PUBLICIDAD

La Iglesia accede a retirar la estatua de San Junípero del ayuntamiento de Ventura

|

El derribo de la estatua de San Junípero Serra en San Francisco por una horda de iconoclastas con el cada vez menos verosímil pretexto del homicidio de George Floyd no ha provocado protestas significativas del alto clero americano, que ha preferido más bien alinearse con los amotinados de Black Lives Matter. De hecho, el padre Tom Elewaut, de la Misión San Buenaventura, ha acordado junto al alcalde de Ventura retirar la escultura del santo que aún permanece en el ayuntamiento.

“Hemos escuchado y hemos oído las demandas de los miembros de la comunidad y creemos que ha llegado el momento de retirar la estatua y trasladarla a una ubicación no pública más apropiada”, puede leerse en la nota conjunta hecha pública.

Mutatis mutandis, es lo que está pasando con la jerarquía eclesiástico en todo el mundo con China, con la ONU o con el Islam: una vez que se ha alineado claramente con un bando, es difícil que proteste por los desmanes anticatólicos del bando elegido. Así, las instituciones eclesiásticas oficiales callan ante la persecución de fieles por parte de Pekín o su represión de las protestas en Hong Kong, ignoran en lo posible las masacres de cristianos por radicales islámicos en países como Nigeria o Burkina Faso y pasan de puntillas sobre los planes maltusianos y de ingeniería social de las Naciones Unidas.

Curiosamente -o no-, en cada caso la jerarquía se alinea con lo más popular para los dueños del discurso, desde la inmigración masiva al Cambio Climático. Y en el caso de estas revueltas vandálicas, denunciando el ‘pecado del racismo’ (sin definir). Lo ha dicho el Papa, lo han glosado en extenso los obispos católicos. Lo malo es un racismo que, objetivamente, es difícil advertir como ‘sistémico’ en la sociedad americana, quizá la que más esfuerzos ha hecho para superarlo. En cuanto a las revueltas, naturalmente, se deploran los ‘excesos’, pero su ira es comprensible y su bando es el de los buenos.

Lo vimos con el obispo de El Paso, Mark Seitz, que se arrodilló con un cartel de Black Lives Matter (BLM) y la preceptiva mascarilla del miedo, lo que le valió una llamada personal del Papa para felicitarle. Seitz llegó a justificar un pillaje enloquecido que ya ha causado más de una decena de muertes invocando las palabras de Martin Luther King, según las cuales “el motín es el lenguaje de los que tienen voz”. Nos encantaría ver al obispo eligiendo entre estas dos alternativas: que medios como el New York Times o CNN son voces apagadas y casi irrelevantes, o que no han dado un altavoz formidable a la comunidad negra.

Obispos a los que es difícil o imposible ver en las marchas provida participan en las que convoca BLM, como es el caso de Mario E. Dorsonville, obispo auxiliar de Washington y antiguo compañero de residencia del pedófilo ex cardenal McCarrick, de quien supuestamente para estas fechas ya teníamos que tener el dossier prometido por la Santa Sede.

Que la Iglesia americana -y, hasta cierto punto, la propia Santa Sede- se ha alineado con los revoltosos de BLM es poco dudoso, como puede dar fe el padre Daniel Moloney, capellán del MIT hasta que se le ocurrió llamar a la reconciliación racia y decir que “conquistar el racismo exige una conversión a la santidad”.

Lo que hace especialmente preocupante este alineamiento es que BLM -organización a quien no parecen importar las vidas negras salvo que acabe con ellas un policía blanco- es un grupo pantalla con una agenda neomarxista absolutamente incompatible con la fe cristiana más tibia. No me crean, vayan a la propia web oficial del movimiento, y lean sobre sus intenciones de acabar con la familia ‘tradicional’ y el heteronormalidad. Extraños compañeros de mesa y cama para el clero católico.

31 comentarios en “La Iglesia accede a retirar la estatua de San Junípero del ayuntamiento de Ventura
  1. Cómo no traicionar a San Junípero Serra si fue un evangelizador heroico. Claro, debiera haber no hecho nada y dejar a los indios en la ignorancia, en el error panteísta y en el terror de dioses y semidioses vengativos que hasta reclamaban sacrificios humanos… Seguimos con el mito del “buen salvaje” de Roisseau, con el irenismo religioso (sincretista), con un “ecumenismo” que no es tal sino claudicación; y seguimos tolerando la “leyenda negra” contra la Iglesia y España, de cuño anglo masónico. ¡Felicitaciones! Si esto no es apostasía y herejía ¿qué es?

  2. Bueno, si está seguro de que la van a destrozar como las otras, mejor cambiarla de sitio. Por otra parte, ¿qué caso van a hacer a la Iglesia estos terroristas, que no son otra cosa? Son los embajadores españoles los que deberían haber protestado con firmeza. Y están pasando de todo. Lógico, con este gobierno que padecemos.

  3. Odian la cruz, ya sean grandes como las de las estatuas de san Francisco o aquí en Mallorca (esta mañana, después de que la concejala o cargo del ayuntamiento dedicada al tema, o sea, a lo legtebe, dijera ayer que habría que pensar qué hacer con la estatua, ha amanecido con la pintada de un, una, une ignorante que ponía en rojo “racista”, a lo que la concejala se ha apresurado a responder en los medios de comunicación que si eso pasa es que hay un malestar social muy extendido, toma del frasco: primero amago, consigo que algún@/e/i corto me baile el agua y luego sugiero que eso es poco), o pequeña como la de Ventura.

  4. A nadie le debe extrañar que la Iglesia Conciliar retire imágenes de santos. Porque es la Iglesia Conciliar… la de poner al hombre en el lugar de Dios, la que sigue al “seréis como Dioses” de Adán, la Iglesia de Caín y no la de Abel, la “Iglesia del hombre que se hace Dios” como dijo Pablo VI, la Iglesia donde el “humo de satanás” ha entrado en ella, la Iglesia que quiere seguir a remolque al mundo en vez de tirar de él como una locomotora… Normal.

  5. Creo que entonces todas las personas de raza negra y blanca que andan despotricando contra Santos q evangelizaron el continente americano deberían volverse todos a sus respectivos continentes de origen,las personas negras al África de donde son provenientes y los blancos a Europa de nuevo y que dejen vivir allí a los indios americanos,a los indios apaches y a los q eran originarios de lo que ahora es Estados Unidos
    Blancos y negros de Estados Unidos,ambos dos entonces también son invasores xq ninguna de esas dis razas son originarias de ese continente.

    1. ESPANA NO DESTRUYO.
      CULTURIZO- CULTIVO- Y EVANGELIZO sin destruir a la población decurigen, llegando al mestizaje; AL CINTRARIO QUE LOS ANGLOSAJONES con Norteamérica.

      Pero siempre igual- el complejo de inferioridad de los españoles- todos – que NUNCA luchó de verdad contra la leyenda negra antiespanola.

  6. La mentira quiere tergiversar la Historia. No critican a los que en la conquista del Oeste hicieron un genocidio contra los indios, y critican a San Junípero que precisamente defendió a los indios frente a tribus hostiles. Pero claro, San Junípero tiene dos cualidades que detesta la izquierda: católico y español.
    Por poner un ejemplo, los aztecas, tan idealizados por algunos, eran unos despiadados que en 1487 sacrificaron a sus dioses 80.400 personas en un solo día. En cambio los españoles acabaron con esas barbaridades y llevaron el derecho greco romano junto con un desarrollo científico y cultural innegable.
    España llevó a América el tesoro más preciado, la fe. Y San Junípero en el s. XVIII con gran abnegación, sirvió a la causa de la evangelización de California con una actitud intachable.

    1. Gracias Padre,por decir la verdad.
      Necesitamos sacerdotes valientes y santos.
      Mis hijos y yo rezamos,y ofrecemos sacrificios todos los días,por el Papa,por la Iglesia y para que el Señor nos envíe muchos sacerdotes santos que guien a su pueblo.

    1. La iglesia lleva 200 años acomplejada a remolque de la canalla liberal convertida hoy en la herejía modernista y mundialista. No como antes como bien dice Pep, que era la locomotora del mundo. El último hito a dejar plasmado en la historia universal de la infamia con letras de molde, es, que por primera vez en un caso de pandemia, la sociedad no ha acudido a rezar a Dios. Y por primer vez también, en la historia del cristianismo, se suspenden en todo el mundo y con carácter generalizado, la celebración pública de las misas. La iglesia jerarquía, ya no cree en Dios, eso es evidente, Que se atengan a las consecuencias.

    2. Hay que darle la correcta interpretación a los hechos:
      el gamberro que tachó y pintarrajeó a Cervantes, dejó escrito su nombre y se llama: Bastardo

      El palurdo que pintarrajeó y ensució la estatua de San Junípero Serra, también dejo escrito su nombre y se llama: Racista.

  7. Cuanto más modernistas mejor se arrastran y humillan ante cualquiera, en vez de la única religión verdadera, tienen ansia de ser una secta como las demás. No estarán contentos hasta que no le pidan perdón al demonio. Unos tios tiraos.

  8. Cuando a una persona o a una comunidad no les das lo que te piden te clasifican de racista e intolerable. Vivimos una época donde el delincuente tiene más derechos que la persona de bien.

  9. ¡Qué tristeza! ¡Qué sensación de… impotencia ante la injusticia y la mentira! Pero todavía me ha dado algo de “alivio” al leer el artículo, porque a primera vista, por el título, pensé que se referían a su pueblo de Mallorca (que no sé ahora cuál es), lo cual hubiera sido aún “peor”. Pero qué horror, qué pena…

  10. Dolorosamente, es tal la mala información, o mejor tan grande manipulación, que, por ejemplo acá en Latinoamérica los movimientos pro- indegenistas culpan a los españoles, especialmente a la iglesia católica de haber arrasado con nuestra cultura.
    Claro amañar la historia por parte de los enemigos de Jesus produce réditos. Les recomiendo ver en Youtube una conferencia de un señor canario ( no recuerdo su nombre) Virgen de Guadalupe. Muy bien documentado. Lo que pasaba en el imperio Azteca, era terrible, y gracias a los españoles y sus misioneros ellos pudieron conocer y abrazar la fe en el verdadero Dios. Bueno, como todos sabemos, en este sincretismo tan grande, hay espacio para todo, hasta la pachamama llegó al Vaticano y todos ellos tan felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles