PUBLICIDAD

‘Packing the conclave’: Francisco asegura su legado

|

Como el Tribunal Supremo es el único intérprete autorizado de la Constitución de Estados Unidos, nombrar jueces para esa institución es el principal legado que puede dejar un presidente. Sus nueve miembros son vitalicios y sus decisiones, inapelables. Sus decretos están por encima de lo que se decida en el Congreso o en referendo, cuyos resultados puede anular, y eso hace de ellos la principal fuente de cambio social, como el ‘derecho’ al aborto o al matrimonio de personas del mismo sexo, por citar solo dos de peso.

El problema es que, como hemos dicho, son vitalicios, y hay que esperar a que se mueran para colar uno nuevo, algo que no pasa tan a menudo. Trump ha tenido suerte y ha podido nombrar a tres, dando teóricamente la vuelta a la hasta ahora mayoría ‘progresista’ en el tribunal. De este modo, aunque el próximo día 3 ganen los demócratas, no podrán aplicar su agenda revolucionaria sin el temor de que el tribunal le pare los pies. ¿Cuál ha sido la idea del partido de Biden para superar este escollo? ‘Packing the court’, lo llaman, es decir, aumentar por ley el número de jueces, porque la Constitución no especifica cuál deba ser su número. Así que, si son nueve, solo hay que decidir qué número de progresistas se necesitan para cambiar de nuevo la mayoría y elevar la cantidad a la cifra deseada, doce o veintidós, lo que consigan aprobar.

Desde el principio de su pontificado, hacer irreversibles sus políticas fue una de las obsesiones del Santo Padre, según confesión de algunos allegados al pontífice. La tan cacareada nueva primavera de la Iglesia -primavera dentro de la primavera postconciliar- podría revertirse por completo si el sucesor de Francisco es de una línea distinta a la suya, lo que, por lo demás, tampoco debería ser tan raro: Francisco refleja en su actitud eclesial unas formas y unas premisas muy en boga cuando el Santo Padre era joven, en el inmediato posconcilio. Y el Papa tiene ya 83 años.

De modo que es natural que Francisco quiera asegurarse de que su sucesor no va a deshacer el camino que él ha iniciado, y la única manera es haciendo abrumadoramente probable que el elegido sea de su línea, eligiendo a los electores adecuados.

Es su ‘packing the conclave’. La mayoría absoluta de los cardenales con derecho a voto en un futuro cónclave ya han sido nombrados por el propio Francisco: desde el próximo 28 de noviembre habrá 127 cardenales electores (la cifra máxima en principio es de 120), 73 nombrados por Francisco, frente a los 39 de Benedicto XVI y los 16 de Juan Pablo II. Y cualquiera que eche un vistazo a la nómina de estos nueve últimos no podrá tener la menor duda de que se ha asegurado de elegir a los más entusiásticamente fieles a su legado.

11 comentarios en “‘Packing the conclave’: Francisco asegura su legado
  1. Lo peor no es que la mayoría absoluta de los actuales cardenales hayan sido nombrados por Francisco, sino que casi todos son, en mayor o menor grado, de su mismo sesgo ideológico. Nada que ver con Juan Pablo II o Benedicto XVI, que crearon cardenales de todas las tendencias.

  2. Hoy 26 de octubre de 2020, a 8 pm hora de EEUU, se ha confirmado a la juez Amy Conney Barret, para la suprema corte de EEUU. EN un reñido 52 a 48. Se empieza a vislumbrar la luz. Dios obre a través de esta católica.

  3. ¿Será el cardenal Sarah el próximo papa negro como dicen las profecías., coincidente además con el Petrus Romanus de San Malaquías? ¿No se ve a venir por los libros best-seller que ha escrito y por ser negro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles