PUBLICIDAD

Memento Mori

|

La semana pasada murió Kirk Douglas y, como siempre que muere una vieja gloria, los medios y las redes se llenaron de recuerdos y panegíricos, pero ningún ‘memento mori’. Después de todo, a los 103 años es un poco difícil escribir “la muerte le sorprendió…”, porque lo sorprendente a esa edad es más bien seguir vivo.

Pero ayer murió el extraordinario columnista David Gistau, y eso ya es otra cosa. Porque nos impresiona de un modo muy diferente la muerte de los personajes públicos según estén o no en esa ‘premuerte’ para el mundo que es vivir retirado de la actividad que le ha hecho famoso. Gistau muere a los 50, podría decirse que entre dos columnas, la última que escribió y la siguiente que todos esperábamos y que ya no escribirá. Y eso sí es un potente recordatorio.

Todos vamos a morir. Y ya termine la vida de forma previsible a los 103 o de forma inesperada a los 50, va a ser siempre infinitesimalmente breve. Dicho de otro modo: nuestra vida es apenas un parpadeo si la comparamos con el tiempo antes de venir al mundo y con el tiempo que pasemos muertos. La comparación que hace el salmista con la hierba no es poética, sino intensamente real.

De las muchas definiciones que se han hecho del hombre, una especialmente relevante es que es el animal que sabe que va a morir. Ese es el sucio secreto cuya negación está en la base de todas las ideologías.

En una visión materialista, la comparación con la hierba es literal: ahora estamos, ahora no estamos; no hay más. Desaparecemos por completo y en muy poco tiempo es como si nunca hubiésemos vivido. La Madre Teresa y Adolf Hitler; Genghis Khan y San Francisco de Asís tienen un destino idéntico, la nada. El bien no obtiene premio, ni el mal castigo.

No es así como lo vemos los católicos y aquí, en principio, escribo para católicos. Nosotros creemos que esta vida es una cancha donde decidimos nuestro destino eterno, qué va a ser de nosotros para siempre, dónde vamos a estar cuando la última estrella se haya apagado y Dios haga nuevas todas las cosas. Creemos que cada día, cada hora, cada minuto, lo que hacemos o dejamos de hacer nos acerca o aleja de ese destino eterno, que literalmente nos estamos jugando con cada acto u omisión una eternidad de dicha inefable o un inacabable tormento.

Parece importante, ¿verdad? Parece, en realidad, LO importante, comparado con lo cual todo es paja y humo. Alguien que crea esto, alguien que sepa esto, ¿no debería recordarlo de continuo? ¿No tendría una espantosa responsabilidad frente a sus hermanos no alertarles?

Por eso el efecto más preocupante de la deriva de la institución eclesial, de los nuevos énfasis y nuevas formas, no es necesariamente una herejía nueva o la negación de una verdad, sino un olvido, y un olvido gravísimo. Hablo del inmanentismo que parece anegar los mensajes eclesiales de un tiempo a esta parte, de este último medio siglo, que sin decirlo parecen predicar que lo único que hay es el aquí y el ahora, que esto es lo que importa, y que lo otro, bueno, como dicen los anglófonos, es un “pastel en el cielo”, un “qué largo me lo fiáis”.

El inmanentismo es tomar el concepto de cielo y tratar de implantarlo en la tierra. Pero el cielo (este cielo de aquí abajo) y la tierra pasarán. Para la creación, dentro de miles de millones de años, quizá. Para nosotros, muchísimo antes. La tierra puede calentarse o enfriarse, pero eso no debería centrar la atención de ningún cristiano, que sabe que todo está llamado a la destrucción y que hasta el más pequeño e insignificante de los que le rodean está llamado a vivir, en cambio, para siempre.

Contemplar la muerte, recordar con frecuencia la muerte -un ejercicio que han aconsejado vivamente todos los santos- lleva indefectiblemente a vivir ‘in contemptu mundi’, en desprecio del mundo, de un mundo que va a acabar en cualquier caso, hagamos lo que hagamos, y a concentrarnos en vivir de modo que nuestro destino eterno sea el que Cristo murió para procurarnos.

59 comentarios en “Memento Mori
  1. Para los católicos la muerte es una absoluta Liberacion.
    En la tierra,durante nuestra vida,al ser receptores de la Gracia se inicia esa Liberación.Cuanto mas acudimos a l Gracia De Dios más y más vamos liberando al alma del mundo (deseo de cosas deseos de fama deseos de gloria),de la carne y del demonio.
    La Gracia a la que dejamos libremente que gobierne nuestra alma a fin de Liberarnos,la recibimos en la eucaristía.
    Ofrecemos ,como si se tratase de un sacrificio, a la Gracia De Dios pero lejos de ser algo que suponga renuncias y sacrificios y sufrimientos;esta entrega voluntaria que realizamos a la Gracia ,es una Liberación.
    Al morir y al llegar antes o después a la unión plena con el Padre la liberación es absoluta.
    Se puede pensar que alguien que haya alcanzado la unión eterna con el Padre quisiera volver ni siquiera un día a la tierra si hipotéticamente se le ofreciese dicha opción?

  2. Muy buena reflexión, ya decía nuestro Santo San Alfonso Maria de Ligorio en su libro Preparación para la muerte: “Piensa en las postrimerías y no pecaras”.

  3. Sí, a San Francisco de Asís lo representan también con una calavera sosteniéndola en sus manos, Traemos nuestro esqueleto cubierto con nervios, carne, piel, pero lo podemos “sentir” perfectamente. El Sr. de 50 años,,vivió 50 menos que el otro,,, pero estaba listo para presentarse ante Dios,, que Él lo recibiera con Amor. Al artista también.
    Y por lo visto, se empeoran tanto las cosas en la tierra, que la muerte se toma como una verdadera liberación,
    Se cansa el espíritu de tanto lio,, por eso,, verla como la hermana muerte que dice San Francisco es tranquilizador. Cuando Dios disponga.

  4. Ala muerte, según hayamos vivido, todos recibiremos nuestra paga. Y así como está escrito, los primeros en morir tal cual está escrito, serán los primero en resucitar y por tanto en recibir la paga.

    Los primeros en morir, tal cual está escrito, serán los dos profetas que aparecen en el libo del Apocalipsis (Ap.11,-13)

    Morir a este mundo de oscuridad y de muerte continuo es el vivir para el otro mundo de luz y de vida continua. Y ya no habrá, allí en el nuevo día y nuevo Cielo del planeta Tierra; ni hijos de, ni castas de, ni nacionalidades de; ni sexo que atormente, humille y avergüence al ser vivo día tras día. (Ap.21,1-27)

  5. Un evangelio que no apunta a la salvación del hombre, esto es, un fin trascendente, transhistórico y transmundano sino a un fin inmanente, intrahistórico e intramundano consistente en el logro de una paz y una fraternidad meramente humanas ajenas por completo a la paz y a la fraternidad de Cristo. Una Iglesia que abdica de su misión de enseñar y bautizar a todos los hombres y las naciones -mandato explícito e inequívoco del Señor- y en su lugar se identifica y se conforma con el mundo entendido no como un sujeto a evangelizar sino como sujeto evangelizador al que se apresta a escuchar y del que se propone aprender en una actitud demagógica disfrazada de diálogo. Los mentores de esta nueva Iglesia olvidan que el presupuesto de todo diálogo es el Logos y que el Logos es Cristo.

    1. Una teología que ya no es un discurso acerca de Dios y de las verdades de la Fe, verdades reveladas por Dios en orden a nuestra salvación, sino una propuesta meramente cultural y política reducida a una burda praxis sociológica infeccionada de trasnochado marxismo, de indigenismo a ultranza, de ecologismo radical, de feminismo de pésima factura y de un hegelianismo de tercera mano. Esto es, un auténtico “batido” de todos los errores y aberraciones del mundo de nuestros días.

    1. Me adhiero a la felicitación y agradecimiento. Nuestro Esteban cotiza al alza, gracias a Dios. Leerlo me confirma en la Fe. Ya que otros no hablan, gritan hasta las piedras.

  6. Me gustaria y ademas, necesito, que alguien me convenza de que al final de nuestra vida terrenal, nos reencontraremos con nuestros amados seres queridos. Que Dios bendiga a quien me aporte esa esperanza.

    1. ¿Qué es lo que dice la biblia acerca de si podremos ver y conocer a las personas en el cielo? El rey Saúl reconoció a Samuel cuando la adivina de Endor llamó a Samuel del reino de los muertos (1 Samuel 28:8-17). Cuando el pequeño hijo de David murió como resultado de su pecado con Betsabé, y después de un tiempo de duelo, David declaró: “Mas ahora que ha muerto, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo hacerle volver? Yo voy a él, mas él no volverá a mí.” (2 Samuel 12:23). David asumió que él podría reconocer a su hijo en el cielo, a pesar del hecho de que murió siendo un bebé. En Lucas 16:19-31, Abraham, Lázaro y el hombre rico fueron reconocidos después de la muerte. En la transfiguración, Moisés y Elías fueron reconocidos (Mateo 17:3-4). En estos ejemplos, la biblia parece indicar que seremos reconocidos después de la muerte.

    2. La biblia declara que cuando lleguemos al cielo, “seremos semejantes a él (Jesús) porque le veremos tal como él es” (1 Juan 3:2). Al igual que nuestros cuerpos terrenales fueron como el del primer hombre Adán (1 Corintios 15:47a), así también nuestros cuerpos resucitados serán como el de Cristo (1 Corintios 15:47b). “Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial”. “Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad” (1 Corintios 15:49, 53). Mucha gente reconoció a Jesús después de su resurrección (Juan 20:16, 20; 21:12; 1 Corintios 15:4-7). Así que, si Jesús fue reconocible en Su cuerpo resucitado, no veo razón por la que los nuestros sean diferentes. Poder ver a nuestros seres queridos es uno de los aspectos gloriosos del cielo, aunque el cielo es mucho más acerca de Dios, y mucho menos acerca de nosotros. Qué placer será estar reunidos con nuestros seres amados y adorar a Dios con ellos

    3. La biblia declara que cuando lleguemos al cielo, “seremos semejantes a él (Jesús) porque le veremos tal como él es” (1 Juan 3:2). Al igual que nuestros cuerpos terrenales fueron como el del primer hombre Adán (1 Corintios 15:47a), así también nuestros cuerpos resucitados serán como el de Cristo (1 Corintios 15:47b). “Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial”. “Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad” (1 Corintios 15:49, 53).

      1. Mucha gente reconoció a Jesús después de su resurrección (Juan 20:16, 20; 21:12; 1 Corintios 15:4-7). Así que, si Jesús fue reconocible en Su cuerpo resucitado, no veo razón por la que los nuestros sean diferentes. Poder ver a nuestros seres queridos es uno de los aspectos gloriosos del cielo, aunque el cielo es mucho más acerca de Dios, y mucho menos acerca de nosotros. Qué placer será estar reunidos con nuestros seres amados y adorar a Dios con ellos por toda la eternidad.

        1. Jesús fue reconocido porque todavía no había ascendido al Padre. Cuando se presentó ante el apostol Juan para hacerle llegar el mensaje del Apocalipsis, la apariencia del Señor poco tenía que ver con su aspecto humano. ¿Seremos reconocidos? Tal vez si, si queremos ser reconocidos por aquellos que tenemos interés en que nos reconozcan.

          “Al vencedor le daré del maná escondido y le daré una piedrecita blanca, y grabado en la piedrecita un nombre nuevo, el cual nadie conoce sino aquel que lo recibe.” Apocalipsis 2:17

          “Entonces verán las naciones tu justicia, y todos los reyes tu gloria, y te llamarán con un nombre nuevo, que la boca del Señor determinará”. Isaías 62:2

          Pero la pregunta de María Eugenia no iba por el lado de si ibamos a ser o no reconocidos, sino si iba a estar con sus seres queridos. Y eso no lo podemos saber. Dependerá si nosotros y aquellos salimos airosos o no del Juicio.

          1. Apreciado/a Beluznegui. Veo que tienes grandes conocimientos sobre la Biblia, y la religion Catolica. Amen de apreciarse una vasta cultura, como a muchos otros que participáis en este foro. Es que no puedo ni quiero aceptar que un amor tan inmenso como el que me une a mis benditos padres y hermano, participes ya de la Iglesia Triunfante, puede o pueda desaparecer o menguar en el Cielo. Quiero pensar que esos amores tan grandes e importantes, no desapareceran jamas, que esos lazos que nos han unido a quienes tanto hemos amado y amamos, son eternos. Chateubriand escribio: los que no creen en los presentimientos, no conoceran jamas las secretas vias por las que los corazones que se aman, se comunican de un extremo a otro del mundo, e incluso mas alla de la muerte. Es que si esto no fuese asi, me desesperaria. Por eso necesito leer vuestras esperanzadoras respuestas. Pero no solo por el conocimiento que demuestras y demostrais sino por propia conviccion. Saludos con afecto.

          2. Que dulce eres
            María Eugenia!

            Además de la Palabra de Dios, y como es la realidad, hay muchísimos testimonios de personas que han tenido experiencia de ello. Por ejemplo te invito a que leas o veas lo que cuenta María Simma.

            Pidámosle a Dios por todos, aunque sea una breve oración, especialmente por aquellos que creyéramos más necesitados.

    4. Después se le acercan unos saduceos — que niegan la resurrección — y comenzaron a preguntarle: — Maestro, Moisés nos dejó escrito: Si muere el hermano de alguien y deja mujer pero no deja hijos, su hermano la tomará por mujer y dará descendencia a su hermano. Eran siete hermanos. El primero tomó mujer y murió sin dejar descendencia. Lo mismo el segundo: la tomó por mujer y murió sin dejar descendencia. De igual manera el tercero. Los siete no dejaron descendencia. Después de todos murió también la mujer. En la resurrección, cuando resuciten, ¿de cuál de ellos será esposa?, porque los siete la tuvieron por esposa. Y Jesús les contestó: — ¿No estáis equivocados precisamente por no entender las Escrituras ni el poder de Dios? Cuando resuciten de entre los muertos, no se casarán ni ellas ni ellos, sino que serán como los ángeles en el cielo. Y sobre que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en el pasaje de la zarza, cómo le habló Dios diciendo:

      1. Y sobre que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en el pasaje de la zarza, cómo le habló Dios diciendo: Yo soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? No es Dios de muertos, sino de vivos. Estáis muy equivocados. (San Marcos, 12)

  7. Y sobre que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en el pasaje de la zarza, cómo le habló Dios diciendo: Yo soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? No es Dios de muertos, sino de vivos. Estáis muy equivocados.

  8. Ser cristiano no es hacer pestes de este mundo y que esto es una mala noche en una mala posada, como decian los antiguos, los cristianos, creemos que Dios, en Jesús, no hizo alarde de su categoria de Dios, al contrario, se despojo de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos y tuvo una familia, unos amigos, trabajó, comió y bebió y pasó haciendo el bien curando a los enfermos, dando vista a los ciegos, resucitando a los muertos y predicando la venida del Reino de Dios; el Reino del amarse unos a otros como hermanos para que no existiesen pobres y hambrientos; Si, este fue Jesús, enamorado de la vida, de la belleza de la creación y de lo y de la Felicidad eterna.

  9. “”Yo, ¿para qué nací? Para salvarme.
    Que tengo que morir es infalible.
    Dejar de ver a Dios y condenarme,
    triste cosa será, pero posinle.
    ¿Posible, y río y duermo y quiero holgarme?
    ¿posible y sengo amor a lo visible?
    ¿Qué hago, en qué me ocupo, en qu´e me encanto?
    ‘Loco debo de ser, pues no soy santo!”

    (fray Pedro de los Reyes)

      1. Solo decirle M.Eugenia,que si Dios nos ha dado una familia en la tierra por nuestro bien,como siendo El tan Bueno,no nos la va a dar en el Cielo,con más plenitud y Amor todavía .

        1. Muchas gracias Susana. Es que cuando se ama, el temor de perder a ese ser o seres, invade nuestros pensamientos. Cuando uno no ama ni es amado, ni siente ni padece, como una piedra, pero el amor nos da vida, alegría y una gran razon para vivir y querer vivir y ese deseo de amar nos hace mover montañas, y atravesar cualquier obstaculo, con tal de hacer felices a esas personas. Pero cuando la muerte nos arrebata lo que mas queremos, es tan difícil seguir adelante… Gracias por todos los comentarios tan valiosos. De la abundancia del corazon habla la boca. Hay mucha gente buena!

  10. Impecable.
    Gracias.
    (no se vanaglorie que a veces Dios nos inspira 🙂 como hoy, especialmente.
    Al final somos -todos- sus instrumentos. Que nos use. Lo digo yo que siempre le he huido como a la peste en una forma de escapar a cualquier requerimiento suyo. Espero me perdone mi horrible soberbia, mi pereza y todos los años malgastados en mi espantosa mediocridad.

    1. Pat, Dios siempre perdona y nos espera. Perdonese a si misma, pensando que todos nos equivocamos y a veces no tenemos motivo para sentirnos contentos con nuestra vida. Pero seguro que usted si se pone a buscar en su interior, encuentra razones para sentirse bien y amarse un poco o un mucho. Un abrazo.

  11. Ya se me permitirá un cambio de tercio, pero es que la noticia demuestra, una vez más, lo que venimos constatando: la entrega de la iglesia católica en China al régimen comunista-capitalista chino.

    l Vaticano “regala” Hong Kong al regime cinese
    di Riccardo Cascioli La Nuova Bússola Quotidiana

    Il prossimo vescovo di Hong Kong sarà tutto pro-Cina. Si tratta di monsignor Peter Choy, sarebbe stato già nominato ma l’annuncio ufficiale è slittato: anzitutto per la consapevolezza che tale nomina spaccherà ulteriormente la Chiesa di Hong Kong, e poi ora si è aggiunta anche la minaccia del Coronavirus. L’accordo – tuttora segreto – tra Santa Sede e Cina fa dunque una nuova vittima.

    1. Por supuesto que se acepta tu cambio de tercio, Beluznegui. Yo no se a que carta quedarme con Bergolio. No se si obedece a alguien o actúa libremente, pero como Papa, no me convence. No le veo ningun carisma ni personalidad. Benedicto XVI impone, en el buen sentido de la palabra. E impresionan en el su porte personal y presencia. Bergolio no dice ni inspira nada, pero si provoca desconfianza y desorientacion.

  12. Pregúntele a alguien que ya haya fallecido, cómo es esto del reencuentro con familiares y seres queridos, y no a los curas, que nunca fallecieron, ni a los comentaristas de este sitio, que están todos vivos y por ende no tienen experiencia alguna acerca de la muerte.
    Un “no lo sé” sería una respuesta decepcionante para usted? De qué le serviría que le digan algo que luego, a la hora de la verdad, resulte ser absolutamente inútil?
    Todos se basan en el dogma inicial de la fe, que es el que hace necesarias las iglesias: que nacemos en un estado de separación con respecto a lo divino. Entonces necesitamos mediadores, componedores, rituales. Nada de que estamos en situación de trabajo, de experimentación a ver qué tal nos va, y que no necesitamos un soberbio pagado de sí mismo, o uno tan humilde y que se note que es humilde, que nos indique amorosamente el camino.

    1. No recuerdo quien dijo lo siguiente, pero lo utilizare para contestarle: para quien quiera creer tengo muchas razones; para quien no quiera creer, no tengo ninguna.

  13. Está bien, Sra. María Eugenia.
    Crea lo que le parezca pertinente creer, ya que tiene tantas razones que para mí no serían tales.
    Es de Agustín de Hipona el dicho.

  14. María Eugenia : No busques argumentos , porque nuestra razón es muy limitada . ¡ Escucha a tu corazón ! . Porque tu corazón sabe con certeza, que el amor es eterno. Que es para siempre, como muy bien lo has expresado en tu comentario. Y es que como decía Pascal :” El corazón tiene razones que la razón no comprende” . De hecho, tú sigues queriendo a los tuyos como si no se hubieran ido. Y ellos te siguen queriendo igualmente y preocupándose por tí. Hasta el rico Epulón al verse atormentado le decía a Abraham : “Entonces, te ruego, padre, que le envíes (refiriéndose al pobre Lázaro), a mi casa paterna, -porque tengo cinco hermanos-, para que les testifique la verdad, y no vengan también ellos a este lugar de tormentos”. (Lc 16, 27) . Sé valiente, porque es cierto que la separación es muy dura . pero pídeles a ellos que te ayuden a sobrellevarla. Esfuérzate en vivir de tal modo, que cada día puedan sentirse más orgullosos de tí. Y espera confiada vuestro reencuentro . Para siempre.

    1. Apreciada Maria R. : como agradezco sus palabras, que han salido de su gran corazón como flechas y han entrado en el mio como un rayo de luz y esperanzas. Que bonitas palabras. Me han emocionado. Cuanta gente buena hay y que gran regalo es tener Fe. Y encontrarse con personas como usted, Seletotsira y Beluznegui, y Susanna, que ofrecen un consuelo a cambio de nada, demostrando lo bello y grande que es su corazón y su espiritu. Estos encuentros con personas a las que muy dificilmente conocere, aumentan mi confianza en el ser humano, y me ayudan a caminar sabiendo que en la Vida hay un mundo por el que se pasean grandes almas que siempre nos acompañan, que estan en todas partes, y a las que deseo desde aquel todo lo mejor, y a las/los mencionados mas arriba, decirles que me han hecho un gran regalo y que rezare desde hoy por ellos. Que Dios os de todo lo bueno que merecéis, que seguro es muchisimo.

  15. María Eugenia:
    Alguien propone que pregunte a los muertos…

    Les invito a que lean:

    “¿Vida después de la muerte?: La increíble historia de Pam Reynolds”

    Muchos besos María Eugenia

    1. Hola Seletotsira! Me ha alegrado mucho encontrarme de nuevo contigo. Me he referido a ti en la respuesta que he enviado a Maria R. Gracias por tu recomendacion. He empezado a leer artículos sobre Pam Reynolds, y…. ya me gustaría a mi tener una de esas experiencias. Seguro que tienen que cambiar para mejor, la vida de quien tiene la suerte de vivirlas y poder contarlas. Tu nombre es como de faraon o faraona egipcios, y seguro que eres tan bello/bella por dentro como los mas guapos de ellos. Y por fuera, también, aunque debian de ser terribles y siniestros interiormente, caso que gracias a Dios y con total seguridad no es el tuyo. Gracias de nuevo por tu ayuda, y espero “encontrarte” en este foro muchas veces. Y a Susanna, Maria R. y Beluznegui. Besos mil.

      1. Dios concede sus Gracias, y si estamos con Él siempre nos puede sorprender. Nosotros debemos evitar apropiarnoslas.

        Él es el que Es, y nosotros no somos nada. Cuando Jesús le dijo esto a santa Catalina de Siena, simplemente debió darle a entender su Grandeza, ante la que solo nos queda adorarLe.

        Besos también María Eugenia!

  16. Muchas gracias María Eugenia por lo que me dices y por tus oraciones. Te transcribo lo que escribe Amado Nervo, el poeta católico mejicano, en su libro Plenitud : “LLoras a tus muertos con un desconsuelo tal que no parece sino que tú eres eterno – No es que hayan muerto: Se fueron antes. (…). Se fueron antes… Déjalos siquiera que sacudan el polvo del camino, Déjalos siquiera que restañen en el regazo del Padre las heridas de los pies andariegos. Déjalos siquiera que apacienten sus ojos en los verdes prados de la paz… El tren aguarda. ¿ Por qué no preparar tu equipaje ?. Esta sería más práctica y eficaz tarea. El ver a tus muertos es de tal manera cercano e inevitable que no debes alterar con la menor festinación las pocas horas de tu reposo. Ellos, con un concepto cabal del tiempo, cuyas barreras traspusieron de un solo ímpetu, también te aguardarán tranquilos. Tomaron únicamente uno de los trenes anteriores …”. Ánimo y no olvides nunca que la separación es sólo temporal.

    1. María R. : me deja usted sin palabras y muy emocionada!
      Mas que por el poema de Amado Nervo, que es maravilloso, por sus palabras de consuelo, que me llegan y me hacen sentir muchisima paz y consuelo. Que Dios le pague tanto bueno que hay en usted. Un abrazo e infinitas gracias por esa delicadeza, sensibilidad y bondad que se deducen de sus palabras!

  17. Maria Eugenia : Muchas gracias por tus cariñosas palabras. Yo he pasado siendo muy joven por dónde tú estás pasando ahora y comprendo perfectamente tu dolor . Sé que a veces parece que no se puede seguir adelante. Que el sufrimiento es tan grande que se hace por momentos insoportable … Pero también sé que si aceptas tu dolor humildemente , sin rebelarte, él terminará por acercarte enormemente a Dios y a la verdadera libertad . Porque sentirás tu propia pequeñez y la pequeñez de las cosas del mundo . Y se romperán muchas de las ataduras que nos encadenan a ellas. Decía Santa Rosa de Lima que “Fuera de la Cruz no hay otro camino para subir al cielo” . El dolor es una escalera hacia Dios. Súbela con ahínco y recuerda que tus seres queridos tuvieron que subirla primero, que supieron hacerlo y que te están esperando con todo su amor para abrazarte cuando llegues . ¡Arriba los corazones !… Porque la felicidad eterna nos aguarda. Para siempre .

  18. Querida María R.: ésta mañana, de camino al trabajo, y sin haber leído tu nuevo comentario, (sin haber quitado el papel a tu nuevo regalo) de verdad que he pedido a Dios por ti y Seletotsira. No te imaginas el empujón y el beneficio tan grande que me hacen tus palabras; son la mejor medicina. Te lo aseguro. Deseo que Dios te haya compensado de esos sufrimientos pasados, y que haya traído a tu vida personas que te quieran y valoren todo lo que mereces, que es mucho, y ellas sean conscientes de la gran fortuna que tienen a formar parte de tu vida. Siempre voy a rezar por ti, tus familiares y seres queridos, y por Seletotsira y los suyos. Que siempre tengáis mucho mucho amor y muchísima salud. Y que dentro de muchiiiiiisimos años, os encontréis con todos aquellos que tanto os aman y a los que tanto amais, y a ver si ahí arriba, puedo conoceros. Siempre vais a estar en mi corazón, os lo garantizo. Continuaré siguiéndoos la pista en éstas páginas. Eres un AMOR! MUY GRANDE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles