PUBLICIDAD

Francisco lamenta que las mujeres sean “dejadas de lado” en la Iglesia

|

“Mujeres en instancias de responsabilidad en la Iglesia”, así se titula el vídeo con la intención de oración del Papa Francisco para este mes de octubre, en el que insiste en que “hemos de promover la integración de las mujeres en los lugares donde se toman las decisiones importantes”.

El Papa se preocupa en su alocución por subrayar el adjetivo ‘laical’ al hablar de su deseo de un mayor peso de la mujer en la Iglesia, un énfasis que no es ocioso en un momento en el que el ‘ala radical’ de los renovadores eclesiales siguen aventurando la opción del algún tipo de sacerdocio femenino, una puerta que el Papa ha declarado cerrada, en continuidad con sus predecesores, en varias ocasiones.

En el vídeo, Su Santidad pide “aumentar los espacios con presencia relevante femenina en la Iglesia. Y con presencia laical, se entiende, pero subrayando lo femenino porque las mujeres suelen ser dejadas de lado”.

Este comentario, más que ningún otro, me resulta desconcertante. Puedo entender que un sector católico mundanizado pretenda aplicar el relato feminista a la Iglesia -que no es otro que la lógica del poder- a la estructura eclesial y exigir el sacerdocio femenino hasta el mismo episcopado, como han hecho otras iglesias ‘hermanas’. Pero, negado esto con considerable contundencia y solemnidad magisterial, se me hace muy difícil asentir al argumento de que las mujeres “estén dejadas de lado” o no tengan una fuerte presencia en la Iglesia.

Si Su Santidad se da una vuelta por parroquias elegidas al azar en horas de misa podrá contar por sí mismo la proporción de mujeres por cada varón entre los fieles asistentes. En cuanto a su peso específico en las mismas parroquias, dejo que los sacerdotes entre mis lectores dejen aquí su opinión sobre el particular.

18 comentarios en “Francisco lamenta que las mujeres sean “dejadas de lado” en la Iglesia
  1. Si leyera por ejemplo a San Alfonso Mª de Ligorio, que NO PARABA de citar a Santa Teresa de Jesús… Si observara el canon de la MIsa, con la ristra de santos y santas desde la más remota antigüedad (Perpetua y Felicidad, Lucía, Agueda, Inés…). El corazón de la Iglesia no está donde se administran las cuentas o se hacen gestiones – el corazón de la Iglesia es otro. Y ahí, si algo, seguramente ha habido siempre hasta preponderancia femenina

  2. Palabras… Los que han recibido instrucción para temas eclesiales son diáconos, presbíteros y obispos… y los laicos deben estar en la Iglesia en sus temas de su competencia por méritos, sean hombres o mujeres.

  3. Nuevo caballo de Troya emocional para colar “por pena o por solidaridad o por sentimentalismo” el sacerdocio femenino, pisoteando así la Doctrina de la Iglesia por la puerta de atrás. La costumbre, vaya, desde ya hace tiempo.

    Oración y ayuno, a ver si Dios los libra de esta plaga.

  4. Me da pena todo lo que está pasando con la iglesia católica, en lo que se está convirtiendo. Parece una institución política en lugar de una comunidad espiritual. Cristo siempre abandonado y olvidado. Espero que Cristo se apiade de nosotros y nos llene de gracias y misericordia. La necesitamos.

  5. Siempre con el mismo tema, que hastío leer este tipo de artículos y los comentarios que le siguen en los que se saca lo peor de los hombres, su soberbia, y su insignificancia.
    Me uno a la oración del Papa, llevo ya un tiempo pidiendo a Dios que devuelva la diginidad que dió a las mujeres cuando las creó, y que muchos hombres se la han quitado.
    Vamos a ver, ¿ es que lo único que os preocupa, es que como en todos los demás ambitos sociales, en los que se le ha permitido acceder a la mujer, os ha igualado o superado, teneis ahora miedo de que acceda al sacerdocio y os destrone? ¿ Para quién es un tema de poder ?, ¿ para vosotros o para las mujeres ?¿ no sería mejor, pensar que como Dios No ha dispuesto el sacerdocio para las mujeres, esto es lo mejor ?
    ¿ Que pasa?, que aparte del sacerdocio, ¿ no hay más trabajos, que no sean poner flores y limpiar las iglesias, que ya se que lo hacemos mejor que vosotros, en la Iglesia ?

    1. Argia: Muy bien dicho.

      ¿Cuántos puestos y actividades dentro de la Iglesia deben ser necesariamente ocupadas por sacerdotes u obispos? El resto ¿por qué no pueden ser mujeres? ¿Por qué una mujer no puede dirigir un seminario? ¿Por qué un tribunal eclesiástico no puede estar formado por mujeres? etc. etc.

      Una vez pensé en el gran bien que haría que el portavoz de la conferencia episcopal española fuese una mujer, una mujer activa, profesional, presente en los medios de comunicación, incluso atractiva ¿por qué no?… Eso haría más por transmitir los mensajes de los obispos que todo el esfuerzo que pueda poner el sacerdote de turno.

      Pero como bien dice, eso le quitaría a algunos (muchos de los que comentan por aquí) su esperanza de tocar un poquito de poder, que es lo que ellos ven en la Iglesia. No me extraña que el papa criticase a los “carreristas” dentro de la iglesia.

    2. Pues en mi parroquia la mayoría de catequistas son mujeres al servicio de niños y jóvenes para acercalos a Cristo, las que leen también son en mayoría mujeres. Y también hay matrimonios al servicio de distintas pastorales, para ayudar a novios que van a casarse o padres que van a bautizar a sus hijos. Lo importante es poder servir desde el amor a los demás. No convirtamos la iglesia en lo que no es, lo importante no es el poder si no el servicio a los demás. Que más da todo eso. Miremos a los santos y no mundanizemos la iglesia

  6. Francisco ha nombrado al prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, el cardenal Kevin Farrell, presidente de un comité que supervisará las decisiones financieras vaticanas no cubiertas por las nuevas normativas contables.

    ¿ Cuántas mujeres ha designado Francisco par ese comité ? Ninguna, absolutamente ninguna. ¿ Acaso hace falta la condición sacerdotal para hacer cuentas y supervisar ? No parece. ¡ Francisco, predica con el ejemplo !

  7. A mí nunca me han dejado de lado. Claro que mis ambiciones son modestas, nunca he pensado en llegar a ser obispa o papisa, creo que mi lugar en al Iglesia es otro…

  8. Y porqué no se habla solo de Cristo -y como San Pablo decía- y de Cristo crucificado? Todo lo demás no añade nada a nuestra salvación y a la de todos los hombres

  9. Y para cuando el recordar que estamos para servir a los demás y no para figurar en grandes cosas. Y las monjas que estan en conventos? O como no se les ve no son importantes. Pues si. La oración importa y mucho. Mas rezar y menos figurar. Seamos hombresvo mujeres, creo que hay que recordar, que estamos para servir y ayudar al prójimo, no para que nos pongan la medalla de donde estamos colocados o que alto hemos llegado. La iglesia no es eso. Aprendamos de la Virgen María. La mujer mas grande, ejemplo para todos

  10. Qé manía¡ Y dale con que las mujeres están esclavizadas en la Iglesia. Sabemos que exise desde hace tiempo una tendencia desaforada a reclamar los derechos de la mujer, incluso contra los del hombrfe. Y como niños caen en la tentacion de aplicar los criterios del mundo a la misma Iglesia. La mujer hoy es la que lleva la vida de la Iglesia en las parroquias. Pregunten a cualquier sacverdote qué haria él si todas las mujeres que le ayudan se fueran de la Iglesia.No se concibe hoy la vida de una parroquia sin la presencia decisiva de la mujer. A esos que tánto reclaman a la mujeres que las contraten en el Vaticano o en los Obispados y les confíen todos los dicasterios, y ellos se dediquen a hacer turismo en Bali. Por Dios, qué lata¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles