El Papa da negativo en coronavirus

Vatican Media
|

Después de la hospitalización por coronavirus de un colaborador papal de la Secretaría de Estado y residente en Casa Santa Marta, la residencia del Pontífice, Francisco se ha sometido a una prueba de detección del virus que ha descartado el contagio.

Nadie puede saber muy bien cuántos contagiados con el coronavirus en el diminuto Estado Vaticano, aunque el número que se conoce es ya de cinco personas. La última, la hospitalización de un monseñor que trabaja en la Secretaría de Estado y vive en la misma residencia que el Papa, Casa Santa Marta, ha hecho saltar todas las alarmas y obligado a someter a pruebas de detección del virus a todos los residentes.

El sacerdote en cuestión ha sido internado en el romano Policlinico Gemelli, se han desinfectado las instalaciones y el resultado de todas las pruebas, incluida la que se ha aplicado al propio Francisco, han dado un resultado negativo.

¿Qué debemos creer? Acostumbrados a la lectura de nuestra Specola, que nos advierte siempre de la opacidad de los sacros palacios, no mucho. Hay numerosos prelados sometidos a cuarentena, casi todos en la Curia se han encerrado en sus estancias de forma voluntaria -la media de edad es peligrosamente alta- y hasta el venerable órgano oficial de la Santa Sede, L’Osservatore Romano, ha cancelado su versión impresa con motivo de la pandemia, aunque quizá no sea ajeno a la decisión el hecho de que la versión en papel es un dispendio que el Vaticano, que ha perdido su principal fuente de ingreso en estas interminables semanas, el turismo, y otras adicionales pero no despreciables como la ‘santa gasolina’ o la farmacia vaticana, no puede ya permitirse.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
20 comentarios en “El Papa da negativo en coronavirus
  1. Mala noticia para los fanáticos quienes están esperando con locura un «castigo divino» para Francisco por sus terribles pecados: mirar al prójimo, oír a los desposeídos, preocuparse por el medioambiente, fomentar el diálogo, etc .
    Gracias Dios por cuidar a nuestro amadísimo Papa. La voz de nuestro hermano mayor Francisco es la que nos mantiene unidos a los católicos del mundo entero en estas horas dramáticas a través del poder de la oración. Dios lo bendiga!!

    1. No creo que nadie de los opinantes, quiera que le pase nada malo al Santo Padre. Lo que si espero, es que al final de los días se reconcilie con la iglesia tradicional y abandone las patrañas mundialistas y paganas, mientras tanto, en base a la obra de misericordia, corregir al que yerra, seguiremos intentando que cambie por el bien de el y de la iglesia. No somos osados ni soberbios, somos gentes anónimas que nos conmueve la deriva pagana de la iglesia de Cristo, nos mueve nuestra conciencia cristiana, forjada desde la infancia a instancia de nuestros padres y de los sacerdotes de antaño, santos que tanto bien nos hicieron, esos son nuestros referentes morales. Es nuestra obligación.

  2. ¿Qué debemos creer? Acostumbrados a la lectura de nuestra Specola, que nos advierte siempre de la opacidad de los sacros palacios, no mucho.

    Hombre, yo creo que, si se atreven a decir que Bergoglio ha dado negativo, será así. No creo que llegaran al extremo de negar lo que resultaría evidente en pocos días y que, hasta podría provocar su muerte, habida cuenta de las patologías previas, pues se le extirpó el lóbulo superior derecho de uno de los pulmones, y la edad elevada.

      1. Ay Neonazis Neonazis cuando aprenderemos a amar al prójimo y a destruir el rifle de asalto que seguro Belzunegui-Satan y tu tenéis para cazar musulmanes, gays e inmigrantes en vuestros ratos libres…

          1. Tú eres tonto de nacimiento. Espero que te estén dando una paga por inutilidad mental.
            Aunque, seguro serás tan tonto que, pudiéndote acoger a ella, no lo haces.

  3. Los que me acusan de que quiero a Bergoglio muerto, les respondo que tienen toda la razón, absolutamente toda. Lo quiero muerto al pecado, muerto al error, muerto a la ambigüedad, muerto a la mentira. En consecuencia lo quiero vivo a la gracia, vivo a la Verdad.

  4. Predica como Marx…………………. Exige obediencia absoluta a lo Hitler……………… pero ahora se cuida, se supercuida a lo Rockefeller.

    De cualquier modo, la muerte me llegarà a mi, a todos, a èl. La muerte llegarà en su momento y de ella nadie escapa.

    Mi consuelo es haber visto las Pachamamas hundidas en el Tiber, y todos los sueños de 7 años que ello signficaron, para olvido de la historia.

    Solo quedarà el Señor, el Salvador. Los demàs, somos del «Señor». Nada màs.

  5. En estos tiempos de incertidumbres y dolores físicos y espirituales en todo el mundo, unámonos en silenciosa oración por todos los que sufren.
    La misericordia del Señor es tan infinita como su poder.

  6. 😂😂🤣🤣🤣Imagino que todos los que aquí escriben son mayores de edad, verdad?? Porque o son muy inocentes o son todos ustedes un tanto ingenuos.
    El Vaticano en su praxis milenaria JAMÁS dirá la verdad sobre la salud de un Pontífice. Todos han estado fuertes como robles hasta que el Señor los llamó a su presencia.
    Pueden recordar desde lo dicho con Pío XII, la anécdota de San Juan XIII con la visita de su amigo cardenal y con San Pablo VI. El resto son delirios de pensar que alguna vez dirán la verdad sobre este tema

    1. Perdona, pero Juan Pablo II, en sus últimos años, era un continuo calvario viviente y se notaba a la legua. Recuerdo al portavoz Navarro Valls, visiblemente emocionado, anunciar que Juan Pablo II se marchaba, pues nunca lo había visto así.

      1. 🤣🤣🤣 Te contestas tú solo: «se notaba a la legua», por lo que deduces que en eso no era necesario que te informasen, pero nunca te hablaron de las enfermedades que tenía, etc.. Sabes por ejemplo, que Benedicto XVI, estaba perdiendo la visión total de un ojo y se veía reducida la vision del otro, etc… Lo que se ve, no se hace necesario informarlo

  7. Nuestro destino de justicia divina es la muerte; y hoy más que ayer y mucho más mañana es evidente que así será. Desear la muerte para nuestro prójimo cuando se sabe que detrás de ésta nos llega la verdadera vida no debe de ser desear un mal para el que muere sino mas bien, nunca mejor dicho «un bien».
    Así que arrepentidos de nuestro mal vivir cantemos un- ¡Viva a la muerte! Esa muerte que nos libera de tanto sufrir por nuestro pecados.

  8. Hoy las noticias hablan mucho del caso contagiado en la casa del Papa Francisco, del resultado negativo de la prueba del virus. Seguimos sin creernos mucho lo que nos cuentan y los casos de los que sabemos algo es gracias a los medios que los van destapando. La Sala Stampa no está ni se le espera, y cuando está es mejor que no esté, porque nos siembra de increíbles medias verdades cuando no de solemnes mentiras. Specola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles