PUBLICIDAD

El Papa muestra su firme apoyo a las protestas por la muerte de George Floyd

|

El Papa Francisco y el Vaticano han apoyado firmemente las protestas contra el racismo y la brutalidad policial, asegura la agencia APNews, “una iniciativa que recuerda a los votantes católicos norteamericanos que hay otras cuestiones aparte del aborto en las elecciones presidenciales de este año”.

¿Puede estar más claro? No para Associated Press, una de las más antiguas y prestigiosas agencias de prensa del mundo. Aunque, sinceramente, pretender que el espaldarazo dado por la Santa Sede a las revueltas por la muerte de George Floyd a manos de la policía “recuerda a los votantes católicos norteamericanos que hay otras cuestiones aparte del aborto en las elecciones presidenciales de este año” es bastante ingenuo, o pretendidamente ingenuo.

Para empezar, el aborto es un asunto cuyo peso en las urnas, al menos en las elecciones presidenciales, no es muy relevante. En segundo lugar, tampoco parece que los mensajes que llegan desde el Vaticano sobre el crimen del aborto y su importancia a la hora de decidir el voto sean exactamente continuos y abrumadores.

Desde que, al inicio de su pontificado, Francisco aconsejó a los católicos que no se “obsesionasen” con las cuestiones de vida y familia, dio ejemplo él y la mayor parte de la cúpula vaticana dejando el asunto en uno de esos que se citan de pasada, si acaso, sustituyéndolo por ‘obsesiones’ nuevas, también de alcance eminentemente político, como el Cambio Climático -estamos en el Año Laudato Sì, recuerden- y la inmigración ilegal masiva.

Tampoco hay mucho riesgo de que los prelados norteamericanos se ‘obsesionen’ con el asunto a la hora de orientar el voto católico, y es más probable que hagan como el obispo de El Paso, Mark Seitz, y se arrodillen con una pancarta de Black Lives Matter. A él le valió una llamada personal de felicitación desde Santa Marta, y a nadie le amarga un dulce.

Sobre todo, el episcopado norteamericano lleva décadas a partir un piñón con el Partido Demócrata, el partido tradicional de inmigrantes católicos, irlandeses y polacos. Hay el problemilla ese de que los demócratas son entusiastas abortistas, lo que, según la doctrina Ratzinger de los principios irrenunciables, debería tacharlos de la lista de partidos votables para un católico. Por fortuna, en los setenta del pasado siglo se fraguó la teoría de la ‘túnica inconsútil’, abanderada especialmente por el difunto cardenal Joseph Bernardin, según la cual hay que votar teniendo en cuenta, no temas puntuales (como el aborto), sino el panorama global.

Es decir, el entusiasmo por el aborto hasta el momento mismo del parto que exhiben los demócratas no debe echar para atrás a ningún católico a la hora de votarles, porque hay otras cosas como la justicia social y la inmigración y el Obamacare.

Y la justicia racial, claro.

67 comentarios en “El Papa muestra su firme apoyo a las protestas por la muerte de George Floyd
  1. EL ARZOBI
    SPO NEGRI CRITICA INDIRECTAMENTE A FRANCISCO ¿CORPUS CHRISTI ES MÁS PELIGROSO QUE LOS DISTURBIOS?

    El arzobispo retirado de Ferrara-Comacchio, Luigi Negri, a quien Francisco reemplazó rápidamente por un sucesor anticatólico en 2017, está perplejo porque no haya procesiones del Corpus Christi en Italia y en la mayoría de los demás países.

    Le dijo a LaFedeQuotidiana.it, 9 de junio, que “no hay justificación” para cancelarlas.

    Señalando las enormes manifestaciones de George Floyd, Negri observa que esto revela un doble rasero que implica que “las manifestaciones de fe son productoras de contagio” – mientras que las manifestaciones para provocar disturbios no lo son.

    Las palabras de Negri critican indirectamente a Francisco, ya que estas cancelaciones no ocurrieron sin su consentimiento.

  2. Estamos ante dos banderas y debemos elegir la auténtica, la de Cristo, que es la de la libertad, la que defiende la vida humana desde su concepción, la que rechaza el homosexualismo y la ideología de género, la que preconiza las virtudes de la ley natural. Porque la contraria es la de la falacia, la del nuevo orden mundial, la anticristiana. Y es de agradecer que Donald Trump es uno de los bastiones de defensa de los valores que emanan de la cultura cristiana. Lástima que la “deep church” le haga la oposición.

  3. Vivimos unos momentos de final de periodo en nuestra historia que la peste está acelerando. Estos días hemos conocido la carta que el ex nuncio de Estados Unidos Monseñor Viganò ha enviado al presidente Trump. La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero. El contenido se ha divulgado como la pólvora, sobre todo es los Estados Unidos, por su claridad en el diagnóstico sobre lo que estamos viviendo: «En los últimos meses hemos sido testigos de la formación de dos bandos opuestos que denominaría “bíblicos”: los hijos de la luz y los hijos de las tinieblas.

    1. Los hijos de la luz constituyen la parte más visible de la humanidad, mientras que los hijos de las tinieblas representan una absoluta minoría. Y, sin embargo, aquellos son objeto de una especie de discriminación que los coloca en una situación de inferioridad moral respecto a sus adversarios, que gozan de posiciones estratégicas en el gobierno, en la política, en la economía y en los medios. De forma aparentemente inexplicable, los buenos están supeditados a los malos y a quienes son sus cómplices por interés o por temor.»

    2. «Estas dos realidades opuestas coexisten en la sociedad como enemigos a perpetuidad, del mismo modo que Dios y Satanás son enemigos a perpetuidad. Y da la impresión de que los hijos de las tinieblas han decidido «mostrar sus cartas», revelando ahora sus planes. » «… en esta colosal operación de ingeniería social hay personas que han decidido el destino de la humanidad arrogándose el derecho a actuar contra la voluntad de los ciudadanos y de sus representantes en el gobierno de las naciones.»

    3. «Hay pastores fieles que cuidan del rebaño de Cristo, pero también hay mercenarios infieles que pretenden dispersar el rebaño y entregar a la oveja para que sea devorada por los lobos hambrientos. No es extraño que esos mercenarios sean aliados de los hijos de las tinieblas y odien a los hijos de la luz: al igual que existe un estado profundo, existe una iglesia profunda que traiciona sus obligaciones y abjura de sus compromisos con Dios».

    4. «Por primera vez, Estados Unidos tiene en usted un presidente que defiende valientemente el derecho a la vida, que no se avergüenza de denunciar la persecución de los cristianos en todo el mundo, que habla de Jesucristo y del derecho de los ciudadanos a la libertad de culto». «… me atrevo a creer que ambos libramos esta batalla en el mismo bando, aunque con diferentes armas.
      «El ataque del que usted ha sido objeto … forma parte de un “relato” orquestado por los medios que no busca combatir el racismo y restaurar el orden social, sino agudizar las tensiones; no hacer justicia, sino legitimar la violencia y el crimen; no servir a la verdad, sino favorecer a una facción política.

    5. Y resulta desconcertante que haya obispos que, con sus palabras, demuestran alinearse en el bando opuesto. Están al servicio del deep state, del globalismo, del pensamiento único, del Nuevo Orden Mundial al que invocan cada vez con mayor frecuencia en nombre de una fraternidad universal que no tiene nada de cristiano, sino que evoca los ideales masónicos de quienes pretenden dominar el mundo expulsando a Dios de los tribunales, de las escuelas, de las familias, quizá incluso de las iglesias.»

      1. Es de agradecer la luz de buenos obispos como Viganó, que nos confirman en la fe. Él es una viga que sostiene la Iglesia en estos momentos de tanta ruina.

      2. “Los hijos de las tinieblas son más sagaces y astutos en sus asuntos que los hijos de la luz”, dijo Cristo. Somos más pero por desidia, dejadez, tibieza, comodidad, etc., nos dejamos comer la merienda. Si los pocos malos prosperan y nos gobiernan es porque los muchos buenos no actúan con la diligencia debida. !Ojala algún día despertemos de nuestro letargo, y los hijos de la luz tengamos el BOE desde el que pongamos en su sitio a los astutos hijos de las tinieblas¡

  4. Un hombre negro mata a cuatro blancos en California en un crimen de odio
    El sospechoso, Kori Ali Muhammad, dijo a la policía que “quería matar a todos los blancos que pudiera” al saber que le buscaban

    Un hombre disparó este martes contra cuatro personas aparentemente elegidas al azar en plena calle en Fresno, California, y mató a tres de ellas. El sospechoso es Kori Ali Muhammad, de 39 años, que fue detenido inmediatamente después. Muhammad había dejado mensajes en Facebook diciendo que odiaba a los blancos. La policía confirmó que su motivación fue racial. El jefe de policía de Fresno, Jerry Dyer, calificó el suceso de “acto de violencia sin sentido”.

    ¿ Dirá algo Francisco o es que habla o calla según la raza del asesino ?

  5. Amigo Belzunegui Francisco dirá: “es que los blancos han sido muy malos, imperialistas, colonialistas, racistas, genocidas y, sobre todo, cristianos, y por todo ello a este pobre negro periférico le dió un arranque y mató 3 blancos como compensación histórica”. Como duro que es con los de su cuerda, pidió que lo manden un mesecito a hospital rehabilitador (nunca como pena) con todas las comodidades y remunerado, y que transcurrido salga para volver a luchar contra una economía de blancos “que mata” (Amor de Letizia).

    1. Aquí se bloquea con “moderacionitis” que es simplemente una traba absurda. Aquí se censura arbitrariamente, sin decir por qué a los censurados, lo que provoca una grave indefensión y falta de respeto por el trabajo realizado. Aquí se impide la intervención de mucha gente válida con aportaciones doctrinales que se pierden, por esta política absurda de control arbitrario. Yo pensaba que estábamos apoyando a una página amiga, pero al parecer los enemigos somos nosotros. En estas condiciones para qué seguir. Que nos lo digan claro. Quizás lo mejor sea rendirnos a la revolución mundial liderada por Francisco, son los que están ganando.

  6. David Dorn, el expolicía, era también negro. Pero si no dejaba saquear a los manifestantes es blanco. Como le dijo Biden al periodista Charlemagne: «Si dudas entre votar por Trump o por mí, no eres negro».
    Los negros son el 15% en EEUU y los blancos el 60% . Los negros cometen el 44% de delitos violentos. Ah, es por las injusticias desde el siglo 20 hasta Adán y Eva. Y mi Papa Francisco me confirma en la fe. Manifestaciones, aplausos, Misas, ¡qué peligro! Abortos este año 18,8 millones (worldometer). No vale la pena. Deje la obsession. No cambie el tema que ahora andamos ocupados con san George Floyd”.

  7. En el fin de semana del Memorial en Chicago hubo 40 negros asesinados por otros negros. Y nadie se acuerda de los asesinatos de negros en Nueva Jersey y de Baltimore a manos de otros negros. El 93% de muertes de negros son por negros. Pero esas vidas negras no importan. Son cosillas, incidentes menores.

  8. El pensamiento único parece querer imponernos que los únicos asesinatos condenables, al tiempo que aprueba abortos y eutanasias a mansalva, son los raciales; los demás, o son de ordinaria administración, o son incluso aprobables. Esta nueva ética, o mejor, falta de ética, parece gozar de la aprobación de Francisco, que tendría que oponerse a tamaño reduccionismo anti vida, pero es que le gustan tanto los aplausos. Los necesita cada día, como un niño caprichoso.

    1. Yo estoy en contra del aborto.

      Respecto a la eutanasia, si yo dejo escrito que NO quiero ensañamiento terapéutico al final de mi vida, ¿Quién es nadie para oponerse a mi decisión, LIBRE? Si yo dejo escrito que no quiero sufrir, aunque eso reduzca mi vida en unos meses, ¿Por qué se tiene que oponer usted?

      1. Vete a quemar iglesias a la URSS. Bueno, es verdad que hay pasó de moda, pero mira en China puedes infiltrarte para denunciar a los católicos no patrióticos. En el Sahel tienes a BOKO HARAM, que es aún más eficaz que tus chequistas. Pero si hace demasiado calor para tu cutis, tienes a los antifas en EE.UU. y otros colegas que queman iglesias desde Chile hasta Méjico

  9. Seguro que en EEUU mueren diariamente muchos niños negros a manos de sus madres negras por el aborto. Son terriblemente desmembrados o descuartizados por los bisturís, pero como no hay reporteros gráficos que graben dichos asesinatos pasan desapercibidos y caen en el más triste anonimato. Pido que haya cámaras que graben a los abortados negros al igual que las hay para el asfisiado de Floyd.

    1. En el otro hilo, los participantes han caído una vez más en la trama de los dos agentes LGTB que parasitan el foro hace mucho tiempo. Creo que que ya no habrá duda de ello. Si siguen dándole carrete este foro habrá que cerrarlo que es lo que quieren. Por favor, dejen de confraternizar con el enemigo, no lleva a nada bueno. Pueden utilizar los comentarios para denunciarnos judicialmente y organizar un escándalo contra esta página. Y digo enemigo, por que ellos nos han declarado la guerra y han anunciado nuestro próximo exterminio. O están ciegos. Lean, lean.

  10. Para las próximas elecciones es USA yo como Católico, emigrante Mexicano esta fácil porque no puede ver imparcialidad o se está de un lado o del otro:
    Thrump con sus marcada deficiencias pero decidido a respetar la vida, la familia, el matrimonio, la libertad religiosa y a ser la pesadilla del grupo del “pensamiento único” o la agenda del aberno por los democ-pensamiento único.

    1. Tengo buenos amigos en Laredo Texas, que son gachupinos, descendientes de españoles desde el siglo XVIII, y ellos votan demócrata. Por qué, ya se lo imaginará usted. Ellos están viendo como día a día levantan el muro en el Rio Grande e impiden a las familias del otro lado en Laredo México verse con naturalidad. Si Trump fuera más cariñoso con los hispanos otro gallo cantaría. Por desgracia el voto hispano está dividido, ¿quién es el culpable?.

      1. EP, el referido “muro” no está previsto para dificultar encuentros entre familiares, sino para frenar la nueva esclavitud del inmigracionismo masivo de determinadas mafias. Si ése es el motivo de sus amigos texanos para votar demócrata, con todo mi respeto y caridad, creo que andan muy confusos acerca de la realidad. Están votando por un “muro” mil veces más siniestro que el fronterizo, el “muro” que les separará de sus familias, de sus tradiciones, de su trabajo, de su fe, de su cultura, para construir desde la nada un nuevo ser, asexuado, sin familia, sin patria, sin fe, sin tradiciones, un cyborg programado que sólo cuente como estadística andante para el nuevo orden mundial.

  11. Cierto EP, tengamos cuidado con los que aquí opinan a favor de la sodomía y el lesbianismo, pues pueden ser agentes infiltrados del LGTBI dispuestos a acusarnos de delito de odio. Creo que lo mejor es simplemente copiarles los númerales del Catecismo, por ejemplo el númeral 2.357, donde se declara a la sodomía y lesbianismo pecados desordenados contrarios a la naturaleza. Pero, ojo, incluso puede que el mero hecho de recordarles la Doctrina moral cristiana también lo consideren un insulto e incluso delito de odio. La verdad católica les ofende y tal vez no vacilen en considerar su simple recordatorio como acto de odio.

  12. Respecto a la eutanasia, la decisión libre para acortar unos meses la vida, abre las puertas para que quien necesite una parte del cuerpo del donante, quiera y pueda acortar otros meses más por adelantado el encuentro del donante con el Creador. La eutanasia es como el aborto, todo es cuestión de abrir un poco la puerta y los que la apoyan no van a descansar hasta abrirla completamente.

  13. De los cristianos masacrados en Nigeria (que también son negros como los cataplines de un grillo) no parece haberse enterado Su Santidad o si se ha enterado, no le merecerán la misma atención y repulsa que la muerte del delincuente habitual muerto en Minneápolis. Ya dijo Cristo que solo desprecian a un profeta entre los suyos, pues por lo que se ve, con los mártires pasa lo mismo.

  14. Hemos pensado que ciertos excesos eran sólo una exageración de aquellos que se dejaban arrastrar por el entusiasmo de la novedad; creíamos sinceramente que ver a Juan Pablo II rodeado de encantadores curanderos, monjes budistas, imanes, rabinos, pastores protestantes y otros here es era una prueba de la capacidad de la Iglesia para convocar a la gente para pedirle a Dios la paz, mientras que el ejemplo autorizado de esta acción inició una desviada sucesión de panteones más o menos oficiales, incluso hasta el punto de ver a los obispos llevando sobre sus hombros el ídolo inmundo de la pachamama, ocultado sacrílegamente bajo el pretexto de ser una representación de la sagrada maternidad.

    Arzobispo Carlo María Viganó

    1. Pero si la imagen de una divinidad infernal pudo entrar en San Pedro, esto es parte de un cresecendo que la otra parte previó desde el principio. Numerosos católicos practicantes, y quizás también la mayoría del clero católico, están hoy convencidos de que la fe católica ya no es necesaria para la salvación eterna; creen que el Dios Uno y Trino revelado a nuestros padres es el mismo que el dios de Mahoma. Ya hace veinte años escuchamos esto repetido desde los púlpitos y las cátedras episcopales, pero recientemente lo escuchamos afirmado con énfasis incluso desde el Trono más alto.

    2. Algunos recordarán que los primeros encuentros ecuménicos se celebraron con los cismáticos de Oriente, y muy prudentemente con otras sectas protestantes. Aparte de Alemania, Holanda y Suiza, al principio los países de tradición católica no acogían celebraciones mixtas con pastores protestantes y sacerdotes católicos juntos. Recuerdo que en ese momento se hablaba de quitar la penúltima doxología del Veni Creator para no ofender a los ortodoxos, que no aceptan el Filioque.

    3. Hoy escuchamos las suras del Corán recitadas desde los púlpitos de nuestras iglesias, vemos un ídolo de madera adorado por las hermanas y hermanos religiosos, escuchamos a los obispos negar lo que hasta ayer nos pareció la excusa más plausible de tantos extremismos. Lo que el mundo quiere, por instigación de la masonería y sus tentáculos infernales, es crear una religión universal que sea humanitaria y ecuménica, de la cual el Dios celoso que adoramos sea desterrado.

    4. Y si esto es lo que el mundo quiere, cualquier paso en la misma dirección por parte de la Iglesia es una elección desafortunada que se volverá en contra de aquellos que creen que pueden burlarse de Dios. Las esperanzas de la Torre de Babel no pueden ser resucitadas por un plan globalista que tiene como objetivo la cancelación de la Iglesia Católica, para reemplazarla con una confederación de idólatras y here es unidos por el ambientalismo y la hermandad universal. No puede haber hermandad excepto en Cristo, y sólo en Cristo: qui non est mecum, contra me est.

    5. Es desconcertante que pocas personas sean conscientes de esta carrera hacia el abismo, y que pocos se den cuenta de la responsabilidad de los más altos niveles de la Iglesia en el apoyo a estas ideologías anticristianas, como si los líderes de la Iglesia quisieran garantizar que tienen un lugar y un papel en el vagón del pensamiento alineado. Y es sorprendente que la gente persista en no querer investigar las causas de la crisis actual, limitándose a deplorar los excesos actuales como si no fueran la consecuencia lógica e inevitable de un plan orquestado hace décadas.

    6. Si la pachamama puede ser adorada en una iglesia, se lo debemos a Dignitatis Humanae. Si tenemos una liturgia protestante y a veces incluso pagana, se lo debemos a la acción revolucionaria de Monseñor Annibale Bugnini y a las reformas post-conciliares. Si la Declaración de Abu Dhabi fue firmada, se lo debemos a Nostra Aetate. Si hemos llegado al punto de delegar decisiones a las Conferencias Episcopales – incluso en grave violación del Concordato, como ocurrió en Italia – se lo debemos a la colegialidad, y a su versión actualizada, la sinodalidad.

    7. Gracias a la sinodalidad, nos encontramos con que Amoris Laetitia tuvo que buscar la manera de evitar que apareciera lo que era obvio para todos: que este documento, preparado por una impresionante maquinaria organizativa, pretendía legitimar la Comunión para los divorciados y los convivientes, al igual que Querida Amazonia se utilizará para legitimar a las mujeres sacerdotes (como en el reciente caso de una “vicaria episcopal” en Friburgo) y la abolición del Sagrado Celibato. Los prelados que enviaron el Dubia a Francisco, en mi opinión, demostraron la misma ingenuidad piadosa: pensar que Francis, al enfrentarse a la razonablemente argumentada impugnación del error, comprendería, corregiría los puntos heterodoxos y pediría perdón.

    8. El Concilio sirvió para legitimar las más aberrantes desviaciones doctrinales, las más atrevidas innovaciones litúrgicas y los más inescrupulosos abusos, todo ello mientras la Autoridad permanecía en silencio. Este Concilio fue tan exaltado que se presentó como la única referencia legítima para los católicos, el clero y los obispos, oscureciendo y connotando con un sentido de desprecio la doctrina que la Iglesia siempre había enseñado con autoridad, y prohibiendo la perenne liturgia que durante milenios había alimentado la fe de una línea ininterrumpida de fieles, mártires y santos. Entre otras cosas, este Concilio ha demostrado ser el único que ha causado tantos problemas de interpretación y tantas contradicciones con respecto al Magisterio precedente, mientras que no hay otro Concilio – desde el Concilio de Jerusalén hasta el Vaticano I – que no armonice perfectamente con todo el Magisterio o que necesite tanta interpretación.

    9. Lo confieso con serenidad y sin controversias: Yo fui una de las muchas personas que, a pesar de las muchas perplejidades y temores que hoy se han demostrado absolutamente legítimos, confiaron en la autoridad de la Jerarquía con una obediencia incondicional.

      En realidad, creo que mucha gente, incluido yo mismo, no consideró inicialmente la posibilidad de que pudiera haber un conflicto entre la obediencia a una orden de la Jerarquía y la fidelidad a la propia Iglesia. Lo que hizo tangible esta separación antinatural, incluso diría perversa, entre la Jerarquía y la Iglesia, entre la obediencia y la fidelidad, fue ciertamente este último Pontificado.

    10. En la Sala de las Lágrimas adyacente a la Capilla Sixtina, mientras Monseñor Guido Marini preparaba el rocetto blanco, mozzetta y estola para la primera aparición del Papa “recién elegido”, exclamó Francis: “¡Sono finite le carnevalate! [¡Se acabaron los carnavales!]”, rechazando desdeñosamente la insignia que todos los Papas hasta entonces habían aceptado humildemente como distintivo del Vicario de Cristo. Pero esas palabras contenían la verdad, aunque se dijera involuntariamente: el 13 de marzo de 2013, la máscara cayó de los conspiradores, que por fin se libraron de la presencia incómoda de Benedicto XVI y se enorgullecían descaradamente de haber logrado finalmente promover un cardenal que encarnaba sus ideales, su manera de revolucionar la Iglesia, de hacer maleable la doctrina, adaptable la moral, adulterable la liturgia y desechable la disciplina.

    11. Y todo esto fue considerado, por los mismos protagonistas de la conspiración, la consecuencia lógica y la aplicación obvia del Vaticano II, que según ellos se había debilitado por las críticas expresadas por Benedicto XVI. La mayor afrenta de ese Pontificado (de BXVI) fue permitir libremente la celebración de la venerada Liturgia Tridentina, cuya legitimidad fue finalmente reconocida, refutando cincuenta años de su ilegítimo ostracismo. No es casualidad que los partidarios de Francis sean las mismas personas que vieron el Concilio como el primer evento de una nueva iglesia, antes de la cual había una antigua religión con una antigua liturgia.

    12. No es casualidad: lo que estos hombres afirman impunemente, escandalizando a los moderados, es lo que también creen los católicos, a saber: que a pesar de todos los esfuerzos de la hermenéutica de la continuidad que naufragó miserablemente en la primera confrontación con la realidad de la crisis actual, es innegable que a partir del Vaticano II se construyó una iglesia paralela, superpuesta y diametralmente opuesta a la verdadera Iglesia de Cristo. Esta iglesia paralela progresivamente oscureció la institución divina fundada por Nuestro Señor para reemplazarla con una entidad espuria, correspondiente a la deseada religión universal que primero fue teorizada por la masonería. Expresiones como nuevo humanismo, fraternidad universal, dignidad del hombre, son las consignas del humanitarismo filantrópico que niega al verdadero Dios, de la solidaridad horizontal de vaga inspiración espiritualista y del irenismo ecuménico que la Iglesia condena inequívocamente.

    13. Lo que durante años hemos oído enunciar, vagamente y sin connotaciones claras, desde el Trono más alto, lo encontramos luego elaborado en un verdadero y propio manifiesto en los partidarios del presente Pontificado: la democratización de la Iglesia, ya no a través de la colegialidad inventada por el Vaticano II, sino por el camino sinodal inaugurado por el Sínodo sobre la Familia; la demolición del sacerdocio ministerial a través de su debilitamiento con excepciones al celibato eclesiástico y la introducción de figuras femeninas con deberes cuasi-sacerdotales; el paso silencioso del ecumenismo dirigido a los hermanos separados a una forma de panecumenismo que reduce la Verdad del Dios Único Trino al nivel de las idolatrías y las supersticiones más infernales;

    14. La aceptación de un diálogo interreligioso que presupone el relativismo religioso y excluye el anuncio misionero; la desmitificación del Papado, perseguida por Francis como un lema de su pontificado; la progresiva legitimación de todo lo políticamente correcto: teoría de género, sodomía, matrimonio homosexual, doctrinas maltusianas, ecologismo, inmigracionismo… Si no reconocemos que las raíces de estas desviaciones se encuentran en los principios establecidos por el Concilio, será imposible encontrar una cura: si nuestro diagnóstico persiste, contra toda evidencia, en excluir la patología inicial, no podemos prescribir una terapia adecuada.

    15. Esta operación de honestidad intelectual requiere una gran humildad, en primer lugar al reconocer que durante décadas hemos sido llevados al error, de buena fe, por personas que, establecidas en la autoridad, no han sabido vigilar y custodiar el rebaño de Cristo: unos para vivir tranquilamente, algunos por tener demasiados compromisos, otros por conveniencia, y finalmente algunos de mala fe o incluso con intención maliciosa. Estos últimos que han traicionado a la Iglesia deben ser identificados, apartados, invitados a enmendar y, si no se arrepienten, deben ser expulsados del recinto sagrado. Así actúa un verdadero Pastor, que se preocupa por el bienestar de las ovejas y que da su vida por ellas; hemos tenido y tenemos todavía demasiados mercenarios, para los que el consentimiento a los enemigos de Cristo es más importante que la fidelidad a su Esposa.

    16. Así como hace sesenta años obedecí honesta y serenamente órdenes cuestionables, creyendo que representaban la voz amorosa de la Iglesia, hoy, con igual serenidad y honestidad, reconozco que he sido engañado. Ser coherente hoy, perseverando en el error, representaría una elección miserable y me haría cómplice de este fraude. Pretender una claridad de juicio desde el principio no sería honesto: todos sabíamos que el Concilio sería más o menos una revolución, pero no podíamos imaginar que resultaría tan devastador, incluso para el trabajo de aquellos que deberían haberlo evitado.

    17. Y si hasta Benedicto XVI todavía podíamos imaginar que el golpe de estado del Vaticano II (que el cardenal Suenens llamó “el 1789 de la Iglesia”) había experimentado una desaceleración, en estos últimos años incluso los más ingenuos entre nosotros han entendido ese silencio por miedo a causar un cisma, el esfuerzo de reparar los documentos papales en un sentido católico para remediar su pretendida ambigüedad, las llamadas y dubias hechas a Francisco que quedaron elocuentemente sin respuesta, son todas una confirmación de la situación de la más grave apostasía a la que están expuestos los más altos niveles de la Jerarquía, mientras que el pueblo cristiano y el clero se sienten desesperadamente abandonados y que son considerados por los obispos casi con fastidio.

    18. La Declaración de Abu Dhabi es el manifiesto ideológico de una idea de paz y cooperación entre las religiones que podría tener alguna posibilidad de ser tolerada si proviniera de los paganos que están privados de la luz de la Fe y el fuego de la Caridad. Pero quien tiene la gracia de ser un Hijo de Dios en virtud del Santo Bautismo debería horrorizarse ante la idea de poder construir una versión moderna blasfema de la Torre de Babel, tratando de reunir a la única y verdadera Iglesia de Cristo, heredera de las promesas hechas al Pueblo Elegido, con aquellos que niegan al Mesías y con aquellos que consideran blasfema la idea misma de un Dios Trino.

    19. El amor de Dios no conoce medida y no tolera compromisos, de lo contrario no es simplemente Caridad, sin la cual no es posible permanecer en Él: qui manet in caritate, in Deo manet, et Deus in eo [quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él] (1 Jn 4:16). Poco importa si se trata de una declaración o de un documento magisterial: sabemos bien que los modos subversivos de los innovadores juegan con este tipo de argucias para difundir el error.

      Y sabemos bien que el propósito de estas iniciativas ecuménicas e interreligiosas no es convertir a Cristo a los que están lejos de la única Iglesia, sino desviar y corromper a los que todavía mantienen la Fe Católica, haciéndoles creer que es deseable tener una gran religión universal que reúna a las tres grandes religiones abrahámicas “en una sola casa”: ¡este es el triunfo del plan masónico en preparación del reino del Anticristo!

    20. Que esto se materialice a través de una bula dogmática, una declaración o una entrevista con Scalfari en La Repubblica importa poco, porque los partidarios de Francis esperan sus palabras como una señal a la que responden con una serie de iniciativas ya preparadas y organizadas desde hace tiempo. Y si Francis no sigue las indicaciones que ha recibido, las filas de teólogos y clérigos están dispuestos a lamentar la “soledad del Papa Francisco” como premisa para su dimisión (pienso por ejemplo en Massimo Faggioli en uno de sus recientes ensayos). Por otra parte, no sería la primera vez que utilizan al Papa cuando sigue sus planes y se deshacen de él o lo atacan en cuanto no lo hace.

    21. El domingo pasado, la Iglesia celebró la Santísima Trinidad y en el Breviario nos ofrece el rezo del Symbolum Athanasianum, ahora proscrito por la liturgia conciliar y ya reducido a sólo dos ocasiones en la reforma litúrgica de 1962. Las primeras palabras de ese Symbolum ahora desaparecido permanecen inscritas en letras de oro: “Quicumque vult salvus esse, ante omnia opus est ut teneat Catholicam fidem; quam nisi quisque integram inviolatamque servaverit, absque dubio in aeternum peribit – Quien quiera salvarse, antes que nada es necesario que mantenga la fe católica; pues si una persona no ha mantenido esta fe íntegra e inviolada, sin duda perecerá eternamente”.

      + Carlo Maria Viganò

  15. Lo confieso con serenidad y sin controversias: Yo fui una de las muchas personas que, a pesar de las muchas perplejidades y temores que hoy se han demostrado absolutamente legítimos, confiaron en la autoridad de la Jerarquía con una obediencia incondicional.

    En realidad, creo que mucha gente, incluido yo mismo, no consideró inicialmente la posibilidad de que pudiera haber un conflicto entre la obediencia a una orden de la Jerarquía y la fidelidad a la propia Iglesia. Lo que hizo tangible esta separación antinatural, incluso diría perversa, entre la Jerarquía y la Iglesia, entre la obediencia y la fidelidad, fue ciertamente este último Pontificado.

  16. Pues nada, hermanos en la fe de los Estados Unidos, ha llegado el momento de aplicar un sano refrán de la rica tradición castellana: ante la intromisión clerical en la campaña preelectoral para las elecciones presidenciales en EE.UU. de este año, aplíquese aquello de “se acata pero no se cumple”. Acudan a votar como hicieron en conciencia en el 2016, siete de cada diez católicos apoyando a Trump.

    “No se obsesionen” con campañas de manipulación “antiracistas”, “no se obsesionen” con la falsa caridad con cargo al presupuesto público, “no se obsesionen” con la pseudosensibilidad de quien se inventa neoderechos de género. Con calma, con serenidad, piensen en el candidato que más ha apostado por los valores innegociables de todo católico.

  17. Sr. Carlos Esteban,, seguro me borrará ésto,, me parece injusto que me borre lo que le digo a Desidereo,, ¿ya vió la forma que se expresó de Jesucristo en la cruz?,,, y ahora que yo le digo algo,,, Ud. me borra, y en otros, me borra, y en otros, me borra, !! Qué borradera!! Y qué prepotencia,,,
    Solo van a pasar dos cosas;
    Me borra como a Benedicto, o me deja para que parezca yo injusta. 😁,,,! Qué más dá! Ud. Tiene el sartén por el mango.

  18. Bueno a mí también se me borra de vez en cuando, aunque reconozco que ante la caradura y la estupidez reinante en la Iglesia puedo resultar un poco brusco de vez en cuando. Pero es que debatir con algunos idiotas reventadores que pululan por estas páginas y con sus patrocinadores en la jerarquía eclesial es algo que puede afectar a mi salud mental.

      1. Mariela,, no acostumbro a ofender porque si,, éste Sr. ya ha sido ofensivo conmigo,, así que ése comentario no fue de mi agrado,, 😁,,
        No creas que nací ayer,, 😂,,

  19. Ah,,, Mariela,, en otro lugar escribí mal Khalo,, lo escribí mal por ignorancia,, a veces es por la rapidez en escribir y se van mal las palabras, 😁, pero hoy no,,,

  20. No os preocupéis, queridos hemanos, si Carlos Esteban os borra comentarios. Lo hace por vuestro bien, para que aumente vuestra humildad y santa paciencia. Al fin y al cabo es su página y estamos en ella como de prestado.

    1. Don Nadie,, lo que ocurre es que para poner un comentario se batalla mucho a causa de la publicidad,, que aunque ha mejorado, aún invade,, y no es verdad que pasa éso por ver uno pornografia,, yo no veo. Bueno que el Sr, Carlos haga lo que guste,, muy su página y su periódico,,, al ratito me borra,, 👋👋😁,,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles