PUBLICIDAD

Los cristianos sirios se niegan a cerrar sus iglesias y comulgar en la mano

|

Los cristianos sirios, fiados a la Providencia, se han negado al cierre de sus iglesias y a aceptar la comunión en la mano para luchar contra la pandemia de Covid, comenta en un mensaje el arzobispo maronita de Damasco, Samir Nassar, informa la agencia Fides.

Los fieles se han rebelado contra el cierre de las iglesias y han insistido en participar en grandes números en la misa diaria”, señala el arzobispo, delatando cierto asombro, en su mensaje titulado ‘Vencer el miedo’. Además, continúa Nassar, durante las celebraciones eucarísticas, en lugar de seguir las indicaciones de los obispos y tomar con la mano la Hostia consagrada, han seguido comulgando en la lengua, “como si quisieran desafiar a la pandemia”.

Siria lleva diez años de guerra, en la que han intervenido algunas de las grandes potencias y en la que las poblaciones cristianas, minoritarias, han sufrido de manera especial a manos de las facciones integristas musulmanas, incluido el ISIS.

Tras sufrir la destrucción de sus iglesias y hogares, la violación de sus mujeres, la tortura y muerte de los suyos por millares, no es, después de todo, tan sorprendente que, tras recuperar la ocasión de practicar públicamente su fe en las zonas liberadas por el ejército nacional no teman demasiado a un virus con un tasa de recuperación superior al 99’5%.

8 comentarios en “Los cristianos sirios se niegan a cerrar sus iglesias y comulgar en la mano
  1. Gracias, hermanos, por vuestra Fe, vuestra Esperanza, vuestra Caridad, las tres virtudes teologales que ha perdido Occidente, para sumirse en la más total oscuridad, de la que no quiere salir.

    1. Por cierto, como nos recuerda el presidente de los médicos católicos italianos, Prof. Filippo Maria Boscia, la comunión en la boca es más saludable que en la mano, auténtico nido de virus y bacterias. Por eso recomiendan tanto el lavado de manos.

  2. Verdaderos cristianos.Bravo.!!
    Porque viendo la valentía de los primeros cristianos y mártires,y la vida de los santos, los cristianos de hoy q apoyan el cierre de Iglesias y venden a Cristo por una gripe,y son capaces de tocarlo previo refregado de medio litro de desinfectante,dan vergüenza ajena.

  3. Me edifica la valentía de estos cristianos. ¿Q microbio o virus nuestro Señor permitiría recibiéndolo con reverencia y con ese anhelo de encuentro?
    De hecho las manos son un foco de infección. Recibiéndolo en la boca estamos más seguros. Solo unas manos limpias lo tocaría, las del sacerdote. Y sería dignamente compartido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles