PUBLICIDAD

Profanan una parroquia de Madrid

|

La parroquia Virgen del Mar, situada en el madrileño barrio de San Blas, ha sufrido una profanación. Esta mañana, a través de Facebook,  la parroquia ha informado de lo ocurrido.

“Hoy el beso de Jesús viene con la foto de uno de los Sagrarios de mi parroquia, Virgen del Mar, que ayer sufrió la profanación de la Eucaristía. Se llevaron el Sagrario de la capilla” y “lo destrozaron para llevarse al Señor”, se puede leer en la publicación.

“Un hecho así, nos llena de dolor y de tristeza, sentimos que nos “han violentado” entrando así en nuestra casa común. Pero Jesús nos muestra con todo esto tres cosas que podemos sentir: miedo, tristeza, rabia. Miedo a que pueda sucedernos algo más o que vuelva a pasar. Tristeza porque se han llevado al Señor y no sabemos qué harán con él. Y rabia, porque nos han dado un fuerte golpe como Comunidad y como Iglesia”, señalan.

El comunicado de la parroquia madrileña insta a dejar que la luz de Jesús “nos ilumine y nos muestre que todos los días hay profanaciones: en cada persona que es violentada, que sufre la violencia de cualquier tipo, que es explotada… no escondamos lo que sentimos, evangelicémoslo para que podamos crecer en el amor a Jesús, a la Iglesia y a los demás”.

Solo así podremos crecer como familia de Hijos de Dios, “que solo saben perdonar, amar y entregar la vida”, explican. “Vivir en el amor es lo que hace que se difunda el buen olor de Jesús que nos habita”, cierra el comunicado en el que piden oraciones por los perpetradores y por la comunidad parroquial.

3 comentarios en “Profanan una parroquia de Madrid
  1. Desde aquí deseo expresar mi solidaridad con la comunidad de Virgen del Mar. Este tipo de noticias son lamentablemente frecuentes. Yo mismo en mis años de sacerdocio he sufrido cuatro profanaciones en cuatro iglesias de las que he servido. Estos luctuosos hechos nos deberían llevar a reflexionar sobre la necesidad de reforzar la seguridad en los templos.
    Lo que voy a decir no lo digo por este caso en concreto, pero en general, la mayoría de parroquias protegen mejor el dinero que al Santísimo. La mayoría de sagrarios son muy fáciles de abrir. Hasta un niño podría forzar la cerradura. No digo ya, la enorme cantidad de sagrarios que tienen la llave puesta, sin nadie que vigile, o bien que tienen la llave al lado en una caja. Muchos sagrarios ni siquiera están clavados y se pueden coger a peso. Rara es la parroquia que tenga una alarma y cámaras de vigilancia.
    La mayoría de obispos en sus visitas pastorales no supervisan estas cuestiones. La falta de medidas de seguridad es manifiesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles