PUBLICIDAD

Misa de Navidad en Alemania ‘concelebrada’ con una ‘ministra eucarística’

|

Corre por las redes un vídeo de la Misa de Navidad en la Parroquia de Retzbach, en la diócesis alemana de Würzburg, en la que el párroco (y canónico de la catedral), Albin Krämer, comparte el altar con una asistente. ¿Calentando motores para cuando acabe el ‘camino sinodal’?

Por eso hoy celebramos que Jesús, como tu Hijo, se convirtió en nuestro hermano. Nació en un establo, nació de María, la mujer profética del pueblo”, puede oírse como oración de cosecha propia recitada en la Misa de Navidad de Rdetzbach, en la Diócesos de Würzburg, informa Kath.net. Durante la oración, junto al sacerdote celebrante en el altar, una asistente pastoral se alterna con el sacerdote en el recitado de la oración y se turnan para acercarse al altar.

A simple vista, se diría que se trata de una misa concelebrada con una sacerdotisa, y la errónea impresión se ve acentuada por el alba y el cíngulo que lleva la ‘ministra’. El sacerdote lleva una estola sobre su alba, pero no una casulla.

El sacerdote es el administrador parroquial de la comunidad parroquial de Retztal y párroco de la comunidad parroquial de los apóstoles de Franconia. También es decano de la oficina del decano de Karlstadt, compañero espiritual de los diáconos permanentes de la diócesis de Würzburg y, desde enero de 2021, capítulo de la catedral.

Conviene recordar que la instrucción “Redemptionis sacramentum” estipula lo siguiente:

“51. Sólo se pueden utilizar las Plegarias Eucarística que se encuentran en el Misal Romano o aquellas que han sido legítimamente aprobadas por la Sede Apostólica, en la forma y manera que se determina en la misma aprobación. «No se puede tolerar que algunos sacerdotes se arroguen el derecho de componer plegarias eucarísticas», ni cambiar el texto aprobado por la Iglesia, ni utilizar otros, compuestos por personas privadas.

52. La proclamación de la Plegaria Eucarística, que por su misma naturaleza es como la cumbre de toda la celebración, es propia del sacerdote, en virtud de su misma ordenación. Por tanto, es un abuso hacer que algunas partes de la Plegaria Eucarística sean pronunciadas por el diácono, por un ministro laico, o bien por uno sólo o por todos los fieles juntos. La Plegaria Eucarística, por lo tanto, debe ser pronunciada en su totalidad, y solamente, por el Sacerdote

123. La vestidura propia del sacerdote celebrante, en la Misa y en otras acciones sagradas que directamente se relacionan con ella, es la casulla o planeta, si no se indica otra cosa, revestida sobre el alba y la estola». Igualmente, el sacerdote que se reviste con la casulla, conforme a las rúbricas, no deje de ponerse la estola. Todos los Ordinarios vigilen para que sea extirpada cualquier costumbre contraria.

149. Muy recientemente, en algunas diócesis de antigua evangelización, son designados fieles laicos como «asistentes pastorales», muchísimos de los cuales, sin duda, han sido útiles para el bien de la Iglesia, facilitando la acción pastoral desempeñada por el Obispo, los presbíteros y los diáconos. Vigílese, sin embargo, que la determinación de estas tareas no se asimile demasiado a la forma del ministerio pastoral de los clérigos. Por lo tanto, se debe cuidar que los «asistentes pastorales» no asuman aquello que propiamente pertenece al servicio de los ministros sagrados”. 

Ayúdanos a seguir trabajando, a seguir diciendo lo que nadie más dice:

10 comentarios en “Misa de Navidad en Alemania ‘concelebrada’ con una ‘ministra eucarística’
  1. Conocía muy bien esa parroquia y esa zona, muy católicas, por motivos familiares. La Iglesia en salida está cambiándola.

  2. El título no corresponde con la verdad. Los ministros de la Eucaristía no concelebran. Ellos o ellas son ayudantes o auxiliares de los sacerdotes. Aquí en República Dominicana esos ministros o ministras visitan a los enfermos y le llevan a Cristo Eucarístico a los enfermos. Nada de concelebran. Ajusten en título del artículo por favor.

    1. Solo agregar que ni los Ministros Auxiliares de la Eucaristía pueden tocar la Santa Comunión, ni las religiosas, solamente el Sacerdote puede distribuir, el que Consagra en Misa,voy sea el Sacerdote, es el que distribuye la Eucaristía, así le lleve más tiempo. Sepan que yo también me equivoqué, era Ministro Extraordinario, salí renuncie, me confesé pidiendo perdón al Señor para no condenarme y ahora estoy tranquilo y en Paz. Y recibo la Eucaristía solamente en la boca. Sino lo hace el Sacerdote realizó la Comunión Espiritual, pero sepan que él está obligado a entregarla en la boca por derecho canónico. Hay que avisarle antes que comience la Santa Misa para que sepa. Y recibir al final de los que equivocados la recibieron en la mano. Falta catequizar para no creernos también que somos Sacerdotes en ese Sacramento tan importante de recibir al Señor, alimento de nuestra Alma que es de EL.

    1. María ,

      mis creencias son claramente católicas. Sus suposiciones no son nada más que eso: imaginaciones suyas. Es muy dificil, de verdad, es muy dificil el diálogo con usted. Parece paranoica.Se le mete una cosa en la cabeza y de ahí no hay quien la saque. No hace más que acusar…

      Le he respondido hoy porque he sentido que Dios me lo pedía, que apetecerme, no me apetecía, pero reconozco que es inútil. Sólo entenderá cuando se de cuenta de que todo el dolor que le infligen a usted,o incluso a Dios, usted ya se lo ha infligido a Cristo antes. No sólo los demás. Usted!!!!! …Entonces entenderá lo que es la paciencia y el silencio. Entenderá lo que es la cruz que carga la Iglesia y la tomará. En silencio, como el Cireneo.

      Aquí la dejo.

  3. Lo primero que debemos aclarar es que no existen ministros eucarísticos, el nombre real es “ministros extraordinarios de la comunión”, porque están para dar la comunión de manera extraordinaria, aunque, lamentablemente, se ha convertido en ordinario. En Venezuela, muchas diócesis han asumido la costumbre de ponerles, encima del alba, una especie de distintivo absurdo que los hace ver como si tuviesen en un nivel superior al laico, y muchos se creen así. Comparto lo que dicen por acá, que los ministros extraordinarios no tienen sentido. El único sentido es quitarle trabajo al cura para visitar enfermos, curas, que en muchos casos tienen como única ocupación una misa de 30 minutos al día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles