Profanan la catedral de Ciudad del Cabo

|

Se encontraba cerrada debido al coronavirus.

(Agencia Fides)- “Con gran tristeza y preocupación confirmamos la noticia que ha circulado por las redes sociales, la Catedral ha sido saqueada y un copón, una píxide, cuatro candelabros de plata, un cáliz chapado en oro y dos patenas chapadas en oro han sido robados junto con el dinero de la caja de las velas votivas”, así lo ha declarado el Arzobispo Sylvester David, Arzobispo Auxiliar de Ciudad del Cabo, confirmando que la Catedral de Santa María de la huida a Egipto, la Catedral de la Arquidiócesis de Ciudad del Cabo ha sido saqueada la noche del 18 de abril.

Mons. David también ha explicado que: “Las hostias consagradas del copón estaban dentro del tabernáculo, pero la hostia grande de la píxide ha desaparecido. Por lo que se ha producido una profanación».

Santa María es la catedral más antigua de Sudáfrica y, por ello, es considerada la iglesia madre de todos los católicos del sur de África. La Catedral fue consagrada en la víspera de la fiesta de Nuestra Señora de la huida a Egipto el 28 de abril de 1851. Se encuentra en la ciudad de Ciudad del Cabo, justo en frente del edificio del Parlamento.

La iglesia estaba cerrada de acuerdo con la normativa para frenar la propagación del Covid-19.

Publicado por Agencia Fides.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
7 comentarios en “Profanan la catedral de Ciudad del Cabo
  1. Porqué tiene que seguir pasando ésto?
    Solo esperar que éstos que éso hiciéron,, no tengan intención de profanar El Cuerpo de Cristo,, ya lograron robar,, que se conformen con éso y tengan un poco de respeto o temor,,
    Todo lo que estámos ofendiendo a Cristo., Que Él nos perdone.

    1. La Amoris Laetitia genera profanaciones continuas de comuniones en pecado con la bendición de Bergoglio, que no tiene intención alguna de retractarse, sino de seguir impulsando las profanaciones.

  2. Cualquiera tiene una alarma antirrobo en su casa. Cuesta poco dinero y se instala ne un rato.
    ¿Tan poco quieren a Jesús Sacramentado y a los objetos usados para el culto sagrado que no son capaces de protegerlos con una mísera alarma?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles