PUBLICIDAD

Juan Pablo II, Ratzinger y las uniones civiles homosexuales

|

Hoy, cuando celebramos a Juan Pablo II, y al día siguiente de que se presentara un documental en el que el Papa Francisco defiende un marco civil para la unión de homosexuales, parece oportuno leer un documento que, bajo el pontificado de Juan Pablo II, y firmado por el cardenal Joseph Ratzinger, fue publicado en 2003.

Bajo el título ‘Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales’, el escrito aborda la cuestión que ha causado tanta controversia estas últimas horas.

“La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales”, dice el escrito bajo la pluma de Benedicto XVI.

“El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad. La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad”, afirma el escrito aprobado por el santo que hoy celebramos.

Las declaraciones del Papa Francisco no son más que eso, declaraciones, una opinión personal en un documental. El texto que traemos hoy es la posición de la Iglesia en un documento oficial. ¿Cuánta gente leerá este documento y cuántos escucharán las de la entrevista a Francisco? Me temo que la inmensa mayoría hará lo segundo.

Puede leer el documento completo aquí.

 

5 comentarios en “Juan Pablo II, Ratzinger y las uniones civiles homosexuales
  1. Los Estados ya no pueden ser católicos, porque tiene que haber separación iglesia Estado y dar a Dios lo que es de Dios y al cesar lo que es del cesar, pero se empeñan en que los estados agnosticos aconfesionales sin religión oficial no puedan poner otros tipos de matrimonio. ¿Por qué se tiene que ajustar el matrimonio a la moral católica si habeis renunciado a que las leyes civiles se inspiren en los diez mandamientos?. Os da igual la condena que los pa pas hicieron de la separacion iglesia Estado, pero os quejais de que Francisco haga caso omiso a las condenas que hiciese JPII. Pues agua y ajo y en vez de quejarse tanto os aguantais.

  2. Uno, te has despachado a gusto!!! Mira que el juez de Infovat te va a tachar de “papó latra” como lo hizo una vez conmigo sin conocerme. Igual que los zurdillos que si no les suena algo que no sea su propia música te tachan de “fa cho” Eso sí, ¿los que piensan textualmente como el señor juez se los debería considerar “papo licidas” o “papó latras” de otros pontí fices? En fin, si como están las cosas hoy me recuerda a Chesterton en “queremos una Iglesia que mueva el mundo, no que se mueva con el mundo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles