PUBLICIDAD

El cardenal Zen responde: “Tengo la certeza de que Parolin manipula al Santo Padre”

|

El sábado publicábamos la carta que el decano del Colegio cardenalicio envió al arzobispo emérito de Hong Kong, el cardenal Zen. Hoy publicamos la respuesta del purpurado chino al cardenal Re.

A Su Eminencia el cardenal G.B. Re

Decano del Colegio Cardenalicio 

Eminencia:

Permítame que utilice el medio de una carta abierta para comunicarme con inmediatez.

Por vía indirecta he podido ver su carta del 26 de febrero, con la que (Prot. N. 1/2020) ha tenido usted el honor de inaugurar su elevado cargo de Decano del Colegio Cardenalicio. 

Admiro su valentía al aventurarse en cuestiones que usted reconoce que son “complejas”, poniendo en riesgo el prestigio de su cargo apenas inaugurado. Pero se sabe que hoy hay un vicepapa que da valor a todos los que sirven en la Santa Sede.

Pasemos a la carta.

1. Para aclarar la visión que tenían Juan Pablo II y Benedicto XVI sobre el comunismo, me basta por ahora hacer referencia a las páginas 161-162 del libro Ultimas conversaciones (el papa Benedicto me hizo llegar una copia con la dedicación: “En comunión de oración y pensamiento”).

La pregunta del periodista Peter Seewald:

“¿Ha compartito y apoyado activamente la Ostpolitik del papa (Juan Pablo II)?”.

Respuesta de Benedicto: “Hablamos de ello. Estaba claro que la política de Casaroli, aunque implementada con las mejores intenciones, había fracasado. La nueva línea deseada por Juan Pablo II era fruto de su experiencia personal, del contacto con esos regímenes. Obviamente, entonces no se podía esperar que ese régimen cayera pronto, pero era evidente que, en lugar de ser conciliador y transigir, era necesario oponerse con fuerza. Esta era la visión de fondo de Juan Pablo II, que yo compartía”.

2. Para demostrar que el acuerdo firmado ya había sido aprobado por Benedicto XVI bastaría con mostrarme el texto firmado, que hasta hoy no he podido ver, y las pruebas del archivo, que usted ha podido verificar. Quedaría sólo pendiente de explicar por qué no fue firmado entonces.

3. Me temo que el cambio “de época”, en relación al significado de la palabra “independencia”, exista sólo en la cabeza del Eminentísimo Secretario de Estado, ayudado tal vez por una equivocada traducción del chino hecha por el joven redactor de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ahora ya monoculus rex in regno caecorum, que fue corresponsable también de, al menos, diez errores en la traducción de la carta del papa Benedicto de 2007.

Sin embargo, dada la inteligencia del Eminentísimo me es difícil creer que haya sido engañado; es más probable que haya querido “dejarse engañar”.

4. No comprendo la última parte de su carta, bastante confusa. Los hechos están ahí. Tengo la certeza de que Parolin manipula al Santo Padre, que siente mucho afecto por mí, pero no responde a mis preguntas. Ante algunas de las tomas de posición de la Santa Sede que no consigo comprender, a todos los hermanos afligidos que se dirigen a mí quiero decirles que no critiquen a quienes siguen esas disposiciones. Sin embargo, como en las disposiciones se deja libre a quien expresa la propia objeción de conciencia, les animo a retirarse al estado de las catacumbas, sin oponerse a ninguna injusticia; en caso contrario, acabarían perdiendo aún más.

¿En qué me he equivocado?

5. Estoy de acuerdo al cien por cien con la invitación a rezar.

Recuerdo que, recientemente, la Santa Sede ha recomendado la invocación a la Virgen “Sub tuum praesidium” y al Arcángel San Miguel

Obviamente, está el “Oremus pro Pontifice” que concluye con el “et non tradat eum in animam inimicorum ejus”.

Le deseo lo mejor en su largo servicio como Decano del Colegio Cardenalicio.

Atentamente suyo,

Cardenal Zen 

Primer Domingo de Cuaresma

Del Evangelio según Mateo (4, 8-10)

De nuevo el diablo lo llevó a un monte altísimo y le mostró los reinos del mundo y su gloria, y le dijo: «Todo esto te daré, si te postras y me adoras».

Entonces le dijo Jesús: «Vete, Satanás, porque está escrito: “Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto”».

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

34 comentarios en “El cardenal Zen responde: “Tengo la certeza de que Parolin manipula al Santo Padre”
  1. El cardenal Zen responde: “Tengo la certeza de que Parolin manipula al Santo Padre”.

    Pues yo creo que, en eso, estás muy equivocado. El peligro, con serlo, no es Parolín, sino Parolón, que, no es que forme parte del problema, es el problema, el problemón. Mientras no os percatéis de ello, no se solucionará nada, absolutamente nada, y menos lo de China, donde, desde el acuerdo secreto, tenéis otro perseguidor, todavía más dañino y perverso.

    1. Te lo recuerda Viganó en la carta que te ha mandado: ” En cuanto al cardenal Parolin, actuó como un simple ejecutor imprudente de un orden superior malvado». «El Vaticano ha hecho todo y más para entregar a la Iglesia Mártir China en manos del Enemigo: lo ha hecho al firmar el Pacto secreto; lo hizo legitimando a los «obispos» excomulgados, agentes del régimen; lo hizo con la deposición de obispos legítimos; lo hizo exigiendo a los sacerdotes fieles que se registraran en la iglesia dominada por la dictadura comunista; lo hace a diario, guardando silencio sobre la furia persecutoria que, desde ese desafortunado Acuerdo, ha entrado en un crescendo sin precedentes. Lo está haciendo ahora con esta misiva innoble para todos los cardenales, con el objetivo de acusarlo, denigrarlo y aislarlo».

      1. me parece, Belzunegui, que el cardenal Zen y muchos de nuestros hermanos en la Fe, como están entrenados en el bien, no alcanzan a imaginar el retorcimiento al que se puede llegar cuando uno se ha entrenado en el mal bajo capa de bien. Lobos vestidos de ovejas. Aquel dicho antiguo que reza ” piensa el ladrón que todos son de su condición ” se podría parodiar diciendo ” piensa el santo que no es para tanto “. Bueno, ya me entiendes. Quizás olvidaron en el tintero un poco más de astucia…

      2. Viganò no tiene credibilidad porque denuncia aquello en lo que él participó durante años como consecuencia de no haber sido nombrado cardenal. Es como un mafioso vengándose del Don porque no se le nombró caporegime, no se puede olvidar que tiene cientos de asesinatos a sus espaldas solo porque ahora se esté vengando del Don.

    2. «Su ejemplo, querido cardenal, y el alto precio que está pagando por defender la Causa de Dios y su Iglesia, nos provocan una sana sacudida, nos arrancan de la inercia y de peligro de acostumbrarnos a la supina rendición de la Iglesia Católica en sus niveles más altos y en su jerarquía, a la here ía y la apostasía, por haber seguido al Príncipe de este mundo, mintiendo y asesinando desde el principio.»

  2. Sin embargo, dada la inteligencia del Eminentísimo me es difícil creer que haya sido engañado; es más probable que haya querido “dejarse engañar”.

    4. No comprendo la última parte de su carta, bastante confusa. Los hechos están ahí. Tengo la certeza de que Parolin manipula al Santo Padre, que siente mucho afecto por mí, pero no responde a mis preguntas.

    ¿Y yo qué; me quedo o me voy con mi conciencia a otra parte?

    Y, mientras, todas las filosofías, religiones e ideologías de este mundo mudas, sin nada que decir o hacer contra ese bichito que hace temblar los poderes del todo factótum de este mundo.

  3. NAUSEABUNDO.
    Parolin Mal . RE, peor, y Xi,,el nuevo Mao modernizado, feliz !.
    Los que están por encima, en Roma, tendrán que rendir más cuenta.
    El Señor en su misericordia conservará un puñado de mártires en China. Benditos sean.

  4. ” Necesitan que Francisco promueva la agenda de las Naciones Unidas en las naciones católicas del tercer mundo … y en particular en África, donde hay muchos católicos, con familias numerosas que aman a Dios, a su prójimo y hacen lo correcto …

    ¿A quién está ayudando el papa Francisco ahora? Multimillonarios globalistas blancos …

    Y quieren terminar con todo esto, y eso es lo que sucede en el Pacto Mundial para la Educación en mayo en el Vaticano.

    ¿Y quién financiará este “proceso educativo global”? Jeffrey Sachs, que ahora habla en el Vaticano una vez al mes, explica quién lo financiará.”

    Michael Matt, en un artículo de Marco Tosatti-Stilum Curiae

  5. Sangre de mártires como moneda de cambio para favorecer intereses a nivel geopolítico. Por un lado, esta rendición del Vaticano ante China contribuye a la erosión de la unidad de la Iglesia con el blanqueamiento de la cismática iglesia patriótica; por otro lado, refuerza en el ámbito diplomático a la pieza mimada de la élite financiera globalista, una nación de esclavos dirigida por una brutal dictadura comunista favorecida desde hace medio siglo por la finanza apátrida mediante la concesión de enormes ventajas económicas y comerciales para constituir a China como el núcleo de la tela de araña del Nuevo Orden Mundial para envolver a las naciones.

  6. Una vez más, 5 de 9 comentarios son de Eche nique / Belzu negui. Su ego es directamente proporcional a su aburrimiento: colosal.

    Y es un verdadero obstáculo para muchos lectores de IV: es exasperante ir a leer los comentarios y encontrarlos plagados de las neuras de este hombre, que suelen ser repetitivas y ajenas al tema del artículo.

      1. Sr. Chimo-Vice, en principio yo también soy católico, aunque menos comentarista. Entenderá ud. que si mi queja consiste en que los comentarios de Eche nique / Belzu negui son obsesivos, generalmente ajenos a la temática y repetitivos, sería inútil y contraproducente tratar de argumentar sobre su objeto.

        Creo que no hay nada que me obligue a entablar un debate que no deseo para poder expresar mi irritación por un hecho, en definitiva.

        Le pondré un ejemplo. Si hay en la calle un señor pesadísimo dando voces, yo puedo quejarme sin ninguna necesidad de ir a discutir con ese señor sobre lo que vocifera.

        Reciba un saludo muy atento.

    1. Querido Antoñito. No entres en Infovat, no leas a Belzunegui. Te generan malestar, sobre todo psíquico, y yo eso no quiero para nadie, por mucho que te lo estés ganando a pulso.

      1. Eche nique / Belzu negui, con IV no tengo ningún problema. Con los que siembran la zona de comentarios con sus repetitivos, ajenos al tema y obsesivos comentarios, sí.

    2. Pues, P. Antonio, no pensaba decir nada al respecto, pero, tras ver como esa persona llega a tutear a ese venerable cardenal, diré que me parece posible este desarrollando algún tipo de obsesión, y le convenga automoderarse un poco.

        1. Sancho y P. Antonio, no suelten exabruptos. Quien falta el respeto al venerable cardenal chino Zen y a los católicos chinos a los que humilla es su querido Bergoglio y toda su camarilla

      1. Ese venerable y mártir cardenal goza de mis simpatías, pues es un católico de verdad. No creo que el tuteo le moleste en el ámbito periodístico en que nos movemos. Si así fuera lo trataría como me pidiera. A él sí. Es de los pocos, de los muy pocos, que se lo han ganado.

  7. Qué paciencia la del cardenal Zen con el sinvergüenza de Bergoglio. Y todo, porque va disfrazado de Papa. Qué paciencia y qué falta de libertad para razonar y pensar a la luz de la fe.

  8. Fco sigue con su patrón repetitivo que debería abrir los ojos a los que aún le siguen como perros falderos:

    Nombra a un ob. auxiliar pro-gay para ayudar al cardenal pro-gay Tobin, también elevado al cardenalato por el ismo Fco. y por deseo del violador de jóvenes, McCarrick, al que Bergoglio quitó las sanciones impuestas por BXVI.

    1. El 27 de febrero, el cardenal pro-gay de Newark, Joseph Tobin, quien dijo que el Catecismo tiene lenguaje ofensivo y desafortunado contra los homosexuales, recibió tres obispos auxiliares.

      Uno de ellos, el Padre Michael Saporito, es un propagandista homosexual. Como párroco en St Joseph’s en Maplewood, New Jersey, fundó un grupo pro-gay llamado “Open Arms Ministry”.

      Para el periodista George Neumayr, Saporito es “un gran defensor de los LGBT”, para ChurchMilitant.com es “LGBT-friendly”.

        1. Pues tiene mucho que ver, aunque tú no lo veas. Está describiendo con hechos a Bergoglio. Y diciendo que el problema no es Parolin, sino Parolon.

          1. Efectivamente, pero no hay peor ciego que el no lo quiere ver. La papolatría comodona y pecaminosa les ciega.

  9. ElCardenal Zen es digno de todo elogio por la valiente actitud con que defiende a la iglesia clandestina china y denuncia el acuerdo espurio de la Santa Sede con el gobierno comunista.
    Lo que desconcierta, es su insistencia en asegurar que el Cardenal Parolin manipula al Papa, cosa que no es cierta de ningún modo.
    Siendo miembro del Colegio Cardenalicio y viejo conocedor de las entretelas del Vaticano, sorprende que este Cardenal chino desvalorice de ese modo a Francisco, porque comparado con él, Parolin es como un ratón para una serpiente mamba o de coral.

    1. Así es, pero yo eso se lo perdono. Es un mártir que habla y habla hasta donde cree que puede y debe hablar. Ojalá hubiera muchos Zen. Entonces sí que irían a por el Parolón.

  10. No es lo mejor hacer pública una carta que muestre al mundo las discrepancias abiertas entre personas que pertenecen a un mismo Colegio, el Cardenalicio que, como en cualquier organización, existirán opiniones discrepantes; pero, si en cualquier colegio, es deseable que las discrepancias sean internas y no traspasen los muros que los encierran voluntariamente, mucho más en un Colegio que ni más ni menos es la referencia para todos católicos que esperan transmisión del mensaje de Cristo en el que, seguro, no hay discrepancias. Mal hace el Cardenal Zen al abrir un debate tan público como estéril y del que, a buen seguro, no tendrá contestación por la misma vía. Si los católicos no somos capaces de defender nuestros principios y valores y si la Jerarquía es incapaz de mantener las formas, tendremos que rezar mucho más para mantenernos unidos en estos tiempos convulsos y de un laicismo provocador y desbocado.

    1. Tu ingenuidad es clamorosa. Desde hace tiempo estamos en guerra, en el seno de la Iglesia, los católicos con los intrusos que se han hecho con el poder y nos quieren expulsar de nuestra propia casa. Esa lucha aflora todos los días, afortunadamente. Y más que tiene que aflorar si de verdad amamos a la Iglesia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles