PUBLICIDAD

“El Vaticano ha tomado una decisión ambiental que es irreversible”

|

“El Estado de la Ciudad del Vaticano ha tomado una decisión ambiental que es irreversible”, escriben en Vatican News introduciendo la entrevista al jefe de la oficina de Laboratorios y Sistemas del Gobierno de la Ciudad del Vaticano, Roberto Mignucci.

Mignucci asegura que “la vocación” de la Gobernación de respetar la creación “es tan antigua como el Estado de la Ciudad del Vaticano”. Ya en 1929 había un sistema de calefacción remota bien optimizado que “era algo extraordinario para la época”, explica el ingeniero. “El respeto a la Casa Común siempre ha distinguido las acciones de las autoridades del Estado”, señala.

La “sensibilidad” hacia el medio ambiente “recibió un nuevo impulso con la encíclica Sollicitudo Rei Socialis”, dice en referencia al documento escrito por Juan Pablo II en 1987. Mignucci menciona también la encíclica de Benedicto XVI Caritas in Veritate, que supuso una fuente de inspiración “para un mayor compromiso ecológico”. “Así que incluso antes de la encíclica del Papa Francisco, la Gobernación del Vaticano ya había tomado medidas sobre este tema”, explica, refiriéndose, claro está, a Laudato Si’.

Preguntado sobre cómo están aplicando los “principios” de esta encíclica de Francisco, Mignucci dice que tratan de respetar el medio ambiente “en la medida de lo posible utilizando materiales compatibles, eliminando las sustancias tóxicas, tratando de ahorrar la mayor cantidad de energía posible y, sobre todo, no desperdiciarla”.

El ingeniero italiano va detallando más medidas que se han ido tomando en los últimos años hasta llegar a los coches. Dice que en el Vaticano no hay tanta contaminación de coches pero que quieren “dar una señal de que este tema es de gran importancia para todos”; y por eso hay un proyecto de instalar columnas para cargar los coches eléctricos.

Mignucci afirma que, progresivamente, “toda la flota dejará de utilizar la energía térmica”. “En breve comenzaremos a colaborar con los fabricantes de vehículos que pueden suministrar coches eléctricos a modo de prueba. Los coches eléctricos tienen la ventaja de no lanzar emisiones de carburantes, tienen un impacto sonoro muy limitado y son adecuados para los pocos kilómetros que recorremos en el pequeño estado”, explica. Se prevé la instalación de columnas en diversos sitios como Santa María la Mayor, San Juan de Letrán y San Pablo Extramuros.

Por último, comenta el asunto de los paneles solares; el Aula Pablo VI tiene paneles fotovoltaicos en el techo desde 2008.  “Desafortunadamente, el Vaticano carece de espacio, es difícil integrar paneles solares en la parte superior de los edificios históricos tan valiosos”, dice Mignucci, reconociendo veladamente poco valor al Aula de las audiencias del Papa.

12 comentarios en ““El Vaticano ha tomado una decisión ambiental que es irreversible”
  1. Tranquilo con lo de la gasolinera. Me han dicho que pondrán un “surtidor” eléctrico para reemplazarla así pueden cargar esas baterías tan… “ecológicas”

  2. Por favor, antes de eliminar mi comentario, hagan alguna averiguación sobre las “tierras raras” de las células fotovoltaicas y el consumo elétrico de los hornos Bessemer necesarios para la fusión del aluminio, principal sustento de los aerogeneradores.

    1. Era evidente. Les decía que producir una placa fotovoltaica es muy contaminante, pero se hace en el Tercer Mundo y con minerales de origen básicamente chinos, y el consumo eléctrico de la fundición de aerogenerador es elevadísimo y de origen nuclear.

  3. Está bien eso de reciclar, de gastar lo menos posible etc. Eso ya lo hacemos muchos sin que ningún clérigo nos lo diga.

    En lo que no podemos caer en la trampa ecologista. Los paneles solares se inventaron para tener electricidad donde es muy difícil llevarla, no para producirla en competencia con otros sistemas. Y la razón es muy simple, construir un panel solar consume más energía que la que va a producir en toda su vida útil. Porque los paneles duran unos 20 años, 30 si se cuidan mucho.

    Pero todo el mundo pone paneles para la producción eléctrica y eso es un disparate. Vale que haya que investigar y de hecho los paneles actuales osn más eficientes que los que se fabricaban hace diez años, pero siguen necesitando más energía para construirlos de la que van a producir. Es posible que con el tiempo se consiga un balance favorable, no sólo desde el punto energético sino también económico.

    1. Tiene usted razón, Valop. Además, la trampa es evidente: ¿Cómo es posible que alguna empresas suministradoras de electricidad animen a instalar placas para el “autoconsumo”? Con todo, lo interesantes es el tiempo de amortización y el servicio; el Vaticano se apunta a una majadería, porque el gasto adicional de la instalación nunca se amortizará y además no genera más que una mínima parte de la electricidad que sirve para iluminar tan colosal estructura, obelisco incluído.

  4. Cuando la Iglesia se empeña en ir detrás del mundo, siempre se quedará detrás. La Iglesia está fundada y llamada por Jesucristo para ir delante, enseñando el camino de la salvación, el camino que lleva al Cielo, pero parece que los jerarcas lo han olvidado.

  5. “Mirad las aves del cielo : no siembran ni cosechan ni recogen en graneros y vuestro Padre celestial las alimenta, ¿no valéis vosotros más que ellas?.
    Y cómo encaja eso con el énfasis con el que se trata el tema ambiental, cuando, mira por dónde, para mal ambiente, que el Vaticano tendría que denunciar aunque sólo sea por obligación, el que hay en tantos países donde se persigue, se tortura y se asesina a los cristianos, situación que ya ha llegado Europa (ahí está Niza, Ruan, París y tantas otras ciudades) , esta destruccion de las iglesias, esta humillación que padece nuestra Fe en todas partes.

  6. “Si no se respeta el derecho a la vida y a la muerte natural, si la concepción, la gestación y el nacimiento del hombre se hacen artificiales, si se escarifican los embriones humanos para la investigación, la conciencia común termina por perder el concepto de ecología humana y, con ella, también el de ecología ambiental. Es una contradicción pedir a las nuevas generaciones que respeten el medio ambiente natural, cuando la educación y las leyes no les ayudan a respetarse a sí mismas”
    Benedicto XVI

  7. Comparto la mayoría de los comentarios
    ¡Dios mío, tanto alardear de ocuparse del medio ambiente, y en momentos como estos!! Si hay que hacer un cambio de tipo de energía en el Vaticano, pues que se haga (como cuando pasamos de las velas a las bombillas, con naturalidad) pero sin presumir de ello, ¡es algo tan menor, tan de nula importancia para la Iglesia…!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles