PUBLICIDAD

Pell, sobre las finanzas vaticanas: “No sabía que había tanta criminalidad involucrada”

|

El cardenal australiano no está seguro de si existe una conexión entre el Vaticano y su proceso en Australia. “Creo que lo averiguaremos. Ciertamente la fiesta no ha terminado”.

El ex prefecto de la secretaría de economía del Vaticano, el cardenal australiano George Pell, dijo ayer en una entrevista con Associated Press que tiene una sensación de reivindicación porque la mala administración financiera que trató de revelar en su día ahora está siendo expuesta.

En su primera entrevista desde que regresó a Roma después de su absolución por parte de la Corte Suprema australiana, Pell comentó que supo en 2014, cuando asumió el cargo en el Vaticano, que las finanzas de la Santa Sede estaban “un poco desordenadas”. “No sabía que había tanta criminalidad involucrada”, confesó Pell.

Pell realiza esta entrevista 15 días antes de la publicación de su libro, que relata los cinco primeros meses de los 13 que pasó en prisión. En 2017 tuvo que dejar su cargo en el Vaticano para enfrentar un juicio por abusos sexuales sobre dos niños del coro de la catedral de Melbourne. Tras ser condenado a seis años de prisión pasó 13 meses en prisión hasta que la Corte Suprema de Australia reconoció en abril su inocencia y ordenó su puesta en libertad.

En el libro, Pell hace repetidas referencias a sus tres años en el Vaticano tratando de imponer estándares internacionales de contabilidad, presupuestarios y transparencia en la burocracia notoriamente aislada de la Santa Sede, donde los prefectos guardan su dinero, territorio y poder como feudos.

Esa cultura secreta ha estado bajo el microscopio mientras los fiscales del Vaticano investigan la inversión de 350 millones de euros de la Secretaría de Estado del Vaticano en un inmueble de Londres y las decenas de millones de euros en donaciones de los fieles que pagó a intermediarios italianos para gestionar el trato, recoge AP

Después de más de un año de investigación nadie ha sido acusado aunque un puñado de funcionarios del Vaticano y empresarios italianos están bajo investigación. Pell dijo que está observando el desarrollo de los acontecimientos. “Podría ser una incompetencia asombrosa”, dijo sobre el escándalo, y agregó que espera que eventuales juicios determinen la verdad.

“Sería mejor para la Iglesia si estas cosas no hubieran sucedido, si yo no fuera reivindicado de esta manera”, dijo. “Pero dado que han sucedido, está bastante claro”, que las reformas que buscaba imponer eran necesarias.

Durante sus años de servicio en la Santa Sede se rumoreaba sobre la mala relación de Pell con el entonces ‘número dos’ de la Secretaría de Estado, Angelo Becciu, que antes de ser nombrado prefecto de los Santos y cardenal en 2018, era Sustituto de la Secretaría de Estado.

Pell afirmó en 2014 de que había “descubierto” cientos de millones de dólares que estaban “escondidos en cuentas seccionales particulares y no aparecían en el balance”, una referencia a la cartera de activos interna del Secretario de Estado que Becciu controlaba.

Becciu no ha sido acusado en la investigación de corrupción que lleva el Vaticano, pero después de que Francisco, el 24 de septiembre, le defenestrara aceptando su renuncia a la Congregación que presidía y a los derechos derivados del cardenalato, Pell emitió una declaración inquietante.

“Espero que la limpieza de los establos continúe tanto en el Vaticano como en Victoria”, escribió el purpurado australiano haciendo una referencia a su estado natal de Victoria, donde inicialmente fue condenado por pederastia.

Después de su regreso a Roma, Pell tuvo una audiencia privada con Su Santidad. “Él sabía lo que yo estaba tratando de hacer”, dijo Pell sobre el Papa. “Y creo que ha sido lamentablemente confirmado por las revelaciones y desarrollo” de los acontecimientos.

Sobre la relación entre Roma y Australia Pell confiesa que, por el bien de la Iglesia, espera que no haya nada. “De hecho, lo digo con toda sinceridad, porque algunos australianos, mi propia familia, me dijeron: ‘Bueno, si la mafia te persigue o alguien más te persigue, eso es una cosa. Es un poco peor si viene de dentro de la iglesia “. Pell explica que no está seguro de si existe una conexión o no. “Pero creo que lo averiguaremos, si la hay o no la hay”, dijo. “Ciertamente la fiesta no ha terminado”, señala en la entrevista a AP.

7 comentarios en “Pell, sobre las finanzas vaticanas: “No sabía que había tanta criminalidad involucrada”
    1. ¿”La idea de…? “; ¿”… plausible”? Usted, aparte de sembrar cizaña, ¿sabe algo sobre alguna posible trama mafiosa en este caso? ¿Lo ha denunciado? ¿O solo habla por hablar, lanzando piedras sin ton ni son?

  1. Sobre la relación entre Roma y Australia Pell confiesa que, por el bien de la Iglesia, espera que no haya nada. “De hecho, lo digo con toda sinceridad, porque algunos australianos, mi propia familia, me dijeron: ‘Bueno, si la mafia te persigue o alguien más te persigue, eso es una cosa. Es un poco peor si viene de dentro de la iglesia “. Pell explica que no está seguro de si existe una conexión o no. “Pero creo que lo averiguaremos, si la hay o no la hay”, dijo. “Ciertamente la fiesta no ha terminado”, señala en la entrevista a AP.

  2. Yo creo que nuestro buen Padre Dios permite estas tantas situaciones de baja calidad humana para que brille con gran fuerza la vida santa de la gran mayoria de los fieles virtuosos del Cuerpo de Cristo. Como decia el patriota cubano Jose Marti: “Nuestro vino es agrio, pero es nuestro vino”.Nuestra Iglesia tiene agrios elementos, pero es “nuestra Iglesia” fundada por Jesus de Nazaret. El mismo Jesus que sabia que Judas estaba robando desde el mismo momento en que el “Iscariote” comenzo a robar, para perdicion propia.

  3. Pero eso ya lo dice usted, que siempre sabe más que nadie, of course. Hay que ser muy cretino para querer tener siempre la última palabra! Junto con el don de la infalibilidad. Parece que usted está dotado con ambas prerrogativas. Felicidades

  4. ¿ Alguno se molesta porque recojo el párrafo más sabroso y, por tanto, más molesto a los misericordíticos ? Pues que se aguante y se ejercite en la virtud de la paciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles