PUBLICIDAD

“Vox no es autoritario, sus opositores sí que lo son”

|

(Crisis Magazine)- En España, el partido Vox (“Voz”) está defendiendo los derechos educativos de los padres mediante la promoción de una política que permita a los padres excluir a sus hijos de “charlas, talleres o actividades que tenga un componente ideológico o moral contrario a sus enseñanzas”.

            No es extraño que la política en defensa de los derechos parentales haya desencadenado la airada protesta de los defensores pro-LGBT en España. Y tampoco es extraño que la retórica sobre esta cuestión se haya deslizado hacia una contradicción orwelliana, en la que es difícil rastrear lo que está realmente ocurriendo.

            Si se escuchan las protestas de los defensores pro-LGBT, el intento de Vox de defender el derecho de los padres a elegir los contenidos sexuales a los que son expuestos sus hijos en la escuela es equivalente al fascismo. Ocho líderes educativos del Partido Socialista español han acusado a Vox de intentar imponer un “autoritarismo ciego e incuestionable”. La ministra de Educación del país ha afirmado que los hijos no son propiedad de los padres, lo que implica que el Estado tiene el derecho de enseñar a los niños lo que quiera, pero los padres no.

            Al decir que Vox es autoritario y fascista, estos defensores LGBT erran la verdad, o la tergiversan. Vox no es autoritario; sus opositores sí que lo son.

            Este es un elemento crucial en la discusión sobre los derechos parentales: cuando el Estado empieza a exigir una educación moral de los niños que es contraria a las creencias de los padres, se está deslizando por la senda del totalitarismo. El debate que hay en España en estos días nos dice que, mientras Vox defiende el derecho de los padres a conocer el contenido al que están expuestos sus hijos, los ministros y defensores pro-LGBT quieren eliminar esta opción. Acusan a Vox de odio y homofobia por el simple hecho de decir que los padres pueden tener puntos de vista distintos sobre sexo y género.

            Los padres estadounidenses harían bien en sentarse y tomar nota de este debate, porque esta lucha está llegando rápidamente a nuestras fronteras. Los gobiernos de los Estados federales de Estados Unidos parecen pensar que son ellos, y no las familias, los que tienen derecho a decidir qué educación moral deben recibir los niños. Incluso ahora, los niños de muchas escuelas públicas de Estados Unidos están expuestos regularmente a una educación sexual gráfica y progresiva presente en los currículos, educación que socava la enseñanza católica y cristiana sobre el sexo y el género. Estos currículos a menudo incluyen descripciones de los actos sexuales, fotografías de los síntomas de las ETS y lecciones sobre atracción sexual hacia el mismo sexo, experimentación sexual y transgenderismo.

            Es muy importante que los padres católicos sean conscientes de lo que pasa, porque la Iglesia es clarísima cuando afirma que son los padres, y no el Estado, los que tienen la responsabilidad de la educación moral de sus hijos. Como establece el Catecismo de la Iglesia católica: “La comunidad política tiene el deber de honrar a la familia, asistirla y asegurarle especialmente: la libertad de fundar un hogar, de tener hijos y de educarlos de acuerdo con sus propias convicciones morales y religiosas; […] la libertad de profesar su fe, transmitirla, educar a sus hijos en ella” (n. 2211).

            La familia es verdaderamente la unidad básica de la sociedad. Y es dentro de la familia donde el niño aprende sobre moralidad, verdad y justicia.

            Sin embargo, esta verdad acerca del papel de la familia en la educación moral corre el peligro de ser totalmente aplastada por la intervención del gobierno. Cada vez más Estados federales están tomando el camino del autoritarismo en lo que atañe al contenido de los currículos. El año pasado, mi Estado natal, Colorado, aprobó una ley con la que exigía que todas las escuelas públicas, incluyendo los colegios concertados, que tienen la asignatura de educación sexual tienen que adoptar un currículo ideado para todo el Estado, con el que se obliga a los profesores a enseñar que cualquier actividad sexual está bien, siempre que las personas implicadas den su consentimiento; da igual si esto se enseña en las aulas de primaria -desde cuarto de primaria-, cuando los niños tienen alrededor de 9-10 años. Este año, los padres del Estado de Washington han protestado por una ley, aún más extremista, que obliga a todas las escuelas públicas a impartir clases de educación sexual con un contenido igual de agresivo… a partir del jardín de infancia (preescolar).

            Además de estos currículos de educación sexual a nivel estatal, la red de escuelas públicas ha empezado a acoger a drag queens como conferenciantes invitados en las escuelas de primaria. Una organización llamada Drag Queen Story Hour envía a las drag queens a las clases para adoctrinar a los niños en la ideología transgénero mediante la lectura de historia como Jacobs New Dress y Red: A Crayons Journey, en la que un crayón “etiquetado erróneamente” como rojo aprende a identificarse como azul.

            Ahora bien, en la mayoría de los Estados, los padres siguen teniendo la opción de decidir si quieren que sus hijos participen en las clases de educación sexual, incluyendo eventos de adoctrinamiento como la Drag Queen Story Hour. Esto les obliga a estar atentos a lo que pasa en las aulas, y no siempre las escuelas proporcionan la información exigida. Muchos padres sólo tienen conocimiento de ello cuando sus hijos vuelven a casa con nuevas y alarmantes ideas y preguntas. En agosto de 2017, un profesor de una escuela de California escenificó la “reintroducción” de un niño de cinco años, que tenía confusiones sobre su género, a sus compañeros de clase como una niña. Esta representación incluía un cambio de vestuario a mediodía: cambiar los pantalones por un vestido, y una lectura en clase de dos libros afirmativos sobre el comportamiento transgénero. Los padres no habían sido informados previamente de esta escenificación, y se inquietaron cuando sus hijos de cinco años volvieron de la escuela y se lo contaron; algunos de ellos se aterraron ante la idea de que sus hijos pudieran cambiar de género si no tenían cuidado.

            La supuesta opción parental -salvo que haya un aumento en la fluidez de la comunicación entre los padres y los colegios- no les da a los padres el suficiente espacio para que puedan expresarse sobre la educación moral de sus hijos. Y no se necesita mucha imaginación para saber que la opción de decidir no participar acabaré eliminándose totalmente. Hace un mes, California rechazó una propuesta de ley para cambiar la educación sexual estatal de un sistema que no permitía la posibilidad de elegir a uno que sí permite la opción de que los padres puedan participar y decidir a qué contenido pueden tener acceso sus hijos. Hasta ahora, sólo cuatro Estados tienen este último tipo de sistema, lo que significa que treinta y cinco, más el Distrito de Columbia, no lo tienen. Para complicar aún más la situación, dieciocho Estados no requieren que el material de educación sexual esté disponible para los padres, lo que significa que estos tienen dificultades para saber qué se les está enseñando a sus hijos.

            En otras palabras, los Estados obstaculizan que los padres se impliquen en la educación moral de sus hijos. Y las cosas empeorarán, no mejorarán. Como demuestra la situación en España, el paso de decir que el Estado tiene la responsabilidad de garantizar que el currículo de la escuela pública incluya este contenido, a decir que tiene la responsabilidad de exponer a todos los niños a este currículo independientemente de las convicciones morales de los padres es muy, pero que muy breve.

Publicado por Jane Clark Scharl en Crisis Magazine.

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

24 comentarios en ““Vox no es autoritario, sus opositores sí que lo son”
  1. Todos los partidos que tocan poder en España son legeteberos, una auténtica dictadura del pensamiento único, menos Vox. Al menos en esto un aplauso para Vox, un partido sin complejos y con argumentos. Hacía falta.

    1. Si en esto y en otras cuantas cosas
      Vivir sin defender las propias convicciones es dramatico Es poder sentirte amordazado.Una cosa es el respeto por las personas con opiniones diferentes y otra distinta es tener que andar ocultando lo que sientes
      Indudablemente en cuanto a la argumentacion hay mucho trabajo que hacer
      Lo que percibo como terrible es que una ministra diga que la Rae tenga que aceptar el lenguaje de la calle Asi llegamos a Orwell 1984

    1. Desgraciadamente el fascismo es una rama del socialismo. Fue fundada por Mussolini, y él era del Partido Socialista Italiano. Fascistas no, falangista de extremaderecha si

      1. Markus: otro genio como Miguel. La falange es fascista. Fascista no, falangista… sí = Fascista no, fascista… sí. Y ultraderecha no es derecha. Ultra es más allá de…, por fuera de los límites de… Ultraderecha es más allá de la derecha. O sea, fuera de los límites de la derecha.

    2. Miguel, como dice Gracián: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Ud ha sido breve para explicarnos claramente su ignorancia. Autoritario, dice el diccionario, equivale a fascista. Así que ud dijo : No es autoritario: es autoritario. ¡Qué genio es usted!

  2. Los que, a falta de argumentos, tachan de fascistas a los que no piensan como ellos ( en el ámbito eclesial de rígidos ), haciendo uso y abuso de las viejas y conocidas y demodés tácticas comunistas, deberían mirarse al espejo. Esa endeble táctica es un boomerang.

  3. Dado que los padres no suelen encontrar ni el momento ni las palabras para dar a sus hijos unas charlas sobre sexualidad (por ejemplo sobre cómo entender y controlar sus instintos para no caer en adicciones o frustraciones ni hacerse daño a sí mismo ni a otros, sobre lo inadecuado de tomar decisiones prematuras sobre posibles tendencias homosexuales o de sentirse de otro género, sobre las graves consecuencias de embarazos no deseados,…) sería conveniente que se publicaran (o difundieran) libros sobre esos temas escritos por alguien con sensibilidad, sentido común y valores cristianos.
    Los padres tras dar el visto bueno a esos libros, les pedirían a sus hijos que los leyeran.
    (Entiendo que eso ya se viene haciendo pero de forma insuficiente).

  4. Estoy harta del totalitarismo de la izquierda.
    Ideario y propuéstas de VOX son constitucionales, y si algo propone modificar en o de la Constitución es para hacerlo Desde la misma desde las Cortes .

    Nunca VOX Impone; propone y desde su cuota de representación en el Congreso, expone ideas de cambio.
    Todo desde la total legitimidad y legalidad democráticas.

    Todo lo contrario al.totalitarismo sectario de la izquierda, que parte de un gobierno ilegítimo que aprueba leyes ilegítimas aunque se consideren legales.

  5. En Benavente (Zamora), el jefe de las Juventudes de VOX se tuvo que ir por los comentarios e insultos que otros líderes de la Falange hacían a los homosexuales. Como tendría que ser para que el jefe de las Juventudes de ese mismo partido se tenga que ir

        1. Markus-TROLL
          No echéis perlas a los troles. Ignorad sus trolas y provocaciones, que luego nos enfadamos y les decimos de todo menos filósofo (en el sentido etimológico del término).

  6. En Reino Unido hay colegios que están abandonando los programas obligatorios de enseñanza sobre Derechos LGTBI+ (“No outsiders”) hasta después del Ramadam (que termina en junio 2019) ante la oposición de los padres (campaña encabezada por Amir Ahmed _cuyo nombre explicará lo inaudito de ceder a las presiones de los padres en contra de los grupos de presión LGTBI+istas) . Su oposición tiene relación con que más del 80% de los niños que padecen disforia de género acababan identificándose con su propio sexo de forma espontánea tras su paso por la pubertad; pero en el Reino Unido, tras la puesta en práctica de esos programas de [adoctrinamiento de] ideología de género en los colegios, el número de niños afectados por ese trastorno ha tenido un incremento global del 2496%

  7. según el profesor Mark Regnerus _sociólogo del Centro de Investigación sobre la Población de la Universidad de Texas_ alguna vez ha contraído una enfermedad de transmisión sexual el 8% de hijos de parejas heterosexuales que se mantienen intactas, el 20% de los de madre lesbiana y el 25% de los de padre gay.
    [Sospecho que estos datos nunca aparecen en las charlas de educación afectivo-sexual desde la “perspectiva de género”]

  8. los sociólogos McCarthy y Grodsky compararon 9 puntos del rendimiento y comportamiento académico de sus jóvenes de 12 a 18 según que se abstuvieran (A), tuvieran las relaciones sexuales sólo con pareja estable y romántica (E), o relaciones sexuales promiscuas (P). En los puntos 1,2,3,4,5 habría similares resultados entre los que se abstienen (A) y los de pareja sexual estable romántica (E) ; peores entre los promiscuos (P). En los puntos 6,7,9 sólo saldrían mejor parados los que se abstienen (A).
    Por cierto, salvo que consigan el documento original, ningún artículo divulgativo cita la última afirmación “En los puntos 6,7,9 sólo saldrían mejor parados los que se abstienen (A)”, todos “traduttore, traditore”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles