PUBLICIDAD

Monja de la Madre Teresa muere de coronavirus: daba comida a los infectados

|

Sor Sienna, de 73 años, originaria de Jarkhand, es quizás la primera Misionera de la Caridad en morir por la infección. Su convento en Swansea está aislado: toda la comunidad está infectada. También la casa de París está en aislamiento; una monja está grave.

(Nirmala Carvalho/AsiaNews) – “Queridos amigos, con profunda tristeza, les informamos que Sor Sienna, de 73 años, del convento de Swansea (Gales, Reino Unido) se dirigió ayer [1 de abril] al descanso eterno con nuestro Señor. Fue hospitalizada por Covid-19 la semana pasada. Ella es de Jarkhand, en la India. Recemos por su alma. Les pedimos que también recen por las otras monjas del convento. Todos los miembros de la comunidad dieron positivo [al coronavirus], una está muy grave”

Con este escueto comunicado, la casa madre de las Misioneras de la Caridad en Calcuta anunció la muerte de la Hermana Sienna, la primera en morir de coronavirus.

Sor Bresilla, en Calcuta, explicó que la difunta fue Misionera de la Caridad durante 50 años. Originaria de Jarkhand (India Oriental), fue enviada a Gran Bretaña, al norte de Londres. Luego, en 2016, fue transferida a Swansea (300 km al oeste de Londres), donde trabajó con los pobres y abandonados. En ese momento estaba a cargo de la distribución de paquetes de comida a los pobres, afectados por el coronavirus.

Debido a complicaciones de la enfermedad viral fue internada en el Hospital Morriston de Swansea,  donde murió.

De momento no se conocen otras víctimas entre las Misioneras, pero en el convento de Swansea, donde vivía Sor Sienna, todas las monjas están enfermas. Se informa que su convento en París también está en régimen de aislamiento, ya que algunas monjas han mostrado síntomas de neumonía aguda.

Publicado en Asian News.

5 comentarios en “Monja de la Madre Teresa muere de coronavirus: daba comida a los infectados
  1. Es una monja católica. Francisco bastante tiene con su preocupación por la masificación de las cárceles y la propagación de la epidemia. Lo que está siendo verdaderamente un drama es la situación de muchos conventos y monasterios que están sufriendo del contagio masivamente. El balance después de la epidemia puede ser terrible; ya lo está siendo. Nos acercamos a los cien sacerdotes fallecidos oficialmente por el virus en Italia, cien, para estos ni una palabra, ni para la monja católica de la madre Teresa. El problema está en las cárceles, salvo la de Pell, por el que no ha movido un dedo. Al contrario.

  2. Que la Iglesia tiene que pasar por la misma crueldad por la que pasó Su Esposo,, y después pasará como Él, también a la Vida, resusitando también,,,
    Entonces queridas monjas, queridos sacerdotes,, están colaborando con afán por la gloria de Dios.
    Que Dios les de mucha fuerza,, mucho padecen,, son otros Cristos. Dios Padre encontrará en sus rostros, el mismo de su Amado Hijo,, y cuando lo disponga,,, les dará la bienvenida.

  3. Ha ido derecho al Cielo, como mártir de la Caridad cristiana llevando el amor de Cristo a los más necesitados.

    Pidamos que interceda ante la Santísima Trinidad por todos nosotros.

  4. Es muy “lamentable” hablando humanamente, pero en el cielo hay fiesta. Los ángeles están de fiesta, pero tristeza en la tierra. Hasta Jesús lloró por su amigo Lázaro. Hoy nos ha tocado vivir en este tiempo este virus, todo lo que estamos viviendo. Lo único que tenemos que hacer es obedecer lo que nos dicen nuestras autoridades. Hemos pasado muchas tragedias más dolorosas que esto, como por ejemplo las dos primeras guerras mundiales donde murieron millones de seres humanos. Dios es el Señor de la Vida, la muerte no tiene la ultima palabra. Es cuestión de tiempo, no muy largo, pero miles seguirán muriendo.
    Saludos y a cuidarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles