Israel prohíbe las terapias para cambiar la tendencia homosexual

|

(Aciprensa)- El Parlamento de Israel aprobó este miércoles un proyecto de ley que prohibirá las terapias para personas gays que quieren dejar el estilo de vida homosexual y vivir como heterosexuales.

Según informa la agencia AFP, los diputados votaron el proyecto con un estrecho margen de 42 votos a favor y 36 en contra. La iniciativa fue presentada por el diputado abiertamente homosexual Nitsan Horowicz del partido de izquierda Meretz.

El proyecto señala que un “psicólogo podrá perder su licencia por un periodo de al menos cinco años” si practica “terapias de conversión”. El documento debe todavía ser sometido a tres otras lecturas antes de ser adoptado.

Las “terapias de conversión” son “degradantes y discriminatorias”, estimó recientemente Víctor Madrigal-Borloz, un experto independiente de la ONU, que pide su prohibición mundial. “Cuando son realizadas a la fuerza, representan también una violación de la prohibición de la tortura y los malos tratos”, agregó.

Publicado en Aciprensa.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
82 comentarios en “Israel prohíbe las terapias para cambiar la tendencia homosexual
  1. Dudo realmente que la humanidad se extinga antes del fin del mundo. Aunque intenten una 3er guerra mundial. Lo que no significa que para ese momento no puedan quedar sino viejos ,enfermos y esclavos de todo tipo en la tierra. Al menos esto debe demostrar que Israel no es el reino del que hablan los evangelistas.

  2. Dudo realmente que la humanidad se extinga antes del fin del mundo. Aunque intenten una 3er guerra mundial. Lo que no significa que para ese momento no puedan quedar sino viejos ,enfermos y esclavos de todo tipo en la tierra. Al menos esto debe demostrar que Israel no es el reino del que hablan los evangelistas.

  3. Hay miles de personas que están satisfechas por las terapias de conversión. Pero esto no lo pueden tolerar los gays. Queda al descubierto que su ideología es una farsa.
    El timo lo llevan a cabo el lobby LGBT, diciendo que es natural ser gay e impidiendo la libertad de quienes quieren dejar de serlo.

    1. Fanático es el que no respeta la libertad de alguien que pude ayuda para dejar de ser gay. Esto es puro fanatismo además de intolerancia.

    2. Por qué hablas sin saber? Quieres acerté daño a ti mismo y a los demás? Por qué no pruebas una de estos procesos antes de hablar sobre ellos? Hay muchísimos testimonios. No es una humillación ni ejerce violencia, es lo contrario, es devolver el amor que debía haber recibido pero fue lastimado sin culpa. Es devolver el amor al homosexual o lesbiana a que tenía derecho, y con ese amor amar libremente al sexo opuesto y de ese amor unitivo y complementario poder dar fruto en otra vida humana. No es violencia, es lo contrario, amor debido
      Por eso el demonio rige la ideología de género, porque odia el amo y odia al hombre

    3. Markus, ¿miles de personas se torturan a sí mismas? Porque se trata de personas que VOLUNTARIAMENTE piden ayuda, y muchas de ellas, luego dan testimonio de su cambio a mejor.

      ¿Tortura autoinflingida?¿tortura que te mejora la vida?

      Sandeces.

  4. Me gustaría saber por qué no ha terapias semejantes para los católicos que usan preservativos (99.99% de los católicos), para los católicos divorciados, etc…

    ¿Es que esos pecadores no importan?

    Me gustaría saber por qué esos otros pecados, mucho más habituales, no son motivo de entradas en este blog.

    1. Desidereo, esa estadística de uso de anticonceptivos, ¿de dónde la extrae? ¿A vueltas con su fantasía?

      Para su información, numerosos católicos divorciados siguen terapias para recuperar su normal convivencia. Ahí patinó.

      Todo pecador importa. Y lo primero que demuestra que un pecador nos preocupa es no mentirle, diciendo que no está haciendo nada malo.

      1. Hidaspes, no tiene usted más que curiosear en misa (algo muy tradicional, por otra parte) y comprobar cuántos matrimonios asisten acompañados de más de dos hijos. Luego algo habrá de por medio…
        Además no es usted ni es nadie quien tiene que venir a enseñarle «a un pecador» (los demás) lo bueno ni lo malo. Y menos en tonterías de cama.

        1. Guillermo, yo he pedido la fuente contrastada de una estadística alegremente lanzada.

          Yo no enseño nada a nadie, pero tengo muy claro lo que está bien y lo que está mal: la homosexualidad no está bien. Y lo expreso, libremente.

          1. Venga vamos a explicar a Guillermo PF por qué la sodomía es un vicio contra-natura:

            1. El coito carnal debe darse dentro del orden moral que la ley natural manda.
            2. El fin natural primario del coito carnal es la procreación(hecho biológico innegable) y por tanto la ley natural tiene este fin como base de su orden moral.
            3. La procreación de la especie humana, así como en los demás mamíferos, se da a partir de un proceso de fecundación sexual entre un varón y una mujer.
            4. Dado que la sodomía , así como la pedofilia y la poligamia van contra los anteriores principios, son un vicio contra-natura.

  5. ¿Alguien sabe en qué consisten esas terapias? ¿Hay que ser mayor de edad para poder recibirlas? ¿Puede un padre católico llevar a terapia, pongamos, a un hijo de 14 años?

    A mí si hay algo que funciona no me parecería mal que alguien libremente lo intentase. Cada uno es LIBRE de hacer lo que le de la gana.

    Si no funciona debería ser un delito, como es un delito el timo de la estampita.

    1. Un padre, si vive en un país libre, ha de poder llevar a su hijo al tratamiento que considere que es mejor para su bienestar.

      He ahí el tema: ¿funciona? Volvemos a lo de siempre: la fantasía del consenso. Usted querrá aferrarse a que hay un consenso contra esas terapias, pero la realidad, como siempre, nos demuestra que hay controversia y debate. Por tanto, como los científicos no se ponen de acuerdo, debe prevalecer el criterio de la libertad individual: si un homosexual pide ayuda porque no es feliz con un determinado estilo de vida, hay que respetar su decisión, y no prohibirle nada. Lo mismo con el derecho de un padre a educar y proteger a sus hijos.

      1. Hidaspes.

        La carga de la prueba la tiene usted. Yo no tengo que demostrar que no funcionan. Usted tiene que demostrar que funcionan.

        Es el procedimiento habitual con cualquier fármaco.

        Me atengo a lo dicho respecto a un homosexual: Que intente lo que le parezca si quiere «convertirse». Si funciona, allá él. Si no funciona le están timando.

        Respecto al padre, ¿tiene libertad un padre para atar a su hijo a un poste, o meter a su hija en la cocina? NO. Pues eso.

        1. Yo puedo demostrar que hay partidarios de ésas terapias y detractores, nada más. Ya sabe, hay debate, eso que tanto le incordia.

          Por lo tanto, y como es tema controvertido, no queda optar por el principio favor libertatis: el adulto que quiera recurrir a ellas adelante, y el que no, pues no.

          ¿Atar a postes? Hombre de paja, falacia, no sirve. Nadie dice nada de atar a postes salvo usted, atando de pies y manos al homosexual que pide ayuda para cambiar de vida.

          1. Hidaspes:

            Yo pensé que lo entendería usted. Si está de acuerdo en que a un padre no se le puede permitir «educar» a su hijo atándolo a un poste, porque hay un bien superior que es la LIBERTAD de ese adolescente, ¿Está de acuerdo en que NO se le puede permitir a un padre «educar» a su hijo para que deje de ser homosexual? ¿Qué libertad gana, la del padre o la del hijo?

      2. Y también al contrario entonces. En un país libre, un padre podrá llevar a su hijo a una terapia para que se haga homosexual. O podrá operar a su hijo de cambio de sexo, si a su padre le parece oportuno. O sea, un padre puede hacer con su hijo lo que le venga en gana, viene usted a decir. No sé lo que opinaría Kant al respecto…

  6. No es de extrañar. La Biblia también está prohibida en el país de las «libertades». Otro ejemplo de que el Estado no hace digno al hombre.

    1. Jajajaja
      Eso mismo es lo que pensé yo al comenzar a leer.
      Por favor, Belzunegui, la próxima vez entrecomilla el título del libro para evitar equívocos o situaciones chistosas

    2. Ya hemos conseguido reírnos todos, al menos un poco, que buena falta nos hace ante un panorama muy sombrío para quienes nos resistamos a la gaystapo y sus pretensiones de darnos por ..

  7. Ya puedan aprobarse una o mil leyes, que no acallarán los miles de testimonios de homosexuales que dejaron de practicar ésa conducta.

    1. Lo que se da no se quita… el sexo, por ejemplo, no se puede quitar. Naces hombre, mueres hombre.

      La sexualidad es conducta que se puede controlar y cambiar, a mejor, o a peor.

        1. En perspectiva civil, allá usted y su conciencia en su intimidad. En perspectiva católica, obviamente le recomiendo cambiar. No puede ser de otra manera.

  8. Hay algun programa,serie o película que no nos metan a los homosexuales como lo mas granado de la sociedad a pesar de que solo representan un 3% de la población??
    Explíqueme usted esto también, xq yo tampoco lo entiendo.

    1. En efecto, Egomet. Lo biológico e inmutable se puede cambiar, pero las conductas voluntarias son inevitables e inmutables. El mundo al revés. Los historiadores del futuro se llevarán las manos a la cabeza con el globalismo progresista.

  9. He de decir que x mi trabajo he coincidido con varias personas homosexuales,en el caso de 3 compañeros homosexuales los 3 habian sido víctimas o testigos de abusos,uno x parte de su niñera de 16 años cuando él tenia 8 años,los otros dos testigos, uno testigo de un abuso homosexual y el otro intento de abuso por parte de un profesor,ambos en diferentes colegios,y no eran católicos.
    En el caso de dos mujeres lesbianas con las q coincidí,ambas venían de hogares rotos,donde el padre habia estado ausente durante su infancia y las madres eran totalitarias y abusivas.
    En fin,coincide con los estudios de los expertos de traumas de la infancia sin resolver.

  10. Mírelo por el lado positivo
    Como decía mi profesor de Filosofía, al final quedaremos sólo los católicos, con nuestros pecados, pero con la Fe íntegra

      1. Le invito a que vuelva a leer mi comentario. No sé de dónde se ha sacado usted eso de «pocos pero buenos», cuando precisamente he aludido a nuestra condición de pecadores

  11. Recomiendo el libro «La Revolución Sexual Global» de Gabriele Kuby. Muy esclarecedor. Hay un punto común en todas estas lacras que nos impone la agenda progre de Soros y compañía: se trata siempre de fórmulas esterilizantes. A mi modo de ver todo gira alrededor de dos vertientes: la necesidad de preservar la sociedad de consumo, que se considera el modelo óptimo para el progreso científico de la humanidad, y el problema de la superpoblación. Lo que se pretende es llegar un mundo íntegramente desarrollado basado en la sociedad de consumo, pero sobran miles de millones de personas porque el mundo consumista esquilma recursos naturales a velocidad de vértigo. Por eso el aborto, la eutanasia, la esterilidad voluntaria (que es la consecuencia práctica de la vida LGTBI en la inmensa mayoría de los casos) y, por supuesto, la guerra, son bienvenidos y potenciados.

  12. Como anillo al dedo la lectura de la Misa de julio 23/20. Jeremías, cap.2
    Israel era sagrada para el Señor, primicia de su cosecha: quien se atrevía a comer de ella lo pagaba, la desgracia caía sobre él.
    Los pastores se rebelaron contra Mí, los profetas profetizaban por Baal, siguiendo dioses que de nada sirven.
    Espantaos, cielos, de ello, horrorizaos y pasmaos.
    Porque dos maldades ha cometido mi pueblo: Me abandonaron a Mí, fuente de
    agua viva, y cavaron aljibes, aljibes agrietados, que no retienen el agua.

  13. Yo los gays que conozco han tenido una infancia y adolescencia de lo más normal.
    No digo que en algunos casos alguno pierda el norte pero son excepciones no la regla. De la misma manera que su fundamentalismo y odio a los que salen de su pensamiento único es una excepción.

      1. Y tu que sabes?
        Llevo 26 años con la misma mujer y o la cambio por nada.
        Otra cosa es que intérpretes malintencionadamente mis palabras para hacerme quedar como un golfo idiota.

        1. Joselito, lo importante es que no la has cambiado; ni te han cambiado. Para que alejemos cualquier idea machista. Bueno, si están unidos con la bendición de Dios, por el sacramento del matrimonio, la conclusión es clara: 26 años, son una gracia de Dios. Por mi parte llevo 41 años casado, por la gracia de Dios.

  14. Igual que alguien es libre para llevar una vida homosexual (tal como se entiende), ¿no debería haber libertad para quien quiere seguir otro estilo de vida? Hay personas cuyas tendencias homosexuales son resultado de malas experiencias en el pasado, principalmente cuando eran niños y/o adolescentes. No entiendo esta idea de prohibir esas terapias que pueden curar la psique de esos pobres atormentados.

    1. De algo estoy seguro a cerca de los homosexuales: cuando una persona de estas, a quienes debemos respetar, vive una experiencia personal con Dios, su vida cambia totalmente. Se aleja de esas prácticas que tanto abomina Dios y emprende un camino en castidad rumbo a la salvación. Y no solo ellos; también en cualquier pecado, como adulterio, fornicación etc

      1. Guillermo PF, una conducta voluntaria como es la sexualidad, no es algo impuesto e inevitable, sino controlable. No, no hay una sóla conducta posible, como criatura de Dios, tiene usted libre albedrío, y puede elegir una sexualidad santificadora, en el matrimonio, con su esposa, o un sexualidad fuera del plan de Dios, que condena al alma.

      2. Guillermo, con abstinencia me refería a castidad, no a que hagas vida de monje de clausura (aunque si te/me llega la vocación, bienvenida sea). ¿Por no tener relaciones sexuales vas a dejar de «disfrutar de la vida»? Que reduzcas el ocio a eso me resulta un tanto preocupante. Yo tampoco debo hacer según qué cosas (igual que otras sí) y el Altísimo tiene para cada uno un camino de vida distinto. Lo que no es posible es saltar por alto el Nuevo Testamento, y concretamente las epístolas paulinas, en las que se hace referencia a este asunto. San Pablo bebe directamente del Evangelio, y afirmar que se equivoca en algo de lo que dice al respecto, es afirmar que Jesús no fue infalible en su predicación, lo que podría resultar ser una blasfemia contra el Espíritu Santo (y ya sabemos la extrema gravedad de hacer eso). Fuera de eso, ¿en la Biblia es pecado amar en sí? No; cosa distinta es la situación civil de cada uno, y los pensamientos y obras a los que se oriente.

      3. Por último, quería decirte que posiblemente Dios te dio una cruz, pero para que la lleves, no para que te cause arrastro. Simón de Cirene ayudó a Jesús a llevar la suya. No te vuelvas resentido; Él nunca te va a dar lo que te haga mal. Y si así te lo pareciera, serías semejante a un niño al que le inyectan una vacuna: tiene en cuenta el daño del pinchazo, pero desconoce el bien derivado de ello (y en algún momento lo entenderá).

  15. Se permite y se hacen leyes para que un hombre se «convierta «en mujer y viceversa, pero se prohiben terapias para que un homosexual que quiera ser heterosexual pueda hacerlo,es sencillo saber porqué prohiben esto,porque si permitieran terapias tendrían que admitir que la homosexualidad es un trastorno de tipo mental,y está fuera de lo que es normal.Por eso lo prohiben.

  16. Se trata de reducir la población a un mínimo manejable y perfectamente esclavizable. Los consensos de las mayorías bien aborregadas visten de democracia (sistema comprobadamente perverso) y progreso el asesinato de inocentes por sus propias madres, el asesinato «humanitario» de ancianos y enfermos terminales, la corrupción reglada de menores en las mismas aulas, la destrucción de la sexualidad y a fin de cuentas la destrucción de la persona.
    500 millones de habitantes, dicen las piedras de Georgia; Guillermo Puertas eleva su jeringuilla en ofrenda al ángel de luz.
    Dios mío ven en mi ayuda, Señor, date prisa en socorrerme.

  17. Y el celibato también ayuda; tanto como la homosexualidad. Y no olvidemos a los castrati, que también contribuyeron, en la medida de sus posibilidades.
    En cambio, la poligamia aporta una gran ayuda contra la extinción de la Humanidad; no hay más que contar el número de hijos de los monarcas saudíes, íntimos amigos, por cierto, de monarcas de por aquí

  18. Guillermo Pf, pelirrojo se nace, homosexual no. Nada que ver.

    Verá, yo opino que la homosexualidad está mal porque soy católico. Compréndalo.

    Y usted planifique lo que quiera. Los católicos, cuando «planificamos», dejamos siempre la última decisión a Dios. Yo, por ejemplo, no planifiqué el primer embarazo de mi mujer… pero Dios lo dispuso. Así va la cosa entre católicos: decide Dios, no nosotros.

    1. Guillermo PF, le digo lo que pasó con el resto: lo que Dios dispuso. Créame, a usted que no es católico le llama la atención, pero entre católicos funciona así.

      Yo no soy ni mejor ni peor que usted, obvio, pero yo soy católico, usted es de otro credo, obviamente. Mi fe es camino único de salvación, obviamente. Le vuelvo a recordar el dato: soy católico. No lo olvide.

      ¿Da igual? No, no da igual que su argumento sea falso. La mentira no da igual.

      Lamento los destrozos que le generasen. La solución no es abandonarse en el pecado, sino volver a intentarlo, en castidad y oración.

    2. Ya caigo, Guillermo PF, su credo se llama relativismo, está muy extendido en la actualidad. Es el principal oponente del catolicismo.

      Para claridad de usted, más que nada.

      Pero usted, como yo, como todos, está llamado a la santidad y a la conversión en la Iglesia. Le invito a ello. Y le sugiero acogerse al manto protector de la Virgen, que es refugio de pecadores.

      1. Qué fácil que le gusten las mujeres, ¿verdad? Qué suerte no tener que salirse del guión. Los demás, castidad y pellizco. PRFFFFFF

        1. Los gustos, cómo cualquier apetito, deben controlarse y moderarse, ofreciendo el sacrificio al Señor, cuyo sacrificio en la Cruz fue inmensamente mayor.

        2. Guillermo Pf, le vuelvo a recordar que soy católico. Como tal, no puedo sino darle consejos católicos. Si no le gustan, lo lamento, de verdad, pero no puedo mentirle y decirle que no es pecado lo que objetivamente lo es. Usted pide cariño, pero sólo en la verdad lo hallará.

        3. Castidad siempre y para todos, Guillermo PF. Yo, por ejemplo, como casado, debo practicar la castidad conyugal. Diferente de la castidad en abstinencia. Pero castos todos, siempre, naturalmente. ¿Qué se esperaba? ¿Otra vez le tengo que recordar que soy católico? Esto empieza a ser muy cansino.

  19. Desidereo, la libertad no es libertinaje, presupone madurez y responsabilidad. Por tanto, un padre, un padre católico, puede y debe ayudar a su hijo a que abandone una conducta que no es buena. La libertad del hijo menor no se comprometida, al revés, reforzada. Y sin postes ni nada parecido.

    Es usted quien quiere atar a homosexuales a postes, prohibiéndoles que pidan ayuda cuando quieren cambiar de vida.

  20. Guillermo PF, Dios nos ha dado la sexualidad conforme a un plan, para el amor entre marido y mujer dentro del sacramento matrimonial, y para la prole, los hijos. Dentro de eso plan, asco nada de nada, el matrimonio que frecuenta tal sexualidad se santifica y se une a Dios. Fuera de ése plan ya no es lo mismo. Lo siento, no voy a cambiar mi fe para calmar su conciencia.

    La primera fidelidad es a Dios, no lo olvide.

    Lo que santifica, es regalo de Dios. Lo que te condena, es obsequio del demonio. Y eso es todo. Podemos jugar a autoengañarnos y a autoconvencernos de que el pecado ha dejado de serlo, pero no es así.

  21. Guillermo PF, la vida, sea de disfrute o de dolor, debe ofrecerse a Dios, no a uno mismo. Usted construye todo en torno a su propia satisfacción. Para los católicos, la vida funciona de otra forma muy diferente. Todo debe ser a la mayor gloria de Dios.

    1. Guillermo, evocando las clases de filosofía de mi adolescencia. el «ser» no es lo mismo que el «deber ser». Mire, cuando yo me refiero a mis deberes como católico, me refiero al deber ser, que por desgracia no siempre es el ser.

      No, le reconozco que no siempre tengo la suficiente presencia de Dios en mi vida, a veces incurro en soberbia y me creo autosuficiente. No lo soy, siempre acabo por admitir que sin Dios no soy nada. Pero como pecador, vuelvo a tropezar en la misma piedra.

      Por tanto, puede ser que alguna vez que coma paella no lo haga a la mayor gloria de Dios, pero eso no quita que DEBIERA hacerlo siempre.

      Perdone, pero los planes de Dios yo no los puedo sopesar, medir o cuantificar, son los que son, me gusten o no.

      Perfecto, si alguien es incapaz de asumir los deberes del sacramento matrimonial, que no se case. ¿Cuál es el problema? Sigue siendo una criatura divina llamada a amar a Dios y al prójimo (por ése orden). De verás que no entiendo sus dilemas ridículos.

    2. Usted, Guillermo PF, juega a ser como Dios, y se permite juzgar de despiadado a Dios, porque sus mandamientos no se ajustan a sus apetitos. Pero lo despiadado sería engañarle a usted, y decirle que Dios le aplaude en su pecado. No es así.

      «Dios no juega a las estadísticas». ¿Eso qué significa? A lo que Dios juegue o deje de jugar es algo que ni nos concierne ni podemos entender en nuestro intelecto humano limitado y pecador. Sigue usted poniéndose a la misma altura del Creador.

      Ya le he dicho el plan de Dios para la sexualidad humana. El resto son sus elucubraciones.

    3. En serio, Guillermo, ¿hace falta recordarle que el sacramento matrimonial es vocacional, no obligatorio? Si a usted eso del amor marital entre marido y mujer no le va, e incluso se considera humanamente incapacitado para ello, pues oiga, mire que fácil: que no se case, asunto resuelto. Ahora bien, la sexualidad, para los católicos, tiene un lugar y un fin, y eso no lo cambia nada.

    4. Verá, Guillermo, lo que usted, en ése estilo de cursilería diletante denomina «reduccionismo cóncavo-convexo» es lo que generalmente se da en llamar catolicismo. Para claridad de todos, más que nada.

      Reduccionismo el de su credo relativista: yo hago lo que me apetece, y Dios siempre me bendice en lo que hago. No hay pecado, no hay mal, si lo que hago me apetece hacerlo.

      Llamemos a las cosas por su exacto nombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles