PUBLICIDAD

Ley Celaá: los obispos defienden ‘su’ asignatura, ignoran la ideología de género

|

La Conferencia Episcopal Española ha reaccionado con un comunicado crítico al enésimo proyecto de ley de educación elaborado por la ministra Isabel Celaá impone a nuestros hijos la visión antropológica diseñada por la Ideología de Género y una educación sexual diametralmente opuesta a los valores de nuestra civilización. También atenta contra la libertad de elección de centro y el status de la asignatura de Religión. Imaginen en qué aspecto se han centrado nuestros obispos y cuál han ignorado por completo.

Exactamente: al episcopado español no parece quitarle el sueño que a los niños españoles se les imponga una visión de la sexualidad esperpéntica en su contradicción con la realidad biológica y con miles de años de civilización, no digamos de antropología católica, pero sí le alarma, y mucho, perder el control sobre una asignatura de Religión cuya eficacia en la transmisión de la fe es, como poco, cuestionable, o sobre la oferta educativa que aún gestionan.

La defensa de ambas -asignatura de Religión y libertad de elección de centros- es, naturalmente, loable y lógica. Pero el olvido de ese otro ‘elefante en la sala de estar’ parece indicio de una ‘autorreferencialidad’ que nos parece desconcertante. A continuación, la nota de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura de la CEE:

El Proyecto de Ley de Educación –de la LOMLOE–, que ha sido publicado en circunstancias tan extraordinarias como las de un «estado de alarma», afecta sin duda a toda la sociedad, verdadera protagonista de la educación, de la que formamos parte como Iglesia católica. Por ello, consideramos responsabilidad nuestra participar en el debate público en orden a su tramitación.

Punto de partida es, sin duda, el compromiso con este bien inmenso que es la educación, uno de los tesoros más valiosos de la sociedad, pues afecta a la vida de los seres más queridos y, de muchas maneras, al futuro de todos.

Tras examinar con atención el actual Proyecto de Ley, nos parece tener que insistir en la necesidad de proteger y promover el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, tal como se explicitan en la Constitución y en su interpretación jurisprudencial.

Nos preocupa que se recojan plenamente las consecuencias de estos principios en la nueva Ley, y en primer lugar el respeto por la responsabilidad y los derechos de los padres en la educación de los hijos. Si el Estado tiene una tarea principal en la defensa y la promoción del bien de la educación para todos, no es sin embargo el sujeto del derecho educativo.

En este mismo sentido parece necesario que, a diferencia del actual Proyecto, la futura Ley siga recogiendo la «demanda social» en todas las etapas del proceso educativo, desde la libertad de elección de centro escolar, que incluye la gratuidad de la enseñanza sin discriminaciones, al trato en igualdad de condiciones de los diversos centros y a la libertad para su creación.

La formación integral es un principio educativo recogido también por la Constitución. En consecuencia, no puede excluirse del ámbito escolar la educación de la dimensión moral y religiosa de la persona, de modo que ésta pueda crecer como sujeto responsable y libre. En este ámbito de conocimientos se sitúa la asignatura de Religión, como es habitualmente reconocido en los sistemas educativos europeos.

Queremos insistir en que esta asignatura no puede plantearse de manera ajena a la identidad cultural, moral y religiosa de la persona. Pues esta identidad forma parte esencial de la realidad a cuyo conocimiento la escuela ha de introducir a la persona concreta. Conocer y comprender la propia realidad es el método adecuado para poder luego actuar con libertad.

La persona, además, no existe nunca como individuo aislado, sino como miembro de un pueblo, partícipe de una cultura, de una tradición. La cual, en el caso de nuestra sociedad, como en el de los diferentes países europeos, no se entendería sin conocer y comprender la fe cristiana.

La asignatura de Religión católica es una respuesta a estas exigencias en el caso de la mayoría del alumnado. Ciertamente puede ser integrada de varios modos en el área de conocimiento que le corresponda en el currículo, de modo que no se generen para nadie agravios comparativos. De igual manera, habrá de respetarse el conjunto de exigencias propias de su presencia en el ámbito escolar, relativas a la metodología o al estatuto del profesorado. Pero no debe ser considerada ajena al proceso educativo. Por ello, debe ser una asignatura comparable a otras asignaturas fundamentales y, por tanto, evaluable de igual manera.

Estos derechos y libertades, estos bienes relativos a la educación, recogidos en la Constitución, han sido también confirmados en varias ocasiones por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. Están contenidos igualmente en los Acuerdos del Estado español con la Santa Sede.

Del mismo modo que es importante el diálogo y la participación de todos, no podemos dejar de tener en cuenta el marco jurídico fundamental, que, defendiendo los derechos y libertades fundamentales, constituye la base no sólo de nuestro «pacto social», sino también de un muy deseable «pacto escolar».

La presencia de la Iglesia, del «pueblo católico» en nuestra sociedad es grande, y ha desarrollado una tradición educativa secular. Creemos que ha sido y deseamos que siga siendo una riqueza de nuestra sociedad, que posibilite el crecimiento, la libertad y la pluralidad de la propuesta educativa y, sobre todo, que sirva así al bien de los alumnos, las familias y toda la sociedad.

Creemos que estos grandes bienes justifican suficientemente todo esfuerzo de diálogo y de colaboración leal en el proceso de preparación de la nueva Ley de Educación, para el cual ofrecemos nuestra plena disponibilidad.

119 comentarios en “Ley Celaá: los obispos defienden ‘su’ asignatura, ignoran la ideología de género
  1. Esta señora, por no tener no tiene ni cultura, y le sobra sectarismo. Aunque más que amor a la ideología me parece a mí que lo que tiene es amor al dinero, si hacemos caso a su trayectoria vital. Otra currita de Sánchez.

  2. Si Francisco ha firmado documentos sobre educación en términos parecidos a los del Proyecto Celaá, en lo que respecta a la visión antropológica de sexo fluido desde edades tempranas, los obispos no van a contradecir a quien les puede destituir, incluidos Munilla y Reig, máxime después del “aviso” Ormazábal.

    1. Hablan sus eminencias reverendísimas del “pueblo católico”, no hombre no, el pueblo católico ya no existe, lo han hecho desaparecer ustedes con tanto modernismo y componendas con el poder liberal político. Ahora lo que hay son ciudadanos jacobinos, dignos hijos de la revolución francesa y la diosa razón, a la que ustedes adoran en sustitución sacrílega de nuestro Señor Jesucristo. Y déjense de pamplinas, a ustedes no les interesa la formación cristiana de los jóvenes, solo les interesa el dinero que obtienen por las clases de religión, por llamarlas de alguna manera.

      1. Le veo muy muy despistado en materia
        política, en España no mandan los liberales, liberales eran Tatcher o Reagan o a su manera Trump (tampoco tanto), en España mandan Sanchez e Iglesias, eso es un gobierno socialcomunista que tiene un odio hacia los liberales tan grande como el suyo

        1. De los filosofastros liberales nacieron todas las corrientes políticas revolucionarias posteriores, entre ellas, el socialismo y el comunismo. Que nacieron, como reacción lógica a las injusticias sociales que provocó el liberalismo.

          Una muchedumbre ebria, descamisada, y jamás vista hasta entonces en nuestra pobre España, el populacho ateo y embrutecido, se ensayaba aquella noche quemando conventos, y asesinando frailes y monjas, y es que la tea y el puñal despejaban el terreno de los nuevos ideales. Aquel pecado de sangre debe de pesar mas en la balanza de la justicia divina cuando, pasados 200 años, aún continua derramando la copa de sus iras. Así comenzó el liberalismo, en julio de 1822 y a estas alturas básicamente es lo mismo.

          1. y del catolicismo nacieron los derechos humanos, es la iglesia con su “hijos de Dios” el que dio pie a los derechos humanos y al concepto de igualdad y fraternidad, para los ranos eso no existía, la izquierda no es mas que la intolerancia del catolicismo, pero sustituyendo a Dios por el proletariado en el siglo pasado o los gays y las mujeres en este siglo, el socialismo es hijo del catolicismo no del liberalismo, ambas ideologias niegan la mayoria de edad del hombre y lo someten como a un incapaz y vuelven al hombre un ser dependiente e irresponsable , basta ver la teología de la liberación para ver lo próximos que están,

        1. ¿Dictadura, Hidaspes?

          A ver… hombre. Mídase un poco. Basta decir que el artículo de la Constitución que garantiza la enseñanza religiosa se va a mantener exactamente igual con actividades extraescolares. Y se llegará a acuerdos con la Iglesia para que ponga las parroquias a disposición de los niños que quieran clase. Y la Iglesia no podrá negarse, porque si se niega será culpa suya…

          Y ya está. Fácil. Ahora mismo hay una duplicación, teniendo el cole y la catequesis para enseñar lo mismo. Un desperdicio de recursos. ¿O no?

          1. Desidereo, un derecho referido a la escuela… ¿se mantiene si se expulsa de la escuela lo que eligen los padres? Sigue sin saber de qué va el tema.

            Eso es como decir que se mantiene el derecho de manifestación… pero siempre que lo hagas en el pasillo de tu casa. Absurdo. La manifestación se ejerce en la vía pública. Y los derechos educativos en la escuela. En la parroquia se ejerce algo diferente: libertad de culto. Sigue sin querer diferenciar entre derechos.

            Eliminar del currículum educativo lo que piden dos de cada tres padres es implantar una dictadura. Aunque se agradece que sea sincero, y exprese usted su verdadera meta.

            No, no hay “duplicación”, hay dos derechos diferentes. Y aunque a usted le incordien los derechos de quien es diferente, no por ello vamos a renunciar a su ejercicio.

          2. El objetivo de una manifestación es hacer público el malestar de un colectivo. En el pasillo de mi casa no cabríamos y no se haría público ese malestar.

            El objetivo de una asignatura es que el niño aprenda. En una extraescolar aprendería exactamente igual.

            Busque otro ejemplo, porque éste le ha quedado muy mal.

            NO se estaría eliminando de la educación lo que piden 2 de cada 3 padres. Se estaría ofreciendo en otro formato pero la educación sería exactamente la misma, con la única diferencia de que los niños ateos no perderían una hora mirando a las paredes.

  3. Que la asignatura de religión no sea evaluable es fundamental para que se acabe el regalo de sobresalientes, y con ello el privilegio del que disfrutan los niños que escogen religión.

    Que el profesorado deje de poner dibujos en esa hora, en cambio , dependerá de que los católicos se tomen en serio su asignatura.

    1. Lo fundamental es que cada legislatura la izquierda hunde mas el sistema educativo para que la gente sea cada vez más ignorante, esa es la cuestión fundamental para la izquierda.

        1. Desidereo, pues va a ser que los derechos humanos están por encima de cualquier imposición de un gobierno. De hecho, los derechos humanos se conciben como muros de contención ante gobiernos con apetitos totalitarios.

        2. Desidereo, ” Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”

          Art. 26.3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. No dice el Gobierno, dice los padres.

          Va a ser que sí.

          1. A ver… Hidaspes. Entiende usted la realidad de una forma torcida de manera continuada.

            YA FUE QUE NO. Ya tuvimos una buena temporada en la que la religión no fue computable. ¿Pasó algo? NO, no pasó nada…

            Y si pasase a ser una extraescolar tampoco pasaría NADA de NADA, porque los padres podrían seguir escogiendo la religión que estudian sus hijos.

            YA hubo una época en que la nota de religión NO era computable. Obviamente, si el profesor quiere hacer el paripé de ponerle una nota, pues vale. Total, no sirve de anda esa nota, porque no computa en el expediente del alumno (como si quiero regalarles una medalla de oro a todos y cada uno de ellos y decir que fueron los primeros).

  4. Acabo de leer las principales novedades de la ley. Mola que los ateos no tengan que sufrir una alternativa María. Podrán irse para casa, o al recreo, o hacer deberes, o estudiar otras asignaturas.

    Hidaspes estará contento.

    Y no será evaluable. Adiós al regalo de sobresalientes…

    1. Pues muy bien, usted con su alternativa, y los católicos a lo nuestro, a educar a nuestros hijos en nuestros principios, para que sean buenos cristianos, en lo espiritual, y personas libres en lo civil, insumisos ante el político que los quiere dóciles a su pancarta.

      Contento siempre, porque “si Dios está con nosotros ¿quién contra nosotros?”.

      En cambio, quien tiene miedo al diferente nunca puede estar contento, sino infeliz y amargado.

          1. ¿? ¿Qué narices de derecho fundamental ha sido vulnerado?

            ¿Entiende usted lo que es la alternativa? Se refiere a “Valores éticos”. ¿Qué narices de derecho se vulnera?

            Era lo que faltaba que ahora se quejase usted de lo que va a estudiar o no estudiar mi hijo, ¿verdad?

  5. Con el silencio de los obispos españoles que no condenan la ideología de género de esta ley, se confirma una vez más la afonía de la Iglesia de la que hablaba Gotti Tedeschi. Una afonía que responde al seguidismo de las “sirenas” del nuevo orden mundial que pululan por el Vaticano.

  6. A mí no me encaja el que ni cristianos, ni musulmanes ni judíos tienen esa ideología, y el cómo quieren imponerla a toda la sociedad, cuando son minoría. Lo de la asignatura de religión veo bien que luchen por ella, lo que no me gusta es que es muy light y no lleva a un encuentro con el Señor, es teoría abstracta, y el Señor es real y podemos acompañarle todos los días en el Sagrario, y hablar con Él. Rezo por España.

        1. NO, Hidaspes, NO. NO. Se equivoca usted otra vez.

          NADIE quiere el esperpento en el que se ha convertido la asignatura de religión. ¿Tiene usted niños en edad escolar? ¿Habla usted con esos niños o sus padres del tema? Es una aberración:
          – Regalar sobresalientes para que la clientela no se marcha a la alternativa. Eso es una auténtica aberración, contraria completamente al espíritu de esfuerzo. Enseña que da igual esforzarse o no esforzarse, porque la nota va a ser la misma.
          – Dedicarse a ver dibujos, porque a eso es a lo que se va al colegio, a ver dibujos. Y hacer excursiones, etc. De nuevo, la cultura del esfuerzo para mañana, que hoy no toca. En el colegio de mi hijo (ahora en la ESO) los niños le dijeron al de ética que no era justo, que en religión veían dibujos, y ellos no. Y el profesor “se rindió”, accedió, sucumbió, aprovechó (elija usted el verbo) a ponerles también dibujos.

          1. Lo de “nadie quiere” lo dice usted, Desidereo, que para variar tiene delirios de megalomanía y se cree portavoz de la humanidad. A Dios gracias, hay quien como yo le baja al mundo real de vez en cuando.

            No hay padres católicos que pidan regalos, falacia de hombre de paja.
            Creo que ha confundido la “Educación para la Tiranía y Sodomía” de algún colegio estatal con el mundo real, mucho más variado y complejo de lo que le gustaría.

            Regla a asimilar hoy: su caso particular no conforma reglas generales.

          2. Efectivamente, Mariela.

            En la nueva ley, NO computarán esos sobresalientes. Y entonces espero que no los pongan. O no… quizá los siguen poniendo.

            ¿Qué me importa a mí? Hombre… a ver… no hace falta haber hecho psicología para entender lo que siente un niño que no va a religión cuando ve que al de religión le regalan los sobresalientes. ¿Pero esto que es? YO también quiero, claro. Yo también quiero que me regalen sobresalientes.

            ¿Lo entiende usted? El efecto en la educación es NEFASTO, terrible. Tanto que se les llena la boca con la cultura del esfuerzo y le enseñan a mi hijo la cultura del pelotazo, del sobresaliente sin currárselo.

            Sí, Mariela. Me importa que ustedes regalen sobresalientes. Y eso sin hablar de si ese sobresaliente cuenta o no para elegir la carrera.

          3. Pues entonces no haber abierto la boca, Mariela.

            Yo pensé que usted tenía una opinión, aunque usted no de religión… al parecer no la tiene.

          4. No lo dudo, Mariela. Por supuesto. Es cosa suya.

            Pero a ver… aquí venimos precisamente a EXPRESAR NUESTRA OPINIÓN.

            Si usted NO QUIERE expresar su opinión, entonces lo lógico es, como le digo, que no abra usted la boca.

            Tirar la piedra y esconder la mano… la verdad.

          5. Claro que sí.
            Lo lógico es siempre lo que ordene Desidereo. Lo ilógico es lo que hacemos los demás. El ego de algunos está bien nutridito.

          6. “Sí, Mariela. Me importa que ustedes regalen sobresalientes. Y eso sin hablar de si ese sobresaliente cuenta o no para elegir la carrera”
            Si me metes en el saco sin tener ni refajolera idea, pues no merece la pena dar razones ni comentar.

          7. Mariela.

            No sé a qué juega usted. Si quiere discutir, discuta. Si no quiere discutir, no discuta.

            Yo entiendo que aquí cualquiera puede expresar su opinión, con razón o sin ella. Cada uno dice lo que piensa.

            Lo que no entiendo es que yo le pregunte por su opinión y usted no responda, cuando aquí venimos a expresar nuestra opinión.

            A mí me gustaría saber:

            Si usted cree que efectivamente se regalan sobresalientes en la asignatura de religión.
            Si usted cree que eso es justo o no.
            Si usted cree que yo tengo derecho a quejarme porque se regalen sobresalientes.
            Si usted cree que la ley Celaá, haciendo la religión no computable, acabará con esos sobresalientes.

            ¿No le parece que responder a esas preguntas es un buen punto de partida para empezar a discutir? Hasta ahora no ha dicho usted nada, prácticamente.

          8. Yo no sé en qué saco cree usted que la he metido. Usted me ha dicho que usted no da religión. Pues vale. Yo no le he preguntado.

            Yo le digo lo que veo. Lo que ven los papás que me rodean. Si usted ve algo distinto me gustaría saberlo. Usted igual tiene otra perspectiva.

          9. Desidereo. Definitivamente pienso que me estás tomando el pelo.
            Dices literal “Me importa que ustedes regalen sobresalientes”
            Claro que no está preguntando. Está afirmando y dando por hecho que yo doy religión. No me importaría, pero no es el caso.

          10. Mariela:

            Se entiende que ese “ustedes” se refiere a los católicos en clase de religión. Obviamente, yo no tengo ni idea de si usted es profesora de religión, o si lo es Hidaspes, o cualquier otro.

            Lo que se me responde en este blog es que “no es cosa mía” la clase de religión, si yo soy ateo. Yo defiendo que SI es cosa mía. Y ese regalo de sobresalientes es uno de los motivos por los que SI es cosa mía.

            Si usted se da por aludida personalmente, lo siento, le pido disculpas. No era el sentido de mi frase incluirla a usted como profesora de religión, sino como católica y por tanto de esas personas que piden que esa clase se mantenga como está. Si me equivoco, repito, me lo dice usted y yo pido disculpas por haberla incluido erróneamente en ese grupo.

            Sigo pensando que sería bueno que usted se pronunciase: ¿Es o no cierto que regalan sobresalientes?

        2. Yo sé, estoy convencido, de que ese esperpento NO es lo que quieren los católicos. Pero es lo que hay ahora mismo. Yo mismo me quejé al obispado del que depende el cole de mi hijo por esa vergüenza de dedicarse a ponerles dibujos sin control. ¿Se da cuenta? Hasta en eso afecta la clase de religión a la clase de valores éticos, y por tanto afecta a MI hijo. ¿Tengo o no tengo derecho a protestar?

          Hidaspes, me sorprende que no diga usted “algo” más respecto a la nueva ley. ¿Le parece a usted BIEN? Hace nada me decía usted que NO le gustaba que yo pudiera elegir lo que AHORA va a ser ley. ¿Se da cuenta usted?

          A mí me interesa saber si le parece bien o no este cambio, en el que no habrá alternativa a religión para los ateos, y en el que no será evaluable. Agradecería que lo dijese explícitamente.

          Sus obispos se están quejando. ¿De qué se quejan?

          1. Desidereo, en efecto, USTED está convencido. Pero es que pasa que su convencimiento no tiene valor alguno frente a terceros, sólo sirve para reafirmar su opinión personal, a partir de ahí, cae al suelo, indiferente e indolente.

            ¿Usted, que dice tener “miedo a los católicos”, fue a quejarse a un Obispo? Qué incoherente, ¿no? Me da a mi que nuestra fe le atrae a usted mucho más de lo que quiere admitir. Algo en su interior le llama a la verdad. Es evidente, tiene usted sed de Cristo. Algo, por lo demás, habitual entre los perseguidores de Cristo, mire usted a San Pablo. ¿Se halla usted ya camino de Damasco? No desespere, Desidereo.

            Los obispos se quejan poco y se quejan mal, debieran quejarse más veces, más contundentemente y con más claridad, sin subterfugios ni rodeos. Por ejemplo, debieran movilizar a los católicos de España para oponerse con toda su fuerza a un gobierno de totalitarios y sectarios.

          2. He escrito “estoy convendido” porque estoy hablando de mucha gente.

            Con usted, Hidaspes, no estoy convencido. Con usted LO SE. Se con total seguridad que usted NO está de acuerdo con que se regalen sobresalientes en la asignatura de religión. Lo sé.

            Y sé que usted no va a decir lo contrario aquí. Usted NO va a decir que está contento de que se regalen sobresalientes.

          3. Claro, Desidereo.
            En valores sólo les ponen suficientes a los pobres estudiantes y tienen que trabajar muchísimo para ganárselo. Y ahí si que no colorean. Astrofísica es lo que estudian…

          4. En valores hacen de todo un poco. En un instituto que conozco el profe les da cosas de informática: ¿Qué es un megapixel, qué son las componentes RGB, etc…).

            En el de mi hijo poco antes del confinamiento el profe les puso unos dibujos porque se quejaron de que a los de reli les ponían muchos dibujos. Tengo escrita la carta de protesta. No la llegué a mandar e ir a hablar con el profesor porque llegó el virus y todo cambió. Pero lo haré.

            NO, Mariela. En valores no regalan sobresalientes. ¿Sabe usted por qué? Porque al profesor de turno que le toque le da exactamente igual si hay muchos o pocos alumnos, porque su sueldo no depende de ello. Mi hijo NO sacó un sobresaliente en valores.

            Aparte de eso, si fuera cierto pues más motivo para eliminar religión y su alternativa, ¿verdad?

            Usted SABE que es cierto que se regalan los sobresalientes. Por eso pretende ensuciar valores éticos.

          5. Ja!
            Sólo Desidereo se encuentra con los casos excepcionales de profes o maestros de valores que son super majos, no colorean y no regalan las notas. Qué bien. Enhorabuena.

          6. Mariela:

            Mi hijo NO sacó un siete en valores. NO, Mariela, NO regalan sobresalientes en valores. Regalan sobresalientes en religión. Al punto que conozco varios ateos que dudan si cambiar a sus hijos a religión en bachillerato.

            Es sabido por todo el mundo. Es vox populi. Usted también lo sabe. Y como lo sabe ahora intenta echar porquería encima de la clase de valores. Pues no, Mariela. ¿Sabe por qué? Porque los de valores son funcionarios a los que les da igual si hay más o menos alumnos en su asignatura. No pasa lo mismo con religión, ¿verdad Mariela?

            Ahora, con la ley Celaá, efectivamente, la clase de religión dejará de computar, y veremos dónde está realmente, cuánta gente la coge.

          7. Y en cuanto al número de alumnos, da igual. El maestro de religión cobra por número de horas. De manera que aunque tenga sólo un alumno por nivel y coincida con que son sus hijos, van a cobrar igual.

          8. Mariela.

            Váyase usted a las estadísticas del ministerio y vea cuántos profesores de religión hay cada año. Si ese número disminuye cada año más profesores se quedan en la calle. Y ese número disminuye cuando hay muy pocos alumnos. Con un alumno por nivel no tengo claro si hay clase… creo que no (tengo entendido que se exige un mínimo, pero reconozco mi desconocimiento en el tema). Con 0 alumnos por nivel sí que no hay clase.

            Yo conozco institutos en los que ya no se da. En Cataluña debe haber cantidad de colegios en los que no se da (está por debajo del 20% en primaria).

            Luego no es cierto que los profesores de religión vayan a cobrar igual. Y en las estadísticas usted prefiere decir que 2 de cada 3 eligen religión, y no 1 de cada 3, ¿verdad? Pues imagínese un obispo.

            Usted YA ha intentado echar mierda (uso su misma palabra) encima de la asignatura de valores.

          9. Perdón Desidereo. No quise decir echar mierda, sino echar porquería.
            Te recuerdo tus palabras:

            ” Y como lo sabe ahora intenta echar porquería encima de la clase de valores. Pues no, Mariela”

            La diferencia de echar porquería a echar mierda es brutal, verdad Desidereo?

          10. Mariela:

            ¿Por qué pierde usted el tiempo hablando de dos palabras con un significado semejante?

            Yo no uso ese término de manera habitual. No me gusta. Y por eso no lo usé con anterioridad. ¿Hay diferencia? En mi opinión sí la hay.

            Podía usted dedicar el tiempo a CONFIRMAR si está usted de acuerdo, o no, en que se regalan los sobresalientes.

            Ya lo ha hecho, en realidad. Ya lo ha confirmado implícitamente al hacer el comentario que hizo sobre que “también” en valores éticos regalan sobresalientes (o algo así). Me gustaría que fuese usted valiente y clara y lo dijese explícitamente.

            Sé por qué no lo hace… y no lo va a hacer. Es el problema que tienen ustedes los católicos: Se confunden continuamente, y creyendo que defienden lo suyo, lo atacan. ¿Se da usted cuenta de que ese HECHO de regalar sobresalientes me da motivo a mí para meterme a opinar sobre su asignatura?

          11. Anoten este tipo de respuesta, señores:

            “Tú sí que tienes un cacao mental bastante importante” es un ataque ad hominem. No discute con el tema en cuestión. No argumenta, o contraargumenta, o se centra en lo que estamos discutiendo.

            En vez de eso me ataca diciendo que tengo un “cacao mental”. Esta respuesta vale para todo. Se puede dar siempre. No es un insulto, pero funciona como el insulto.

            Fíjense en esta respuesta. Es la respuesta de quien sabe que NO TIENE RAZÓN. Sabe que HA PERDIDO. Pero no le da la gana de reconocerlo.

  7. Tengo que releerme la Divina Comedia porque no recuerdo en qué sitio y con qué tormento colocaba el Dante a los eclesiásticos cobardes y vividores y lo cierto es que sus Eminencias y Excelencias Reverendísimas, son una manada de carreristas y cobardes de exposición universal. Que será o no, pero ya es por simple curiosidad el saber dónde los aparcaba el Dante.

  8. Desidereo, su convencimiento, o el de otros, sean muchos o pocos, no sirve para derogar derechos fundamentales. Le gustaría, cierto, pero no funciona el orden jurídico de ésa forma. De hecho, cuanto más sean los convencidos, más brilla el derecho fundamental amenazado.

    Pues claro que no voy a decir que esté contento con regalos académicos. No me da la gana de mentir.

    1. Pues eso Hidaspes. Estamos de acuerdo entonces en los regalos académicos.

      El problema con el derecho fundamental es cómo entiende usted que se debe dar cumplimiento a ese derecho. Hay muchas formas… ¿verdad?

      Yo digo que una forma sería con una extraescolar. Usted NO dice que esa forma NO valga, ¿verdad?

      Pues entonces no sé por qué me bombardea usted con sus derechos fundamentales y su derecho jurídico.

        1. ¿Por qué considera usted “odio” el hecho de que yo busque una salida a que mi hijo esté mirando para las paredes mientras el suyo da clase de religión?

          No lo entiendo. ¿No le parece a usted lógico que yo quiera que aproveche esa hora, que también pago?

          1. Desidereo, es odio porque su forma de buscar salida a su problema es restringir derechos de terceros frente a los que, por su ignorancia, siente “miedo”. ODIO.

            No, no es lógico que usted aproveche algo para restringir derechos de terceros.

          2. Pero es que yo no restrinjo NINGÚN derecho en absoluto.

            Y usted los sabe.

            Es obvio, evidente, trivial, que su hijo podría recibir EXACTAMENTE la misma educación en una extraescolar. EXACTAMENTE AL MISMA.

            ¿Qué derecho se restringe? ¿El de fastidiar al ateo haciendo que su hijo mire para las paredes una hora?

  9. Desidereo, el objetivo de un derecho escolar… es ejercerlo en la escuela. En mi casa falta espacio. Ya lo tiene usted.

    Caso de que su hijo mire a una pared, pídale cuentas al político responsable, no al padre que ejercita su derecho.

    1. Si no le afecta a mi hijo yo no me quejaré de nada. Pero si le afecta, sí me quejaré.

      Si mi hijo pierde una hora me afecta… y si a su hijo le regalan sobresalientes me afecta. Obviamente.

      En su casa no iba a tener la extraescolar. ¡Si hasta puede usar el colegio! Pero lo lógico, digo yo, es que la extraescolar se diese en la propia iglesia. Si el gobierno lo propone la CEE no podría negarse, ¿verdad? Y su hijo recibiría la misma educación. La misma. Pero no… es mejor fastidiar al ateo.

      El político responsable ya va a cambiar algunas cosas para mejorar la situación. Entre otras resolver el tema del regalo de sobresalientes. Supongo que estará usted contento.

      Lo de “derecho escolar” es un invento suyo. No aparece en ninguna parte.

        1. En la Constitución Española se habla de derecho a la “educación”. NO se dice nada de la escuela, ¿verdad?

          Pero oiga, lo tiene usted muy fácil. Muéstreme dónde se habla de “derecho escolar” o aparece la palabra “escolar” o nada parecido. Venga, ánimo. Dígame el artículo y lo busco y lo compruebo y le doy la razón a usted.

          Céntrese, Mariela. Que me están ustedes diciendo que la Constitución pierde el tiempo con el “lugar” donde se debe dar una educación, como si eso fuera importante.

          Fíjese si es ridículo, pero ridículo con rabia, de la ridiculez de la buena, que hay niños que NO van al cole, y eso está contemplado en nuestro ordenamiento jurídico (por ejemplo, los de un circo, u otro tipo de trabajos con un cambio de residencia constante). Fíjese usted si es ridículo que en nuestro ordenamiento jurídico está contemplada la educación a distancia (también en primaria).

          1. Estoy de acuerdo, Hidaspes. No se dice que los partidos y los sindicatos deban financiarse del erario público.

            Yo soy contrario a que los sindicatos se financien con dinero público.

            ¿Y?

            No entiendo qué narices tiene eso que ver con que en la Constitución Española no aparezca la palabra “escuela” o “derecho escolar” por ninguna parte.

            Es que suena hasta raro: “Derecho escolar”… ¿qué narices es eso? El DERECHO es a la educación. Esa educación la puede proporcionar el Estado, o la iniciativa privada, o los propios padres en su casa (2 mil familias lo hacen en España). Esa educación se puede dar en el colegio, o en casa, o en la iglesia, en un autobús, al aire libre, en un campamento, etc… Mi hijo hace poco, durante el horario “escolar” fue a ver una obra de teatro en inglés. ¿Qué le parece?

      1. Es que es mentira que le afecte, es su excusa para perseguir al diferente. No ha demostrado que le afecte, sólo hace responsable al padre católico de una deficiencia que no le es achacable a él, sino al político de turno.

        Del regalo es responsable el político. De la pérdida de tiempo es responsable el político. No el padre que ejercita su derecho. Usted le declara culpable porque necesita una excusa para perseguirle.

        En el templo la libertad de culto. En la escuela la educación. Ilógico por completo su comentario.

        Por supuesto, que un político acabe con regalos académicos es bueno… siempre que con ello no afecte a derechos fundamentales. Lo que no es de recibo es que el propio político que propicia la mediocridad, el mismo que crea el problema, para resolverlo la tome con derechos fundamentales.

        Que sea “derecho escolar” lo dice el propio artículo 27 CE, referido al derecho la educación en su conjunto, y que menciona a los poderes públicos. No le gusta, pero es lo que hay.

        1. ¿Perseguir al diferente? A ver… Hidaspes. ¿Está usted de broma o qué? El diferente son los homosexuales, y ustedes no les dejan en paz. El católico NO es el diferente. Los católicos son mayoría. ¿O no? Dejen de hacerse las víctimas.

          Que el regalo generalizado de sobresalientes en la asignatura de religión computando en la nota media AFECTA a mi hijo es DE CAJÓN, y lo puede entender cualquiera, también usted. Que mi hijo esté mirando a las paredes mientras el suyo estudia religión TAMBIEN es de cajón.

          El político de turno no puede hacer NADA que no sea lo que está haciendo Celaá (que la asignatura no sea computable, y que no tenga alternativa), pero cuando lo hace ustedes protestan. Salvo, quizá, un pasito más: Que la asignatura sea extraescolar.

          La ley Celaá acabará con los regalos académicos SIN afectar a derechos fundamentales (si fuera así, la denunciarían al constitucional, ¿verdad?).

          1. Desidereo, deje el victimismo de minoría oprimida inventada, en España no se persigue al homosexual por serlo.

            Puede ser que le afecte que su hijo al cajón en clase. Como también es de cajón que el responsable de ello es el político de turno, no el padre que ejercita su derecho.

            El político de turno puede hacer algo radicalmente diferente a la Ley de Celaa: no ser sectaria sino respetuoso de los derechos fundamentales de los padres, no promocionar la mediocridad sino la excelencia. Entiendo que su totalitarismo lo tenga asimilado, pero siempre ve puede hacer algo diferente.

            Ni lo dude que será objeto de recurso.

          2. Podría usted citar el qué se puede hacer “diferente”.

            Su palabrería es muy fácil. A derecha e izquierda sobra palabrería sobre la excelencia, el trabajo duro y demás tonterías.

            Cuando se pasa de las palabras a los hechos se ve dónde hay sólo humo y dónde hay algo más. Por ejemplo, hablar de excelencia y del valor del esfuerzo y el trabajo duro y PERMITIR o incluso BENEFICIARSE del regalo generalizado de sobresalientes… en fin.

            Podía haber sido USTED quien se quejara del regalo de sobresalientes. Pero HE SIDO YO.

            A los homosexuales les dan palizas TODOS LOS DÍAS. Les insultan TODOS LOS DÍAS.

            Fíjese: DE AYER, y en el diario LA RAZÓN:

            www . larazon . es/comunidad-valenciana/20200622/ifvakks7azd3jmcbtsgd3t7avy.html

            Seguro que son los rojos, ¿verdad?

        2. El artículo 27 CE NO habla de “derecho escolar” ni de la escuela por ninguna parte. Eso se lo inventa usted. Sólo hay que leerla.

          Como le he dicho, miles de niños en España NO van al cole, y no pasa nada. Tiene narices que diga usted “no le gusta pero es lo que hay”…

          NO, Hidaspes. A quien no le gusta es a usted. Los niños de un circo NO van al cole, ¿verdad? NO, eso del derecho escolar, o que la educación sólo se pueda dar en la escuela es un INVENTO SUYO. Eso del “derecho escolar” en la CE es un INVENTO SUYO. ¿Por qué se inventa usted la realidad?

          1. ¿Quién quiere reescribir la CE Mariela? ¿Quién se empeña en hablar de un supuesto “derecho escolar” que NO EXISTE, y quien dice que NO EXISTE eso en la CE?

            Según Hidaspes, al parecer, educación es sinónimo de escuela, de cole. Eso es FALSO. Más que falso. En España hay otros tipos de educación. PUNTO. Es él quien pretende reescribir la CE. ¿Por qué motivo? Pues porque le conviene, claro. Para decir que la asignatura de religión tiene que seguir en el cole. No se da cuenta que como extraescolar también se podría dar en el cole, las mismas horas (o más), por los mismos profesores (o más). Sólo cambiaría la hora concreta de la asignatura. Igual me quiere convencer de que en la CE también se dice a qué hora tienen que tener clase.

            Es ridículo… ¿No se da cuenta?

  10. Desidereo, en efecto, le suena raro, como el resto de la Constitución. Pero es que sus sonidos se demostraron bastante ignorantes. Así que tenemos lo que tenemos, la norma y la realidad frente a lo que a usted “le suena”.

  11. A ver… Hidaspes. A usted que le suena bien, defíname eso del “derecho escolar”. ¿Qué es, exactamente?

    Muéstreme un libro donde hable del “derecho escolar”, así escrito. No hace falta que sea la CE (donde usted dice que habla de ese derecho, aunque usted SEPA que la CE no menciona ese derecho por ninguna parte).

    ¿Derecho escolar? De verdad… no sé… ¿A alguien que no sea Hidaspes le suena bien eso, o es cosa mía?… Derecho escolar… en fin.

    Si aún fuera “derecho a la escolarización”… pero ni siquiera de eso habla la CE. ¿Sabe usted por qué? Porque algunos niños NO reciben su educación en la escuela. Usted interpreta la realidad como si fuéramos ladrillitos, todos iguales. No lo somos.

    En España, que yo sepa, dentro del marco legal, se puede educar en la escuela, llevarse el profesor con uno en un circo, etc… apuntarse a un sistema de educación a distancia, y en un limbo alegal educar en casa.

  12. A ver… Hidaspes. A usted que le suena bien, defíname eso del “derecho escolar”. ¿Qué es, exactamente?

    Muéstreme un libro o un texto donde hable del “derecho escolar”, así escrito. No hace falta que sea la CE (donde usted dice que habla de ese derecho, aunque usted SEPA que la CE no menciona ese derecho por ninguna parte).

    ¿Derecho escolar? De verdad… no sé… ¿A alguien que no sea Hidaspes le suena bien eso, o es cosa mía?… Derecho escolar… en fin.

      1. Y dale… venga a seguir metiendo la pata hasta el fondo… ¡Que no dice ne ninguna parte NADA sobre el derecho escolar, hombre!.

        Sí, los poderes públicos METEN las narices en la educación. Y tiene que ser así, y usted está de acuerdo.

        Por ejemplo: Un musulmán tiene a su hija metida en casa, y opina que con saber lavar y cocinar le llega. ¿Debe intervenir el Estado, o no?

        1. Lo de “meter las narices” lo dice usted. La Constitución dice GARANTIZAR. Lo siento, de verdad, pero al final se topa usted con un muro infranqueable.

          Pregúntele a un musulmán sobre temas musulmanes, yo soy católico.

      2. Le puedo poner más casos, algunos controvertidos. Por ejemplo, un niño con 10 años pesa 100 kg, y los médicos tienen claro que de seguir así no pasará de los 20 años (un suponer). ¿Debe intervenir el estado? Ha ejemplos en los que perdieron la custodia, nada más y nada menos.

        Hay ejemplos más discutibles. Una niña gitana se casa con 15 años, y tiene un hijo (o viceversa). ¿Tiene que seguir yendo a clase hasta los 16? Tiene una casa que atender, y un hijo que cuidar. La ley dice que TIENE que ir a clase. Quizá ya sepa lo que va a hacer en el futuro… quizá ya tenga su vida montada. ¿Es justo? Yo entiendo que hay que ver cada caso por separado. Aplicar la ley como si fuéramos ladrillos no funciona.

        1. Lo siento, Desidereo, todos sus ejemplos me resbalan, porque ni tengo hijos con obesidad mórbida ni nadie en mi familia defiende concubinatos infantiles. Yo tengo una familia católica, algo muy diferente.

          Por tanto, puede usted con sus infinitos ejemplos que ni uno de ellos cambia que la Constitución establece que los poderes públicos deben garantizar el derecho de los padres a una educación para sus hijos conforme a sus convicciones.

          1. NO, Hidaspes. Mis ejemplos prueban que NO entiende usted bien lo que dice la CE.

            Ese padre NO tiene derecho a meter a su hija en la cocina, ¿verdad? Y el Estado llega al extremo de QUITARLE la custodia a esos padres que no se adapten a la ley.

            Luche usted todo lo que quiera. Proteste usted todo lo que quiera. No cambiará NADA. Simplemente porque está usted equivocado. Porque lo entiende mal. Y la prueba es que NO CAMBIARÁ USTED NADA. Si la ley Celaá fuera inconstitucional se denunciaría ante el Constitucional. No se hará, como no se hizo en el pasado.

  13. He buscado “derecho escolar” en Google, y aparecen entradas con el significado equivalente a “Derecho romano”. No en el sentido de “derecho a la educación”, sino en el sentido de “el tema del Derecho en el campo de la educación”. No es el sentido en el que lo citaba usted. Espero que no me los ponga de ejemplo.

  14. Si aún fuera “derecho a la escolarización”… pero ni siquiera de eso habla la CE. ¿Sabe usted por qué? Porque algunos niños NO reciben su educación en la escuela. Usted interpreta la realidad como si fuéramos ladrillitos, todos iguales. No lo somos.

    En España, que yo sepa, dentro del marco legal, se puede educar en la escuela, llevarse el profesor con uno en un circo, etc… apuntarse a un sistema de educación a distancia, y en un limbo alegal educar en casa.

    1. Poderes públicos garantizando derechos educativos de los padres, si es que al final no podemos disimular, Desidereo. Le duele, mucho, pero es lo que hay, debe encontrar ayuda profesional para sobrellevar sus miedos, pero aislarse en un burbuja fantasiosa no es la solución.

  15. En España, que yo sepa, dentro del marco legal, se puede educar en la escuela, llevarse el profesor con uno en un circo, apuntarse a un sistema de educación a distancia virtual, que los hay, y en un limbo alegal educar en casa (alegal, no ilegal, porque el derecho es a la EDUCACION, no a la educación en la escuala). Sé del tema porque yo eduqué a mi hijo en casa durante un tiempo. Busque y encontrará numerosos juicios ganados por padres coraje que SI querían ejercer su DERECHO a educar a sus hijos.

      1. Hidaspes:

        ¿Qué me va a decir usted a mí, hombre? Por favor… Quiere usted enseñarle a un padre a hacer hijos…

        Repito: ¿Qué me quiere contar? Lo que yo le digo a usted es que esa tontería de elegir entre ética o religión, y la otra tontería de elegir francés o alemán… son auténticas CHORRADAS. O elegir entre la pública y la privada, o la concertada. CHORRADAS. El curriculum LO FIJA EL ESTADO, y usted y yo y TODO el mundo (salvo cuatro gatos) se ciñen a ese curriculum. Incluso yo, cuando le di clase en casa a mi hijo, me ceñí al CV. No lo he hecho ahora, durante el confinamiento, pero eso es otra cosa.

        ¿Lo entiende usted? El Estado MANDA. Y ejerce su poder de manera coercitiva. Por eso yo acabé delante del fiscal de menores, nada menos. Que acojona mucho, ¿eh? No se hace usted una idea… Y hay que tener mucha convicción para seguir adelante.

        1. El derecho de los padres será chorrada para usted, Desidereo, para otros es algo muy serio. No nos imponga su pensamiento.

          LOs derechos humanos son, en esencia, límites indisponibles para la coerción estatal. No ha entendido nada de nada. Normal, usted todo lo concibe desde un apetito totalitario descontrolado.

          1. No Hidaspes. El derecho de los padres es algo serio PARA MÍ, que he acabado delante de un fiscal de menores defendiendo MI derecho como padre a educar a mi hijo. Para usted ese derecho es una chorrada, una nimiedad, una minudencia, una mera elección entre ver o no ver dibujos una hora a la semana.

            Sólo ese HECHO, Hidaspes, sólo ese mero hecho de que en clase de religión se dediquen a ver dibujos y NADIE diga NADA da una idea de lo en serio que se toman ustedes su derecho. Vergüenza me da compartir un sistema educativo con ustedes.

      2. En Coruña hay un abogado especializado en estos temas. La persona que me lo recomendó me dijo que llevaba una pulserita en la muñeca. Ella estaba, digamos, en el otro lado del espectro político. ¿Y? En este tema coinciden. Pues ya está.

        ¿Qué me va a contar usted, Hidaspes? Repito: Lo que usted considera libertad de elegir la educación de su hijo es una auténtica nimiedad, una tontería, una ridiculez. Lo gordo de esa elección es otra cosa… y usted ahí no abre la boca, ni se lo plantea… no lo ve.

        Yo ya doy con un canto en los dientes con la ley Celaá: No computable y sin alternativa. Pues ya está. Algún día de todas formas saldrá de la escuela y pasará a ser una extraescolar, y no pasará mucho tiempo.

          1. Mariela:

            La religión católica se muere por aburrimiento. La edad media de los sacerdotes se acerca a la de su jubilación (la de ellos, a los 75 años). Cada vez más iglesias no tienen cura asignado. Cada vez más pueblos comparte sacerdote. Cada vez más canas y menos jóvenes aparecen por la iglesia. ¿O no?

            En el IRPF un 30% y bajando. Ése es el interés. En los matrimonios un 20% y bajando. En los bautizos un 50% y bajando. Y todo esto con los abuelos, que vivieron otra cosa, presionando para que bauticen al niño o se casen por la Iglesia.

            Es obvio cuál va a ser el futuro. Y el día que salga no volverá a entrar. Si el gobierno ofrece una extraescolar, pagando como hasta ahora los profesores, NADIE podrá negarse, porque la educación será la misma, y quien la elija la eligirá exactamente igual, en las mismas condiciones, las mismas horas.

          2. Ahora mismo (ahora, ¿eh?) según el CIS sólo un 5% por debajo de los 35 años van a misa los domingos. Eso es NADA. Hace 35 años eran un 90%. El cambio ha sido brutal.

            Hace 20 años se casaba el 80% por la Iglesia. Hoy es el 20% (y no contamos los que no se casan…).

            Acepten su nuevo papel en la sociedad… irrelevante. Acepten que a mí me importe NADA sus ideas, sus rezos, su promesa de una vida eterna, etc. Y acéptenlo sin dar guerra. Sin insultar. Sin patalear. Convenzan a quien quieran, cuando puedan, como puedan, pero sin insultar, con respeto. Y a quien o quiera ser convencido déjenle en paz.

          1. La medicridad es dedicarse a poner dibujos y regalar sobresalientes. Ahí tiene usted un buen motivo de protesta.

  16. ¿Reescribir la Biblia, Mariela? ¿En serio?

    La Biblia la quieren reescribir los que no reconocen que en Levítico 20:13 se ORDENA matar a los homosexuales.

    La CE la quieren reescribir aquellos que hablan de “derecho escolar” cuando en la CE EN NINGUNA PARTE aparecen esas dos palabras juntas. Tampoco aparece la palabra escuela o colegio (salvo con el significado de “Colegio profesional”).

  17. Desidereo, a los homosexuales les pegan todos los días… y a los no homosexuales también.

    ¿Y? ¿No merecen todos el mismo apoyo? Yo creo que sí, aunque unos reciban toda la atención mediática y otros el silencio, para soobredimensionar una violencia y callar la otra.

    1. A los homosexuales les pegan POR SER HOMOSEXUALES, o por transexuales, etc…

      A los heterosexuales NO les pegan por ser heterosexuales.

      Yo he enviado enlaces de insultos y amenazas a homosexuales, y de palizas a homosexuales POR SER homosexuales.

      Está por ver EL PRIMER ENLACE que usted mande con insultos o amenazas a heterosexuales por ser heterosexuales, ¿verdad?

      Los artículos 16 y 27 de la CE contemplan diferentes ámbitos. Pues vale. NINGUNO DE ESOS ARTÍCULOS habla de “derecho escolar”. Se lo ha inventado usted. ¿Verdad? Pues eso.

      Concluyo que la religión podría SALIR del horario escolar y convertirse en una asignatura extraescolar, en exactamente las mismas condiciones que ahora, recibiendo EXACTAMENTE la misma educación, y así sin molestar a los ateos. ¿Verdad?

      1. ¿Y cómo sabe el motivo de la agresión? ¿Redacta usted, Desidereo, cada atestado policial?

        Ridículo. Invento tras invento.

        Lo siento de nuevo, Desidereo, no quiero meter a nadie en cocinas, quiero educación católica, nada que ver.

        La ley Celaa es inconstitucional, lo diga o no el TC.

      2. El artículo 27 es un derecho educativo a garantizar desde los poderes públicos. Lo siento, pero es algo inamovible.

        Lo que usted, Desidereo, concluya sobre la religión sólo tiene relevancia para su hijo, no para el resto.

  18. Desidereo, lo siento, pero el art. 27 CE contempla derechos educativos. Y el art. 16 la libertad de culto. Diferentes ámbitos.

    Para educar a mi prole, el art. 27.
    Para la catequesis, el art. 16.

    Y ahora sí, PUNTO.

  19. Desidereo, el derecho del art. 27 CE se garantiza a su titular: los padres. De veras que lo siento por usted, pero no puede engañar a nadie.

    El político tiene límites, el principal los derechos humanos. Continua en la más completa ignorancia.

  20. Desidereo, lo que usted sienta por tener que compartir una convivencia con el diferente me importa bien poco, us miedos y patologías son lgo que usted debe abordar, no los demás. Eso sí, cuando nos toca elegir educación católica, usted mira y calla. Como debe ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles