PUBLICIDAD

InfoVaticana no ha roto ningún embargo

|

Pese al relativo revuelo y las numerosas críticas en redes sociales y prensa especializada, InfoVaticana no rompió el sábado embargo alguno al ofrecer a sus lectores una copia de la última encíclica papal, Fratelli tutti, adelantándose en unas horas al resto de los medios.

De hecho, en InfoVaticana nos encantaría tener un embargo que respetar, algo que haríamos siempre escrupulosamente. Pero no es el caso.

Empecemos por explicar qué es un embargo informativo. Los medios tenemos no solo el derecho, sino el deber de ofrecer a los lectores toda información relevante que caiga en nuestras manos. Pero, en ocasiones, una persona física o jurídica pone a disposición de la prensa acreditada una información -en este caso, la encíclica- para su publicación, con la condición de que no sea publicada antes de determinada fecha.

Es lo que hizo la Oficina de Prensa vaticana con Fratelli tutti, imponiendo a los medios acreditados a los que envió el texto la obligación de no publicarla antes del domingo, Festividad de San Francisco de Asís, inspirador de la encíclica, al decir de Su Santidad.

Pero, ay, InfoVaticana ni está acreditada ni recibió la encíclica de las fuentes oficiales vaticanas, muy a nuestro pesar. Porque nuestra publicación ha sido arrojada a las tinieblas exteriores, juzgada ‘non grata’ por los responsables de la comunicación de la Santa Sede. Nada nos gustaría más que ser admitidos a esta comunidad de informadores y respetar, así, cuantos embargos y condiciones quieran imponernos sobre la información que nos hagan llegar. Pero si nos dejan fuera, si logramos la información por otras fuentes porque se nos niega la oficial, entonces no se nos puede aplicar la condición que afecta a los más afortunados.

En el principio de su pontificado, el Santo Padre Francisco pidió a los informadores que no tuviesen miedo a criticar al Papa, que no era ‘pecado’, y elogió abundantemente la ‘parresia’ o libertad de palabra de los hijos de Dios. Con él coincide de palabra, por lo que sabemos, todos los jerarcas de la Iglesia.

Pero si algo me ha enseñado una ya larga experiencia en medios es que, en este aspecto, rigen dos leyes de hierro: 1) todos los líderes van a elogiar y aun pedir críticas a sus gobernados y 2) todos ellos se van a resentir cuando se produzcan y van a tratar de acallarlas. InfoVaticana ha sido arrojada a las tinieblas exteriores, fuera del sistema, sometida incluso al acoso de poderosísimos despachos de abogados contratados por la Santa Sede, por ejercer esa ‘parresia’ tan ensalzada con los labios, y por informar de esos casos que supuestamente deben salir a la luz para que se corrijan, pero que de alguna manera deben esperar la acción de la prensa secular para que se tomen medidas contra ellos.

Desde aquí volvemos a ofrecer nuestra mano a la Oficina de Prensa y solicitar la entrada en el circuito normal de informadores, siempre que eso no signifique que debamos renunciar a nuestra misión de informar en completa libertad.

26 comentarios en “InfoVaticana no ha roto ningún embargo
    1. El que hizo mal en publicarla fue Francisco, pues está llena de errores.
      El Papa en una encíclica no puede usar el mismo lenguaje ni fuentes que emplearía para hacer un libro divulgativo. Debería limitarse a citar la Escritura, padres de la Iglesia, teólogos, Santos, Magisterio Pontificio precedente, etc., y no citar como hace, a Virgilio, Cicerón, textos de la ONU, y demás literatura profana.

      1. La Fratelli Tutti expresa preocupación por muchos temas, pero no afronta el grave problema del aborto. Dice que Europa avanzó por sendas de paz durante décadas y no tiene en cuenta que si hay aborto no hay paz. Habla de la muerte de millones de niños por el hambre, y no se acuerda de los millones que mueren por el aborto.

        1. – Critica la “cultura de muros” como si las naciones no pudieran tener fronteras (Hasta el Vaticano tiene grandes muros).
          -Habla de auge del racismo en lo que parece una referencia favorable al BLM.
          -Adopta tesis feministas al decir de forma indiscriminada que
          que las sociedades en todo el mundo no reconocen a las mujeres los mismos derechos.
          – Niega que el coronavirus sea un castigo divino (cosa que Francisco no puede saber), y en cambio dice que “La realidad misma gime y se rebela” (Cuando las realidades inanimadas no pueden gemir ni rebelarse.

          1. Francisco critica lo que él llama difamación en medios católicos (se debe referir a medios como Infovaticana), pero eso es censurar la libertad de expresión (que es distinta de la difamación).

          2. No son tesis feministas declarar que las mujeres en el mundo no tengan los mismos derechos, sino hechos tan grandes como casas, vease Arabia Saudita, Pakistan, más todos los paises musulmanes, y otros africanos.

          1. Argia, en una encíclica con más de 40.000 palabras limitarse a escribir una sola frase en el 18, eso no es encarar el problema del aborto: “No se considera ya a las personas como un valor primario que hay que respetar y amparar…si todavía no son útiles como los no nacidos”. Esto es todo lo que dice, nada más. Esto es ridículo. Esto no convierte a nadie. Yo sospecho que esto lo pone para disimular, para que no puedan decir que no ha hablado del tema, pero eso y nada es lo mismo.

          2. Argia, sobre lo de las mujeres estoy de acuerdo con usted en que lamentablemente sus derechos son vulnerados con frecuencia, en el mundo islámico y en muchos otros ámbitos, pero lo que es erróneo de la encíclica es afirmar que eso ocurre en “las sociedades en todo el mundo”. (Cfr. Número 23)

          3. Arguia…Las verdades a medias son peores que las grandes mentiras…Como los medios ladrillos, cuando los lanzas llegan mucho más lejos.

    2. A mi la encíclica me llegó el sábado al whatsapp precedida por una carta a determinado obispo en la que el papa le presenta la encíclica. Así que es fácil saber quién rompió el embargo y por qué entre los curas de habla hispana se difundió veinticuatro horas antes.

    3. Es una opinión.

      Otros pensamos que si a uno le llega un documento que se ha distribuido con la condición de no fastidiar el acto de presentación, la ética profesional obliga a respetar ese “embargo”.

      Pero la “ética profesional”, como la “ética sin-más”, ya sabemos que no todo el mundo la respeta.

  1. Tiene gracia que quienes no respetan la doctrina ni la moral católicas, que las tachan de rígidas, pidan que se respete, rígidamente, un embargo no decretado para todos, porque no todos han recibido el ¿bien? embargado.

    ¡ Viva la parresía ! Con la seguridad de que los católicos, como Infovaticana, seremos perseguidos por la Misericorditis aguda, no tanto por ejercerla, como por el mero hecho de ser católicos, lo peor que se puede ser en el mundo actual.

  2. Aunque efectivamente IV no ha roto el embargo al no haber recibido la carta de la Oficina de Prensa, me sigue pareciendo inmoral que la hayáis publicado antes de que fuera oficial. Otra cosa habría sido si hubierais publicado un adelanto o resumen, pero la carta entera me parece una falta de delicadeza con el Papa.

  3. -Francisco dice que Cristo derramó su sangre por todos, pero debería matizar que no a todos aprovecha.
    -Habla de “amar y acoger a todos” pero sería conveniente matizar que la acogida no significa que en la Iglesia haya lugar para que quien vive en pecado grave sin arrepentimiento pueda comulgar.

  4. Sobre lo del embargo no tengo nada que discutir ni ninguna objeción ‘vidaliana’ por hacer. Sin embargo, hay otro aspecto que no se trata en este artículo, y sería el del copyright. Ese sí podría ser el punto de partida para poner a trabajar -con nuestro dinero- a los abogados vaticanos con los que se hostiga a Infovaticana desde la Casa Santa Marta. A mí no me queda claro que con la publicación anticipada de la carta no se hubiera violado el copyright.

  5. Eso es lo que relatan las crònicas sobre el encuentro de Francisco con el Sultàn. Si èso no es tratar de imponer la doctrina cristiana, por medio de la persuaciòn, no sè què podrìa ser… y què serìa entonces obedecer al mandato de Nuestro Señor, “Id y anunciad el Evangelio al mundo entero”?

  6. Es evidente que para que un medio de comunicación sea invitado a una rueda de prensa y más del Vaticano tiene que ser objetivo y veraz. Los panfletos, Antea a multicopista, hoy virtuales no valen para nada.

  7. La encíclica circuló en español por el whats app veinticuatro horas antes de su publicación oficial. Y venía con la carta a un obispo en la que el papa le presentaba el documento. Así que no es difícil adivinar qué curia episcopal se saltó el embargo. Creo que todos los curas de habla hispana recibimos el sábado la encíclica.

  8. A mí que el papa predique la misericordia universal con todos los hombres sin distinción de raza, pueblo, condición… y seguidamente condene sin paliativos a los ricos opresores avariciosos se me hace contradictorio. Digo yo que también los avaros opresores son hijos de Dios. Hay un sutil tono de lucha de clases en la encíclica que irrita mucho, precisamente por ser tan sutil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles