PUBLICIDAD

El Oratorio de Birmingham, “triste y angustiado” por la prohibición de comulgar en la boca

Oratorio de Birmingham
|

El histórico Oratorio de Birmingham, donde encontrara solaz San Juan Enrique Newman tras su conversión, expresa su “tristeza y angustia” por la orden de su obispo de negar la comunión en la boca.

 

“Los Padres se ven obligados a comunicaros con gran angustia que Su Ilustrísima el Arzobispo de Birmingham nos ha prohibido distribuir la Sagrada Comunión en la lengua, por ahora”, se lee en la página online de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, bajo el titular “Tristeza y Angustia”.

“Los Padres acatarán esta instrucción en el tiempo presente”, continúa la nota. “Los Padres reza y esperan que esta instrucción se rescinda lo antes posible”.

La prohibición decidida por el arzobispo, Bernard Longley, está en línea con la reacción de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, de las más extremas en sus medidas precautorias contra el contagio de coronavirus, en parte en obediencia a los decretos del Gobierno británico, y recuerda a la ofensiva en el mismo sentido emprendida por el obispo argentino Taussig que ha culminado con el cierre del seminario de su diócesis, San Rafael.

No son pocos los expertos que han revelado estudios en el sentido de que comulgar en la lengua no entraña mayor riesgo de contagio que hacerlo en la mano, mientras que los canonistas recuerdan que la Iglesia Católica estipula claramente en Redemptionis Sacramentum que un católico “siempre tiene derecho a recibir la Sagrada Comunión en la lengua”, un derecho que no puede abrogar ningún obispo.

Esto lleva a muchos a pensar que algunos sectores eclesiales están aprovechando la pandemia -el miedo al contagio tanto como las disposiciones públicas- para acabar con una forma de recepción de la Sagrada Eucaristía que es la más adecuada, a juicio de la propia Iglesia, pero que consideran desfasada y asociada a formas litúrgica “preconciliares”.

62 comentarios en “El Oratorio de Birmingham, “triste y angustiado” por la prohibición de comulgar en la boca
  1. A tenor de la Redemptionis Sacramentum y otras disposiciones, es ilegal y abusivo prohibir la comunión en la boca. No debemos acatar estas órdenes injustas.

    1. Entienda que es una medida extraordinaria debido a la pandemia de coronavirus que afecta al mundo. Además recuerde que el que obedece no se equivoca. Un poquito de humildad y tendrá paz en su corazón.

      1. Manolo mejor te acuerdo que quien obedece la desobediencia hacía DIOS! Rechaza A DIOS! y así DIOS! no estará con el, por esto busca su protección por cuenta propia justificando tantas barbaridades,porque la verdad su falta de fe hacía DIOS! Hace dudar la presencia de DIOS! en el,y no le queda otra que confiar en su propio cuidado que también de nada le servirá porque la verdad es que TODOS DEPENDEMOS SOLO DE DIOS! Y POR TAL RAZON SEA LA VOLUNTAD DE DIOS! Y HAGASE LA VOLUNTAD DE DIOS! Y solo sus verdaderos fieles permanecen en EL! Y EL! EN ELLOS! POR SOBRE TODAS LAS COSAS! HAGASE LA VOLUNTAD DE DIOS!Amén.

      2. La obediencia cristiana nunca puede ir contra la propia conciencia. Como enseñaba Santo Tomás. Eso sí, entendiendo bien lo que es la conciencia.

        1. Santo Tomás de Aquino, Doctor de la Iglesia, expresó: “Habiendo peligro próximo para la fe, los prelados deber ser argüidos públicamente por los súbditos. Así San Pablo que era súbdito de San Pedro, le arguyó públicamente”. (Comentario sobre la epístola a los Gálatas, 2, 14).
          La obediencia no puede anular la inteligencia.

  2. “No son pocos los expertos que han revelado estudios en el sentido de que comulgar en la lengua no entraña mayor riesgo de contagio que hacerlo en la mano”, no son pocos, hasta ahora por esta página se ha hablado de uno solo, sería bueno saber quiénes son los otros.
    “Esto lleva a muchos a pensar que algunos sectores eclesiales están aprovechando la pandemia -el miedo al contagio tanto como las disposiciones públicas- para acabar con una forma de recepción de la Sagrada Eucaristía que es la más adecuada”, a muchos? están seguros? .
    Yo prefiero comulgar en la boca y de rodillas, pero hay tantos?

  3. Yo comulgo en la boca y de rodillas, gracias a Dios no hay problema en mi diócesis con este tema.

    Dicho esto, parece que NO ES NINGÚN SACRILEGIO comulgar en la mano, y ya digo que pensaba que sí lo era. Y también parece ser que así se comulgó de durante los primeros 7 siglos. Lo digo porque A LO MEJOR, A LA HORA DE COMULGAR LO IMPORTANTE ES ESTAR EN GRACIA Y NO TANTO SI EN LA LENGUA O EN LA MANO.

    1. Jorge, pero antes Jesucristo hay que ponerse de rodillas, en el habita la Plenitud de la Divinidad.

      Ante El toda rodilla se doblara, es signo de adoración publica.

        1. Si alguien prefiere en la boca y de rodillas, es su gusto y su gana, eso no lo hace ni más ni menos santo. Yo prefiero comulgar recibiendo al señor en la mano y eso es mi gusto y mi gana y no tengo nada contra los que comulgan de otra manera. Luego si hay una disposición de mi Obispo que, con sobrada razón dispone que la comunión debo recibirla en la mano, ¿por qué armar tanta alaraca? Obedecer y ya.

          1. La fe, Manolo, no se concibe en términos de gustos personales o apetencias propias, sino como amor a Dios por encima de todo. Si lo empieza a entender así, comenzará a comprender a los católicos que expresan su oposición a comulgar en la mano. No es por gusto, es por amor a Dios.

    2. No está claro que comulgaban en la mano como se hace hoy en día en los primeros siglos. Variaba según el lugar. Tertuliano en Africa comenta que los fieles llevaban la sagrada comunión a casa para tomarla durante la semana, No había misa diaria en el siglo III. Además, recomendaba tratarla con reverencia y tener cuidado para que no la comiera un ratón
      La normas de la Iglesia universal tienen precedencia sobre las de un obispos y no parece que el obispo tenga autoridad para mandar otra cosa. Si una persona llega, se arrodilla para recibir la sagrada comunión en la boca, yo se la doy. Por otro lado, no hay ninguna ciencia que avale que recibir la comunión en la boca provoca algún peligro. Todo lo de Cov19 es una patraña y una bola de mentiras, NADIE HA PROBADO científicamente que se trata de un virus. REPITO NADIE EN NINGUNA PARTE. La pruebas PCR y otras no son fiables y arrojan hasta 80% de falsos positivos. Lo de rebrotes es puro cuento y la idea de que los así llamados a sumptomatic

  4. Manolo esa frase de que “el que obedece no se equivoca”, no es absoluta, solo aplica cuando es el bien.
    Si un jefe le pide a un subordinado algo malo, y el subordinado sabe que es algo malo, no solo se equivoca, sino se que se hace cómplice.

    Y lo digo en general.

      1. Gracias, Rafael, que sea alabado y adorado Jesucristo El Señor para la gloria del Padre Eterno y del Espíritu Santo.
        Y bendita la Virgen María!

      1. Manolo, cuando menos OBLIGAR a comulgar en la mano sí que genera tal contradicción. A ver si nos enteramos del tema, y dejamos de mirarnos el ombligo con “nuestros gustos”.

  5. Ya pagarán lo que están haciendo por menospreciar al Señor recibiéndolo y tratándolo de cualquier manera.
    Oseas dice: “mi pueblo perece por falta de conocimiento”
    Y el que no conoce, desde luego que es responsable de su ignorancia.
    Pero tiene retranca que quienes defendemos la verdad y la comunión sin escalón seamos llamados falsos, orgullosos y desobedientes.
    ¿Desobedientes cuando NADIE puede negar la comunión directamente en la boca?
    A ver si los desobedientes van a ser otros…

  6. La plandemia, a nivel eclesial, se está utilizando para:

    1º. Retirada o reducción de misas y sacramentos, por lo que se vuelve a la confesión directa con Dios, sin necesidad de sacerdote.

    2º. Debilitamiento, hasta el agotamiento, del precepto dominical.

    3º. Imposición real, o cuando menos psicológica, de la comunión en la mano, con la consiguiente asimilación de la eucaristía a pan, a cena, a símbolo, con deterioro de la presencia real y sustancial.

    4º. Dios no tiene nada que ver con todo ello ni tiene nada que decir, pues es una mera reacción de la naturaleza.

    5º. Caída en picado de la asistencia a Misa.

  7. 1.- Como dije el otro día, el clero siempre reclama libertad, pero se la niega a los fieles. En mi ciudad suelen negar la Comunión en la boca.
    2- Acabaran por poner “las obleas” (no me atrevo a escribir las palabras correctas en lo que voy a escribir), en un cuenco en la barra de un bar para consumirlas, un vino y una oblea, dos cafés…
    3.- Particularmente me da la impresión de que mucha gente ve la Eucaristía como un símbolo, como un formulismo, una especie de “buenos días”, “buenas tardes”. NO como lo que realmente es: DIOS

    1. Juan brusi lamentable te así pasa y también pasa que lo hacen por odio! Y tanto más peor! Que no te perturbe tal cosa! Sigue en la verdadera fe! Que solo JESUS! DIOS! Importa!

  8. Es preferible resistir a una orden injusta y no comulgar, antes que comulgar en la mano. No debemos ceder ante la nueva Iglesia que parece querer construirse para después de la pandemia.

  9. ¿ Seguro que es la misma Iglesia la que consideraba la comunión en la mano casi, o sin casi, una profanación, que luego la acepta, o tolera, para acabar imponiéndola, con la excusa del covid y luego sin covid ?

    Hoy he sido el único, de unos 40 comulgantes, casi todos del Opus Dei, que ha comulgado en la boca. Al menos he podido comulgar en la boca en la parroquia de Cizur Menor, Navarra. La semana pasada, en Alicante, concatedral de San Nicolás, se me negó por primera vez en mi vida en la boca o se me postergó al final de la Misa, como un apestado, con problemas de conciencia.

    Comulgar en la mano estoy convencido de que no es inocuo, además de prestarse a multitud de profanaciones.

      1. Comprendo tu sufrimiento, que comparto, máxime cuando al comunión en la boca, además de más reverente, es incluso más higiénica, pues la mano está llena de bacterias y virus. Así lo ha asegurado el presidente de los médicos católicos de Italia.

  10. ¿Cómo podemos mostrar adoración lo más mínimo si no es poniéndonos de rodillas? El espíritu adora y el cuerpo adora tambour, dentro de nuestra imperfección pues nunca daremos a Dios la adoración debida, pero lo hacemos como mejor podemos. Y Nuestra Santísima Madre la recibía de rodillas y hasta con inclinación de reverencia, y a Ella la queremos imitar algunos de sus hijos. ¡Ojalá todos!. No somos sólo espíritu sino también cuerpo y se adora a Dios de rodillas. Triste también para muchos cristianos la noticia.

  11. Que risa dan…
    Sigan con el debate… todas las opiniones son respetables…
    Mientras ustedes sigan tan preocupados por estas cosas, la Iglesia seguirá cumpliendo su misión.
    ¿Se acuerdan de aquello de cuantos ángeles caben en la cabeza de un alfiler?
    Pues ahí siguen… desfóguense cuanto quieran… y apaguen la luz al salir.

    1. Rodrigo, estar “preocupado por estas cosas” es estarlo por la centralidad de la Buena Nueva de Cristo. No es tema de protocolo secundario, no es una excentricidad formalista, es la voluntad de que Cristo siga siendo el centro de todo. Recuerde que la Iglesia no es una simple ONG, sin sacramentos no somos Iglesia.

      1. Menos mal que por lo menos estas cosas las tenemos claras.
        Y por favor… Don Rodrigo… Porque sin el Don, igual parece que le responde a otro. El Don es parte integrante del nombre, que define a la persona y es por tanto parte constitutiva…
        A ver si vamos a tomarnos tan en serio unas cosas y a cachondearnos de otras. Y en este caso, quien establece los criterios? La Escritura, el Magisterio, la Tradicion, Vigano y secuaces? Belzunegui y sus mariachis?…
        La cosa se complica…
        Marta Marta….

        1. No, la cosa no se complica, está muy claro todo. Que usted lo ignore, Don Rodrigo, no significa que para el resto haya confusión.

          Se lo resumo, en un esfuerzo didáctico: no se puede OBLIGAR a un católico a recibir la santa comunión en la mano.

  12. Lo importante es recibir al Señor con amor y fe, no importa si en la mano o en la boca. Estas discusiones me recuerdan la explicación del Señor sobre las disposiciones judías sobre el lavado y purificación de manos y utensilios, aclarando que nada que entra al cuerpo lo hace impuro, sino lo que sale del corazón del hombre… Puede ser tan digna y pura la boca como las manos, si el corazón espera al Señor con amor y fe… Se está haciendo un problema de un tema menor, habiendo tantos problemas grandes actualmente en la Iglesia…

    1. Si se te da, por gracia, que el Señor debe ser amado y adorado no podemos hacer menos pues a cada cual se le pedirá cuenta de lo que se le da. Sólo podemos disponer esa fe en actos de amor y adoración, y agradecimiento por recibir al mismo Dios. Ni aunque fuera Santa me atrevería a tocar con mis manos que no son puras a Nuestro Señor. Ni aunque mis manos fuesen puras pues Él es Dios y yo criatura. No puedo ir contra mi conciencia sin pecar y preferiría morir este cuerpo antes que ofender a Dios. Algunos sentimos así

    2. No es un tema menor, ni mucho menos, que se imponga la comunión en la mano en contra de las numerosas disposiciones eclesiales, que, no sólo la permiten, sino que la consideran más adecuada. Los fieles católicos también tenemos derechos que algunos se creen con poder para conculcar. Eso es clericalismo, dictadura, prepotencia, creerse dueños de los sacramentos y no administradores.

      1. Me refiero, obviamente, a la comunión en la boca. Lo que algunos sacerdotes, alentados por ciertos obispos nefastos, nos dan en la boca no es la comunión, sino un tortazo. Lamentable.

  13. Hoy me ha tocado oír en boca de un sacerdote pasados los 80 y que Dios le dé más años, que la comunión de ambas maneras es un derecho nuestro.
    Cada vez que oigo a un sacerdote hablar de derechos, me enerva. Si por lo menos hablara de los derechos que tiene Dios a ser reverenciado. Pero no.
    Y luego después de decir que los carcas nos pusieramos al final, remata poniéndose la mascarilla.
    Si tanto miedo tiene que se ponga guantes y traje aeroespacial.
    Madre mía. Por más que lo intento no puedo imaginar a Jesús con mascarilla y con miedo.

    1. Mariela, permíteme que te corrija con todo mi aprecio. Yo sí creo que los fieles tenemos unos derechos fundamentales, atribuidos por el mismo Jesucristo, como son a la buena doctrina y a la recepción de los sacramentos en las debidas condiciones, unos derechos que la jerarquía, anti católica en gran parte, y los malos sacerdotes los vienen pisoteando. El catedrático de Derecho Canónico Javier Hervada hablaba de los derechos fundamentales de los fieles, que se corresponden con obligaciones de la jerarquía y sacerdotes, que están al servicio de los fieles, y no al revés, como se creen algunos en su clericalismo enfermizo y prepotente.

      Nota para Infovat: Siguen aflorando más y más correos.

    2. Comparto contigo. Si viviésemos el Evangelio y nos amaramos no harían falta derechos. Las cosas valen cuando están hechas con amor y hacerlo por tener un derecho ya pierde ese incalculable valor. Cuando dicen que es un derecho te pones como el primero, y el primero siempre ha de ser Dios, Nuestra Salud y Vida. Si queremos amar a Dios sobre todo tenemos que hacer como a Él le guste y no tu voluntad. Para llegar a eso hay que hacer caso a Nuestra Madre Inmaculada.

  14. Santo Tomas de Aquino, figura máxima teológica en la Iglesia,en donde es basada toda la doctrina y fundamentada, en la Suma teológica – Parte IIIa – Cuestión 82, hablando sobre la distribución de la Eucaristía dice:

    “Corresponde al sacerdote la administración del cuerpo de Cristo por tres razones.

    Primera, porque consagra in persona Christi. Ahora bien, de la misma manera que fue el mismo Cristo quien consagró su cuerpo en la cena, así fue él mismo quien se lo dio a comer a los otros. Por lo que corresponde al sacerdote no solamente la consagración del cuerpo de Cristo, sino también su distribución.

    Segunda, porque el sacerdote es intermediario entre Dios y el pueblo (Heb 5,1). Por lo que, de la misma manera que le corresponde a él ofrecer a Dios los dones del pueblo, así a él le corresponde también entregar al pueblo los dones santos de Dios.

    1. Copiado y pegado de un sitio donde se preguntan si Francisco es catolico…
      Pues ya no hace falta leer mas…
      Cuna de sedevacantistas…
      Suma y sigue…

  15. Tercera, porque por respeto a este sacramento ninguna cosa lo toca que no sea consagrada, por lo tanto los corporales como el cáliz se consagran, lo mismo que las manos del sacerdote, para poder tocar este sacramento. Por eso, a nadie le está permitido tocarle, fuera de un caso de necesidad, como si, por ej., se cayese al suelo o cualquier otro caso semejante”

    Santo Tomas nos deja claro en estos párrafos que las manos del bautizado no pueden tocar la Eucaristía, porque eso es un privilegio otorgado únicamente a los sacerdotes.

  16. Uno de los efectos nocivos de la comunión en la mano, es quitar la diferencia que hay entre el sacerdocio ministerial y el común de todo bautizado; y es lo que buscó Lutero, cuando en sus “liturgias” pidió a sus “ministros” que dieran la comunión en la mano por dos cosas: “para quitar la superstición de la Presencia Real y la diferencia que hay entre el sacerdote y el fiel”

    Para aquellos que apoyan la comunión en la mano y en nombre del Concilio Vaticano II, introducen abusos litúrgicos y doctrinas modernistas, volvemos a recordar las palabras de Juan Pablo II:

    “Tocar las Sagradas Especies y distribuirlas con sus propias manos es un privilegio de los ordenados” (Dominicae Cenae,11)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles