PUBLICIDAD

Comentaristas: InfoVaticana no es un lodazal

|

Insultar no es un acto digno de un cristiano. Denota una falta de educación por parte del insultante y una falta de caridad para el insultado. Técnicamente, insultar, es dirigir a alguien o contra alguien palabras, expresiones o gestos ofensivos.

Normalmente, cuando hablamos de insultar, nos referimos a proferir esas expresiones contra alguien con la intención de ofenderle, dejarle en ridículo o simplemente buscando desahogarse. Transmite rabia, odio, frustración. Estarán de acuerdo conmigo, en que, aunque todos hayamos caído alguna vez en ello, no puede calificarse en absoluto de un acto propiamente cristiano.

Cuestión diferente es criticar, lo cual se puede hacer de forma constructiva -o al menos descriptiva- de una situación concreta. La frontera entre una crítica justa y la crítica ‘mala’, es más difícil de dilucidar, y en la diferencia entre ambas, entran muchas veces las intenciones del emisor.

Creo que en InfoVaticana hay bastante libertad para opiniones y críticas, dentro del límite de lo tolerable. En algunas ocasiones, hay tantos comentarios que, a un pobre servidor, se le escapan y son publicados sin yo saber de su contenido ofensivo. Más de una vez algún amable lector me lo ha hecho saber y he procedido a su eliminación.

Quería escribir este pequeño artículo para pedir a los comentaristas que eleven el nivel. Si no, un sitio que debería albergar debates sanos e interesantes acaba convertido en un lodazal repugnante para desahogo de unos pocos alborotadores y en detrimento del resto de lectores.

Los insultos no son admisibles, ya sean contra el Papa, el articulista, Pedro Sánchez o un comentarista. InfoVaticana no debe dar cabida a improperios ni agravios. No puede ser un refugio de odiadores ni un ‘ring’ donde desfogarse a golpes injuriosos.

Obviamente, la responsabilidad última es nuestra, y pedimos disculpas públicamente por los que hayan podido verse ofendidos por algunos comentarios fuera de lugar, los cuales, repito, traspasan nuestro sistema de moderación por cuestiones técnicas que se me escapan. Saben que InfoVaticana tiene unos medios limitados -de ahí que hayamos pedido en alguna ocasión vuestra colaboración económica- por lo que sería inviable tener a una persona encargándose en exclusiva de los comentarios.

Por lo difícil que resulta controlarlos, hago una llamada a la colaboración, y pido vuestra ayuda para hacer de la sección de comentarios un lugar donde mostrar opiniones con libertad, pero siempre respetando a las personas y, por supuesto, a la religión católica. La alternativa sería cerrar la sección, como han hecho otras páginas. No queremos que eso ocurra. Sería una pena.

Muchas gracias.

131 comentarios en “Comentaristas: InfoVaticana no es un lodazal
    1. Suele pasar igual con todo el que insulta al prójimo de la manera en que habla el autor del artículo (buena advertencia, por cierto): se quedan muy a gusto después de haber vomitado la mierda que llevan dentro

    2. Sí,, javcus, agrande la foto y tiene sus ojitos cerrados, se encuentra en el paraíso, 😁,
      Lo que no sabe el pobrecito es que le van a dar matarile.. Que no nos pase igual,, hay que abrir bien los ojos 👀

    3. En efecto, hay algunos comentarios que son ofensivos contra Dios, contra la Fe católica y contra otros que comentan, que deberían ser adecuadamente moderados.

      Si no tienen el modo de controlar online, les sugiero que creen una función de “reportar” que permite que se les llame la atención sobre un comentario.

      1. Hay muchos más que vienen a insultar a los que no pensamos como ellos, con la única intención de insultar y ofender. Sobre todo, con el tema de los homosexuales; los católicos seguimos las normas del Catecismo de la Iglesia Católica, que son los mismas que los de la Biblia. Y desde Sodoma y Gomorra está todo dicho. No hay por qué discutir, está todo muy claro.

        1. Blanca:

          Quizá debería preguntarse usted por qué a los católicos les preocupa “el tema de los homosexuales”. Se puede pecar de cien mil maneras… de manera consistente. Pero aquí, en estas páginas, el tema recurrente es el de los homosexuales (ahora creo que no tanto, por cierto, y ahora Desidereo aparece menos por aquí, ¿verdad?).

          Fíjese cuándo Desidereo ha comentado sobre tal santo o tal rito…

          Desidereo escribe cuando los católicos se meten con los homosexuales, con la ciencia, o con los niños.

          1. Desi-TROLL a lo suyo, y algunos contestándole como si no fuera torticero.
            No le contesten, o súfranlo.

  1. De este tema vengo quejándome hace meses, ya que desmerece mucho de la calidad de esta web.
    Aunque los medios son limitados ¿no sería posible encontrar algún voluntario, que pudiera ir puliendo este tema?
    No se si sería más fácil bloquear las IP de los insultadores habituales.

    1. Yo no insulto ni entro nunca en descalificación. Cuando digo algo suelo poner cita del catecismo o un ejemplo concreto que cortobore la opinion que expongo. pero sin embargo no sé por que nunca se publican mis comentarios y si sale alguno a los pocos minutos es borrado.

  2. Totalmente de acuerdo con el artículo de Fernando Beltran. Puede haber -a veces- comentarios subidos de tono, pero sin insultar. No se si a veces opinan personas con la intención de denigrar la pagína o hacer burla del catolicismo, de cualquier forma que sea hay que tratar de mantener la altura de las respuestas. A este portal entran jóvenes y adultos, personas de todas las edades y circunstancias, todos a opinar con el debido respeto.

    1. Un respeto, caballero.
      El “becario”, como usted lo llama, nos está pidiendo a todos algo que no tendría que ser necesario pedir: respeto, moderación y, en definitiva, caridad cristiana con el prójimo.

    2. Chema,
      te han pedido que no descalifiques pero no puedes con tu carácter, al llamar “becario” al autor del artículo (que es muy sensato)

          1. Le copio lo que he puesto más abajo:

            Cómo he explicado más arriba, “becario” no es ningún insulto. Quizá podría deducirse mi intención de menospreciarle. Como ve, no es necesario un insulto para insultar. Pues lo mismo sucede con este “medio”. Supongo que entiende el paralelismo.

  3. Ahora en serio (bueno, lo de antes también lo era), me hace mucha gracia que ahora nos pongamos dignos con esto, cuando Chismovaticana se ha dedicado sistemáticamente a denigrar la figura del Santo Padre, ensalzar personalidades como Bolsonaro y Salvini, y ya puestos, a Lefebvre, y dejar a la Iglesia a la altura del betún con actos de señalamiento y un sesgo de selección de noticias pensado cuidadosamente para poner el foco en lo negativo. Esto no es información de la Iglesia. Son los hijos de Steve Bannon haciendo su en acción (una acción chapucera pero que, lamentablemente, funciona). Así que yo me dedico a hacer el mío.

    1. *He mezclado “haciendo su trabajo” y “en acción”, y el resultado ha sido “haciendo su en acción”; pero el resultado se entiende.

    2. Si esto es Chismovaticana (ya estás faltando) y tú fueras una persona ecuánime y decente, ya te habrías largado de aquí hace tiempo. Y esto no es un insulto, sino una descripción de tu persona: hipócrita.

      1. “… sini ini discripciín di ti pirsini: hipícriti”.

        Y, perdona, ¿podrías especificarme cuál es la secta a la que dices que pertenezco? Quizá podrías deducir cuál es a la que NO pertenezco. El resto son elucubraciones tuyas.

  4. Totalmente de acuerdo, Sr. Beltrán. Y además me entero de que si a veces algún comentario no es digno de aparecer es por falta de personal para revisar. Estoy de acuerdo en que hace falta una persona que revise los comentarios o contenidos. Ésta es una página seria, que no debe caer en bajezas, y además respetando el ideal que este medio promueve, que es la profundización en nuestra fe cristiana y la observación de los acontecimientos relacionados con ella.
    Por lo tanto, yo mismo pido perdón si alguna vez me he extralimitado en mis críticas y he ofendido a alguien. Le pido mis disculpas y procuraré ser lo más correcto posible.

      1. No conteste ni entre en discusión con la Adoración Nocturna del Perpetuo Francisco. La primera palabra que ha salido del teclado de ellos ha sido “becario” para ridiculizarle a usted, que es el más educado y no tiene culpa de nada.

        1. Cómo he explicado más arriba, “becario” no es ningún insulto. Quizá podría deducirse mi intención de menospreciarle. Como ve, no es necesario un insulto para insultar. Pues lo mismo sucede con este “medio”. Supongo que entiende el paralelismo.

      2. En cualquier publicación. Sea el tema que sea: inmigración, homosexualidad, papel de la mujer en la iglesia, el cierre de las iglesias para evitar el contagio de nuestros hermanos… Specola, La Cigüeña de la Torre y usted aprovechan cualquier cosa para calumniar en insultar al Santo Padre.

        1. Estas fue el útimo comentario de Markus en aquel artículo: Vete al Opus Dei a flajelarte que es lo que os gusta a los masoquistas.
          Desprecio y asco, es decir, odio. Que un cristiano desprecie a alguien manda huevos.
          Venga tronco vete con la fusta a perseguir homosexuales, es lo que se os da bien a los totalitarios Neonazis.
          Tu vas a un concurso de tontos y te dan el 1, el 2 y el 3 premio. Lo de razonar no es lo tuyo. Tienes una neurona más que un caballo pa no irte cagando por la calle.

          1. Así de memoria: Desi-troll, desi-miente, desidemente.

            Si miento soy un mentiroso, ¿verdad? En lugar de decir “dónde” está la mentira (no puede) me llama mentiroso. Me llama demente, y me llama troll. Todos ellos son insultos.

            Falsos, además. Yo no soy un troll (yo SI que no insulto, yo no desvío la atención, no me burlo, etc…). Y yo NO MIENTO, jamás. (casi) Todas mis afirmaciones las apoyo en bibliografía… muchas veces en la aportada por la persona con la que discuto. Muchas veces en la propia Biblia.

          2. No basta con pensar distinto a como piensa la mayoría en una web para ser un troll.

            No es lógico pedir poder meterse con los homosexuales todo lo que quieran y más en este blog, y que los homosexuales no puedan venir a defenderse… Quienes abren el debate a otra gente, distinta, son USTEDES, cuando meten sus narices donde nadie les llama.

          3. Alguien usó Desidereo para alegrarse del asesinato de unos religiosos hara un año. Tú lo negaste, pero la animosidad para con el cristianismo y los cristianos de tus comentarios hacen creíble que fueras tú y no otro que te suplantara. En cualquier cas, si alguien quería suplantar a alguien para alegrarse de esos asesinatos, ¡qué comentarista más apropiado y comecuras que Desidereo!

          4. Así de memoria no, sino que copio y pego
            Desidereo: «las palizas que AQUI reciben los homosexuales, jaleados por páginas web como ésta… por gente como ustedes»
            Mi pregunta: ¿ese es un argumento serio y no de trol?

          5. Las afirmaciones de Desidereo “Ustedes quieren poder decir que el profesor del Gaztelueta (acusado, juzgado y condenado tras el testimonio de varios compañeros y profesores) es inocente, y que nadie venga aquí a decir lo contrario” son mentira y es fácil verificarlo aqué en Infovaticana

          6. Antitroll… Sigo esperando un insulto por mi parte. Sigo esperando una burla.

            Cuando digo que AQUI en España los homosexuales reciben palizas, sólo estoy citando un HECHO publicado constantemente en todos los periódicos.

            Cuando digo que AQUI en Infovaticana no paran de meterse con los homosexuales, o que les llaman degenerados, monstruos o lo que sea, sólo estoy citando un HECHO.

            Que quienes insultan a los homosexuales jalean a quienes luego les dan palizas es más que evidente. ¿O no?

            No hay burla, insulto o nada parecido, sino un argumento lógico y razonable.

            ¿O quienes gritan “Arderéis como en el treinta y seis” no jalean a quienes luego queman iglesias?

          7. Lo de alegrarse del asesinato de unos religiosos creo que ya lo dijo usted en algún otro momento. Es FALSO.

            Creo recordar que ya le pedí que enviase usted esa referencia, donde “alguien” con el seudónimo de “Desidereo” se alegró del asesinato de unos religiosos, y usted FALLO a la hora de proporcionar esa referencia. Yo digo que eso es FALSO.

            Por favor, proporcione usted esa referencia o cállese la boca.

            Por cierto, destaco que podría incluso ser usted, quien entrase con el pseudónimo de Desidereo y soltase esa barbaridad en cualquier hilo en el que yo no hubiese participado.

            Yo JAMAS diría esa barbaridad. No me alegro de la muerte de nadie ni le deseo mal a nadie.

      3. Moderen a Belzunegui, atosiga el debate pegando artículos plagados de injurias contra el Papa y la Iglesia. Moderen a Mariela, si no piensas se cree poseedora de la verdad absoluta e insulta al Papa, a los Obispos y a los que piensan como ella. Si bien yo mismo les he insultado ha sido reaccionando contra los abusos que cometen esas personas.

    1. Si meterse con el Papa es criticar algunos de sus gestos, intervenciones u omisiones, es perfectamente legítimo y propio de un debate razonable. Otra cosa son los insultos y las mentiras. El problema de gente como usted es que confunde el respeto a una figura (en su caso, absurda adoración) con el acuerdo con todo lo que dice o hace.
      Dicho esto, la llamada de atención me parece muy oportuna. Hay algunos comentaristas que, por sistema y muy frecuentemente, no hacen otra cosa que usar argumentos “ad hominem”, llenos de odio y palabras gruesas.

    2. Totalmente de acuerdo no al insulto, y al que no le guste los artículos que pongan de manifiesto la actuación actual de la iglesia (incluido el papá)que no entre.

  5. Razonable llamada de atención.

    Pero, llegado el caso, antes de cerrar la sección de comentarios deberían intentar un sistema de bloqueo de aquellos comentaristas que traspasen las líneas rojas. (Me refiero a un sistema informático que solo permita comentar a los usuarios que previamente se hayan dado de alta confirmando un email y que permita dar de baja del sistema a aquellos usuarios-emails que hayan incumplido las normas. El “dar de baja” a alguien habrá que hacerlo a mano. Aún así habrá casos de personas que se vuelvan a dar de alta con otro nombre y otro email pero creo que serán muy pocos).

    Pues aquellos portales de noticias o de opinión que no admiten comentarios reciben muy pocas visitas pues las personas estamos deseando opinar (poner un poquito de luz en tanta oscuridad) y conocer cómo piensan los demás (no solo el articulista). Además es frecuente que los comentaristas aporten mucha información y sabiduría.

  6. Giovanni Cavalcoli, OP, efectúa, una exhortación al Papa para que cese de predicar una concepción de la misericordia divina, que no reconoce la verdadera misericordia, sino que favorece la propagación de las here ías, la impiedad, la apos tasía, los conflictos, las divisiones, la laxitud, el libertinaje y la corrupción de las costumbres, porque los pecadores, here es y criminales, en la convicción de que Dios no los castiga y viéndose no castigados por la autoridad eclesiástica, creen que pueden seguir pecando libremente en la falsa confianza de que pueden alcanzar igualmente la salvación.

    1. Francisco guarda silencio sobre los grandes pecados que hoy en día son promovidos y compartidos por here es, ateos, falsos profetas, impíos, luteranos, modernistas, relativistas, rahnerianos, masones, comunistas, hedonistas, disolutos, sodomitas.

      ¿Tiene acaso miedo de perder el prestigio en el mundo? Pero ¿qué le importa si ofende a ese Jesucristo del que supuestamente es vicario?

      1. Este foro recomienda el uso del diccionario del eminente, excelso, y esteta Don Pancracio Celdrán Gomariz; El gran libro de los insultos. Cultura viva, tesoro crítico, etimológico e histórico, no apto para ursulinas, masones, maricomplejines, modernistas, monfloritas, pijos, alfeñiques, progres, damiselas, demócratas, prelados renegados, ilusos, podemitas, ciudadanos, malsines, derechistas y acomplejados en general.

        1. Cuando estamos a punto de perder España y a la iglesia, estas disquisiciones me parecen patéticas. Antes bien, habría que ir cogiendo un AK-47 por si hace falta.

          1. Propicios días. Pero que han hecho con vosotros. No tenéis sangre en las venas, os la han sacado toda y no os habéis dado ni cuenta. Vosotros no es que os influya el mundo, es que sois mundo de pura cepa. Sois como clones masones, replicantes al servicio del modernismo y de la estupidez congénita. Esto es 1984 de Orwell. Aquí las únicas que se salvan son las mujeres, mil veces más valientes que nosotros. Capullos, multa de 30 créditos por romper el orden de la paz universal o nuevo orden masónico. Fdo, Francisco, gran maestre.

  7. Es fácil equivocarse y tener un mal día, por mi parte pido disculpas, aunque nunca he puesto palabras mal sonantes; por el contrario sí algún que otro comentario muy dolorido en estos tiempos recios. Sinceramente no tengo ningún interés en ofender a nadie y menos al Papa, aún haciéndonoslo pasar tan mal por actos, dichos y hechos. Hace bien el Sr. Beltrán en en avisarnos para tenerlo en cuenta. Gracias.

  8. Por favor, escriba Dios con mayúscula si no tiene inconveniente. Lo contrario es no solo una falta de ortografía sino también de respeto al mismo Dios.

  9. Muy oportuno. Además pedir que suba el nivel de los posibles encuentros me parece fundamental. Sin embargo, leemos en el Eclesiastico: “no corras a curar la herida del cínico, pues es brote de mala raiz”, por desgracia hasta en este mismo artículo le faltan el respeto al autor, por lo que tristemente no espero mejoría. Dado que la palabrería (es decir ilsultos, descalificaciones, demagogia, veneno), es algo de lo que estamos hasta las narices y es algo que sobreabunda en el llamado progrerío, uno que no es progre, ni de nada, opina que lo procedente es eliminarlos, pues es gente miserable que aprovecha que en esta página puede uno decir lo que quiera y seguidamente sale publicado.

  10. Estos son los insultos que Bergo nos dedica a los católicos: Son los que con “cara de funeral” tienen “la obsesión por la ley, la ostentación en el cuidado de la liturgia, de la doctrina y del prestigio de la Iglesia “, los que someten la religión, poniéndola “al servicio de sus elucubraciones psicológicas y mentales”.los que conciben la doctrina como “un sistema cerrado, privado de dinámicas capaces de generar interrogantes, dudas, cuestionamientos”.

    1. Los que se recluyen en una “mediocridad tranquila y anestesiante”, hecha de “individualismo, espiritualismo, encerramiento en pequeños mundos, dependencia, instalación, repetición de esquemas ya prefijados, dogmatismo, nostalgia, pesimismo, refugio en las normas”, los que le gusta “blanquear los ojos en un supuesto éxtasis” y montan “una santidad ‘teñida’, totalmente hermosa y bien hecha”, pero en realidad “falsa”, los modernos “gnósticos” y “pelagianos”, versión actual de estas dos antiguas here ías.

    2. Le encanta caricaturizar, insultar y perseguir a los católicos, los más perseguidos del planeta. Con los demás no se atreve. Los necesita para no verse entre rejas.

      1. Disculpa Belzunegui pero ¿porque tu puedes insultar y el Papa no puede opinar?Tu insultas insistentemente a Francisco con nombre y apellidos, el da su opinión sobre ciertas actitudes eclesiales que diversas personas, indeterminadas, sin nombre ni apellidos, pueden cometer. Además, habla como maestro de la fe y corrige el error haber si algún día se convierten. Si tu te sientes insultado y aludido, eso es cosa tuya… “al que le caiga el guante que se lo chante” dice un proverbio colombiano.

  11. 😒 Bueno, me acuso de ser grosera,,,, a veces. Parece que ésa imagen la pusieron en referencia a “algunos”,, 🤭.
    Yo no sali en la foto porque estaba retirada de la escena, iba volando sobre él y tan solo me cayó un poquito de lodo del que aventó ése animal., 🕊️,,,, 😂

  12. Censuren a esos articulistas o esos comentaristas como ese fanático belzunegui, en los que se insulta y culpabiliza sistematica y colectivamente a los homosexuales de crímenes que no han cometido. Censuren ese tipo de artículos y comentaristas , ya insulten y culpabilicen a homosexuales, a mujeres, a chinos, o a españoles, esto ultimo muy frecuente en esta publicación católica.
    Háganlo y verán como se templa el lodazal del que hablan en el articulo.

    1. Estimado Fernando: leo diariamente Infovaticana y, en más de una ocasión, he pensado que es una lástima que textos tan rigurosos, de tanta calidad se vean menoscabados por comentarios vulgares y, a veces, abiertamente chabacanos. He leído indultos gravísimos contra el Santo Padre, con cuya linea pastoral se puede estar más o menos de acuerdo, pero a quién debemos respeto. En una ocasión escribí escandalizado a Gabriel Ariza por un comentario sobre el papa y él me dijo que se le había escapado por ser fin de semana y que lo borraría. Solución? En Infocatólica, donde público alguna vez, los comentarios tienen un filtro previo. En Adelante la fe no permuten comentarios. No sé, algo deben hacer porque una de las principales web católicas en español no puede tomar el estilo de un debate se Tele 5.

      Un afectuoso saludo a todo el equipo

      1. Usted lo que quiere es amordazar al único medio de España donde un creyente cualquiera puede protestar por la apostasía insultante y diabólica del estamento eclesiástico. Ojalá Infovaticana nunca les escuche.

  13. Tomo.nota de las indicaciones y amonestación es.de.INfovaticsna.a la.hora de comentar., aunque a veces , según respecto a quién es difícil contener la rabia y la ira.

  14. Más de una vez he dicho que yo desaparecería, si desaparecieran los troles, e incluso he criticado varias veces que comentaristas serios perdieran su tiempo intentando enseñar la verdad a esos troles manifiestamente mentirosos y torticeros, además de anticatólicos. Deberían ignorarlos, ya que es como echar margaritas a los cerdos.
    Luego está la línea crítica con respecto a muchas cosas de muchas altas personalidades de la jerarquía de la iglesia, empezando por el propio Francisco. No se debe ser descortés, pero menos aún faltar a la verdad.

    1. Más de una vez he dicho que yo desaparecería, sin desaparecieran los ataques a los homosexuales. Si desaparecieran los ataques a los científicos.

      Sabemos cómo se propaga el coronavirus. No hay que rezar. Hay que tomar medidas. Los católicos toman medidas (o las piden o las defienden) para favorecer la expansión del virus (auga bendita, besos a las imágenes, procesiones, comulgar en la boca, etc, etc…).

      1. Otra acusación del comecuras “”Los católicos toman medidas (o las piden o las defienden) para favorecer la expansión del virus””

        1. Si alguien trata de sacarlo del error explicándole esto o lo otro, es que no distingue a un trol de alguien en el error, a un sofista de un ignorante, etc.
          Sus propósitos son torticeros y sus argumentos de mala fe.

          1. Antitroll:

            Quien defiende la comunión en la boca, o simplemente la comunión, es OBVIO que está defendiendo una medida que favorece la expansión del virus. Es DE CAJÓN. El virus sale por la boca en cuanto abre la boca. No necesita “tocar” el dedo del sacerdote para dejarle gotitas con el virus… ¿sabe usted?

            ¿Acusación comecuras o simple sentido común?

            Y NADIE me ha explicado “esto y lo otro” sobre el virus para convencerme de que estoy equivocado.

  15. Los cristianos asesinados sólo en Nigeria _11.500 cristianos asesinados entre 2006 y 2014, 1,3 millones de desplazados, 13.000 iglesias destruidas, ni siquiera son noticia. Para el Papa Francisco los nuevos crucificados son los migrantes (algo criticado por Silvana de Mari).
    Los acuerdos con el gobierno comunista chino, el caso McCarrick,…

  16. Vale su comentario Sr. Beltran,
    esta en nosotros estar a la altura de las circunstancias.
    Como aporte, podria resultar quizá contar con la posibilidad de evaluar en positivo o negativo los comentarios que se realizan.-

  17. Adhiero a los conceptos de la nota.
    Quien insulta por escrito, esto es reflexivamente, es porque se ha quedado sin razones para la discusión.
    Los espíritus cerriles, soberbios y dogmáticos, que rechazan la discusión abierta y generosa es porque temen perder su equilibrio y sine cura.
    Ellos no deberían participar de foros abiertos. Les bastará con su seguridad funda mentalista, sus cili cios y sus esca pularios…
    Los demás, sigamos en conversaciones enriquecedoras a la luz del Evangelio.

    1. Eres un cínico, conmigo no valen componendas. Ayer mismo le reíste las gracias a un abortista que defendía el aborto libre y llamaba locos a los que rezaban en la puerta de las clínicas. Ya rendirás cuentas ante el Altísimo.

      1. Muchos comentaristas carecemos de virtudes. La más ausente es la caridad…eclipsada x la sob erbia de algunos q suponen haber llegado al mono polio de la Ver dad…

  18. La libertad de expresión es un derecho humano y cristiano: es la libertad de los hijos de Dios.
    No debe ser confundida con el escarnio o la ofensa a un tercero. Con la verdad, no se ofende.

  19. ¡ Escribas y fariseos, hipócritas ! ¿ Podrá Jesucristo seguir diciendo la verdad o los moderaditos de que habla Juan Manuel de Prada lo considerarán un insulto ?

    1. Belzu, no sé tú, pero yo estoy loco por que me bloqueen, y seguir con mi literatura, así no tengo tentación de entrar aquí, Estar aquí es perder el tiempo, es sembrar entre zizañas entre tanto acarajotao, sin ningún fruto a la vista. Por si no coincidimos más, ha sido un placer, un fuerte abrazo y mucho ánimo.

      1. Unidos en la comunión de Los Santos, que no tenían pelos en la lengua, como Jesucristo. La Verdad duele, escuece. Los moderaditos no pueden con tanta Verdad. Necesitan mucha dosificación para poder tragarla, tanta que acaban tragándose medias verdades y, por tanto, medias mentiras o mentiras completas, porque, si la verdad no es íntegra, no es Verdad.

  20. Infovaticana no es un lodazal sino un plácido lago de aguas claras y cristalinas en el que se retrata todo lo que sucede en la Santa Madre Iglesia, sin tapujos ni censura. Un medio de información católica libre al servicio de la libertad de los hijos de Dios. Es inevitable que algunos la utilicen mal. No somos niños de pechos, cada cual tiene su responsabilidad para bien o para mal. Dicho esto, está bien la llamada al orden y a la buena educación cristiana hecha por el blogger.

  21. Leo el artículo y estoy de acuerdo, leo los comentarios y algunos me hacen casi perder la esperanza en la humanidad, por qué no entienden que Infovaticana no ataca al papa, simplemente expone lo que dice, hace o deja de hacer, también el resto de la jerarquía de la Iglesia desde un punto de vista más que imparcial, siguiendo las sagradas escrituras y el magisterio bimilenario, no poniéndose de alfombra para este papado. Qué tiene eso de malo? nada, no les gusta? váyanse a leer vatican news o aciprensa o mejor cnn o medios del nom

  22. El riesgo que tiene no sólo Infovaticana, sino cualquier portal católico, es quedarse a mitad de camino. Querer creer que Bergoglio, por ser supuestamente papa, forma parte de la solución y no del problema, cuando es el problema, el problemón, el principal problema de la Iglesia Católica, el resumen del problema que venimos padeciendo desde hace demasiado tiempo, sin que se atisbe ni siquiera la solución, el final del túnel: Tenemos el enemigo de la Iglesia dentro de la Iglesia, como señalaba ya en los años 70 San Josemaría Escrivá, y arriba, demasiado arriba, en la cumbre. Y nos quieren echar a los católicos. Mientras el diagnóstico no sea certero, el tratamiento será una simple aspirina y no la operación quirúrgica que precisa a vida o muerte. Infovaticana está en condiciones de pronunciarse por la Verdad. No puede ni debe echarse atrás.

  23. Me alegro de leerlo. Justamente acabo de ser víctima de estas lenguas basurientas y he respondido en plan castizo. No me importa que se me borre el comentario siempre que se borre también el de los otros. Qué espectáculo, madre.

  24. Vaya circo… Y pensar que a mí me han censurado o no publicado comentarios en este medio hablando con propiedad y aportando fuentes sobre cosas serias. Seguramente este medio se está perdiendo aportaciones muy buenas en su sección de comentarios (y no me refiero a las que yo he tratado de hacer) de comentaristas que son ahuyentados por las nimiedades y chorradas que publican los asiduos de esta web y que, a ellos sí, libremente, se les publica sin espera (de días) ni moderación alguna.

    Plasmar una opinión o desarrollar una idea o hecho aquí es tiempo perdido, ya no así el tiempo empleado en la lectura de articulos que muchos suelen ser dignos de lectura.

  25. De acuerdo con el artículo, pero hay que tener en cuenta que los primeros en insultar son los principales articulistas de este medio, como por ejemplo Esteban y Paco Pepe, si se quieren llamar medio “cristiano”, a los primeros que habría que moderar es a ellos. Sus opiniones, son sus opiniones, respecto a la Iglesia, pero no representan a la fe cristiana, sino sólo a ellos mismos.

  26. Infovaticana no es un lodazal pero en muchas ocasiones hace un gran daño. En el caso de la vigilia de oración , con la asociacion de homosexuales cristianos de Madrid- CRISHOM- de la parroquia de Nuestra Sra de Madrid, ordenada por la superioridad, emprendió una campaña feroz contra los dignísimos sacerdotes de la misma y consiguió que el obispo , cobarde, los cesase y los dejase sin actividad pastoral y que esos magníficos sacerdotes quedaran con fama de homosexuales, sin serlo, y así acabó Infovaticana con la mejor parroquia de la zona y que ya no ha levantado cabeza. Incluso seguimos son párroco titular en manos de sacerdotes interinos, buenos pero eventuales.

    1. Denunciar el mal y sacarlo a la luz es un deber de cualquier buen cristiano, más, de cualquier hombre de buena voluntad: “haz el bien, evita el mal y oponte -según tus posibilidades- al mal. De todas estas primeras verdades de moral natural, seguramente la última es la más difícil de cumplir. Es como las obras de misericorida, todas muy bien te las reciben, pero prueba a “dar buen consejo a quien lo necesita ” y no digo nada de “corregir al que yerra” . Todo guai si es dar de comer, de beber, enseñar, rezar, etc. pero estas “que malas obras de misericordia” y que poco se practican porque te rebotan a tí y te llevas los tortazos.

  27. Dice el Señor: “El que llamé a su hermano imbécil, será reo ante el sanedrín, y el que le llamé renegado, será reo de la condena del fuego. ” (Mt 5,22)
    Efectivamente siempre he considerado que no se debe insultar al opinar.
    Infovaticana es un medio que hace una excelente labor de servicio a a Iglesia. Una labor profética que Dios premiará. De hecho, es la web de información católica que más me gusta.
    Los articulistas son siempre muy respetuosos y generalmente acertados en su enfoque de la noticia. Y sin embargo, contrasta el hecho de que algunos comentaristas se dediquen al insulto o a la chabacanería, lo que no está bien y desprestigia la web. Por eso me sumo a la propuesta de que mediante una moderación previa antes de la publicación, se censuren los comentarios
    que faltan a la educación, y se bloquee definitivamente a los reincidentes.
    Y como entiendo que hacen faltan recursos a la web, me comprometo a enviar un donativo a Infovaticana.

  28. Una publicación que maximaliza y exagera todo lo que podrían ser ligeras discrepancias, no puede esperar otra cosa.
    Desde luego, hay comentaristas enfermos, pero el radicalismo del blanco/negro tiene esta factura: energúmenos.
    Convendría revisar, por tanto, el tono, el enfoque, la conveniencia de algunos artículos si realmente se quiere apostar por un mayor nivel en los comentarios, es un círculo.

  29. Lodazal viene de lodo, con grandes virtudes curativas para la piel. Mejor lodazal, mucho mejor, que la gran ramera en que han convertido la Iglesia los modernistas, relativistas, marxistas, ambientalistas, migracionistas, ecumenistas, liberales, moderaditos, papólatras, etc, que pululan en su seno, que no son católicos y que, no sólo no se quieren marchar a sus ámbitos propios, sino que quieren morir matando.

  30. Lo siento, pero no estoy de acuerdo. Es el problema de la libertad de expresión. En cuanto ésta se regula, ya no la hay. A mí, personalmente, me han censurado comentarios en cuantos sitios he escrito, aunque otros me los hayan publicado. Hasta ahora, en Infovaticana no, por eso la aprecio y laleo. Desde luego hay comentaristas que insultan ¿Y qué? ¿Quién se mancha cuando insultas a otro?. Tú mismo; porque “la boca habla de lo que rebosa el corazón”. ¿Queda menospreciado el insultado?. A mis ojos no. ¿Los comentarios se convierten en un lodazal?. Bueno, ¿quién te obliga a leerlos?. La noticia es la noticia y después hay aproximadamente unos 7.500.000.000 de posible comentarios, descontando extraterrestres. Cada uno el suyo. El malvado escupiendo mal y el honesto construyendo el bien. Sus palabras los delatan.

    1. Pues al contrario de “belzu”, no comparto “peter”. La libertad de expresión -y más en moral católica- no conlleva un derecho omnímodo a decir lo que se quiera, dónde se quiera y en la forma que se quiera. Ese liberticidio, muy de nuestra época y muy inculcado en la educación actual directa o indirectamente, lleva a la corrupción de las costumbres y de la convivencia y a una actitud sino soberbia al menos prepotente.

  31. Mi querido amigo : Comprendo las precauciones para que no te cierren la página o que os lleven acusen por “delito de odio”, que os lance un interdicto o etc., pero creo coincidir con la mayoría de los seguidores de Infovaticano, que día a día nos informa de la enorme cantidad de tropelías que cometen parte de la jerarquía eclesiástica, desde alabanza a Muhamad en la Almudena, la aceptación “sacramental” de las uniones homosexuales y de amancebados . el culto en la Pacha-Mama en los jardines vaticanos, la afirmación de que ciertas religiones son “pacificas”, los continuos ataques al Rito Latino Tradicional, el silencio cobarde de muchos prelados ante determinadas opiniones sociales y políticas. Así que este medio es prácticamente el único que es portavoz de muchos” cristianos viejos”, cuya salida es la muerte y entrar ,con ayuda de MARIA “ad Altare Dei” , “at deum qui letificaf senectutem meam”. Paciencia y si nos cierran la edición “Dios proveerá” o seremos mártires- Un abrazo

    1. Mi querido amigo : Veo con disgusto que mi comentario a este artículo lleva varios dias como ” Tu comentario está pendiente de moderación”, lo cual me causa rareza debido a que de otros comentaristas (V,G,: el Sr. Belzunegui ) sse reproducen sus comentarios sin ninguna pega y sin embargo los pocos que yo envío siemore pasan por la inquisición. ¿ Seria tan amable de darme una explicación ?. Muy abgradecido

  32. Cuando se padece Obispos Indignos, un Papanata, promoción desenfrenada de la homosexualidad, complicidad con pedofilia, Panteísmo Pachamámico, traición a la Iglesia Mártir de China, regalada al Gobierno Comunista por menos que un plato de lentejas, promoción sistemática de Nulidades al Episcopado, mantener la delicadeza en en lenguaje, se hace dificultoso.

    Y como guinda en el helado, la prohibición de administrar los sacramentos, que muestra el desprecio del Episcopado hacia los fieles, para su propia perdición.

    Ante esto, no me atrevo a proponer que se cuelguen de una higuera como judas, pero al menos podrían Renunciar.

    Y les puedo asegurar, que cuidar la pureza del idioma en esta circunstancias, es contracturante.

    1. Y el respeto, como todo en la vida, hay que ganárselo. Se han ganado todo lo contrario. Son unos seres despreciables y hay que decirlo; de otro modo seguirán engañando a los incautos, como viene sucediendo desde hace ya unas cuantas décadas, pero ahora in creciendo.

      Gracias, muchas gracias por tu valiosa aportación.

    2. En mi opinión “chester” estás muy equivocado. Se puede decir lo que sea, oponerse, denunciar lo conveniente y más y no hay por qué usar palabras o formas injuriosas, entrar en lo que roza la maledicencia o lo es, etc. Dominar el hablar forma parte de el buen ser cristiano, como enseña el Apóstol y si se escribe -que da más tiempo para la reflexión y el repaso- todavía diríamos que la obligación es mayor.

  33. Pues podrás decir lo que quieras, pero a mí me han borrado (imagino que tú, por lo que ahora explicas) infinidad de comentarios (señaladamente los que pongo en las columnas de Carlos Esteban) que califican al 100% como lo que aquí llamas críticas descriptivas, las cuales, según tú, sí toleran en este portal.
    Mira que la verdad no ofende, pero incomoda. Y señalar la verdad NUNCA será malo.
    Eso me fue enseñado desde niño y siempre me he conducido así. Cierto que te trae problemas en la vida, pero prefiero ser claridoso que hipócrita.

  34. “¡Si pesase más el amor a la verdad que el orgullo por defender las propias ideas…!”. “Mucha gente cree que discrepa de los demás y lo que pasa es que no tienen valor para hablar unos con otros”. John Henry Newman.

    “Con los dogmáticos y fanáticos no cabe ni el diálogo ni el pluralismo ni mucho menos la fraternidad universal. El que piensa de otro modo es para ellos un hereje o un enemigo”.

    “Aunque la verdad de los hechos resplandezca, siempre se batirán los hombres en la trinchera sutil de las interpretaciones”. Gregorio Marañón.

    SÉ fuente, no desagüe. Rex Hudler

  35. España es un lodazal. Para que InfoVaticana no lo sea, hay que eliminar los comentarios. Es la mejor opción. Y que cada uno odie con gusto desde su interior.

  36. Espero que el autor del artículo, el Sr. Beltrán lea todos los comentarios que se hacen de él. No puedo estar más de acuerdo con lo que expresa y sobran insultos, trolles, resentidos y demás.
    Pero este obrar no se quita porque sí. Vd. sabe de sobra que hay portales católicos donde los comentarios se quedan en proceso de moderación -sea quién sea el comentarista- y creo que es muy acertado. Hay articulistas -por ejemplo el Sr. de la Cigoña- que muy sabiamente borra comentarios indebidos o les prohibe directamente el acceso. Me parece también muy acertado.
    Por último deben vds. plantearse la posiblidad de que la mayor parte de los que insultan o usan formas poco apropiadas o se dedican a meter sus ideas donde no corresponde, no sean tan inocentes como parecen. Hay tácticas de subversión, de aniquilación de páginas, que se usan perfectamente para desprestigiar y -lo más importante- para que aquellos que sí debían estar, que aportan y saben, se asqueen y se vayan. Y los puede pasar a vds.

    1. Por último,expresar la conveniencia para aquellos que de buena fe no obren correctamente, que se les pueda avisar del porqué se les censura o borran comentarios, por si se quieren corregir sinceramente. Una vez hecho esto deberían pasar a engrosar la lista de los que están en “interdicho”, cuando menos. Lo que no deberían consentir vds., como bien apunta, es que un medio , y además católico sea un lodazal donde no gusta entrar y menos estar.

  37. Sr. Beltrán:

    Les ha pasado como en otras páginas católicas. No saben, ni han sabido gestionar a los comentaristas.

    Los comentaristas son parte fundamental del interés de un artículo. Un artículo sin comentarios que lo complementen y enriquezcan no desarrolla el tema, ni por asomo, como cuando hay un debate posterior donde se confrontan posturas.

    Pero Vds, y otras páginas católicas, se encontraron con un problema. Muchas veces los comentaristas ponían en jaque al articulista. O muchas veces el articulista creía verse en esa tesitura. Y aunque, inicialmente, se permitía el debate franco, no pocas veces el bloguero quedaba en evidencia, bien sea porque no tenía razón, bien sea porque se valoraba más de la cuenta en su conocimiento o capacidades que finalmente quedaban en entredicho.

    Así que, al poco tiempo, decidieron usar de la censura. Se censuraba, no por la formas, sino por el fondo. Se censuraban argumentos no insultos, y no solo a comentaristas.

  38. (continua)

    Empezaron las disputas entre blogueros y websites, saliendo muchos de estos malamente porque los directores no admitían ciertas posturas. La misma infocatólica nació por una bronca monumental entre las personas que todos sabemos.

    Algunos de ellos se iban a otras páginas o creaban la suya, donde al poco tiempo volvían a tener los mismos problemas. Así que, lo que ocurrió es que la inmensa mayoría de los que aportaban calidad a los debates que se iban generando, simplemente se fueron para no volver. Mientras tanto, quedaba la mediocridad. Los pelotas. Los que apoyaban al articulista con insultos o desprecios a su contrincante. Los que aportan comentarios obvios. Los que tienen demasiado tiempo.

    Y Vds. piden ahora que estos se comporten como aquellos. Yo no necesito que alguien me pida que no insulte y que me comporte. Si quieren comentarios de calidad, y, – lo saben muy bien, estas páginas sin comentarios están muertas – empiecen Vds por respetar a quienes los realizan.

  39. Sobre el borrado de comentarios (también llamado “censura”).

    Me parece siempre correcto que no se permita un insulto, una burla, denigrar a alguien, etc… en cualquier parte. Para ello hay que establecer unas reglas, y quien no las culpa, no escribe. Perfecto. Eso no es exactamente censura. No se censuran las ideas, o los argumentos. En ese caso se censura la grosería y la falta de respeto. Perfecto.

    Lo que entiendo que es una vergüenza, para quien lo pide, es la censura del oponente dialéctico, no por insultar o faltar al respeto o nada parecido, sino porque TE GANA CLARAMENTE la partida dialéctica, y resulta que, lógicamente, no está de acuerdo contigo.

    ¿Dónde está escrito que para hablar de homosexuales en este blog haya que estar de acuerdo con “cierta forma de entender” la doctrina católica?

    ¿No les da vergüenza a quienes piden ayuda al árbitro? Defiéndete, hombre. Argumenta. Responde.

  40. Ante reventadores como los que por aquí pululan hay que ser duro sin descender a su nivel (cosa por otra parte imposible), dureza para la que la ironía es un arma, pero lo que no puede ser es pretender dar batalla con estos individuos sin usar los codos mientras ellos nos dan zancadillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles