PUBLICIDAD

El Papamóvil cumple 40 años

|

(ITALPRESS/InfoVaticana)- No fue un vehículo pontificio hasta 1980: en lugar ir en la limusina negra habitual, Juan Pablo II usó un Mercedes-Benz G 230 blanco hielo con detalles dorados por primera vez durante su visita a Alemania hace cuarenta años.

En la parte posterior de este modelo especial se insertó un asiento para el Santo Padre, instalado en un panel de suelo continuo elevado 40 centímetros y protegido por una cúpula de plexiglás alta y transparente. Esto permitió que al Papa le pudieran ver los cientos de miles de personas que asistían a los eventos.

Se integraron varias luces en los lados, en el suelo y en el techo de la superestructura, para proporcionar una iluminación que permitiera al Papa permanecer visible incluso en la oscuridad.

Mercedes-Benz desarrolló y fabricó en exclusiva este vehículo único (más de 4 metros de longitud, casi 2 de ancho y poco menos de 3 de altura) para la visita del Papa entre el 15 y el 19 de noviembre de 1980 y se entregó inicialmente en préstamo al Vaticano.

El vehículo contaba con una poderosa unidad de aire acondicionado automático que garantizaba temperaturas agradables dentro del mismo y evitaba que las superficies se empañaran bajo la lluvia y las condiciones con altos niveles de humedad.

La superestructura de plexiglás estaba destinada a proteger al Papa sin obstruir la visión de los fieles y fue diseñada inicialmente como una unidad extraíble. Después del atentado en 1981, el modelo G fue convertido y equipado con vidrio a prueba de balas. Mercedes-Benz adaptó el dispositivo pontificio a las especificaciones de seguridad actualizadas del Vaticano en 1983 y nuevamente en 1985.

El viaje del Santo Padre hace 40 años fue una ocasión especial que marcaba la primera vez en casi 200 años que un Sucesor de Pedro visitaba Alemania. Pronto empezó a ser conocido como ‘Papamóvil’, y se convirtió en el símbolo icónico del pontificado viajero de Juan Pablo II, acompañándole en los cientos de viajes que emprendió alrededor del mundo.

Un segundo vehículo con características externas casi idénticas ya existía en 1982 sobre la base del 230 GE, con 92 kW (125 CV). Estos dos vehículos todoterreno de la serie 460, introducidos en 1979, a menudo se podían distinguir de las fotografías antiguas por sus números de placa: mientras que el G 230 generalmente tenía la abreviatura SCV 7, la placa del 230 GE era SCV 6. En 1982 Mercedes-Benz entregó permanentemente ambos vehículos al Vaticano. El primer Papamóvil, presentado en el museo de Stuttgart, regresó a “casa” en 2004 y ha sido parte de la colección Mercedes-Benz Classic desde entonces.

En noviembre de 2007, el Papa Benedicto XVI adoptó un G 500 blanco (serie 463), con un cuerpo abierto y un parabrisas plegable. En la audiencia del Vaticano, esta Clase G se usa como convertible y con una sección transparente del techo resistente a la intemperie, que resultó particularmente útil durante la visita del Papa Francisco a Brasil, en julio de 2013.

Francisco ha utilizado el Papamóvil de Mercedes hasta 2015, cuando se cambió por un Hyundai.

(ITALPRESS)

3 comentarios en “El Papamóvil cumple 40 años
  1. Este vehículo sustituye a la silla gestatoria, su finalidad es no defraudar al pueblo que desea ver al Papa. No indica vanidad ni nada parecido, como tampoco la silla gestatoria.
    Me horroriza el Papa actual, y tantas cosas, pero no sé qué culpa tiene este vehículo

    1. Felicidades papamóvil,por tu 40 cumpleaños,alcanzaste la madurez,lo que nos recuerda que no fuiste un invento del Papa Francisco,y como Belzunegui no puede meterse con él,pues se mete con el cochecito,la cuestión es quejarse siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles