«Se utilizó a los indígenas de la Selva del Amazonas para atacar la fe católica»

|

Ignacio María Doñoro, sacerdote misionero en la Amazonía: «Pienso que hoy, más que nunca, en la Amazonía y en cualquier otro lugar del mundo, lo que se necesita no es la ordenación de personas casadas, sino sacerdotes enamorados de Cristo».

Ignacio María Doñoro es un ‘pater’ -como se conoce a los sacerdotes en el ejército- que ha pasado de asistir a las víctimas del terrorismo de ETA, y estar destinado en varias misiones internacionales, a la Amazonía peruana. Ahí fundó la ‘familia’ Hogar Nazaret, donde acogen a niños y adolescentes en situación de alto riesgo y exclusión social. Los sacerdotes que atienden esta iniciativa, forman parte de la Prelatura de Moyobamba, en Perú.

La Amazonía ha sido la protagonista en los últimos meses en la Iglesia debido al Sínodo de la Amazonía celebrado en Roma, a pesar de que, según el padre Ignacio, «no ha tenido ninguna trascendencia» en la selva en la que él vive. Sin embargo, es muy interesante conocer, desde el terreno, como ha vivido un sacerdote que trabaja en dichas tierras todo lo relacionado con el sínodo. InfoVaticana ha tenido la suerte de entrevistar a este sacerdote español que nos ha contado, con mucha claridad y sin morderse la lengua, su visión de las cosas desde el mismísimo Amazonas.

Padre, ¿qué ambiente era más asfixiante, el de aquel País Vasco de ETA, o el de la selva amazónica?

En el País Vasco me sentía feliz, un privilegiado, porque estaba con los más valientes, con los que estaban dando la cara, con los que estaban dispuestos incluso a morir por aquellos que deseaban su muerte. Por defender sus derechos. Por defender incluso sus libertades. Y aunque intuían el odio que les tenían, ahí estaban teniendo el honor como bandera.

Aquí es lo mismo. Los niños que más han sufrido son los que más han sentido en sus propias carnes lo que es el pecado de la humanidad. Cuando el hombre se aparta de Dios, es capaz de las mayores barbaridades. Estas criaturas sufren las consecuencias del pecado del hombre. Están crucificados con Cristo.

¿Qué es más asfixiante? A mí me da mucha pena cuando veo que aquí en Perú la sociedad mira para otro lado ante el dolor de los demás, ante el dolor de mis niños, pero me da todavía más pena —y no quiero entrar en temas políticos— ver que los terroristas ahora se llaman «señoría» y desde sus escaños siguen burlándose de las atrocidades que cometieron.

De los 854 muertos asesinados por la banda terrorista ETA, en torno a 500 eran miembros de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (fundamentalmente, y por este orden, guardias civiles, policías nacionales y militares). El resto eran políticos, periodistas, jueces, empresarios, gente que pasaba por allí… Creo que, mientras no estén fuera de las instituciones españolas quienes no son otra cosa que el altavoz institucional de los terroristas, no habrá una sociedad que viva en paz, sino una sociedad cada vez más crispada.

«Creo que, mientras no estén fuera de las instituciones españolas quienes no son otra cosa que el altavoz institucional de los terroristas, no habrá una sociedad que viva en paz, sino una sociedad cada vez más crispada».

A mí me resulta demasiada dura la indiferencia de muchos. No se puede pasar página desde la injusticia, porque si no, lo que hacemos es la paz del silencio, la paz de los cementerios. Y no debe ser así. Al decir esto, tengo en mente el pasado trágico del pueblo español, los muertos, los miles de amenazados y heridos, los 250.000 vascos que por el hecho se sentirse españoles tuvieron que exiliarse… La historia son los hechos ocurridos en el pasado, sí, y eso no se puede cambiar, pero tenemos el imperativo moral de socorrer a las víctimas y defender su dignidad.

La paz está basada en la justicia. Hay miles de personas que hemos sido víctimas y a las que no se nos ha hecho justicia; es más, parece que somos los culpables…

Eso lo llevo muchísimo peor que estar aquí en la selva del Amazonas.

¿Cuáles son las mayores dificultades de la evangelización en la Amazonía?

Dificultades, ninguna. Estar aquí hablándoles de Dios, de quien nunca han escuchado hablar, es una maravilla. Esta gente tiene verdaderamente hambre de Dios. Se emocionan. En El Salvador me pasó una cosa muy divertida. Dije una misa que duró cuarenta y cinco minutos. La gente estaba luego enfadadísima y me dijeron que cómo había durado tan poco; que no habían venido horas y horas andando de camino para escuchar una misa tan corta. Que ellos querían disfrutar más con el Señor y que querían saber más. Que les comentara más. Que la misa durara más. La siguiente misa tardé una hora y media y también se les hizo muy corta…

La gente aquí tiene hambre de Dios. Por eso, la presencia de Dios aquí es muy grande. Sus Palabras resuenan en la Amazonía con muchísima fuerza.

«La gente aquí tiene hambre de Dios. Por eso, la presencia de Dios aquí es muy grande. Sus Palabras resuenan en la Amazonía con muchísima fuerza».

Aquí te encuentras comunidades que solamente tienen misa una vez al año y están felices de recibir al sacerdote. ¡Quieren muchísimo a los sacerdotes! Vas por la calle y todos te saludan, te piden la bendición…

Yo suelo llevar varios rosarios en el bolsillo y los voy repartiendo a lo largo del día. Que un sacerdote te regale un rosario es para ellos una caricia de Dios a su corazón. Lo que esta gente quiere y necesita son sacerdotes santos, entregados en cuerpo y alma.

¿Con qué expectativas han vivido los católicos el reciente Sínodo? ¿Reflejaron los trabajos y el documento final, a su juicio, los anhelos del pueblo amazónico?

Aquí, en la Selva del Amazonas, el Sínodo que teóricamente establecía un diálogo sobre los problemas de la Amazonía, no ha tenido ninguna trascendencia. Nadie ha hablado del Sínodo. Nadie. No se han enterado. La gente es muy pobre. También es cierto que como mucho, tienen televisión, pero lo que ven es la telenovela. No leen prensa ni se informan.

En mi opinión, no tiene mucho sentido haber hecho un sínodo solamente para la Amazonía y me preocupa que se hayan planteado ciertos temas y también el modo en que han sido planteados, porque es curioso, pero son cosas que no tienen nada que ver con la realidad de la Amazonía.

«Nadie ha hablado del Sínodo. Nadie. No se han enterado».

A mí personalmente me han dado mucha luz, en medio de algunas de las polémicas que ha surgido en torno al Sínodo, unas palabras del Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos: «Temo que algunos occidentales estén utilizando esta asamblea para hacer avanzar sus planes. Pienso en particular en la ordenación de hombres casados, la creación de ministerios femeninos y la jurisdicción de los laicos. Estos puntos tocan la estructura de la Iglesia Universal. Aprovechar para introducir planes ideológicos sería una manipulación indigna, un engaño deshonesto y un insulto a Dios que guía a su Iglesia y le confía su plan de salvación. Además, me sorprendió y me indignó que la angustia espiritual de los pobres en el Amazonas se usara como una excusa para apoyar proyectos típicos del cristianismo burgués y mundano. Es abominable».

Yo, que llevo ya diez años en esta bendita tierra, primero en Madre de Dios, después en Moyobamba, lo que veo cada día es que la gente sencilla lo que está es sedienta de Dios, sedienta de la verdad. Cristo es la única Verdad. Serán pobres, pero no son tontos, y les gusta la verdad… Eso es lo que necesitan. Ese es su mayor anhelo.

En Europa el protagonismo se lo ha llevado ‘la Pachamama’, ¿Hasta qué punto tiene relación esa figura con la Amazonía? ¿Qué pensó usted al ver las imágenes de la extraña ceremonia de los jardines vaticanos donde se adoraba a una de esas figuras delante del Papa?

Recuerdo con emoción, antes de finalizar el Sínodo, el momento en el que se difundió el vídeo de unos jóvenes que entraron en la iglesia de los carmelitas, cerca del Vaticano, donde estaban expuestas en un altar las estatuillas demoníacas, y las arrojaron al río Tíber… No puedo evitar pensar que mis niños del Hogar Nazaret, que quieren muchísimo a Jesús y a la Virgen María, se habrían sentido igual de mal que aquellos jóvenes, lo que seguramente les habría llevado a actuar de un modo parecido al de ellos.

«Puedo afirmar que vi por primera vez esos ídolos en las imágenes que nos llegaban desde Roma».

Andrea Tornielli, director editorial del Vaticano, llamó a los que cometieron estos hechos «vándalos» y «nuevos iconoclastas». Decía que «no se trataba de idolatría, sino de un símbolo de fecundidad, de la tierra y la sacralidad de la vida».  Sus argumentos tan débiles y apoyados en conceptos tan limitados, mostraron la fragilidad de su argumentación y dejaron un sabor muy amargo.

Puedo afirmar que vi por primera vez esos ídolos en las imágenes que nos llegaban desde Roma. Lloré al verlos en el corazón físico de nuestra Santa Madre Iglesia, encima de los santos restos de San Pedro y San Pablo. Me escandalizó y, como a mí, aquello escandalizó a millones de católicos en el mundo entero.

Pienso que, de alguna manera, se utilizó a los indígenas de la Selva del Amazonas para atacar la fe católica. Se utilizó a los últimos de la tierra, a los más pequeños, a los más débiles, para mostrar, además, una realidad distinta a la que vivimos aquí. Repito que yo no he visto a la Pachamama ni esos otros ídolos aquí y llevo ya diez años.

Los católicos de esta región con los que he hablado se sintieron mal al ver aquello, que no les representaba ni significaba nada para ellos. Sienten, como sentimos muchos, una necesidad de reparar el Corazón de Jesús. La única Reina del Amazonas es la Madre de Dios. Precisamente esta región del Amazonas lleva el nombre de «Madre de Dios» en honor a la Santísima Virgen María.

Para un cristiano —también, por supuesto, para un cristiano del Amazonas—, no hay otro Dios ni otro salvador que Jesucristo, el Hijo de Dios, nacido del seno virginal de María.

Durante las últimas semanas se ha puesto el foco en la próxima exhortación post-sinodal del Papa Francisco, que recogerá los frutos del sínodo. Hay muchas expectativas en esta exhortación. Algunos tienen la esperanza -que quedó reflejada en el documento final del Sínodo- de que el Papa permita la ordenación de personas casadas por exigencias pastorales especiales en esas regiones. ¿Qué le parecería a usted esa medida? ¿En su experiencia ahí ve necesario tomar esa decisión? ¿No sería aplicable ese argumento a otros lugares del mundo con falta de sacerdotes?

Creo que la Amazonía, al igual que la Iglesia de todo el mundo, necesita sacerdotes santos y doctos, humildes y alegres. Contaba la Madre Teresa de Calcuta que, en una ocasión, hablando con un sacerdote, le dijo él: «Madre, para mí Jesús lo es todo. No me queda tiempo ni espacio para otros afectos». Y la Madre Teresa comprendió que, si aquel sacerdote llevaba tantas almas a Dios, era porque estaba unido a Él.

«Pienso que hoy, más que nunca, en la Amazonía y en cualquier otro lugar del mundo, lo que se necesita no es la ordenación de personas casadas, sino sacerdotes enamorados de Cristo»

Esa es la labor del sacerdote: ser testigo del amor misericordioso e incondicional de Jesucristo y llevar a las almas a Dios. Y todo eso después de años de estudio, oración y discernimiento, tras los que es ordenado para dar gloria a Dios y servir a los demás.

El sacerdote es santificador del pueblo de Dios. Santificador por los sacramentos que administra, sobre todo, el Bautismo, la Eucaristía y el sacramento de la Reconciliación. El Santo Cura de Ars, patrono de los sacerdotes, decía algo que puede resultar impactante porque las palabras que emplea son fuertes, pero que contiene una gran verdad: «Tras Dios, ¡el sacerdote lo es todo! Dejad una parroquia veinte años sin sacerdote y adorarán a las bestias. Cuando se quiere destruir la religión, se comienza por atacar al sacerdote, porque allí donde no hay sacerdote, no hay sacrificio, y donde no hay sacrificio, no hay religión».

Pienso que hoy, más que nunca, en la Amazonía y en cualquier otro lugar del mundo, lo que se necesita no es la ordenación de personas casadas, sino sacerdotes enamorados de Cristo, con un corazón indiviso que no deseen compartir con nadie más que con Él.

Dios elige a sus sacerdotes, que se consagran a Él en una vida plena, en un fiat sin condiciones. Cristo fue célibe y nos pide a los sacerdotes que nos desposemos con Él y le entreguemos el don de nuestra virginidad, al igual que Él quiso entregarlo al Padre por amor a nosotros. ¡Es una maravilla!

Monseñor Rafael Escudero, que ha sido Padre Sinodal en el Sínodo de la Amazonía, quiso advertir de los peligros que podría suponer ordenar a los viri probati: «Los hombres ancianos casados ordenados supondrían una especie de sacerdocio de segunda categoría y se reduciría la identidad del sacerdote católico a una mera funcionalidad sacramental. El sacerdote, de ser pastor de la comunidad, fuente de consejo, maestro de vida cristiana, presencia cercana de Cristo, pasaría a ser un mero funcionario de Misa».

Pienso que esos peligros de los que advierte Monseñor Escudero son reales. La misión encomendada por Cristo al sacerdote es tan grande —y cito de nuevo al Cura de Ars—, que «si él se percatara de ello, moriría. Dios le obedece: dice dos palabras y Nuestro Señor desciende del cielo. ¡No se comprenderá la dicha que hay en decir la Misa más que en el cielo!». Estas palabras tan bellas las hemos leído y meditado cientos de veces todos los sacerdotes. Dios ha confiado tanto en nosotros que se ha puesto en nuestras humildes manos. No podemos fallarle. No podemos rebajar nuestro ministerio ni dividirlo en sacerdotes de primera y segunda categoría. Dios se lo merece todo.

Uno de los asuntos que más peso conllevó en el sínodo de octubre fue la ecología, ¿cómo ve usted ese problema? ¿Lo considera prioritario? ¿Cuáles le parecen que deberían ser las prioridades para la Iglesia en la Amazonía?

Voy a contestar a la primera pregunta desde mi realidad. Yo a mis niños del Hogar Nazaret les he enseñado a respetar las plantas. La exuberancia en la selva es impresionante. La naturaleza es tan bella que nos habla de Dios y hay que respetarla. Por eso, cuidar nuestra casa común es importante.

Pero aquí en la Amazonía, junto a una tremenda depredación de la naturaleza, se da una depredación del ser humano. Se trafica con personas, se llega al extremo de considerar que el otro es una cosa, que la mujer es una posesión del varón… Por eso, a mí me hubiera gustado que en el Sínodo se hubieran planteado este tipo de cuestiones y se hubiera hablado, entre otras cosas, de la dignidad de la mujer, de la dignidad de las madres y de cómo solucionar muchos de sus problemas. Me parece un tema prioritario.

«A mí me hubiera gustado que en el Sínodo se hubiera hablado, entre otras cosas, de la dignidad de la mujer».

Antes he citado a la Madre Teresa, que es una de las grandes de la historia de la humanidad, y que tiene mucho que ver con la historia del Hogar Nazaret. Ella insistía mucho en la defensa de los niños no nacidos. Decía que sucedió algo fuera de lo común cuando la Virgen María visitó a su prima Isabel y el niño aún no nacido saltó de gozo ante la presencia de Jesús. «Es muy extraño que Dios usase a un niño no nacido para proclamar la venida de Cristo. Sabemos las cosas que le están sucediendo a los niños no nacidos. ¡Cómo sus propias madres terminan con su vida! El aborto se ha vuelto hoy el más grande destructor de la paz, del amor, de la verdad. Los niños que aún no han nacido son los más pobres entre los pobres. ¡Están tan cerca de Dios! Yo siempre les suplico a los médicos de los hospitales de la India que no maten jamás a un niño. Si nadie lo quiere, me lo quedaré yo».

A mí estas palabras de la Madre Teresa me mueven a actuar. Aquí se engaña a muchas mujeres. Con demasiada frecuencia me encuentro a chicas aterradas de miedo porque piensan que tienen que abortar. El crimen del aborto es terrible y estamos luchando siempre por sacar adelante el Hogar de los Niños por Nacer, a pesar de la falta de medios económicos y humanos para ayudar a estas jóvenes a tener a sus hijos, y recuperar la alegría por medio del amor. Ninguna de ellas se ha arrepentido de haber traído a su hijo al mundo.

Otro tema que considero primordial es hacer una apuesta clara y firme por la verdad. Por la verdad en la moral, por la verdad en la revelación de Dios (sin edulcorantes), por la verdad en los grandes debates que se están abriendo, para afrontarlos con valentía. Me refiero, por ejemplo, a la ideología de género, al valor de la vida humana antes de su concepción y hasta el final de sus días, etc.

«Otro tema que considero primordial es hacer una apuesta clara y firme por la verdad. Por la verdad en la moral, por la verdad en la revelación de Dios (sin edulcorantes)»

A la vez, y junto a estos grandes temas, es fundamental buscar medios sobrenaturales, como la oración, la santa Misa, la adoración, el encuentro personal con Cristo Vivo en la Eucaristía, la devoción a la Virgen María… Yo creo que eso es lo que tenemos que hacer, aquí en la Amazonía y en el resto del mundo, porque la Iglesia es universal.

Por último, me gustaría dar voz a los pobres. Que no nos olvidemos de los más necesitados. Las personas del Amazonas, precisamente porque son los más pobres, se merecen lo mejor. Se merecen sacerdotes totalmente entregados a su ministerio, que se hagan uno con Cristo, que su corazón sea indiviso. Eso es lo que yo creo que se necesita. No porque haya necesidad de sacerdotes voy a buscar sacerdotes de segunda… Además, se necesita una formación. Aquí la formación de los sacerdotes dura un mínimo de diez años, mucho más que en España. En mi Prelatura se está haciendo un inmenso esfuerzo por el Seminario. Creo que es una buena apuesta. Eso requiere formar sacerdotes nativos, y para eso se necesitan muchos años, muchísimo esfuerzo, muchísimo sacrificio, muchísimo dinero y muchísima oración. Y todo eso es lo que se está haciendo en Moyobamba, aquí, en el Amazonas, gracias a Dios y a la entrega generosa de muchas personas.

Si quieres colaborar con el padre Ignacio en la actividad que desarrolla en la selva del Amazonas, puede pinchar aquí.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
152 comentarios en “«Se utilizó a los indígenas de la Selva del Amazonas para atacar la fe católica»
    1. Qué bueno que existan Padres sensatos con amor por la Eucaristia y deseo de santidad!!!!!
      Diferente de los «doctores de la ley» «gerentes de la sinagoga» vaticanas y otras layas impregnadas de maniqueismo y del gnosticismo siglo XXI.
      Recemos! El futuro es de Dios y de Su Santisima Madre!
      Gracias Padres misioneros!!!

      1. Exacto pater, se necesitan sacerdotes Santos, entregados por entero en cuerpo y alma a Dios y por ende a todos los hombres. El Hogar Nazaret es una gran obra que agrada al Señor porque atiende a los más pobres y desamparados, los más débiles, los niños. En el Sinodo deberían tener en cuenta gente que da allí su vida, para conocer las necesidades y orden de prioridad. El medioambiente esta genial. Pero primero hay que atender otras cosas básicas como hace el Pater Ignacio. Que Dios le bendiga e ilumine a los poderosos de la Iglesia y del Mundo con su ejemplo. No se trata de tener 30 ordenados casados (tema para mi incomprensible) sino de 1 sacerdote Santo. No es cantidad sino calidad, en este caso Santidad. Gracias pater Ignacio por dar su vida por completo a Dios. Por eso su obra es tan fecunda y bendecida🙏🙏

      2. Lo puede gritar, quizás, pero más claro no lo puede decir. Sacerdotes como él es lo que le hace mucha falta a la Iglesia de hoy.

    2. Tiene muy claro el P. Ignacio cuál es su Fe, para qué y por qué.
      Pienso como él que la Iglesia debe estar unida, tener claras sus prioridades y luchar siempre por los más desfavorecidos, además hay temas en los que que la Iglesia no puede mandar mensajes que provoquen confusión a los creyentes.
      Gracias , P. Ignacio por su sinceridad, su sacrificio y su entrega a los niños más desfavorecidos.

    3. Ese querido hogar para consuelo del Corazón inmaculado de Santa Maria y dignifica ion de los más pobres necesita nuestra oración, nuestra santidad y nuestro dinero.

    4. Es admirable el valor de este sacerdote y la labor tan valiosa que está haciendo en aquella tierra donde los derechos de los niños están siendo vulnerados sistemáticamente. Ignacio tienes mi apoyo personal.

  1. Agradezco a Infcatólica por haber publicado esta entrevista. Recientemente, he estado en la Prelatura de Moyabamba y he podido visitar unos caseríos difíciles de alcanzar, pues uno tiene que cruzar ríos (sin puentes obviamente) y llega un buen número de gente a la misa. En cada uno de estos caseríos hay unos hombres llamados «animadores» que son los encargados de la capilla y reciben formación para su tarea cada año. En esa parte del Perú, no casi no hay «indios», sino mestizos como el resto del país, y han llegado allí desde la Sierra. No me extraña de la queja de una misa corta. No solo allí sino en las ciudades, los feligreses piensan que una misa que no dura al menos una hora es algo raro. Como cantan y participan con gran alegría, están lejos de pensar que la misa es larga.
    La propuesta de la ordenación de «viri probati», siempre me ha parecido un disparate que está lejos de ser algo serio que tiene en cuenta lo que de verdad es el sacerdocio y la necesaria formación etc.

  2. «No porque haya necesidad de sacerdotes voy a buscar sacerdotes de segunda…» El padre, Ignacio María Doñoro con esto lo dice todo…, en resumen, el libro de su santidad el papa BENEDICTO XVI y el del Cardenal Robert Sarah, No al los sacerdotes casados y corrompidos. y continua el padre…. : – Aquí, en la Selva del Amazonas, el Sínodo que teóricamente establecía un diálogo sobre los problemas de la Amazonía, no ha tenido ninguna trascendencia. Nadie ha hablado del Sínodo. Nadie y del Pacharramadas de Bergoglio…, menos ni se conocen ni las conocen: – Puedo afirmar que vi por primera vez esos ídolos en las imágenes que nos llegaban desde Roma.
    !Oh! ya sabíamos eso, tanta mentira y teatro del vaticano… pero que salga en defensa un sacerdote que vive allí. mi Dios es maravilloso.

    1. Gracias por este artículo. Las respuestas del P. Ignacio María. Son admirables. Las podemos considerar «carta magna » de la evangelización en Amazonía y en toda evangelización en cualquier parte del mundo.

  3. Por favor, que alguien mande esta entrevista al papa y a todos los que participado en el Sínodo o están preparando la Exhortación
    Apostólica postsinodal.

  4. Se pueden decir 1000 cosas preciosas del celibato pero para mí una de las mejores es lo feliz que hace a los dos implicados: Jesucristo y el sacerdote. Lo que tiene el «Ven y sígueme». Y eso se traduce en infinitos tesoros de gracia para los que crecemos espiritualmente a su sombra.

  5. Qué alegría un sacerdote así según el corazón de Cristo y su Madre!!!
    Esa es la experiencia en cualquier tierra de misión desde el principio. Jesús, Luz de las Naciones que esperan en el temor y sombra de muerte!!!

  6. Salmo 23: «Esta es la clase de hombres que te buscan, Señor» Y si al mundo Dios le está teniendo paciencia, es por ellos,,, son LA SAL DEL MUNDO.
    No sé si convenga que se dé a conocer,,, es un riesgo latente para el medio ambiente que puedan deforestar un espacio para éstos niños.

  7. Hermoso reportaje a un verdadero sacerdote. Expresa con claridad lo que quería leer, luego de tantas payasadas y barbaridades impulsadas por la máxima autoridad, el Papa argentino. Gracias por la publicación.

  8. Ignacio María Doñoro propone restar, el Papa propone sumar, con base en el Evangelio, que da muchos argumentos a favor de los sacerdotes casados, y ni uno solo ne contra. como les cuesta a ciertas mentes entender que el celibato es un tema disciplinar y no teológico, y de los 2000 años de Iglesia, solo en 1000 ha sido obligatorio, los primeros 1000 años de Iglesia fue opcional, pero las causas que produjeron el celibato obligatorio ya desaparecieron.

    1. Alban Boinilla;
      Estás, rotundamente equivocado, NUNCA ha sido obligatorio el celibato, ni antes ni hoy.
      El celibato es una opción de vida.
      Por eso duran su buen tiempo los futuros sacerdotes porque es prueba difícil, si creen que no pueden con ello, pues ni se meten.
      En pocas palabras el celibato es para hombres no para payasos 🤡

      1. Yo quiero dar las gracias a Dios por esta gran obra que es el Hogar de Nazaret, que ha llevado a cabo sirviéndose de este gran sacerdote que es el padre Ignacio Doñoro, y donde diariamente se siente el GRAN AMOR Y LA Misericordia, hacia todos estos niños.
        También, como católica practicante, y en relación a la decisión que en breve conoceremos sobre el Sínodo del Amazonas, y el celibato de los sacerdotes, decir que como siempre hace, EL ESPÍRITU SANTO inspirará al Santo Padre, con la decisión más apropiada de acuerdo a su voluntad, decisión que debemos confiar, aceptar con humildad y obediencia, en la seguridad, de que sea cual sea, y sabiendo que DIOS ama a todos sus hijos y quiere lo mejor para ellos, será la mejor y que con más facilidad, pueda ayudar para darLE a conocer y para poder recibir la sagrada Eucaristía, en este caso un poco especialmente empezando por el Amazonas.
        Confiemos en DIOS, en El Santo Padre y en nuestra madre la Santa Madre Iglesia.

    2. Creo que al que les muy dificil entender que el celibato no es obligatorio es a usted. Los sacerdotes saben que es una disiplina y un requisito para ser sacerdote. Si no le gusta esa regla o no pueden cumplirla, pues simple, que no sea sacerdote. Nadie lo obliga.

    3. Ahora por un momento, olvidese, si puede, de que Jesús, para su predicación, fué célibe. Los apóstoles, recorrieron el mundo, célibes. Y obligatorio, o no, desde luego, fue tradición desde ese primer momento. Pero incluso olvidándonos de todo eso, no cree que un célibe que entrega su vida en exclusiva a Dios, tendrá más tiempo, más energia, más entrega, más amor a ese Dios??…. Es muy loable y santo formar una familia, y llevar a Dios, una, cinco, diez almas….. Pero un sacerdote está llamado a llevar a Dios cientos, miles de almas….. No hay un camino mejor que el otro. Simplemente, son caminos y vocaciones distintas, incompatibles, y santas.

  9. Acabo de conocer al Padre Don Ignacio Doñoro durante una reciente visita al Hogar de Nazaret. Regresé a esta zona alejada de la selva amazónica del Perú después de 23 años cuando el lugar era literalmente un campo de batalla en donde el Estado se enfrentaba contra las organizaciones terroristas Sendero Luminoso y el MRTA y contra el narcotráfico. Hace varios años que no existe ese nivel de muerte y violencia, pero los estragos de una guerra se muestran hoy en la forma más cruda que pueda existir: el abandono físico y moral de los niños. Hace un par de días pude apreciar directamente cómo el Padre Ignacio Doñoro ha logrado crear un «oasis de amor» donde antes existía un campo de batalla, involucrando los esfuerzos de personas locales sencillas, comprometidas y valientes para rescatar a los niños y adolescentes más vulnerables y crearles al mismo tiempo un futuro digno de los hijos de Dios. Que la Virgen María nuestra Santa Madre y Señora y San José nuestro Padre y Señor le bendigan.

  10. El Papa Francisco ha escuchado con atención y cuidado, tratando de comprender. Su escucha atenta puede producir efectos tranquilizantes y eliminar muchas tensiones, como ocurre siempre que se intenta llegar al fondo de los problemas.
    Cuando todavía no ha salido su exhortación apostólica, quiero hacer mías estas palabras de uno de los grandes santos del último siglo: «Tu más grande amor, tu mayor estima, tu más honda veneración, tu obediencia más rendida, tu mayor afecto ha de ser también para el Vice-Cristo en la tierra, para el Papa. Hemos de pensar los católicos que, después de Dios y de nuestra Madre la Virgen Santísima, en la jerarquía del amor y de la autoridad, viene el Santo Padre».
    (San Josemaría, “Forja”, 135). Por eso, esperemos con confianza la exhortación que saldrá el próximo día 12 de febrero.

    1. Confío totalmente en que el Espíritu Santo, la oración y el común sentir de la mayoría de los fieles serán de gran ayuda al Santo Padre. Me uno con todo cariño a la oración por el Papa y sus directos colaboradores.

  11. Ojalá hubiera muchos Ignacios Doñoro de los Ríos por el mundo, llevando el buen mensaje de Dios y muchos Hogares Nazaret dando un hogar y una educación de futuro a muchos niñ@s.
    Mi mayor reconocimiento a estos profesionales.

  12. Gracias Pater por todos los sacrificios que has hecho y por los que sigues realizando, llevando el evangelio a los lugares más remotos. Que el Señor te siga iluminando y protegiendo. Un fuerte abrazo desde España

  13. Excelente entrevista, conozco al padre Ignacio y soy testigo de la enorme obra que está haciendo en la selva peruana. Es un mensaje hermoso y bastante valiente los vertidos en esta entrevista

  14. No creo que ordenar personas casadas sea la solución. El sacerdote es célibe y así debe seguir, dedicado a su sacerdocio, a su iglesia, sus fieles… A esos niños que no tienen nada y todo lo tienen en su fe y el pastor que les guía. Nunca sería lo mismo, cuando se recurre a ancianos casados y a matrimonios, habría otros intereses que no tendrían a Dios en primer lugar. Se deberían promocionar las misiones, que tanto bien hicieron durante siglos… Sin Dios, el mundo no funciona y así nos está yendo.

  15. No creo que se buena idea ordenar a personas casadas. El sacerdote debe ser célibe y tener plena dedicación a su vocación, la iglesia, los fieles… Recurrir a ancianos o matrimonios, no parece una idea acertada, sino todo lo contrario. Su vocación sería compartida con el matrimonio y otros intereses y su dedicación no sería exclusiva. Creo que hay promocionar las misiones, que tanto bien hicieron durante siglos, cuidando de muchos indígenas que eran atendidos en todos los aspectos y que ahora parece que no hay tantas. Se deja en las manos de ONGS, que no tienen ningún interés, ni saben llegar a la gente y a los niños…

    1. De acuerdo contigo menos en una cosa: los sacerdotes no son profesionales. Lo suyo es vocación, llamada de Dios aceptada y respondida con generosidad. Ya no se pertenecen.

  16. Maravilloso artículo del Padre Ignacio que vive en primera persona la realidad de la Amazonia, la pobreza y el Evangelio

  17. Excelente entrevista. Totalmente de acuerdo a un 110% con lo expuesto por el Padre Ignacio. Esta exposición dada y librada en primera persona, cuerpo a cuerpo frente a la pobreza y «sus frutos» desde el mismo campo de batalla del Amazonas, es fuente INCONTESTABLE frente a los SOFISMAS que pueden de traer no soluciones, más bien problemas a corto y largo plazo. Sería IMPRUDENTE no escuchar a los que saben, y no tienen la noticia si no la
    E X P E R I E N C I A.

  18. Necesitamos más sacerdotes así, sacerdotes santos y célibes. Es mejor tener menos sacerdotes que tener muchos y mediocres. ¡Gracias Padre Ignacio por tu testimonio! Qué maravilloso es encontrarse con sacerdotes auténticos, entregados, con sacerdotes que viven al 100% su vocación.

  19. Es lamentable atacar a los más débiles , la salvación es nuestra , la responsabilidad de vidas inocentes es necesaria todos los días , gracias al Pater Ignacio miles de niños y niñas logran la felicidad y el amor y un hogar que se les negó , por fín vemos como los milagros exísten y personas que dan su vida por satifacer a los más débiles , Jesucristo nos dá fuerza y voluntad sin pedirselo , con amor al Sagrado Corazón de Jesus.

  20. Apocalipsis 14:4
    Estos son los que no se han contaminado con mujeres, pues son castos. Estos {son} los que siguen al Cordero adondequiera que va. Estos han sido rescatados de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero.
    Padre Ignacio, gracias por todo el amor y esperanza que les das a los niños más pobres y necesitados del Amazonas…

  21. SACERDOTE
    Quien va al sacerdocio tiene que estar claro que no se va a casar, que no va a tener pareja, ni hijos, ni esposa… que su futuro está en celebrar la Misa, confesar, dar dirección espiritual, llevar la unción de los enfermos todos los días… debe saber que lo pueden cambiar de parroquia o comunidad, que no debe manejar el dinero que recibe para uso personal.
    La familia del sacerdote son el equipo de trabajo, el consejo pastoral, todos los fieles.
    Recuerden que los Sacerdotes también tienen gastos personales, que tienen que comprar su comida, su ropa, poner gasolina al coche-carro ayudar económicamente a los necesitados… Nada de esto viene ni llegaría del dinero de la colecta.
    Nuestros sacerdotes son humanos y sufren, también enferman. Cuiden a sus sacerdotes y oren por ellos, la mamá y el papá de ellos se lo agradecerán siempre.
    A ellos pedimos consejo y debemos darles uno. Cuente siempre conmigo Padre y así se sentirá acompañado, querido. Y Jesús lo agradecerá.

  22. Son tiempos de urgencia. Hay temas de urgencia. Concuerdo con el Pater. Desean lastimar a la iglesia que bastante lastimada esta. Oro a Dios para que el papa y los obispos sean iluminados y puedan ver el ataque espiritual y directo que estamos teniendo como iglesia.

  23. Es bendición leer su entrevista, Pater. No cuesta mucho comprender como el “ruido” de la vida que llevamos nos impide ver cuán grande es el Amor De Dios y cómo éste se manifiesta con las más pobres, con los más sencillos, los que carecen de nuestra comodidad y que desde su humildad escuchan mejor a Dios, comprenden mejor el amor que nos profesa, que se plasma en toda las maravillas de su Creación.
    Ciertamente, la Información que se recibe del sínodo parece encaminarse a generar más “ruido” en nuestra Fe. Es importante leer testimonios que eliminen este ruido y nos afirmen en nuestra convicción y nuestra Fe.
    Gracias una vez más, Pater

  24. Inmenso trabajo del Pater, tanto en España, donde su Guardia Civil está siempre en deuda con su valor, firmeza y constancia, como sus niños del Amazonas, que le tienen como el Padre que algunos no han podido tener en vida, pero si tienen en espíritu.

    Magnífica entrevista.

  25. Millones de gracias por toda la labor en el Amazonas del P.Ignacio Doñoro .La entrevista es una maravilla y se le entiende todo .
    Así ea como queremos a los sacerdotes.
    Un abrazo fuertisimo al Hogar de Nazaret.

  26. Dura la labor del Páter Ignacio María pero maravillosa.
    El Hogar Nazaret es una obra de Dios, donde los niños encuentran una familia y son tratados y cuidados con muchísimo cariño. Conocen a Dios como el Padre amoroso que los quiere con locura, escucha siempre, y pueden hablar. El mejor amigo en quien pueden confiar. Allí son felices
    Llevar a Dios a las personas que no lo conocen, que como dice el Páter, tienen hambre de Dios, es realmente una gozada.
    Rezo para que haya muchos y santos, muy santos sacerdotes.
    Muchísimas gracias Páter por su entrega
    Si queréis ayudar al Hogar Nazaret podéis entrar en esta pagina.
    http://www.hogarnazaret.es/

  27. Lo triste es irse por los tejados. Veo una entrega, veo una vida, veo una esperanza.
    Porqué irse por otros derroteros, se sirve, se entrega, se reparte esperanza, y todo en nombre de Dios nuestro Señor.

  28. Lo que está claro, es que todos necesitamos rezar por todos.
    Por el Papa, lo primero, por los sacerdotes y vidas consagradas, por las vocaciones, y por que no tienen nada en el mundo, encuentren su Ignacio María, y su hogar Nazaret. Colaboren con el padre, y recen unos por otros. Unidos en oración, nadie podrá acabar con la Santa Madre Iglesia

  29. Cuanto se agradece escuchar o, mejor en este caso, leer palabras como las del Páter Ignacio. Un soplo de aire, más que fresco, tremendamente claro en medio de tanto lenguaje clericalista tibio y vacuo.

    Recuerdo cuando hace casi treinta años, en mi colegio, gestionado por una importante congregación de origen francés, los únicos frailes que inspiraban respeto y piedad a los jóvenes eran los mayores: los que hablaban con claridad, ejemplo y bondad. A diferencia de los jóvenes frailes buenistas recién llegados y todos muy modernos… Los mayores ya murieron y aquellos que entonces eran jóvenes, ahora ya han colgado los hábitos que nunca llegaron a vestir para no parecer antiguos. Y esa congregación ya casi no cuenta con miembros. Algo digno de meditar: convivencias, cancioncillas modernas y tonterías han llevado a que no consigan atraer a prácticamente ninguno de sus miles de alumnos hacia los votos.

  30. El Padre Ignacio ha luchado muchísimo tanto en ESPAÑA como lo hace ahora en el Amazona. Haciendo un hogar para chicas y chicos , ayudándolo en todo hasta sus familias.Es un orgullo que le pidan que hable De Dios mas de una hora y media.

  31. Y respecto a adorar, cosas, entes, plantas, figuras….. ya en el Antiguo Testamento se adoraban becerros de oro…. El hombre tiene una facilidad pasmosa y torpe de ponerse a adorar lo creado, en lugar de al Creador…. y quedarse con el envoltorio, en lugar de con el Regalo de saberse hijo de Dios… Y lo peor es cuando ni siquiera sus pastores les sacan del error, e incluso lo fomentan y aplauden en los propios templos católicos….. Toda una aberración…..

  32. Gracias por este artículo. Las respuestas del P. Ignacio María. Son admirables. Las podemos considerar «carta magna » de la evangelización en Amazonía y en toda evangelización en cualquier parte del mundo.

  33. Quien está casado con Dios y ace celibato es por que sabe lo que ace y tiene su sentido! no puede estar casado con una mujer… Quien esta casado con Dios es por que a conprendido que su amor es amor que reparte para que el mundo sea un poco más comooo cristo quiere! ..

  34. Bien dicho, páter Ignacio. Tengo por seguro, y además rezo por ello, que nuestro Papá Francisco no se separará ni una coma de la Fé, Magisterio y Doctrina de la nuestra Iglesia Católica. Y, por favor, dejen los buitres de atacar como hienas al Papa, que de católicos tienen lo que yo de comunista o de liberal capitalista, que tanto monta, monta tanto…

  35. Gracias padre Ignacio María por su Gran Hogar de Nazareth. En una gran obra en la que los beneficiados son estos queridísimos niños que avocados a la muerte o a la delincuencia les ha cambiado el presente y el futuro. Están en un hogar donde reciben el alimento y cuidado físicos y también el educacional y espiritual que los convertirá en hombres que sabrán asumir sus responsabilidades y las que la sociedad les plantee. Todo eso se lo ha proporcionado un sacerdote castrense español, el padre Ignacio María que libre de lastres ha podido dedicarles su cariño, su amor, su educación, sus valores y su entrega, su Amor a Dios,… para hacer de ellos los hombres del mañana. Aquí veo la importancia de celibato en el sacerdocio. Un sacerdote no hubiese podido tener esta entrega total de tiempo y vida si hubiese tenido una familia propia a la que atender, su familia son estos niños. Gracias Padre Ignacio María, Dios lo proteja, lo acompañe y lo bendiga siempre.

  36. Menos mal que aún quedan sacerdotes sensatos y entregados en la labor de Dios…. prueba de ello el Páter Ignacio María Doñoro, que no se rinde ni cansa de llevar a Dios a los rincones del Amazonas!!
    Gracias por su labor Páter, Dios le bendiga 🙏

  37. Cuando el amor a Cristo vive en el corazón de nuestros sacerdotes da lugar a testimonios como el de usted Padre. Eso es hacerse pobre con los pobres, con los más débiles de la sociedad. Usted demuestra que la humilda y la sencillez es discreta y que habla con la caridad hacia el hermano.
    Como usted bien ha dicho el diablo que es muy sutil primero ha querido borrar la trascendencia en el hombre, después ataca a la Eucaristía y ahora a los pastores…..sin pastor las ovejas se dispersan.
    Oremos porque el Señor nos de sacerdotes santos como usted. Que Dios le bendiga.

  38. «No todo el mundo es capaz de enamorarse, ni de cualquiera se enamora el capaz»(Ortega y Gasset)
    En el caso del Padre Doñoro, a su amor sin reservas a Cristo le corresponde el Amor infinto de Dios.
    Y este amor sobrenatural es el único que puede salvar al mundo.

  39. El Padre Ignacio, sacerdote entregado, habla con conocimiento de causa. Veo su alegría en la cara, felicidad a pesar de las dificultades. Refleja la entrega total del sacerdote. Y eso es lo que la Iglesia necesita en cualquier rincón del mundo. Sacerdotes santos, cuya única preocupación sea llevar a Cristo a quienes tienen bajo su custodia porque así se lo ha pedido el Señor, que es Quien lo ha enviado, Quien lo ha llamado. Un sacerdote alegre, entregado, olvidado de sí mismo, acerca a Dios a quienes tiene a su lado, porque les interpela:yo quiero ser tan feliz como él. Y eso es lo que viven los niños del Hogar Nazaret. Viven felices, forman una FAMILIA. Y el P. Ignacio es padre y madre. Y les da alimento, educación, abrigo, y, sobre todo, les da a Dios. Y ellos saben que Dios es su Padre, que los ama como hijos únicos. Ojalá el ejemplo del P. Ignacio y de tantos santos sacerdotes en el mundo, cundiera y moviera a muchos jóvenes a imitarlos. Hace falta mucha oración.

    1. Le escucho,le leo y se me encoje el corazón al ver el tamaño del suyo.
      Esos niños están bendecidos,al tenerle a usted Pater.
      Más Pater Doñoro,es lo que necesita la iglesia.
      Un millón de gracias y mucha fuerza,que se que no es nada fácil.
      Animo a todo el mundo a hacer donaciones,que por muy pequeñas que sean,para esos niños es un mundo,es su vida.
      En su próxima visita,sin falta nos vemos.👏
      ¡Dios le bendiga!

  40. Dentro de mi ignorancia ante temas tan elevados existe un aspecto que me parece fundamental. El Páter hace referencia a la necesidad de sacerdotes entregados, formados expresamente para la intercesión y no «funcionarios de Sacramentos». Los que nos reconocemos pecadores ante el Sacramento de la confesión entendemos bien la diferencia. No es un trámite, no es una «medallita» con la que sales del confesionario, es la pureza que ese «hombre» extensión de nuestro Señor derrama sobre nosotros, y para ello se necesita a los mejores, a los entregados al Señor.
    Que la problemática de la Amazonía se aproveche para simplificar el orden sacerdotal e introducir variantes a la base de nuestra Iglesia me parece un parche interesado que desvirtuaría esa entrega incondicional, por encima de cualquier otra cosa, de los Pastores a sus feligreses, y que posiblemente, no responde con la necesidad última de la zona del Amazonas.
    Rezo y confío en que la exhortación papal cuide realmente de los indígenas.

    1. Hogar Nazaret e un sueño de Dios, para restaurar la dignidad robada de muchos niños y niñas. Es un pulmón para nuestra querida Iglesia.

  41. No dialogo, no discuto con Sacerdotes. Simplemente, expongo lo que ví sucederá; una Misión en contra del deseo de mi voluntad (entiendo de Dios). Ojalá, Dios quiera, yo me equivoque; Él, nunca se ha equivocado, ni se equivocará.

    Con un simple vistazo del artículo, antes de leerlo, sin ser profeta, sin ver personalmente la obra del Padre, es muy fácil saber su posición pontifical.
    Seguramente tendremos, si Dios lo permite en su Providencia, un Papa más en los mismo lineamientos del Papa actual y de los anteriores, y veremos como acabará moral y espiritualmente la «pobre humanidad»; y, por la misma Amorosa Providencia de Nuestro Padre Dios, veremos Pronto Su Justa Misericordia Purificafora; no hablo de la Segunda Venida Triunfal y definitiva de N.S. Jesucristo, no.

  42. Ojalá hubiera un Padre Doñoro en el entorno de cada uno de nosotros.
    Aquí confluyen nuestro credo y las enseñanzas de Cristo, que es a quien nos debemos.
    Su actividad es heroica para un pagano y de pura santidad para los creyentes. Ojalá cunda su ejemplo y no tenga fin.

  43. Increiblembre la iniciativa de este Santo cada día arrastra a más y más personas a volver a creer en la virtud humana. Increíble ejemplo de amor y generosidad.

  44. A veces el desconocimiento, hace mucho daño. Comparto con todo lo que dice el Páter Ignacio. Utilizar a los indígenas de la selva de Amazonas para atacar la fe católica, es un despropósito. Todos tenemos hambre de Dios, pero todos. Eso sí, utilizar a los más débiles no me parece bien. ¡Por lo que hay que reparar mucho!

  45. Si viviera en Amazonas, me sentaría fatal que se me etiquetara; yo no admiro a los ídolos, sólo admiro a mi Cristo Rey que es nuestro Salvador. Sin Jesús, nuestro buen Dios, no hay nada más. Entiendo lo que dice el Páter Ignacio María.

  46. Por sus frutos los conoceréis. Leed este artículo y luego buscad otro de los que defienden acabar con el celibato. La verdad se impone.

  47. Jesús es todo, sin Él nos hundimos. Todos tenemos misión de amar al prójimo. A mí me ayudó mucho leyendo a la Madre Teresa de Calcuta, y que a través de sus escritos descubrí «Hogar Nazaret» cuyo Fundador es el Páter Ignacio. Siento gozo de poderles ayudar. Están en mis plegarias todos los días.

  48. Cierto en lo que dice el Páter Ignacio-María. Cuando se está enamorado de Cristo, se está tan unido a Él, que no te planteas si el sacerdote debe estar casado o no; sería muy dificultoso porque el sacerdote debe acoger a todas las almas para llevarlas a Dios.

  49. Yo, personalmente, soy una enamorada de la Eucaristía; si fueran un poco más largas aquí en mi parroquia, lo agradecería…Echo en falta acudir o presenciar alguna Eucaristía del Páter Ignacio, comprendo lo que dice. ¡ Qué suerte los que están en Amazonas y acuden a sus misas!

  50. Ser sacerdote no es por puro capricho, es porque se es llamado por Dios y esto solo lo sabe el que es sacerdote. Ser sacerdote es un enamorado de Cristo, es llevar el corazón de Cristo. Sin ese enamoramiento no se podría amar al prójimo ¡ Qué bonito lo que dice el Páter Ignacio! Comparto lo que dice.

  51. Páter, otro artículo sincero, honesto y valiente ante un tema espinoso. Pero «en peores garitas hemos hecho guardia». Cuentas con el apoyo de muchos de tus viejos amigos y compañeros. Por otra parte, me alegra volverte a oir contando la historia de las Misas cortas, ¡y yo te decía en Loyola, «Cura, más de 10 minutos de Misa es demasiado»!. Cuando me contaste luego esa anécdota, se me grabó en la mente y nunca se me olvidará. Ahora, cada vez que tenemos en la Capilla de nuestto barrio (muy frecuentemente) Eucaristía con un sacerdote hispanoamericano, vuelvo a acordarme de tu anécdota. Un fuerte abrazo, sigue adelante

  52. Cuando se siente la llamada de Dios ya no hay nada que hacer. Es cumplir con un «Hágase» o «Fiat», y hacen lo que Dios les dice en su corazón. La castidad es pobreza, uno se siente más libre para poder amar, es una esencia de la libertad. Por ello, saben amar y ayudar al prójimo. ¡Es una gracia de Dios! Comparto con lo que dice el Páter Ignacio María.

  53. Qué bonito cuando en este artículo, el Páter Ignacio, comenta sobre la dignidad de la mujer que parece ser que es un tema olvidado en el Sínodo. Eso me ha parecido entender. Por ser mujer, me siento muy identificada con ello ya que yo me dedico a la enseñanza. No entiendo cómo nos estamos destruyendo todos, y más los que tenemos más conciencia de todo ello. Hay que informar a esas niñas que quedan embarazadas, que no tengan miedo, el bebé es una bendición del Cielo. Lo que dice el Páter, yo también me lo quedaría. ¡Gracias Páter!

  54. Me parece una iniciativa digna de alabanza. Me gustaría saber cómo podemos ayudar mi familia y yo a esta obra.
    Gracias. Que Dios les bendiga.

  55. Una labor importantísima la que está haciendo el padre Ignacio-María Doñoro. Y unas palabras inspiradas de quien sin duda está muy cerca de Dios.
    Rezo por él, por su estupenda labor en la Amazonía y por el Papa, que lo entendamos o no, es «Pedro».
    Dejemos que Dios lleve la historia de la humanidad con su infinita sabiduría y creatividad y procuremos tener en nosotros al Espíritu Santo para confiar y no juzgar.

  56. Por cierto, me pregunto cómo puedo saber más sobre el Hogar de Nazaret Y cómo ayudar de alguna manera…
    ¿Alguien me puede responder?

  57. Muchas gracias padre Ignacio por tus palabras que como siempre están llenas de amor y entrega hacia el prójimo.
    Necesitamos sacerdotes santos como tú, que miren como Cristo, que se conmuevan y humanicen como El, que sirvan de puente y no de obstáculo a los demás en el encuentro con Jesus, que vivas aceptando el celibato como una forma de vida que te permite consagrarte enteramente a Dios, dispuesto a servir no solo a tu comunidad sino a tus 84 hijos de la bendita familia del hogar Nazaret.
    No es en vano el llamado que hace Jesucristo a sus discípulos, sígueme y abandona todo lo que tienes, así es el vivo reflejo de tu vida padre Ignacio
    Pidamos porque nos envíen hombres con verdadera vocación para el sacerdocio y que nada le haga distraer la vida que han escogido. Un abrazo

  58. Me ha encantado el artículo. Cuantas grandes verdades en sus palabras, tan bien contadas. Su obra del Hogar Nazaret me parece increíble ¿Cómo podría colaborar económicamente o saber más de esta gran labor? ¡Qué Dios le bendiga!

  59. Comparto plenamente su opinión sobre el celibato, cuando dice «Cristo fue célibe y nos pide a los sacerdotes que nos desposemos con Él y le entreguemos el don de nuestra virginidad, al igual que Él quiso entregarlo al Padre por amor a nosotros». Un ejemplo de buen cura el del Padre Ignacio, sin duda. Se merece, usted y sus niños de Perú lo mejor. Gracias!

  60. El páter Ignacio-María ha demostrado y demuestra ser un valiente; de los pocos ya…tanto cuando estaba en el País Vasco-ETA protegiendo a los que defendían nuestra Madre Patria, como en la Selva Amazónica protegiendo y acogiendo a los niños explotados y abandonados. ¡Es admirable!

  61. Hay una Iglesia misionera y peregrina que debería ser el gran referente de los católicos. Una Iglesia que predica con hechos y obras, valores como la solidaridad, la justicia y el amor a los demás. El padre Ignacio M. Doñoro es con su ejemplo y su labor el modelo a seguir. Me quedo con valentía, altruismo y entrega a los demás, con las víctimas del terrorismo, con los más desfavorecidos, con los niños, con los olvidados y los perseguidos. Gracias, Padre Doñoro, con personas y ejemplos como tú, habrá una Iglesia y una Fe siempre.

  62. Doy gracias a Dios por su fidelidad a la Iglesia y a la humanidad. Es una bendición poder contemplar la acción del Espíritu Santo en los pobres enviados de su Iglesia. Es una llamada a la comunión. El demonio aplaude con las orejas que se haga su obra en vez de la obra de Dios. Y la obra de Dios es la santidad, la comunión, frente a la división. Dios es fiel y no se ha aprobado lo de los sacerdotes casados. Doy gracias a Dios por este testimonio.

  63. Muy de acuerdo con lo que dice el Páter acerca de los políticos que tenemos y fueron terroristas de ETA y son llamados «señoría»; esto es una burla para nosotros los españoles. Y lo más penoso es que algún porcentaje de españoles los siguen y aplauden. ¿No se acuerdan ya de nuestra historia en España acerca de ETA? Pues es muy reciente, no corresponde a siglos pasados…¡Claro que crea crispación! En mi familia hubo un sacerdote castrense, si hubiera estado en el País Vasco lo hubieran asesinado. ¡Que el Señor tenga misericordia de ellos!

  64. Qué bonito con lo que hace el Páter regalando rosarios y repartiéndolos; esos regalos te llevan a Dios. El más pobre es el más agradecido, el rico no le da importancia; es más, no lo valora. Qué pena ¿verdad? Pues así vamos los que estamos viviendo en el mundo con más recursos…¡Gracias Páter con todo lo que hace y dice!

  65. Yo me pregunto ¿Por qué el Sínodo en la Amazonas? Lo que dice el Páter, la gente es pobre, con pocos recursos y no se le puede pedir más. Cierto con lo que dice el Cardenal Sarah, manipulación, manipulación y manipulación…Y lo que señala el Pater Ignacio-María, el mayor anhelo que necesitan las personas de Amazonas es conocer la Verdad que es Cristo, lo demás son necedades y pérdida de tiempo. ¡Qué suerte tener en Amazonas al Páter Ignacio!

  66. Acabo de regresar de un Retiro y ahora sé que fue el Espíritu Santo (el gran desconocido) quien puso en mi camino el sueño de Dios, el Hogar Nazaret. Colaboro con el Hogar Nazaret desde entonces, económicamente y con mis oraciones. Os puedo asegurar que no me arrepiento para nada poder ayudar a los más pobres de entre los pobres. Me duele mucho lo que está pasando con lo del Sínodo de la Amazonía. Creo que los sacerdotes que están allí son los que más autoridad tienen para hablar del tema y me parece que mucho o nada se les ha consultado. En cuanto al artículo que escribe el páter, me parece que «más claro… agua». El que quiera entender que entienda. Lo que hacen falta son más vocaciones sacerdotales y en nuestra mano está el rezar por ello. Otra autoridad en el tema es para mí el Cardenal Robert Sarah. En «Se hace tarde y anochece», habla muy claro sobre el Sínodo de la Amazonía y la sobre la crisis de la Iglesia hoy en día.Rezo por vosotros «sacerdotes ocultos, olvidados y fieles»

  67. Sí, estamos en la etapa de proteger la naturaleza pues es creación de Dios y eso está muy bien. Me encanta lo que hace el Páter con sus niños de Hogar Nazaret, les dice que hay que respetar las plantas…Pero cuidado, está la otra cara de la moneda, la depredación del ser humano (la dignidad de la mujer, la mujer madre, la mujer sometida al varón, etc.) Coincido con el Páter, ¿Por qué no se han tratado estos temas en el Sínodo? A mí me hace pensar que quizá porque no es un tema que interese. ¡Pues qué pena! No hay que olvidar que estamos en el siglo XXI.

  68. «Sacerdotes enamorados de Cristo», como no podía ser de otra manera. Pero en la sociedad que vivimos actualmente creo que esa es la necesidad, así, sin ambages. Afrontemos lo urgente, lo necesario, nuestra razón de ser como católicos, Cristo mismo.

  69. Decía Hattie McDaniel, la actriz que interpretaba a Mummy en «Lo que el viento se llevó» : “Prefiero interpretar a una criada por 700 dólares que ser una por 7”.
    El amor y la seguridad recibida por estos niños en el Hogar Nazaret sean siempre bienvenidos aunque por ello acaben llamando «madre patria» a aquel que se lo ofrece. ¿Es que quizás acaso sería mejor que siguieran siendo invisibles para todos?
    Solo conozco un tipo de Amor, el que se da, sin apellidos, y éste llena de dicha tanto al que lo da como al que lo recibe.

  70. La obra del Páter Ignacio en el Amazonas sólo puede ser fruto del Amor a Dios. Tal dificultad, tal enfrentamiento, tanto dolor, sólo puede superarse con el Amor a Cristo. Quizás él diga «sólo soy un hombre», pero él sabe que con el Amor del Padre todo lo puede. Su devoción, su entrega y su Amor están fuera de toda duda y creo que los católicos necesitamos sacerdotes como él.

  71. Es impresionante la cantidad de testimonios que concita su exposición a Infovaticana. ¿Por qué me da la impresión de que en muchos sectores del pueblo de Dios hay un cierto sentimiento de abandono, de necesidad de una pastoral clara, limpia, inspirada en el Magisterio Tradicional de la Santa Madre Iglesia?

    1. ¡ Ojalá fuera simple abandono ! Estamos asistiendo a una auténtica persecución de todo lo católico, de todos los católicos. Nos quieren echar de nuestra propia casa los alienígenas.

  72. Tuve la ocasión de coincidir con el Padre Doñoro y conozco de perfil su trabajo en la selva. Hoy un poco mejor, eso sí. Lo que tengo claro es que es una obra de Dios. Es milagroso que alguien con la vida «resuelta» renuncie a todo para ir donde más se le necesita y cumpla con las enseñanzas del Verbo. Me comprometo desde hoy a colaborar con esta causa. Adelante querido Pater.

  73. Cuando viajes por el mundo y ver la cúpula de una pequeña iglesia o grande hay un punto de encuentro con nuestra casa y está en la Cruz y en el altar grande o pequeño da igual. Allí de rodillas podemos rezar aquellas oraciones que nuestra madre nos enseño de niño. Allí sabemos que hay alguien que si nos va a escuchar, allí sabemos que siempre encontraremos una mano tendida y es la del Sacerdote, Misionero o párroco.
    Donde veas una iglesia encontrarás descanso para el cuerpo y para el alma.
    Más aún se agradece cuando estás en un lugar recóndito y alejado. Cuando viajes visita las iglesias ve a ellas y nunca esperes que te lleven, porque tarde o temprano así será.
    Gracias a todos los sacerdotes esparcidos por el mundo

  74. En el titular se cita lo que dice al padre Ignacio

    ““Pienso que hoy, más que nunca, en la Amazonía y en cualquier otro lugar del mundo, lo que se necesita no es la ordenación de personas casadas, sino sacerdotes enamorados de Cristo”.

    Es una gran verdad.

    Lo que necesitamos todos son sacerdotes enamorados de Cristo y que en consecuencia también están enamorados de sus hijos y que por tanto lo dan todo por nosotros.

    Ellos ayudarán a que salvemos nuestras armas y lucharan heroicamente para defender que vivamos una vida digna, material y espiritualmente:

    Si hace falta, como Nuestro Señor Jesucristo, verterán su sangre por nosotros.

  75. Me pregunto por qué no dejas tus absurdas soflamas para el lugar donde las necesiten… imagino que nadie te da cuerda en otros foros y por eso vienes aquí con tu ponzoña.
    También me pregunto por qué quien administra este lar te permite seguir diciendo tamañas estupideces. Es un misterio.
    En fin.

  76. Gran acierto el de Infovaticana dándonos a conocer esta enorme iniciativa. Esplendida en todos los sentidos. Me gustaría cooperar, c¿ómo puedo hacerlo? Gracias

  77. Acertada y sincera reflexión, Padre. Quien ama y construye IGLESIA, la cuida desde dentro, con el ejemplo: con ese ejemplo que usted da. El que odia a Cristo, y su obra, la Iglesia, lo seguirá haciendo, de todas las formas posibles, creando confusión y mentira entre sus hijos, hasta dispersarlos. Recuerdo en usted las palabras de San Francisco: «Haz que tu vida sea ejemplo. Seguramente será el único Evangelio que muchas personas puedan leer».

  78. He entrado en la página del Hogar Nazaret . ¡Que maravilla de obra! Como se ven a los niños de felices. Padre Ignacio Maria Doñoro enhorabuena por su labor y cuente con mi ayuda.

  79. Hoy día de Nuestra Señora de Lourdes, le pido a nuestra Madre que proteja al Páter Ignacio María Doñoro para que pueda seguir haciendo su maravillosa labor. Gracias Páter por todo el amor que les da a los más pequeños.

  80. Conozco la obra, yo he estado alli, en los inicios de su misión. Sin duda el Padre Ignacio María Doñoro salva vidas y si puedes llegar a presenciar lo que hace…uff… te cambia la vida. Tan escéptico era que tuve que ir allí, si a la selva amazónica, porque no lo podía creer. Y si…aún más de lo que pude imaginar. El Padre Ignacio María Doñoro es una realidad y un ejemplo para mi. El …salva vidas, de niños en situaciones límite…inimaginables. Salva vidas. Literal! No quiero convencer a nadie, ni mucho menos, solo compartir lo vivido.
    Gracias Padre Ignacio María Doñoro

  81. Gracias s Infovaticsna por esta maravillosa entrevista y al Padre Ignacio por su labor que es un reflejo de su pasión por Cristo.
    Que Dios le guarde mucho y le proteja. Amen

  82. Cuando se uno se entrega en cuerpo y alma para poder llevar a cabo «Hogar Nazaret», es por puro amor a cambio de nada; pues Dios se lo reveló en su corazón y eso es lo que hace: amar y amar a los niños más pobrecitos de entre los más pobres. Es admirable el trabajo que hace El Padre Ignacio. Todo queda apuntado en el Cielo.

  83. Jamás he visto dentro de los más pobres tanta felicidad que hay entre los niños que son acogidos en Hogar Nazaret; la esperanza y ver la vida de otra manera se consigue, y eso no se puede cambiar por nada. ¡Felicidades Páter por el gran trabajo que hace!

  84. Siempre he dicho que para amar, hay que enseñar a amar; eso lo hago con mis alumnos, sienten cariño por las asignaturas y son reconocidos como que hacen bien las cosas; pasa lo mismo con Hogar Nazaret, aprenden a amar, amando. ¡Qué bonito!

  85. Dar amor hasta que duela; lo leí de la Madre Teresa de Calcuta, eso ocurre a los que dan amor sin esperar nada. Hogar nazaret es puro amor, el amor de Dios y hay que sentirlo, con las imágenes que vemos es suficiente.

  86. Cierto que cuando hay amor no hay temor y el Páter Ignacio lo ha demostrado y demuestra día a día en Hogar Nazaret. ¡El temor bloquea! ¡El amor sana! ¡Precioso!

  87. Los niños de Hogar Nazaret son crucificados, sostienen el mundo pero Dios los abraza en su Hogar Nazaret, que es su sueño; y por ello, viven con gozo y felicidad. ¡Gracias Páter! ¡Se lo merecen todo!

  88. Me siento muy gozosa de saber el gran trabajo que se hace en Hogar Nazaret, la felicidad les envuelve; son unos ángeles del Cielo y eso se consigue con mucha entrega, es lo que hace el Pater Ignacio día a día. ¡Qué lección nos da cada día el Páter!!

  89. Una amiga mía me recomendó que conociera a través de los escritos y redes sociales el trabajo del Páter Ignacio con respecto a su obra Hogar Nazaret, y la verdad es que me cautivó. Pido mucho por Hogar Nazaret y por él. Dios les bendiga.

  90. Me recomendaron que siguiera el trabajo del Padre Ignacio sobre Hogar Nazaret. Los niños me conmueven y si son excluidos todavía más. Los voy siguiendo y me siento muy feliz de saber que son muy felices por el buen trabajo que se hace. Estoy con ellos todos los días. ¡Gracias Páter!

  91. Con el Amor se consigue todo y esto es lo que hace el Páter Ignacio con sus niños de Hogar Nazaret. Amor, Amor y nada más que Amor y esto es la vida. Sin Amor, se está muerto, con Amor hay vida.

  92. Ante la adversidad, buscamos algo…a veces, lo buscamos en personas y no hay respuesta. Sin embargo, si te acercas a Jesús, es el que te va a remediar ese «problemilla». El Señor ama, te lo dice en el corazón y aquél que lo descubre sana. Esto ocurre con Hogar Nazaret, el páter Ignacio-María se acerca a los más débiles y con Jesús y la Virgen María gozan de felicidad. ¡Qué bonito es conocer la labor del Páter!

  93. Tengo muy claro que, El Señor consuela a los más débiles, a los excluidos, a los marginados, etc. Necesitan ser amados. ¿Por qué no en Hogar Nazaret? ¡Todo por Jesús! El padre Ignacio-María es el instrumento del Señor para consolar y ayudar al más necesitado y así lo va haciendo día tras día. Me encanta la Obra Hogar Nazaret.

  94. Con una cita de la Madre Teresa de Calcuta:»Tenemos que dar a Cristo la oportunidad de hacer uso de nosotros, para ser su palabra, su obra, su alimento, su vestido en el mundo» se puede comprender muy bien el trabajo del páter. El padre Ignacio-María, siguiendo los pasos de Jesús, lo dejó todo para ayudar a los más pobrecitos de entre los pobres. Me maravilla su trabajo y Hogar Nazaret.

  95. Dios está en la tierra a través del padre Ignacio, ayudó en los peores momentos a las FCSE en el País Vasco y ahora ayuda a los más necesitados LOS NIÑOS, está haciendo un magnífico trabajo con ellos . Es una pena que en España olvidemos a los auténticos héroes de nuestro tiempo, este hombre de Dios merecería abrir telediarios y periódicos para difundir su labor. Los que lo conocemos sabemos que si hay santos en la tierra el es uno de ellos. Gracias Ignacio por tu gran labor humanitaria y pastoral , te echamos de menos pero sabemos que lo que estás haciendo es obra de Dios .

  96. Por fin una noticia bonita, consoladora, que enriquece, que nos hace felices y nos demuestra que hay mucho bueno en el mundo. Y tambien me a aliviado el leer tantisimos de vuestros comentarios tan positivos. Gracias, me hacia falta.

  97. Un comentario desde Francia para dar gracias a Dios para la obra del Pater Ignacio en el Hogar Nazareth ! Que grande su devocion para Dios y los demas. En francés existen dos palabras para decirlo, en castellano solo hay una.
    Recientemente casado, sé que hace falta tiempo para estar juntos con su pareja y construir algo solido. El sacerdote, al ser celibato y 100% dedicado a hacer la voluntad de Dios, puede con la fuerza del Espiritu Santo lograr obras tan grandes como cuidar a los ninos y sacarles de la miseria.
    Me gustaron mucho las palabras del cardinal Robert Sarah, cuando dice que la ordenacion de hombres casados no lo piden los sacerdotes, sino algunos progresistas que quieren hacer cambiar las cosas. Es importante que la Iglesia Catolica cambie para accompanar a la sociedad, y estoy seguro de que el papel de los hombres casados y él de los sacerdotes se complementan pero no son iguales.
    Confio a todos los sacerdotes en mis oraciones.

  98. It was shocking to witness the lack of expressed concern about children buried alive in the Amazon during the Synod. We need courageous voices at all levels of the Church to give faithful witness in all matters. In America pro-life Catholics have been protesting for years with very little support from our bishops. Bring courage back to priestly men.

  99. ¡¡Aleluya!! ¡No me lo puedo creer, un cura de verdad, que es fiel a la doctrina de Jesucristo!
    ¡¿Pero de dónde ha salido ese monstruo de humildad, sencillez , sabiduría y santidad ?!
    Pero, una vez más, no nos engañemos, hay muchísimos sacerdotes en el mundo que hacen una donación y renuncia de sí mismos durante toda una vida, y sin poner en entredicho la doctrina de la Iglesia milenaria.
    Muchas veces somos injustos cuando criticamos a la Iglesia en su conjunto, por unos cuantos indeseables que destruyen la labor de tantos santos.
    Hoy, pues, me llevo una gran inyección de moral al leer este artículo-entrevista con este sacerdote de quien no tenía ni idea de quien era ni de que existía.
    Gracias a Dios por los sacerdotes como él, anónimos…
    Me propongo, como sacrificio, ayudar, con mi humilde aportación a esa magnífica labor del HOGAR DE NAZARET.
    Que Dios les bendiga a él y a todos los colaboradores.

  100. Muy buena la entrevista. ¿ Por qué se extraña el mundo de que unos hombres llenos de buena voluntad se dediquen a elevar su corazón a Dios? Es lo que deberíamos hacer nosotros de la misma manera. Los llaman locos, de que están perdiendo el tiempo; nada de todo eso, pero nada!! Es seguir a Cristo y saben amar porque han escuchado a Dios en su corazón…así saben amar al prójimo!! Muchas bendiciones a Hogar Nazaret y al Padre Ignacio. Están en mis plegarias siempre. Que Dios les bendiga.

  101. De casualidad he visto esta entrevista y me ha cautivado. He aprendido mucho. Rezo un Ave María por los niños y el Padre Ignacio. Gracias de corazón.

  102. María Verónica me ha encantado tu sinceridad, si quieres saber de Hogar Nazaret, tienen una página web: www. Hogarnazaret.es. Puedes visitarla, te encantará. Hay que amar y mucho; ¿ para qué estamos en el mundo? Tenemos misión todos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles