PUBLICIDAD

Bätzing: “Nuestro tiempo sugiere que estamos escribiendo un nuevo capítulo en la historia de la Iglesia”

|

El presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Georg Bätzing, con motivo de la celebración de Pentecostés, pronunció una homilía que ha recogido el medio de comunicación del Vaticano, Vatican News.

(Roberta Barbi/Vatican News)- Pentecostés es la fiesta que alienta y muestra el camino, según el prelado: “Afuera, frente a los campanarios, en el medio de la ciudad y en el mundo, este es el lugar verdaderamente emocionante para hablar de Dios e invitar a las personas a experimentar Dios”. “En Pentecostés, los apóstoles dejaron su habitación y se ofrecieron al público: este mensaje es aún más válido hoy, en tiempos de Coronavirus, dijo, durante muchas semanas, la vida en Alemania estuvo cerrada. Ahora la sociedad está despertando gradualmente y se debe encontrar un equilibrio entre la libertad y la seguridad siempre que no se haya evitado el peligro de la pandemia”.

Aunque hay minorías disidentes, incluso ruidosas y brutalmente agresivas, hasta ahora son un fenómeno marginal, mientras que la mayoría de los ciudadanos está de acuerdo con la restricción temporal de la libertad civil y el efecto de las medidas demuestra el éxito en contener la epidemia, según el presidente de los obispos.

“La cuestión religiosa podría volverse aún más silenciosa en la esfera pública y ser empujada a la esfera privada, las funciones religiosas podrían volverse aún más vacías, la concepción cristiana del mundo y del hombre podría colapsar aún más violentamente. Sí, este tiempo de crisis agrava el anuncio del tiempo a la Iglesia. Debemos enfrentarlo, penetrarlo y encontrar respuestas juntos”, dijo el obispo al recordar las palabras del mensaje del Papa Francisco para Pentecostés y su constante ejemplo” para abrir constantemente las puertas, para ir a las periferias y fronteras, acercarse a las personas y pedirle a la Iglesia un nuevo comienzo”.

“La pregunta ahora es cómo tener éxito en seguir este llamado y el ejemplo del Papa, quien siempre se ha referido directamente a Cristo – continuó – tal vez una mirada a los apóstoles podría ayudar: nos inclinamos a leer Pentecostés en los Hechos de los Apóstoles, en el relato del contraste entre el miedo y el nuevo coraje, pero los Hechos de los Apóstoles no saben nada de las puertas cerradas detrás de las cuales los discípulos tenían una barricada aterradora; más bien cuentan cómo los discípulos siguieron las instrucciones de Jesús y, por lo tanto, permanecieron unidos en la oración. Solo entonces el Espíritu del Señor les otorgó sus siete dones: amor, alegría, paz, paciencia, bondad, fidelidad, dulzura y abstinencia”.

“Los siete dones del Espíritu Santo no son solo dones para los discípulos, sino opciones a las cuales el Espíritu de Jesucristo capacita a todos los hombres – concluyó el obispo – el Espíritu de Cristo conduce a las decisiones, pero siempre elige las formas que guían a las personas las unas a las otras. Él consuela, purifica, calienta, calienta, derrite, cura y concede descanso y refresco. En Pentecostés se abrió el primer capítulo de la larga historia de la Iglesia; nuestro tiempo sugiere que estemos escribiendo un nuevo capítulo. Jesús confía en nosotros para hacerlo”.

Publicado en Vatican News.

30 comentarios en “Bätzing: “Nuestro tiempo sugiere que estamos escribiendo un nuevo capítulo en la historia de la Iglesia”
  1. ¿Qué nos tendrán reservado? Ya se quiere quitar la Eucaristia porque es causa de contagio. ¿Qué más?
    Ya no hay más. Mucha gente ya no quiere regresar por temor,,, por temor,, es increíble.
    Antes el Temor de Dios era algo muy distinto, ahora es: temor de enfermarte por csusa de Dios,,

  2. Los nuevos capítulos, o son de santidad católica, no hay otra, o son pura farsa, más de lo mismo: protestantismo puro y duro. Que se vayan de una vez con los protestantes y nos dejen en paz a los católicos. No lo harán porque lo que pretenden, con Bergoglio a la cabeza, es protestantizar la Iglesia desde dentro y arriba, desde la cúspide.

    1. Por cierto, me sorprende que Carlos Esteban siga sin aparecer. Esta no tibia se presta a un artículo estebaniano, pues tiene predilección, cosa que aplaudo, por todo lo que se cuece en Alemania, de un olor pésimo, que tanto gusta a Bergo.

    2. Belzu para mi el nuevo capitulo es el dilema los sacamos como podamos (por decirlo de una forma elegante ) o esperamos que venga Jesus y lo haga

      1. Con Belzu y Adriana. Respecto al primero pueden irse con el protestantismo más extremo porque no creo que cualquiera les quisiera. En relación a la comentarista, lo debería hacer Fco, ¿no? Al margen de lo que Dios tenga previsto al respecto. Ya sabemos que nunca nos abandonará. Cristo está siempre al timón de SU barca.

  3. No, de nuevo capítulo nada, sinvergüenzas y aprovechados dentro la Iglesia y amigos del Mundo los ha habido siempre. ¿Qué es en todo caso lo nuevo?… Pues tan simple como Internet, gracias al cual los conocemos al minuto, con careto y todo.

  4. Marx critica la pura obediencia a Dios

    El card. alemán Reinhard Marx critica a los fieles de la Iglesia que “impulsan una relación de pura obediencia a Dios”, elevando la “libertad” en su lugar como una virtud digna de emular.

    En su nuevo libro titulado Freedom (Freiheit), el arzobispo de Munich y Freising lamenta que los católicos “no integran realmente la idea de libertad en su fe”.

    “Quiero ser una persona libre”, escribe Marx en su nuevo libro. “El Dios bíblico es un Dios de liberación”, dice Marx. “Creó al hombre en libertad y quiso que respondiera a él en libertad. Esto requiere libertad de religión y de conciencia.”

    Marx culpa del “trágico” giro de la Iglesia hacia la obediencia – llamándolo “el más pernicioso error” – al Papa Gregorio XVI y su encíclica de 1832 sobre la obediencia civil, Cum Primum.

    1. Marx no disimula, ¿eh? ¿Va con mandil? Fco nos va a venir bien y lo agradeceremos con el tiempo, porque nos ayudará a destapar anticatólicos que con él se atreven la y antes no tanto. Está por ver qué hace al respecto de todo este nuevo desaguisado luterano, versión SXXI. Tiemblo, pero confío. Porque nuestra Fe es en Cristo, verdadero timón.

      1. Betsaida. Francisco está destapando a todos los anticatólicos y todos los católicos. Hay que reconocerle ese mérito. El demérito está en que a los primeros los promociona, cuanto más anti más alto, mientras que a los católicos los margina y hasta persigue, con lo que Francisco, que pasaba en tiempos por ortodoxo, también se ha destapado, afortunadamente. Sólo que algunos no se enteran y ” encantados de conocerte “.

    2. Olvida Marx que es la Verdad la que nos hace libres y la Verdad es Jesucristo. El error, la mentira y el pecado esclavizan. Por eso el demonio es el padre de la mentira. Obedecer a la Verdad es libertad; al error, la mentira y el pecado, esclavitud.

  5. Leo el artículo y me llama la atención que menciona los siete dones del Espíritu Santo, y nombra estos ocho “Amor, alegría, paz, paciencia, bondad, fidelidad, dulzura y abstinencia”. Voy al Catecismo y leo en 1830 : “Los siete dones del Espíritu Santo son: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios.” así ¿cómo va a transmitirnos nada? esto es una nueva Babel. Lo peor es que van haciendo y nadie les dice nada. Paz y bien.

    1. Si, boanerges. Es increíble.
      Esos son los nuevos “dones”. Como ahora les ha dado por decir que el Espíritu Santo cambia como si fuera una veleta, pues ahí lo tenemos.
      Los bergóglatas como eso de la veleta les mola, aplauden a rabiar.
      A usted no se le ocurra decir que los dones no son los que señala el artículo si no quiere ser tachado de carca, fascista, heteropatriarcal, opresor y carnívoro.

      1. No hija, no. Son los frutos del Espíritu Santo. Busque y lea. Busque y lea. Una cosa son los dones y otra los frutos….

        BUSQUE FRUTOS DEL ESPIRITU SANTO!! Que con tantos Padres de la Iglwsia escribiendo aquí lo raro es no ser hinduista!!

        1. Joaquín.
          El texto dice literal:
          “Solo entonces el Espíritu del Señor les otorgó sus siete dones: amor, alegría, paz, paciencia, bondad, fidelidad, dulzura y abstinencia”. Estos NO SON LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO. Bueno, al menos no lo son en la Iglesia Católica. En la protestona, ya no lo sé.

    2. Está confundiendo el fruto del Espíritu, que cita san Pablo en Gálatas (5, 22-23), con los dones del Espíritu; no es de extrañar que luego también confunda lo que proviene del Espíritu Santo con lo que proviene del espíritu del mundo. Si este es el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, ¡cómo andará la mayoría del episcopado! Con estos mimbres, mucho me temo que ese nuevo capítulo en la historia de la Iglesia va a ser desolador, quizá sea el que profetizó la beata alemana Ana Catalina Emmerich.

  6. Lleva toda la razón, están escribiendo la nueva historia, como la escribió tristemente Lutero y tantos otros. Para su mal y el de muchos engañados. Con San Agustín hay que volver a decir: “grandes pasos…pero fuera del Camino”

      1. Pues negarlo me parece negar la realidad. De la justificación de pecados a la negación y hasta aplauso de ciertos pecados. El camino estaba trazado. Y lo están completando. Lo gracioso es que no solo en en el protestantismo. El catolicismo se ha visto enturbiado por lo mismo.

    1. Los “frutos” del Espíritu Santo son según el Catesismo de la Iglesia Católica ;
      Caridad, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, templanza.
      Y los dones son:
      Sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. Y dice:
      Quienes los reciben, hacen a los fieles dóciles para obedecer con prontitud a las inspiraciones divinas.
      Y éstos hombres están cambiando toda la Iglesia,, ¿los inspira el Espíritu Santo.?

  7. Un nuevo capítulo de rebelión contra los Mandamientos de Dios y la Moral católica, en el que el adulterio, la anticoncepción, la sodomía, el lesbianismo, y otras varías mostruosidades anticatólicas sean consideradas como cosas buenas y honestas. !Ay de aquellos que llaman bueno a lo que es malo y malo a lo que es bueno¡ Cuanto mas tardemos en declararles he rejes y hecharles fuera de la Iglesia más se envalentonarán y será peor. Se necesita urgentemente un Papa a quien no le tiemble el pulso para poner a estos he rejes en su sitio.

  8. Perdón, pero en el texto del artículo no encuentro la frase del encabezamiento y en él no detecto nada malo, aún viniendo de un obispo alemán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles