El Vaticano pregunta a los obispos sobre la misa tradicional: «¿Responde a una verdadera necesidad pastoral?»

|

La Congregación de la Doctrina de la Fe envía un cuestionario a los obispos preguntando sobre el Motu Proprio Summorum Pontificum, a 13 días de su publicación.

Rorate Cæli informó que la Congregación de la Doctrina de la Fe ha enviado una encuesta a todos los obispos del mundo, en la que les solicita unos comentarios sobre los efectos del Motu Proprio de Benedicto XVI Summorum Pontificum, el documento con el que se liberó la misa tradicional.

La encuesta hace, entre otras, las siguientes preguntas: “¿responde ella a una verdadera necesidad pastoral o es promovida por un sacerdote individual?”, “¿Hay aspectos positivos o negativos del uso de la forma extraordinaria?”.

Les ofrecemos la traducción al español de Secretum Meum Mihi de los documentos enviados a los obispos.

[Carta]

CONGREGACIÓN
PARA LA DOCTRINA
DE LA FE
Prot. N02/2020-ED

Ciudad del Vaticano
Palacio del Santo Oficio
07 de Marzo de 2020

 

Su Excelencia Reverendísima,

Trece años después de la publicación del Motu Proprio Summorum Pontificum publicado por el Papa Benedicto XVI, Su Santidad el Papa Francisco desea estar informado acerca de la actual aplicación del documento antes mencionado.

A este respecto, esta Congregación, la cual ahora ha sido encargada con las competencias de la antigua Pontificia Comisión Ecclesia Dei, le estaría agradecida por transmitir el cuestionario anexo a todos los obispos de su país, para que el requerido estudio pueda ser realizado en sus respectivas Diócesis. Al final, apreciaría que enviara Usted los resultados de los estudios a esta Congregación, para el 31 de Julio de 2020.

Agradeciéndole anticipadamente por esta valiosa colaboración, aprovecho la oportunidad para confirmar mi profunda estima.Muy devotamente permanezco de Su Excelencia

Card. Luis F. Ladaria, SJ

Prefecto

[Anexo]

CONGREGATIO PRO DOCTRINA FIDE
CONSULTA DE OBISPOS SOBRE LA APLICACIÓN
DEL MOTU PROPRIO
SUMMORUM PONTIFICUM
(ABRIL 2020)

Diócesis:

Ordinario:

1. ¿Cuál es la situación en su diócesis con respecto a la forma extraordinaria del Rito Romano?

2. Si la forma extraordinaria es practicada allí, ¿responde ella a una verdadera necesidad pastoral o es promovida por un sacerdote individual?

3. En su opinión, ¿hay aspectos positivos o negativos del uso de la forma extraordinaria?

4. ¿Son respetadas las normas y condiciones establecidas por Summorum Pontificum?

5. ¿Le ha ocurrido que, en su diócesis, la forma ordinaria ha adoptado elementos de la forma extraordinaria?

6. Para la celebración de la Misa, ¿usa Usted el Misal promulgado en 1962 por el Papa Juan XXIII?

7. Aparte de la celebración de la Misa en la forma extraordinaria, ¿hay otras celebraciones (por ejemplo Bautismo, Confirmación, Matrimonio, Penitencia, Unción de los enfermos, Ordenación, Oficio Divino, Triduo Pascual, ritos funerales) según los libros litúrgicos previos al Concilio Vaticano II?

8. ¿Ha tenido el motu Proprio Summorum Pontificum una influencia en la vida de los seminarios (el seminario de la diócesis) y las otras casas de formación?

9. Trece años después del motu Proprio Summorum Pontificum, ¿cuál es su consejo sobre la forma extraordinaria del Rito Romano?

Traducido por Secretum Meum Mihi.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
69 comentarios en “El Vaticano pregunta a los obispos sobre la misa tradicional: «¿Responde a una verdadera necesidad pastoral?»
  1. Y el novus ordo, fabricado en un laboratorio modernista, ¿ responde a una verdadera necesidad pastoral ? ¿ Porqué tanto empeño en empobrecer la liturgia católica, la belleza, que lleva a un Dios suma Verdad, sumo Bien y suma Belleza. Los adefesios sí que son a extinguir, pero quieren seguir recortando a Jesucristo y su santa Iglesia, la única que salva, también a través de la Belleza. Detrás de Ladaria, y también delante, está Bergoglio, cuyo grado de fiabilidad es cero o menos cero.

    1. Es evidente que quieren buscar argumentos (o ya tienen la sentencia escrita y quieren sólo vestir el santo) para derogar Summorum Pontificum. No sea que el personal se pase a la tradición.

      Llega un momento en que…..ya no sólo nosotros los laicos….sino los consagrados también….no pueden ni deben obedecer los decretos de esta gente.

      1. Efectivamente. Ya empezaron en los 70, imponiendo el Novus Ordo vía abuso de la obediencia (léase «a punta de pistola»). Ahora…a por la puntilla….

      2. Mi opinión sobre las misas vetus ordo : están totalmente centradas en el Sacramento de la eucaristía, concretamente en la consagracion, con una participación total e intensa de los fieles que vamos siguiendo con el misal todo subdesarrollo, incluidas las partes que sacerdote dice en voz baja.

  2. Si están barajando ya abolir el precepto dominical (viendo que les va de cine ahora, sin tener que abrir las iglesias, ni disfrazarse, ni aguantar a las viejas de siempre…), imaginen el amor que tendrá esta gente a la Misa Tridentina…

  3. Primer intento para aplastar a las minorías. Ojalá me equivoque, pero me temo que después vendrá la cancelación de la Misa Vetus Ordo en aras de la clericalista unidad pastoral, la insignificante representación y el «acusado protagonismo» de los sacerdotes que la promueven entre los fieles. Repito, ojalá me equivoque.

      1. Pienso lo mismo, van por la prohibición de la forma extraordinaria, lo que dejaría a la fraternidad San Pío X como los únicos en mantener la misa de siempre. y creo que muchos que ahora celebran la forma extraordinaria (nombre que no me gusta porque es la misa de toda la vida de la iglesia) Creo que muchos sacerdotes y fraternidades, si quieren seguir celebrando esta Misa, pedirían unirse a la FSSPX.

    1. Digamos aquello de «fue bueno mientras duró»

      Y ni siquiera tienen la decencia de esperar unos años a SS Benedicto vaya a la Casa del Padre.

  4. Esto me recuerda la encuesta de Pablo VI preguntando si querían la comunión en la mano, y aunque la mayoría de obispos contestó que no, el Papa la permitió en determinadas circunstancias como «indulto», y hoy está por todo y hasta muchos obispos la están imponiendo (de forma ilegal).
    Considero que deberían respetarse las dos misas, la de San Pío V sin cambiarle nada, y la del Novus Ordo, aunque de la segunda deberían corregir algunos textos por su ambigüedad, e incluso algunos textos que van contra la doctrina católica.

  5. Muchos que preferimos la Misa Novus Ordo, correctamente celebrada, NO ESTAMOS DE ACUERDO con que se suprima el rito tradicional. Y ¡Ojo! las maniobras de Bugnini para alterar la liturgia eucarística no dieron resultado, porque Pablo VI le caló, aunque las logias lo utilicen AHORA para desprestigiar el rito ordinario de la Misa. Conviene leer la encíclica Ecclesia de Eucharistia deSan Juan Pablo II para entender el valor del NOVUS ORDO.

  6. Lo que sí sería necesidad pastoral, es enseñar la misa tridentina en los seminarios, ya que a los sacerdotes que nos hemos ordenado después de la reforma litúrgica no nos la han enseñado. Y que pudieran coexistir ambas misas en capillas y parroquias, libremente, sin necesidad de pedir permisos al obispo.

    1. Tengo que añadir que lo que sí logró el mandilero Bugnini fue introducir la nefasta comunión en la mano, mediante un postscriptum añadido al final de la Instrucción «Memoriale domini» de 28 de mayo de 1069. La instrucción dice que la comunión debe recibirse SIEMPRE de rodillas y en la boca. todo lo contrario del añadido de Bugnini, que logró colarlo a pie de página como una «excepción a considerar por las conferencias episcopales» después que el Papa leyese el borrador. Pero Pablo VI le caló desde ese momento y cuando Bugnini esperaba llegar al cardenalato, en 1975, lo excluyó de la lista y lo mandó de pro-nuncio a Irán, donde Bugnini murió.

      1. ¡La comunión en la mano! Ya podía haberle calado mucho antes, cuando Bugnini hizo y deshizo como secretario de la comisión de la reforma litúrgica, muchas veces contra el criterio de los sucesivos presidentes (los cardenales Antonelli y Gut), pero siempre con el apoyo y consentimiento del Papa. Bugnini fue desterrado al Irán, por desgracia muy tarde, pero la revolución litúrgica se quedó y sus efectos destructivos llegan hasta hoy.

        1. Las maniobras de Bugnini antes de 1969 las intentó con mucha habilidad, sin tocar cosas esenciales. Por eso Pablo VI no le caló hasta lo de la comunión en la mano. Los cardenales de la congregación para el culto no permitieron que metiese antes ningún gazapo Otra cosa es que los enemigos del Concilio tengáis como perversa cualquier reforma, pero eso es problema vuestro. Urbel conviene que leas la Sacramentum caritatis, de Benedicto XVI, que aborda mejor y con más profundidad el tema de la Misa que Pío XI y Pío XII.

          1. La congregación para el culto no tuvo ningún papel relevante en los años de plomo de la revolución litúrgica. Fue una comisión creada ad hoc, cuyo secretario fue Bugnini, la que hizo y deshizo con el apoyo y consentimiento del Papa. Mientras que Bugnini tenía continuo acceso directo al Papa, los sucesivos presidentes de esa comisión, Antonelli y Gut, se lamentaban. Bugnini fue el autor principal de la llamada misa normativa de 1967, del Novus Ordo y de los nuevos ritos de todos los sacramentos. De todo ello se vanagloria en su libro «La reforma litúrgica», publicado en España por la BAC.

          2. ¡La comunión en la mano, de nuevo! Sin duda un mal, como tantos usos y abusos de la revolución litúrgica. Introducida primero por la vía de hecho, como las monaguillas y tantas otras desgracias. Después tolerada bajo Pablo VI, después aprobada y desde entonces, bajo todos sus sucesores, en expansión imparable. Movimiento clásico de la revolución litúrgica, por desgracia nada privativo de la comunión en la mano.

    2. Espero que no se les ocurra poner restricciones a la Santa Misa tradicional. Después de que Benedicto aclarara que el rito antiguo nunca fue abolido, esto sería simplemente un abuso de poder. Por lo demás, los fieles que disfrutamos de este rito lo buscaremos donde sea, lo quieran o no las autoridades.

    3. Espero que el obispo de mí diócesis tenga la delicadeza de preguntarle a mí párroco y a la comunidad de sacerdotes de mí parroquia antes de responder esto

    4. Tiene usted razón. Es que ni siquiera se habla de la misa anterior al Vaticano II en las clases. Es como que hubiera un salto de 500 años. ¿Cómo se puede conocer la misa, si no se conoce su historia? ¿Cómo se pueden valorar los gestos y palabras de la misa en forma ordinaria, si no se conoce el contexto histórico inmediato? Vamos, que es de primero de historia.

  7. ¡Cuerpo a tierra que vuelven al ataque! Pablo VI suprimió de hecho el inmemorial rito tradicional. Benedicto XVI salvó para la historia su pontificado con la rectificación de las tramposas traducciones del pro multis y el reconocimiento de que, en derecho, el rito tradicional no había sido nunca abrogado. Pero el odio modernista contra la misa de siempre no ha dejado nunca de ser el mismo. ¡Necesidad pastoral! No, la necesidad pastoral son las múltiples variantes de la misa nueva, y sus usos y abusos que vemos desde hace 50 años, con sus efectos destructivos sobre la antigua fe en el sacrificio del altar, una revolución siempre en marcha que nunca se detiene y se dirige ahora hacia nuevas innovaciones ¡la misa ecuménica! ¡la misa amazónica!

  8. Yo lamento que en la inmensa mayoría de las diócesis, sobre todo en esta mía de Palencia, dominada por modernistas desde los tiempos de Nicolás Castellanos (Con la excepción de Munilla, al que pusieron aquí para entrenarse para su destino final en San Sebastián) Lo que lamento (Decía) es que nunca se haya permitido oficiar la misa por este rito.
    Sueño con el día en el que TODOS LOS RITOS de nuestra santa madre puedan convivir sin mayor problema, sin exclusión y dejando al fiel elegir en cual quiere dar gloria a Dios. Porque… ¿Por qué no retomar el rito mozárabe, así sea según el misal del cardenal Cisneros? ¿y el gregoriano? ¿Por qué no permitir que haya una parroquia en la que cada domingo se celebre en varios ritos a distintas horas, incluyendo también algún rito oriental?

    La riqueza de la Iglesia parte de su unidad y también de su variedad.

    1. Jose.
      No se va a permitir, porque todos estos chipirigays modernistas hablan de diversidad cuando no la soportan.
      Ellos buscan imponer su visión y prohibir las demás visiones y opiniones

  9. Y siguiendo la linea de tantos ritos diferentes y diversos.
    ¿Por qué no hacemos la Eucaristía tal como la fundo su creador (Cristo), que hablaba en arameo de Galilea (no en latín o griego) , alrededor de una mesa en la cual había cenado (nada de altares), y con pan ázimo que los apóstoles recibieron en la mano y seguramente estaban sentados o recostados (ni de pie ni de rodillas); y después, seguramente, bebieron todos de la misma copa?

    Puestos a remontarnos a tradiciones, esta es la tradición mas antigua y segura, la que fundo el mismo Cristo.
    Lo que viene detrás habría que entender que son añadidos históricos que han sido inventados por los hombres. Tal cual.

    1. Lo que usted describe no es ninguna tradición litúrgica, ni antigua ni segura. Es una descripción probable de cómo pudieron comer la Pascua judía nuestro Señor Jesucristo y los apóstoles, anticipada a la tarde del jueves porque el viernes (en cuya tarde caía ese año la Pascua judía) el Salvador se ofrecería él mismo en la cruz como nuevo y definitivo cordero pascual, para la remisión de nuestros pecados, y ya no podría comerla con sus apóstoles. Terminada esa cena del jueves, nuestro Señor instituyó la eucaristía como sacramento y como sacrificio, y el sacerdocio que asegura su continuación hasta el fin de los tiempos, en anticipación también de su muerte en la cruz al día siguiente.
      No hay ningún testimonio, ni antiguo ni seguro ni posterior ni dudoso, de que la liturgia del sacrificio del altar se celebrase nunca como usted conjetura. Cualquier simulacro paralitúrgico de ese tipo no sería tradicional, ni antiguo ni seguro, sino una falsificación completa.

    2. La primera consagración fue después del ritual judío de la Pascua, por tanto posterior a la ultima cena; esta fue un ritual judío, no fue un ritual cristiano. La Misa no nació en la ultima cena sino en el Calvario. Esto se ha olvidado debido al Novus Ordo. Las palabras de la consagración hacer referencia al sacrificio de la Cruz, y no a ninguna cena. Es más correcto hablar de Primera Consagración, que ultima cena, en la que solo estaban presentes los apóstoles, o sea, todos obispos, por eso tocaron pan consagrado y bebieron del mismo cáliz.

      1. Te equivocas Fred, las palabras de Jesucristo en la Cena son la primera Consagración eucarística. La primera Misa. Jesús las pronunció en virtud del Sacrificio pero antes de que se consumase. El Sacrificio ya había comenzado en el huerto de los olivos, y la Cena está en su centro aunque se consume en el Calvario. Y la Consagración fue hecha de cara a sus discípulos, no dándoles la espalda. Por eso algunas tramoyas medievales han tenido que corregirse, no por acercamiento a los protestantes, sino por seguimiento más perfecto de Cristo. El sacerdote oficiante no tiene que «mirar al oriente» para nada, porque Dios se hace presente gracias a él mismo, en el Altar, entre él y los fieles.

        1. ¡Tramoyas medievales! Vaya usted con Dios, hermano. Hacen tabla rasa de siglos de tradiciones eclesiásticas ¡tramoyas medievales! y pretenden excusarse con la vuelta a una ilusoria Iglesia primitiva. El anticuarismo ya condenado por Pío XII en la encíclica Mediator Dei. Puestos a recuperar prácticas de la Iglesia primitiva, mejor podían ustedes las penitencias públicas de varios años de duración, vestirse de saco y cubrirse de cenizas a las puertas de las iglesias, y pedir perdón por la destrucción del inmemorial rito romano.

          1. Y se mira al oriente porque la víctima del sacrificio, que es Jesucristo, se ofrece por el sacerdote, que es el mismo Cristo en la persona del ministro, a Dios Padre, por la remisión de los pecados de vivos y difuntos.

          2. Cierto que en la consagración del jueves santo se anticipa el sacrificio de la cruz, como en cada misa se renueva de modo incruento el mismo sacrificio de la cruz.

          3. La misa de San Gregorio Magna, tantas veces ilustrada por el arte cristiano ¡tramoya medieval! La doctrina de Santo Tomás de Aquino y su oficio para la fiesta del Corpus Christi ¡tramoya medieval! Los cánones y anatema del concilio de Trento ¡tramoya medieval, perdón, tridentina! Menos mal que vinieron el Vaticano II y Kiko para abrirnos los ojos sobre la verdadera naturaleza de la eucaristía y la forma de ofrecerla.

          4. Ya te han puesto en algún comentario el texto de Ecc. de Eucharistia de Juan Pablo II donde explica la total afinidad entre Trento y el Novus Ordo. Y no tengas la desvergüenza de meter a Sto. Tomás de Aquino en este tema.

  10. ¡Claro que la misa tradicional no responde a ninguna necesidad pastoral! ¡Hay que sustituirla por el culto a la pachamama!

  11. Urbel

    «No hay ningún testimonio, ni antiguo, ni seguro ni posterior ni dudoso, de que la liturgia del sacrificio del altar se celebrase como usted conjetura. Cualquier simulacro paralitúrgico de ese tipo no sería tradicional, ni antiguo, ni seguro, sino una falsificación completa»

    Claro que son conjeturas; ni yo ni nadie estábamos alli para grabar con un video o fotografiar lo que realmente ocurrió allí exactamente (aunque la iconografía del mundo del arte parece ir por esa linea); pero vamos, puestos a hacer conjeturas, me parece que se acerca mas a la realidad de lo que fue la institución de la Eucaristía que las liturgias cambiantes a lo largo de la historia que los hombres hemos ido haciendo, reivindicando todas, por supuesto que son la auténtica tradición (que si la tridentina, que si ad orientem , que si el Nuevo Ordo……..)

    1. Parece que me he explicado mal o usted no me ha entendido. Sus conjeturas lo son sobre la forma en que quizá pudo celebrarse por Jesucristo y sus apóstoles la Pascua judía anticipada a la tarde del jueves santo. Desde luego que no hay forma segura de saberlo. Pero si la liturgia católica hubiese seguido alguna vez ese modelo, en Oriente o en Occidente, existirían testimonios de los primeros siglos de la Iglesia, lo cual no es el caso. Nunca se ha pretendido que los ritos tradicionales, tanto orientales como latinos, fuesen ni mucho menos una reproducción fiel de aquella cena del jueves santo. Son tradicionales porque se remontan a los primeros tiempos de la Iglesia, entre ellos el inmemorial rito romano, del cual hay testimonios al menos desde los tiempos de los papas San Dámaso (siglo II) y San Gregorio Magno (siglo VI).

    1. La encuesta que ha emprendido Bergoglio para saber quién y dónde se celebra la Misa en latín, da que sospechar y más habiendo `comisariado´ y cerrado varias órdenes e institutos, como Franciscanos de la Inmaculada, Las pequeñas hijas de María, Familia Christi, Clarisas adoratrices de Porto Viro, etc, por inclinarse hacia la tradición y el latín o por «rezar demasiado». El primero en caer fue el obispo del Opus Dei Mons Livieres, su culpa: enseñar ortodoxamente a sus numerosos seminaristas, amar el latín, abrir capillas de adoración perpetua y demás «pecados» contra el modernismo, para que el Opus Dei y demás realidades laicales aprendieran la lección.

  12. Una razón más para que los sacerdotes se pongan a aprender día y noche sin parar a celebrar la santa misa tridentina, hay buenos tutoríales en YouTube, y no descansen hasta haberla aprendido, y se pongan a celebrarla a diario, aunque sea a solas.
    No lo demores más, ni lo dejes para mañana, sacerdote, ponte por las noches a aprender a celebrar la tridentina. Estás todavía a tiempo, pero se abre la veda. Si te quieres salvar de la pachamama, inmunizarme con la santa misa eterma, protégete.

  13. Me hace gracia la pregunta número 5: «¿Le ha ocurrido que, en su diócesis, la forma ordinaria ha adoptado elementos de la forma extraordinaria?»

    1. Que ojala ocurriera.
      Pues la reforma de la reforma consiste en eso, en seguir introduciendo más innovaciones innecesarias a lo tonto, sino en recuperar valiosos elementos del rito tradicional.

  14. El Vaticano pergunto a los Obispos, no al clero o al pueblo. dejad los Obispos contestar y dejad al Vaticano sacar sus conclusiones. No os meteis donde no sois llamados…

    1. Eso es, los fieles bien calladitos y a pagar, sobre todo a pagar, en las colectas de las misas, en los cepillos de las iglesias y poniendo la x en la declaración anual del IRPF. ¡La hora de los laicos! expresión tópica del nefasto posconcilio. Pero, a falta de curas y religiosos por la escasez de vocaciones y la extinción gradual de los viejos que quedan, la van a convertir en realidad, antes de echar el cierre ¡la hora de los laicos!

  15. Bellísimo una nueva forma de Sinodialidad, por encuesta y firmada por cada Obispo, una forma de convertir a la Iglesia en una asamblea universitaria.
    La respuesta ya está dada si el Papa necesita preguntar eso es porque no respeta lo realizado por Benedicto XVI en el Documento, pero como no se atreve a modificarlo pide ayuda «numérica».
    Nuevas murallas, puertas cerradas y una «en salida» en broma.

    1. No es encuesta y no es sinodalidad asi se consulta todo desde hace siglos en el Vaticano. Por ejemplo así se hizo la consulta para definir el dogma de la Inmaculada Concepción y así lo hizo PIO XII con el dogma de la asunción.

  16. Muchas partes un sacerdote al que le encanta la misa en latín pide permiso al obispo y dice que es necesidad de la comunidad. Empieza ha hacer la misa tridentina y son 5 o 6 personas las que van.
    En otras partes hay comunidades de 30, 50 o hasta 300 personas que asisten a la misa en latín con todas las de la ley, son los fieles los que la solicitan y deben así formar sacerdotes para ese servicio requerido por la comunidad.
    Son cosas diferentes y el motu proprio solo considera la segunda como la motivación para celebrar la misa en rito extraordinario tridentino según el misal de San Juan XXIII.

  17. Yo tampoco tendría tanto miedo a que Francisco suprima la liturgia tradicional. Yo creo que si de verdad quisiera hacerlo lo habría hecho ya. Si después de más de 7 años de pontificado no se ha atrevido…

    Además, hace poco ha aprobado nuevos prefacios y Santos para el misal de 1962, que es el que se usa en la misa tradicional. Si de verdad quiere suprimir esa misa, pregunto, se iba a molestar en introducir adicciones en dicho misal y en revitalizarlo. Luego, no creo que haya que temer, en principio.

    No creo que haya que tener miedo todavía. En todo caso con este cuestionario se deja el camino preparado para la posibilidad de que en el futuro otro pontífice derogue Summorum Pontificum, pero Francisco no lo hará.

  18. Además hay que reconocer que con el Papa Francisco la situación de la liturgia está pasando por sus mejores momentos desde el Concilio Vaticano II.

    Estamos pasando por los mejores momentos de la liturgia, tanto del Novus Ordo como del rito anterior.

    Me atrevo a decir que Francisco, después de Benedicto XVI claro que todos recordamos como un gran liturgo, es el siguiente mejor papa para con la liturgia desde el Concilio (posiblemente aprovechando la inercia que dejó Benedicto).

    Estamos mejor que con Pablo VI y que con el magno San Juan Pablo II. Quiero recordar que estéticamente la liturgia vaticana en época de Juan Pablo II a veces resultaba verdaderamente carnavalesca, mientras que con Francisco las celebraciones son dignísimas y con aire tradicional (la cruz en el centro del altar, siete candelabros puestos simétricamente, sumo respeto a las rúbricas del Novus Ordo…)
    Hay que reconocer que Francisco celebra dignamente

    1. Ya se que algunos me reprocharan al comentario que la liturgia descuidada de Juan Pablo II no se debía a un afán del propio pontífice sino al desastroso maestro de ceremonias que tenía (Marini el malo), pero cierto es que a dicho ceremoniero lo nombró él.

      Y que Francisco celebra bien gracias a su piadoso ceremoniero (Monseñor Guido Marini (el bueno)), pero es que dicho ceremoniero sigue en su puesto precisamente porque Francisco quiere. Porque le renovó el nombramiento a pesar de las presiones que sufrió el propio Francisco por parte del sector progre para que lo destituyera, y el propio Francisco quiso mantenerlo y hasta le defendió de los ataques de los progres.

    2. Disculpe usted, J.B., pero Santo Tomás de Aquino y su oficio para la fiesta del Corpus Christi son medievales. Ya veo que a su juicio no forman parte de la tramoya. Me alegro.

      1. Y también para J.B., no se cansen con la perfecta continuidad hermenéutica entre Trento y el Novus Ordo, ni con la perfecta continuidad hermenéutica entre el Syllabus de Pío IX y la declaración Dignitatis humanae sobre la libertad religiosa. Una cosa es afirmarlas y otra muy distinta probarlas. Aunque la dialéctica conciliar todo lo pueda: tesis, antítesis y síntesis. Por eso el Novus Ordo de síntesis se convierte a su vez en tesis, ya preparada para nuevas antítesis y síntesis como las misas ecuménica, amazónica y demás extravagancias que llegarán de Roma. En perfecta continuidad hermenéutica con Trento, por supuesto.

        1. Hay que conocer las cosas antes de opinar, Urbel. La encíclica Sacramentum caritatis en la que Benedicto XVI explica la Eucaristía y el Novus Ordo, debe su título a Sto. Tomas. Su primera frase es de Sto. Tomas (Summa Teol. III, q. 73 a. 3) Y toda la encíclica se apoya en Sto. Tomás. Os emperráis en defender una crítica anticonciliar hecha por gente soberbia y cismática.

          1. Yo presumo que usted conoce antes de opinar, y discrepo de usted. Usted podría tener la cortesía de hacer lo mismo y discrepar de mí, lo cual facilitaría el debate. Pero claro, yo me inspiro en cismáticos y soberbios y usted en humildísimos sabios. No es muy costoso tomar un título del Aquinate, ni citarle abundantemente. Lo costoso sería sacarle de la tumba, invitarle a una misa Novus Ordo o kikiana y conseguir que no saliera espantado. No digo que no prendiera fuego a la iglesia porque era pacífico, aunque se defendió con una tea cuando con una mujerzuela quisieron vencer su pureza.

  19. ¡Tremendas encuestas se hicieron antes de 1970 para suprimir un rito de siglos e imponer otro fabricado por la comisión de Bugnini! En España miles de sacerdotes de la Hermandad Sacerdotal escribieron a Pablo VI implorándole que les permitiera seguir celebrando la misa de su ordenación. El Papa ni se dignó contestar en persona y lo hizo a través de Bugnini: a callar y obedecer, misa nueva al canto. Con mucho dolor se sometieron. Eran sacerdotes acostumbrados a obedecer por sistema en todo, en la Iglesia al Papa y los obispos y hasta en lo político a lo que dijera Franco, el vencedor de la guerra en que muchos habían sido capellanes o combatientes. Pablo VI fue en cambio tan exquisito como para conceder a los ingleses el indulto de Agatha Christie, quizá porque los firmantes de la petición fueron figuras de la cultura y el arte en lugar de recios curas españoles con los que se podía andar a patadas.

  20. Rspuesta de los obispos a la pregunta 6:

    ¿¿¿¿YOOOO???
    Ni de coña. Soy vaticanista, conciliarista, francisquista y todo lo que haga falta.
    ¡¡¡Faltaría más!!!

  21. La Fraternidad San Pio X está dentro de la Iglesia.

    No hay excomuniones, no hay diocesis ni parroquias independientes entre ellos.

    De cualquier modo, lo que pase, la Misa seguirá tendiendose entre ellos y Yo junto a ellos, arrodillado delante de esos bellos altares

    Y aprendiendo la verdadera fe. La fe no es un Cristo en el centro del altar y 7 velas: La Fe es Biblia, Sagrada Tradición y Magisterio perenne.

  22. Solo viendo lo que molesta la misa tridentina la gente deberia plantearse asistir mas a menudo. ¿Por que molesta tanto este ritual? Algo debe de albergarse en el, algo importante.

  23. La encuesta que ha emprendido Bergoglio para saber quién y dónde se celebra la Misa en latín, da que sospechar y más habiendo `comisariado´ y cerrado varias órdenes e institutos, como Franciscanos de la Inmaculada, Las pequeñas hijas de María, Familia Christi, Clarisas adoratrices de Porto Viro, etc, por inclinarse hacia la tradición y el latín o por “rezar demasiado”. El primero en caer fue el obispo del Opus Dei Mons Livieres, su culpa: enseñar ortodoxamente a sus numerosos seminaristas, amar el latín, abrir capillas de adoración perpetua y demás “pecados” contra el modernismo, para que el Opus Dei y demás realidades laicales aprendieran la lección.

  24. Los obispos muy podrían hacer como Jesucristo ¿El Evangelio de Juan viene de los hombres o de Dios? y los fariseos le respondieron que no lo sabían y Cristo les respondió pues si vosotros no respondéis, yo tampoco. Se le puede contestar al Papa Francisco que cuando él conteste a las Dubia con un sí o o un no, sus hermanos en el episcopado responderán a sus interesantes preguntas y si él no tiene nada que responder, nosotros tampoco.

  25. Sería bueno enviar también a los obispos un cuestionario sobre su opinión de hacer dogma de fe la Corredención de la Virgen María.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles