PUBLICIDAD

Miércoles Santo: “¡Ay del que va a entregar al Hijo del hombre!; más le valdría no haber nacido”

|

Les ofrecemos las lecturas de hoy, Miércoles Santo.

En estos momentos extraordinarios, sin misas en muchos sitios, desde InfoVaticana te animamos a leer las lecturas del día en familia, meditarlas, rezar el Padrenuestro y una comunión espiritual.

La Conferencia Episcopal Española ha ofrecido una guía para seguir la Semana Santa desde casa. Puedes verla aquí.

La diócesis de Astorga también nos ofrece una Liturgia de la Palabra para rezar en casa, que puedes ver pinchando aquí.

Primera lectura: Isaías (50,4-9a)

Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber decir al abatido una palabra de aliento. Cada mañana me espabila el oído, para que escuche como los iniciados. El Señor me abrió el oído; yo no resistí ni me eché atrás: ofrecí la espalda a los que me apaleaban, las mejillas a los que mesaban mi barba; no me tapé el rostro ante ultrajes ni salivazos. El Señor me ayuda, por eso no sentía los ultrajes; por eso endurecí el rostro como pedernal, sabiendo que no quedaría defraudado. Tengo cerca a mi defensor, ¿quién pleiteará contra mí? Comparezcamos juntos. ¿Quién tiene algo contra mí? Que se me acerque. Mirad, el Señor me ayuda, ¿quién me condenará?
Salmo
R/. Señor, que me escuche tu gran bondad el día de tu favor
Por ti he aguantado afrentas,
la vergüenza cubrió mi rostro.
Soy un extraño para mis hermanos,
un extranjero para los hijos de mi madre;
porque me devora el celo de tu templo,
y las afrentas con que te afrentan caen sobre mí. R/. 
La afrenta me destroza el corazón, y desfallezco.
Espero compasión, y no la hay;
consoladores, y no los encuentro.
En mi comida me echaron hiel,
para mi sed me dieron vinagre. R/.   
Alabaré el nombre de Dios con cantos,
proclamaré su grandeza con acción de gracias.
Miradlo, los humildes, y alegraos,
buscad al Señor, y revivirá vuestro corazón.
Que el Señor escucha a sus pobres,
no desprecia a sus cautivos. R/. 
Evangelio: Mateo (26,14-25): 
En aquel tiempo, uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, a los sumos sacerdotes y les propuso: «¿Qué estáis dispuestos a darme, si os lo entrego?» Ellos se ajustaron con él en treinta monedas. Y desde entonces andaba buscando ocasión propicia para entregarlo. El primer día de los Ázimos se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: «¿Dónde quieres que te preparemos la cena de Pascua?» Él contestó: «ld a la ciudad, a casa de Fulano, y decidle: “El Maestro dice: Mi momento está cerca; deseo celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos.”» Los discípulos cumplieron las instrucciones de Jesús y prepararon la Pascua. Al atardecer se puso a la mesa con los Doce. Mientras comían dijo: «Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar.» Ellos, consternados, se pusieron a preguntarle uno tras otro: «¿Soy yo acaso, Señor?» Él respondió: «El que ha mojado en la misma fuente que yo, ése me va a entregar. El Hijo del hombre se va, como está escrito de él; pero, ¡ay del que va a entregar al Hijo del hombre!; más le valdría no haber nacido.» Entonces preguntó Judas, el que lo iba a entregar: «¿Soy yo acaso, Maestro?» Él respondió: «Tú lo has dicho.»
(Ciudad Redonda)

3 comentarios en “Miércoles Santo: “¡Ay del que va a entregar al Hijo del hombre!; más le valdría no haber nacido”
  1. Vuestro papa Francisco dice que Judas el traidor se salvó. Pero en S. Mateo 26,24 dice que se condenó. “Mas le valdría NO haber nacido”. Me pregunto ¿porque ese maniqueo constante de Bergoglio por llevarle la contraria a Jesucristo? ¿No entiende Bergoglio que en Apocalipsis 19,20: las dos bestias son arrojadas al lago de fuego y azufre?
    Quizás le falte algo de cultura bíblica, o quizás lo sepa y prefiere condenarse con tal de disfrutar de su rango de usurpador durante un poco de tiempo. De ese modo podrá engañar a millones de falsos creyentes, como indica S. Pablo en la 2ª de Tesalonicenses 2: ¿Porque permite Dios este engaño? Para que se condenen todos los que rechazaron a Jesucristo que los habría salvado.
    Non Nobis.

  2. Hola Templario, me puedes decir donde dice el Papa Francisco que Judas se salvó.
    Esta frase que coloca Mateo era muy usual en la época de Mateo, aquí no alude al castigo que Judas pueda tener en la otra vida, sino la monstruosidad de vender a su Maestro. Así de simple y el resto son puras conjeturas que NUNCA lo sabremos.
    Llama mucho la atención que en el N.T. se diga SOLAMENTE a Pedro como “el primero”, al resto de los apóstoles, todos los evangelistas escriben: “uno de los Doce”.
    Parece que en la mente de los evangelistas, Judas tenía un papel muy importante, porque su nombre va en escala: Marcos 3 veces, Mateo 5 veces, Lucas 6 veces y en Juan 8 veces.
    Saludos

  3. Considero que a todos nos falta cultura bíblica.
    Quisiera con tu cultura bíblica hacerte estas dos preguntas: ¿Estaba todavía Judas presente al repartir Jesús su cuerpo/pan y su sangre/vino a los discípulos y aceptó ese don aun cuando ya había decidido entregar al Maestro? Y ¿Cómo murió Judas?
    Saludos hermano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles