sus colegas en el episcopado a los ejercicios espirituales que la Conferencia Episcopal ha organizado y que comenzaron ayer. Los impartirá el jesuita Olaizola, que alguna que otra vez ha aparecido en nuestras páginas.

Hablando de la CEE, un importante obispo de la diócesis de Ciudad Rodrigo, la más pequeña de España, se ha quejado de que, desde hace dos años está huérfana, sin pastor, sin que nadie les de voz ante los responsables de la Conferencia Episcopal y de la Santa Sede de Roma. ¿Están pensando en disolver la diócesis?

La radio de los obispos y Kamala Harris

La Cadena COPE, la radio de los obispos españoles, considera como una de las buenas noticias de 2020 ―y cita muy poquitas― el ascenso de Kamala Harris a la vicepresidencia de Estados Unidos; sí, la demócrata ultraabortista. En fin. Para ser justos, les tengo que decir que al cabo de un tiempo modificaron el artículo, retirando la referencia a la política demócrata. ¿Habremos tenido algo que ver?

¿Cuáles son las deficiencias del sistema judicial vaticano?

Uno de nuestros blogueros más reconocidos nos ha regalado esta semana un artículo en el que demuestra lo gran conocedor que es del mundo vaticano. En él nos relata las características y deficiencias del sistema judicial de la Santa Sede, que es, no lo olvidemos, la última monarquía absoluta de Europa.

Modificación del rito de la ceniza

Esta semana hemos conocido la noticia de la modificación del rito de la imposición de la ceniza para este año 2021. Para el próximo 17 de febrero, el Vaticano ha dispuesto algún cambio debido a la pandemia. Pueden verlo aquí.

Sí a las misas en Portugal

Los contagios y las muertes por coronavirus están subiendo en los últimos días en Portugal. Como consecuencia, se ha decretado un confinamiento generalizado. Sin embargo, las misas no han sido suspendidas; sí las bodas y bautizos. Creo que hemos aprendido algo desde marzo y abril.

No hubo transferencias a Australia

The Australian, el mismo diario que destapó el ‘escándalo’ de las transferencias millonarias a Australia procedentes del Vaticano, admite que las cantidades podrían no proceder realmente de la Santa Sede. Esperemos que así sea. El propio Vaticano se ha hecho eco del error sobre esta información.

Un obispo español habla del sexto mandamiento

A pesar de la caricatura popular, lo cierto es que, hoy en día, lo raro es escuchar una predicación sobre la doctrina católica acerca del sexo. Por eso me ha sorprendido la carta pastoral de un obispo español; pueden leerla aquí.

Un arzobispo fulminado

No sé si se acuerdan, pero en septiembre de este año, tras las polémicas elecciones ―suscitaron múltiples protestas nacionales e internacionales― que mantuvieron en el poder en Bielorrusia a Aleksander Lukashenko, al presidente de los obispos del país se le prohibió la entrada en el territorio bielorruso. El prelado, crítico con el gobierno de Bielorrusia, estuvo cuatro meses en el exilio. Finalmente, se le permitió entrar esta Navidad; pero, sorpresa, el día en el que cumplía 75 años ―edad a la que, obligatoriamente, los obispos presentan la renuncia― , el 3 de enero, el Papa aceptó su renuncia. No esperó ni un solo día más; curioso, no me digan.

Campaña de oración por los seminaristas

¿Recuerdan el seminario de San Rafael, el que cerró su obispo, sin motivo aparente, y que era uno de los seminarios con más candidatos al sacerdocio de toda Argentina? Un grupo de fieles ha puesto en marcha una campaña para adoptar espiritualmente a un seminarista y rezar por él, ya que durante este año deberán regresar con sus familias para “discernir”, algo que puede desestabilizar espiritualmente. Pueden unirse aquí.

Cristianos perseguidos

No querría olvidarme de los cristianos perseguidos. Una ONG estima que 260 millones de cristianos son perseguidos, lo que supone un aumento del 16% desde 2014. Aquí les dejo un artículo en el que pueden ver más datos. Cuando Cristo decía que seríamos odiados por causa de su nombre sabía lo que decía.

La jerarquía sufre el virus

En la última semana han fallecido dos jerarcas católicos con coronavirus; el cardenal brasileño Scheid, con 88 años, y el arzobispo de Glasgow, con 70. Recemos por su eterno descanso.

Ayúdanos a seguir trabajando, a seguir diciendo lo que nadie más dice:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles