PUBLICIDAD

Nace la Conferencia Eclesial de la Amazonía

|

Ayer, 29 de junio, vio la luz la Conferencia Eclesial de la Amazonía, fruto del Sínodo de la Amazonía celebrado el pasado octubre en el Vaticano.

“Con el corazón agradecido al Señor y lleno de esperanzas, iniciamos la Asamblea de constitución de la Conferencia Eclesial de la Amazonía”, fueron las palabras del cardenal Hummes en la asamblea virtual de constitución de la citada conferencia, recoge Vatican News.

En la asamblea que daba inicio esta nueva organización participaron el presidente del CELAM, Miguel Cabrejos; el presidente y el vicepresidente de la REPAM, los cardenales Claudio Hummes y Pedro Barreto, un obispo por cada país que comparte el territorio amazónico – dos en el caso de Brasil-, los representantes de Cáritas de América Latina y el Caribe, José Luis Azuaje, la religiosa Liliana Franco, de la CLAR y Mauricio López, de la REPAM. A estos se sumaron tres representantes de los pueblos originarios, Patricia Gualinga, la religiosa Laura Vicuña y Delio Siticonatzi.

También hubo representantes por parte del Vaticano, de la Secretaría del Sínodo de los Obispos, el cardenal Baldisseri, el cardenal Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, el cardenal Luis Antonio Tagle, prefecto de la Congegación para la Evangelización de los Pueblos y el cardenal jesuita Michael Czerny, del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral.

El cardenal Claudio Hummes, que ha sido elegido presidente de la nueva conferencia a sus 85 años, declaró: “Esta Conferencia hace parte de los nuevos caminos que el Sínodo Especial de Obispos para la Amazonía propuso. Es nuestra responsabilidad constituir esta Conferencia, animados por nuestro querido Papa Francisco. Él mismo sugirió el nombre”.

Por su parte, el cardenal Pedro Barreto, vicepresidente de la Red Eclesial Panamazónica dio la bienvenida al nuevo organismo afirmando: “Ha llegado el momento para dar gracias a Dios porque se ha creado la Conferencia Eclesial de la Amazonía, donde la voz de los indígenas en la Amazonía se ha escuchado”, recoge Vatican News.

El Documento Final del Sínodo de la Amazonía, en su número 115, animaba la creación de una instancia que dé dinamismo e impulso a la labor evangelizadora en la Amazonía, territorio compartido por nueve países y habitado por más de treinta millones de personas:

“Proponemos crear un organismo episcopal que promueva la sinodalidad entre las iglesias de la región, que ayude a delinear el rostro amazónico de esta Iglesia y que continúe la tarea de encontrar nuevos caminos para la misión evangelizadora, en especial incorporando la propuesta de la ecología integral, afianzando así la fisonomía de la Iglesia amazónica” (DF 115).

Patricia Gualinga, “lideresa indígena” -así la apoda el medio de comunicación del Vaticano-, declaró: “La iglesia católica necesita entender a los pueblos indígenas, ¿cuál es el idioma que están hablando? tratar de comprender que la iluminación del Espíritu está en estas culturas, y que allí está el gran aporte que vamos a dar a la humanidad como pueblos originarios para que no se destruya la creación, la casa común y, ese es un compromiso que la Conferencia debe comenzar a ejecutar con celeridad, con profundidad para el bien de toda la humanidad”.

El obispo de Puerto Maldonado, el español David Martínez de Aguirre, fue elegido vicepresidente de la nueva entidad eclesial.

6 comentarios en “Nace la Conferencia Eclesial de la Amazonía
  1. Si lo qua pretende esta asamblea de la Amazonía es conservar el planeta Tierra tal cual es en su parte y en su todo SUJETO A LA PRESIÓN DEL PECADO ORIGINAL podemos decir que estos ilustres doctores no han entendido el porqué del: DÍA Y CIELO NUEVO DEL PLANETA TIERRA.

    -Vi un cielo nuevo y una Tierra (planeta) nueva, porque el primer cielo y la primera Tierra (planeta) habían desparecido, y el mar no existía ya ( porque éste quedaba al otro lado del planeta; Y VI LA CIUDAD SANTA, LA NUEVA JERUSALÉN LA QUE DESCENDÍA DEL LADO DE DIOS ATAVAIADA COMO UNA ESPOSA QUE QUE SE ENGALANA PARA SU ESPOSO ( Apocalipsis 21,1-2)

  2. Ya no hacen falta ni diaconisas amazónicas ni viri probati ¿ probados en qué ? ¿ A dónde ha llevado el pastoralismo del CVII ? : A la misericorditis vigente de comunión para todos, cuanto más en pecado mejor, pues la comunión no es un premio, y cielo para todos, sin necesidad de conversión y sin un infierno-condena para siempre. Ha llevado, por tanto, a que no hacen falta ni sacerdotes, ni jerarquía, ni sacramentos, ni mandamientos, ni papas, ni sacerdotisas ni viriprobati siquiera, pues es la misma Iglesia, que ha adoptado el lenguaje del mundo, la que ya no hace falta. Por eso mismo se vacían las iglesias, porque, según ese planteamiento, elevado a dogma, el único dogma, ya no hacen falta para salvarse. Estamos todos salvados. Ahora lo urgente es salvar la selva amazónica, pero, si esta es la prioridad de la ¿iglesia? es que esa iglesia ya dejó de ser Iglesia. Queda la Iglesia Católica en un resto, pequeño resto, fiel, el remanente fiel.

  3. Ya no hacen falta ni diaconisas amazónicas ni viri probati ¿ probados en qué ? ¿ A dónde ha llevado el pastoralismo del CVII ? : A la misericorditis vigente de comunión para todos, cuanto más en pecado mejor, pues la comunión no es un premio, y cielo para todos, sin necesidad de conversión y sin un infi erno-condena para siempre. Ha llevado, por tanto, a que no hacen falta ni sacerdotes, ni jerarquía, ni sacramentos, ni mandamientos, ni papas, ni sacerdotisas ni viriprobati siquiera, pues es la misma Iglesia, que ha adoptado el lenguaje del mundo, la que ya no hace falta. Por eso mismo se vacían las iglesias, porque, según ese planteamiento, elevado a dogma, el único dogma, ya no hacen falta para salvarse. Estamos todos salvados. Ahora lo urgente es salvar la selva amazónica, pero, si esta es la prioridad de la ¿iglesia? es que esa iglesia ya dejó de ser Iglesia. Queda la Iglesia Católica en un resto, pequeño resto, fiel, el remanente fiel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles