PUBLICIDAD

Paglia: Los políticos católicos no pueden proteger o promover el aborto

paglia
|

La Iglesia es muy clara en este aspecto. Es una respuesta del Catecismo. Es un gran error promover leyes sobre el aborto y la eutanasia”, ha dicho en un encuentro con la organización de obispos latinoamericanos, CELAM, el arzobispo Vincenzo Paglia, presidente de la Pontificia Academia para la Vida, solo unos días después de que escribiera que afirma que “causaría un gran perjuicio el que algún tema de bioética se extrajera de su contexto general y se pusiera al servicio de estrategias ideológicas. Haría un gran daño”.

Paglia, informa The National Catholic Register, ofrecía una presentación sobre la encíclica de 1995 de San Juan Pablo II Evangelium vitae, y en ella subrayó que los políticos “deben dejar de promover leyes contra la vida” del no nacido. “No hay dudas al respecto”. Más aún, no basta con la actitud pasiva: los líderes deben esforzarse por mejorar “leyes malas y pecaminosas” y añadió que “los políticos, católicos o no, tienen que atender a la validez de apoyar las vidas de todos, especialmente de los más frágiles”.

Pero sobre la posibilidad de censurar a los políticos que apoyan leyes abortistas, Paglia recogió velas, aunque solo sea para que la contradicción con sus palabras del otro día no sea demasiado flagrantes. Tales políticos, admitió Paglia, “están ciertamente en el error”, pero -enorme ‘pero’- nos interesa la condena del pecado”, y en cambio concentrarnos como Iglesia en “la salvación del pecador”.

Aquí entronca con la entrevista concedida recientemente a Crux, de la que ya informamos, cuando dice que “instrumentalizar algún tema con fines políticos es perjudicial”. En la entrevista, Paglia se apuntaba a la teoría avanzada por el difunto cardenal Bernardín de la ‘túnica inconsútil’, según la cual el votante no debía fijarse en puntos concretos de una plataforma política, por intragable que sean para su conciencia -el aborto, fundamentalmente-, sino en “el conjunto”. En su momento, la peculiar doctrina fue acogida por alivio por el episcopado norteamericano, a quienes permitía apoyar a los políticos demócratas, cada vez más proabortistas, poniendo en igualdad con el aborto vagas causas ‘sociales’.

Lo primero que hay que decir del contraste aparente entre los dos mensajes de Paglia es que se dirige a audiencias distintas: Latinoamérica, aquí; y Estados Unidos, en la entrevista. Que el Vaticano prefiere con mucho al tándem Biden-Harris, por muy entusiasta que sea de Planned Parenthood, sobre el más provida Trump es una evidencia que no requiere excesiva atención para advertir.

Así que, al parecer, “es un gran error” que los políticos católicos protejan o promuevan con sus decisiones la matanza de niños por nacer, pero esa no es razón suficiente para dejar de votarles. 

Ayúdanos a seguir trabajando, a seguir diciendo lo que nadie más dice:

15 comentarios en “Paglia: Los políticos católicos no pueden proteger o promover el aborto
  1. Por favor, evitemos escribir comentarios insultantes y groseros, duele leerlos, máxime en una web católica, dónde debería predominar el amor fraterno.

    1. Manu, Biden ha propuesto como su vicepresidenta a una abortista radical, que como fiscal intenta meter en la cárcel al periodista que filmó a la organización criminal Planned Parenthood vendiendo órganos de fetos humanos…El mismo Biden es abortista…No se trata de poner en duda, sino de constatar los hechos.

    2. Biden ha propuesto como su vicepresidenta a una abortista radical, que como fiscal intenta meter en la cárcel al periodista que filmó a la organización cri minal Planned Parenthood vendiendo órganos de fetos humanos…El mismo Biden es abortista…No se trata de poner en duda, sino de constatar los hechos.

      1. Entonces, si ningún abortista puede ser católico… ¿Qué pasa con el clero (incluido el de las altas esferas) que ha mirado para otro lado en los casos de pederastia? ¿Tampoco son católicos?

    3. Manu, el “no juzgar” no significa dejar de identificar el Mal, al pecado. El no juzgar, el no condenar o perdonar no significa el dejar de reconocer el mal e intentar socorrerlo. Una cosa es, por tanto, no juzgar al pecador y otra aborrecer el pecado e intentar socorrer el mal. De lo que se trata con la misericordia es de vencer el mal con el bien.

      Biden es el mal en política, y debe ser identificado. Eso no es juzgar a Biden como persona, es identificar la causa en que milita.

      1. “Biden es el mal en política” entiendo que es porque apoya la causa abortista.
        Y Trump, en una entrevista con la cadena de televisión Fox News, comparó los siete tiros que la policía de Kenosha pegó al afroamericano Jacob Blake con “una mala decisión”, similar a fallar una bola de golf “a tres pies del hoyo”. ¿Trump no es también el mal en política?

        1. Una mala selección de palabras para criticar una acción policial no es lo mismo que pretender el exterminio masivo de bebés en el seno de sus madres. Nada que ver. Lo primero es torpeza. Lo segundo es diabólico.

        2. Manu, el aborto, para quien lo practica y para quien lo encubre, está mal.
          Lo mismo con la pederastia.

          El político que quiera hacer del aborto un derecho no es católico.
          Lo mismo con la pederastia.

          ¿Lo entiende o se lo deletreo?

        3. Entiendo que un comentario más o menos desafortunado no es comparable a querer hacer del aborto un derecho. No obstante, decir que Biden “pretende el exterminio masivo de bebés en el seno de sus madres” es desproporcionado y carece de rigor.

  2. Pues que se haya expresado así en público y haya sido tan claro yo lo veo como un auténtico milagro. Además, bien mirado, fíjese que está llamando pecador a Biden, con lo cual -probablemente de modo inconsciente- está criticando al obispo que le dio de comulgar estando el político en pecado. Si es que son bobos de atar.

  3. A un político que presume en público de que es catolico (y digo “presume” porque así lo hace constar expresamente en sus mitines), que se declara insistentemente partidario del aborto, y que nombra, como brazo derecho suyo para el gobierno, a una abortista radical, no se le puede llamar abortista? Hablando politicamente, es justamente lo que es: abortista.

  4. Dice Paglia que “nos interesa como Iglesia concentrarnos en la salvación del pecador”. ¿Y cómo es posible salvar al pecador si no se le dice que peca? Intentar salvar al pecador dejándole en su pecado, diciéndole que su pecado es algo bueno, es acompañarle al in fierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles