PUBLICIDAD

Salvini: “San Juan Pablo II, ruega por todos nosotros”

|

Algunos políticos europeos se acuerdan del Papa polaco en el 100 aniversario de su nacimiento.

“Quiero expresar la alegría que los niños son para cada uno de nosotros, la primavera de la vida, la promesa del futuro de cada patria hoy”, dijo San Juan Pablo II en la Asamblea General de la ONU en octubre de 1979. Tendría 100 años hoy.

Así ha recordado la número dos del presidente de Hungría, Viktor Orbán, el aniversario del nacimiento del Pontífice polaco que celebramos hoy. Katalin Novák es, además de vicepresidenta de Fidesz -partido político de Orbán- Secretaria de Estado de Familia y Juventud.

Otra de las caras conocidas de la política italiana que ha querido conmemorar a Juan Pablo II en las redes sociales ha sido Matteo Salvini. el ex ministro del Interior italiano ha tildado ha el Papa polaco como “un gran Papa” y un hombre “extraordinario que cambió el mundo”.

El líder de la Liga asegura que Juan Pablo II es un santo que “con su testimonio nos enseñó el coraje frente al sufrimiento”.

“Es bonito que hoy, en el centenario de su nacimiento, Italia reinicie y podamos volver a la iglesia para recordarlo. San Juan Pablo II, ruega por todos nosotros”, ha añadido.

El presidente de EEUU, Donald Trump, también se ha acordado de Juan Pablo II. “Hoy conmemoramos el 100 aniversario del nacimiento de San Juan Pablo II. ¡Feliz cumpleaños!”, ha escrito en Twitter junto a una foto.

PUBLICIDAD

46 comentarios en “Salvini: “San Juan Pablo II, ruega por todos nosotros”
  1. 🤫,,, por favor,,, se le van a ir a la yugular,,,,, con lo bien que les cayó hace apenas unos días,,, no diga cosas politicamente incorrectas.
    Ya hasta éstos monitos molestan, 😁,,,
    Todo lo que diga podrá ser usado en su contra.
    😁,, Diga lo que quiera,,, es un político,,, dirá lo que la gente quiere oír.

      1. D. Manolo, podemos tener opiniones diferentes pero no hay que insultar. Y no se por qué me llama ignorante, pero puedo decirle que tengo una licenciatura, un máster y un doctorado.

        1. Estimado Sacerdote catolico, algunos comentaristas en su incapacidad de argumentar insultan hasta al limite de la coprolalia.
          Lo mejor es ignorarlos y pedir por ellos
          Particularmente aprecio sus comentarios que son sopesados y prudentes y pienso que usted como cualquier otro esta en su derecho de vitoriar a Salvini o a quien quiera.
          Usted mejor que yo conoce aquella cita de la vulgata: Stultorum infinitus est numerus…

      2. Manolo, yo creo ya, a estas alturas, muchos tendríais que evaluar vuestro comportamiento en esta vida. No se debe ser así porque insultar sin mas solo te acarrea un vacío o cosas peores que no van a ningún lado. No sería mejor argumentar? Aunque para esto haya que estudiar y prepararse. Y otra cosa: no te da vergüenza meterte con un sacerdote?

      1. Se ve que tu “fuerte” es argumentar.

        ¿No te das cuenta que cada vez que abres la boca te retratas?

        ¿Y que los comentarios que haces son absolutamente prescindibles? ¿Que no aportan nada al debate?

        Para eso, quédate en tu casa…

  2. Salvini, no bastan las porras populistas; una verdadera devoción se caracteriza por practicar lo que el santo enseñó y testimonió. Salvini con su matrimonio roto por adulterio y su fama de picaflor, no le luce hacer beaterías baratas.

    1. Manolo, Chema.
      Vaya dos patas pa un banco.
      Resulta que juzgáis a sacerdote católico, a Salvini. Juzgáis todo lo que no sea florerío primaveral del arco iris y Soros.
      ¿Quiénes sois vosotros para juzgar?
      Seguro que os suena la frase. Aunque así, en plural, lo mismo ni caéis en la cuenta.

      1. Yo a ti te he leído haciendo juicios venenosos y temerarios contra el Santo Padre, tu junto a Belzunegui y otros de vuestra tendencia ultraderecha y vuestro fanatismo enfermizo destiláis odio contra el Papa, no te luce amonestarnos cuando tú y tus amigos necesitáis mas el consejo.

        1. Vengas ya, deja de molestar y vete a tu logia que vas a llegar tarde a la tenida, estás mas calao que un melón. No te jode el masón de pacotilla este.

        2. Manolo.
          En España no conozco ningún partido político de ultra derecha que haya llegado al poder. De la ultra izquierda, sí y debería sentir vergüenza España de tener en la vicepresidencia a un partido que ha cometido tantísimos crímenes contra la humanidad. Muchísimos más que la ultraderecha.
          Yo no soy, afortunadamente, ni de un bando ni de otro y jamás votaría a ninguno.
          En España, la izquierda es asesina y la derecha, im bécil y acomplejada.
          Nada que ver conmigo. Además. A estas alturas de la historia, las izquierdas, las derechas y los centros están pensadas para manejar a los ton tacos como tú que les tienen que decir la hora de salir al balcón, si hay que aplaudir, sacar la cacerola o bailar la macarena.

      2. Creo que la respuesta te la ha dado Manolo. Tú, precisamente, no eres la más indicada para hacer este comentario.

        Y no hace falta ser un genio para detectar el populismo barato de Salvini al hacer gestos como éste, dirigido a gente como tú. Pero supongo que a ti no te llega para entenderlo.

        Y qué tendrá que ver Soros o la masonería con no ser un ultranacionalista rancio? Preguntas que se hace uno. Creo que tengo la respuesta pero, una vez más, a ti no te llegaría para entenderla

          1. Me remito a mi último párrafo. Sé que no te da para más, pero, por si acaso, lo seguimos intentando.

  3. ” Otra de las caras conocidas de la política italiana que ha querido conmemorar a Juan Pablo II en las redes sociales ha sido Matteo Salvini. el ex ministro del Interior italiano ha TILDADO al Papa polaco como “un gran Papa” y un hombre “extraordinario que cambió el mundo”.

    No es muy afortunado el verbo tildar, pues es sinónimo de acusar, difamar, censurar, reprochar, desacreditar. Mejor, ha calificado, ha definido, en mi opinión.

  4. “dijo San Juan Pablo II en la Asamblea General de la ONU en octubre de 1979”
    Jamás entenderé la pasión de ningún Papa por la ONU, una organización que, desde el principio, está pensada para perseguir a Cristo y la Iglesia Católica.

    1. Quizás,sea la pasión,por Evangelizar,pescar hombres en mares revueltos,en mares enfurecidos,pero que se tiene que llevar allí la Buena Nueva del Evangelio.

        1. Mariela,, hay un error,,, los origenes de la ONU, no eran malos,, se desvirtuó con el tiempo,,, tal vez si se conocieran sus estatutos originales, éso se comprobaría.
          Creo que éso lo aclaró la Señora Amparo Medina,, que ahí trabajó,, y como dice ella, primero haciéndo el mal,,, y después cambió de vida.
          Aunque no sé si puedan leerla, ya que una vez en su vida estaba retirada de Dios,,,,, éso como que algunos no lo pueden concibir.

          1. Spes.
            Decir que los inicios de la ONU eran buenos, obedece simplemente a no conocer sus inicios ni sus fundadores.
            Que la gente lo ignore, no convierte a la ONU automáticamente en buena.

  5. Me limito a hacer la siguiente consideración: Entre Juan Pablo II y Benedicto XVI han ocupado la cátedra de Pedro durante 35 años, más de un tercio de siglo. ¿ Cómo estamos ahora ? Peor todavía que en los años 60 y 70, con la Iglesia en la UVI. Los nombramientos de obispos y cardenales, o han sido pésimos, o han salido ranas, o las dos. Los nombramientos son vitales y ahí han fallado estrepitosamente. Han querido salvar la unidad, en perjuicio de la verdad, y al final no tenemos ni una ni otra.

  6. por favor¡¡¡¡si jp2 no es santo;estamos en el horno¡¡¡¡quien podra serlo¡¡¡¡uds se equivocan ,santo no es angel.santo no es un dios.santo es una persona que ama a Dios mas que a si misma y al projimo como a Dios.se hace niño en espiritu y de sus errores y defectos hace tesoros de humildad-por eso era dinamico,porque era como un niño que se mueve bajo la mirada de su Padre,sabiendo que el daño es reparable.si se equivoco reparo MUCHO MAS¡¡¡por suerte se equivocaba,si no,se hubiera engreido por sus dones,que eran muchos.los que no creen,recenle con humildad para creer.

  7. En ACCESO a las reliquias en general, PODRIA significar un “peligro” innegable de fetichismo mágico. Existe un límite de veneración de las reliquias del uso y abuso. Sabemos que las reliquias en SENTIDO ESTRICTO son los restos de los cuerpos de los santos y beatos y objetos que fueron utilizados por ellos durante su vida, por ejemplo el caso de la sangre y el vestido del San Juan Pablo II.
    En la carta a los hebreos (12,1) se habla de una “nube de testigos”, San Juan Pablo II está dentro de esta “nube de testigos”. La acción de salvífica de Cristo se materializa en estos “testigos”. En el momento de su atentado que sufrió el Papa, se puede ver la figura de un “mártir” (testigo) porque iba a morir de una forma violenta de testimonio. Pero la Virgen María no quiso que así fuera. La Iglesia nos invita a venerarlo, y a recurrir a su intercesión.
    Parte primera.

  8. Hoy el Papa Francisco ha celebrado los 100 años del nacimiento de San Juan Pablo II al Padre. De esta manera el Papa Francisco une sepulcro y Eucaristía. En los primeros siglos se acudía al sepulcro para celebrar la Eucaristía el día del aniversario. A comienzos del siglo VI se trasladaban los restos del testigo (mártir) al altar de la Iglesia.
    Stanislaw Dziwisz, envío gotas de sangre de San Juan Pablo II a obispos de todo el mundo. Esto ya es una tradición muy antigua de la Iglesia. La primera traslación de un cuerpo de un mártir fu e en Antioquia el año 354. Existían comunidades cristianas cuya historia no registraban ningún mártir, rogaban que las enviasen cuerpos de santos, lo cual dio origen a su traslación.
    El culto de los santos en la Iglesia tiene una función específica de EJEMPLARIDAD. Ser cristiano obliga a todos y a cada uno según su estado y condición. De ahí que la Iglesia presente a San Juan Pablo II como hombres llamados a la santidad.
    Parte segunda

  9. Precisamente porque son ejemplos de vida auténticamente cristiana, la Iglesia los pone de ejemplos. La iglesia no confunde la santidad con los portentos; no teme decir que sus santos tenían todas las características de los hombres normales y corrientes, si bien insiste en que se ha hecho carne en ellos el imperativo evangélico de su Maestro: “NIÉGATE A TI MISMO……Y SÍGUEME”.
    Ultima parte

  10. Juan Pablo II heredó una Iglesia en descomposición. Y dejó una Iglesia en ruinas. Peor aún que la que le dejó Pablo VI. En vez de alabarle sin ton ni son, habría que examinar a fondo sus dichos, sus hachos y sus omisiones, de la forma más desapasionada posible. Yo no me atrevo a dar ningún veredicto sobre su pontificado. Pero, habiendo asistido a sus multitudinarias apariciones en público, como tantos católicos, a medida que voy conociendo más sobre su figura, descubro puntos muy oscuros e incomprensibles que ponen, como mínimo, un interrogante en su título de santo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles