PUBLICIDAD

Pekín a los cristianos chinos: cambiad a Cristo por Mao o perderéis las prestaciones sociales

|

Un paso más en el estrangulamiento del cristianismo en China: las autoridades de una provincia han informado a los católicos que si no cambian las imágenes de Jesús en sus casas por retratos de Mao o Xi Jinping perderán las ayudas sociales.

Pero, ¿qué contrapartida hay para los creyentes en los pactos vaticanos? Casi cada semana asistimos a una nueva prueba de la férrea voluntad de Pekín de desarraigar la fe y sustituirla por la devoción a las autoridades comunistas, presentes o pasadas.

Lo último, informa el portal especializado Bitter Winter, ha sido la noticia de que los funcionarios de la ciudad de Linfen, en la provincia de Shanxi, han recibido instrucciones para que inspeccionen los hogares de los receptores de cualquier tipo de subsidios estatales,  se incauten de todos los símbolos religiosos y los sustituyan con imágenes de líderes comunistas. A quienes se quejen de la medida se les dejará de ingresar las ayudas.

Esta misma medida también se aplica a los miembros de las iglesias dependientes del Estado. Un miembro de la Iglesia de las Tres Autonomías, una denominación protestante oficial del Partido Comunista Chino, confesó a Bitter Winter que en su propia casa retiraron imágenes de Jesús y un calendario religioso y los sustituyeron por imágenes del Presidente Mao.

La crisis económica que ha azotado a China, como a la mayor parte del planeta, como consecuencia de la pandemia de coronavirus ha dejado a muchísimos ciudadanos en paro o situación de grave precariedad, al punto de que lo único que les libra del hambre son los subsidios estatales. Eso significa que la negativa a esa enésima prueba de vesania antirreligiosa, que ya se introduce incluso en el ámbito de los hogares, puede significar la muerte por inanición o, al menos, una situación de absoluta miseria.

10 comentarios en “Pekín a los cristianos chinos: cambiad a Cristo por Mao o perderéis las prestaciones sociales
  1. Nadie podrá comprar ni vender, ni tener derecho a prestaciones sociales, si no adora la imagen de la Bestia. Si adoras a Cristo te quedas al margen de la ayuda del Estado. Esta será indudablemente una estrategia del Anticristo para intentar acabar con la Iglesia. Cada vez irá in crecendo este tipo de amenazas. Oremos para permanecer firmes en la Fe, sometida a duras pruebas.

  2. Lo más vergonzoso es el abandono y el silencio canallesco por parte de los católicos y cristianos que viven en países aún libres.

    Esto sucede porque lo permitimos.

    Cero protestas, cero denuncias a organismos de derechos humanos, cero interés.

    Ya nos llegará la factura,por si nos creemos que es algo lejano y a nosotros no nos va a tocar.

  3. Pasa igualito en Venezuela con ser chavista o no, puedes ser cristiano u otra cosa pero igual debes aceptar a Chávez y su chavismo primero por sobre todas las cosas, si quieres llegar a tener sus beneficios limosnero dónde muchos han tenido que rebajarse a tal bajeza!

  4. Los pactos secretos ya hace tiempo que dejaron de serlo, desde el propio inicio: endurecimiento de la persecución a los católicos, quienes, o se incorporan a la iglesia catomunista, surgida del pacto, o serán extinguidos como doblemente clandestinos, para Pekín y para Roma.

  5. Cuando un pacto es secreto es que contiene cláusulas inconfesables. Y éste es tan secreto que ni siquiera está escrito. Y los frutos nos muestran que más que pacto es una rendición incondicional. La costumbre en tantos temas…desde 1960.

    …Y cuando las barbas de tu vecino veas pelar…….

  6. China es el país que mejor practica la Doctrina Social de la Iglesia.
    Y sí, me lo creo. Visto que confunden el modernismo con la Iglesia Católica, se puede decir cualquier estupidez o satanada, valga la redundancia.
    Que siga Francisco pactando con sus hermanos comunistas…

  7. Los pactos chinos obedecen a la confusión que padece Francisco entre comunismo y cristianismo, al sostener y afirmar que pensamos lo mismo, siendo así que son totalmente contrapuestos, pues comunismo es ” lo tuyo, mío “, mientras que cristianismo es ” lo mío, tuyo “. Comunismo es odio, lucha de clases. Cristianismo es amor, caridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles