PUBLICIDAD

El Papa no da el pésame por la muerte del cardenal Gulbinowicz

|

El cardenal Henryk Gulbinowicz, arzobispo emérito de Wrocław, falleció el lunes a los 97 años. Diez días antes, la Nunciatura Apostólica en Polonia hizo públicas las sanciones que imponía el Vaticano a este anciano que fue creado cardenal en 1985. Francisco, por ahora, no ha trasladado el pésame a la diócesis.

Gulbinowicz fue acusado de acoso, actos homosexuales y colaboración con el entonces Servicio de Seguridad. El comunicado emitido por la Nunciatura afirmaba que “tras la investigación de las acusaciones formuladas contra el cardenal Henryk Gulbinowicz y después de analizar otras acusaciones relativas al pasado del cardenal, la Santa Sede ha tomado las siguientes decisiones disciplinarias contra él: prohibición de participar en cualquier celebración o reunión pública, prohibición de utilizar las insignias episcopales, interdicción del servicio fúnebre y de sepultura en la catedral”.

Además, el purpurado debería “pagar una suma adecuada de dinero en forma de donación para las actividades de la Fundación San José, instituida por la Conferencia Episcopal Polaca para apoyar las actividades de la Iglesia en favor de las víctimas de abusos sexuales, para su asistencia psicológica, la prevención y la educación de las personas responsables de la protección de los menores”. Pero diez días después murió. Y por ahora el Papa no ha enviado, al menos no se ha hecho público como es habitual, el telegrama de pésame que es tradicional tras la muerte de un purpurado.

De hecho, unas horas antes se conocía la muerte de otro cardenal, el ecuatoriano Eduardo Vela, y el Vaticano sí publicó un telegrama firmado por el Papa Francisco:

AL RECIBIR LA NOTICIA DEL FALLECIMIENTO DEL CARDENAL RAÚL EDUARDO VELA CHIRIBOGA, ARZOBISPO EMÉRITO DE QUITO, EXPRESO A VUESTRA EXCELENCIA MI SENTIMIENTO DE PESAR, ROGANDO QUE TENGA LA BONDAD DE TRANSMITIRLO TAMBIÉN A LOS FAMILIARES DEL DIFUNTO PRELADO Y A CUANTOS FORMAN PARTE DE ESA COMUNIDAD ECLESIAL.

ASIMISMO, RECORDANDO A ESTE ABNEGADO PASTOR QUE, DURANTE AÑOS Y CON FIDELIDAD, ENTREGÓ SU VIDA AL SERVICIO DE DIOS Y DE LA IGLESIA, OFREZCO SUFRAGIOS POR EL ETERNO DESCANSO DE SU ALMA, PARA QUE EL SEÑOR JESÚS LE OTORGUE LA CORONA DE GLORIA QUE NO SE MARCHITA Y A TODOS IMPARTO LA BENDICIÓN APOSTÓLICA, COMO SIGNO DE ESPERANZA CRISTIANA EN EL SEÑOR RESUCITADO.

A esta hora del 18 de noviembre -el polaco falleció el 16-, Gulbinowicz no ha tenido ningún telegrama.

La diócesis que pastoreara 28 años anunció que la misa por el eterno descanso de Gulbinowicz se celebrará en la iglesia de del Santo Nombre de Jesús, en Wrocław, el viernes 20 de noviembre por la mañanaEl funeral será celebrado por el arzobispo de la diócesis, Józef Kupny.

4 comentarios en “El Papa no da el pésame por la muerte del cardenal Gulbinowicz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles