PUBLICIDAD

Denuncian que dentro de los Legionarios de Cristo se siguen encubriendo abusos sexuales

sacerdotes
|

“En la Legión de Cristo se tomaron decisiones negligentes”

(Aciprensa)- Tras la reciente publicación de un informe de los Legionarios de Cristo sobre los abusos sexuales cometidos por el P. Fernando Martínez Suárez contra niñas escolares, las víctimas aseguran que aún persiste el encubrimiento y advierten de omisiones graves “de los superiores actuales”.

El P. Martínez Suárez, según reconocieron los Legionarios de Cristoabusó de al menos seis niñas de entre 6 y 11 años a inicios de la década de 1990, cuando dirigía el Instituto Cumbres en Cancún (México). El sacerdote cargaba acusaciones de abusos de menores desde 1969.

De acuerdo al comunicado publicado el 22 de noviembre de este año por los Legionarios de Cristo, a pesar de que los abusos fueron conocidos por diversas instancias directivas no fue hasta mayo de 2019 que, a raíz de la denuncia pública de Ana Lucía Salazar, víctima del P. Martínez Suárez, se “anuncia una investigación exhaustiva externa”, finalmente encargada a la firma Praesidium Inc.

El P. Martínez Suárez, actualmente de 79 años, vive en una casa religiosa en Roma (Italia). Entre las sanciones que le ha impuesto la congregación mexicana se encuentra la prohibición del ejercicio público del ministerio sacerdotal y se determinó que reciba un “acompañamiento psicológico adecuado”.

Además, la investigación encargada por los Legionarios señaló “la responsabilidad personal” del fallecido P. Marcial Maciel, quien los fundó en 1941, fue superior general hasta 2005 y cometió diversos abusos sexuales reconocidos por la organización.

Los Legionarios de Cristo han pasado la última década en un proceso de renovación y purificación acompañados del Vaticano, que llevó recientemente a la creación de la Federación Regnum Christi, que incluye a esta congregación así como a las consagradas y consagrados del Regnum Christi.

La voz de las víctimas

Sin embargo, las víctimas del P. Martínez Suárez consideran que los encubrimientos no han terminado y este caso lo evidenciaría.

En diálogo con ACI Prensa, Belén Márquez, una de las víctimas de este sacerdote, lamentó que todo esto tenga lugar “dentro de una congregación que actualmente está buscando una renovación y una purificación. El P. Fernando seguía ejerciendo su ministerio hasta 2017”.

Y hay para mí una omisión muy grave de los superiores actuales, porque sí sabían del caso”, dijo.

Belén, al igual que las otras dos mujeres que han salido a la luz pública a denunciar los abusos del P. Martínez Suárez, acusa al sacerdote legionario Eloy Bedia, director territorial de la congregación entre 1992 y el 2000, de participar en el encubrimiento del caso y critica la ausencia de Bedia en el informe de los Legionarios de Cristo.

Según Belén, el P. Eloy Bedia, que en años pasados figuraba entre rumores como candidato a Superior General de los Legionarios de Cristo, fue a Cancún en 1993, se reunió con las mamás de las víctimas, admitió que el sacerdote cometió los abusos y anunció que recibiría atención psiquiátrica, “alejado de toda vida pública y que ya no iba a estar en contacto con niños”.

Sin embargo, el nombre de Bedia no figura en el informe publicado por los Legionarios.

Junto con Biani López y Ana Lucía Salazar, Belén acusa también a Aurora Morales, que se desempeñaba como prefecta de disciplina y formación católica, de ser quien sacaba a las niñas de sus salones de clases para llevarlas con el P. Martínez Suárez.

De acuerdo a Belén, Morales dejó de trabajar en el Instituto Cumbres de Cancún en 1993, al mismo tiempo que fue retirado el P. Martínez Suárez. Desde ese año hasta mayo de 2019, cuando se hicieron públicas las denuncias, la profesora trabajó en otra institución de la red de escuelas de los Legionarios de Cristo, el Irish International School de Monterrey (México).

Biani publicó en su perfil de Facebook una foto de cuando tenía nueve años, edad en la que fue abusada por el sacerdote.

Cerca de ella en la fotografía aparece Aurora Morales, a quien Biani califica de “cómplice y encubridora, que nos sacaba a mí y otras víctimas de los salones para encerrarnos con un depredador sexual y que cuando supo de nuestra intención de denunciarlo nos dijo ‘yo me encargo, no se lo digan a sus papás’”.

Biani denunció el traslado de Morales “al Irish Monterrey, donde estuvo 26 años hasta que, tras la denuncia de Analu Salazar en mayo de este año, la volvieron a desaparecer”.

Ana Lucía Salazar, fue la primera víctima en hacer públicas las denuncias sobre los abusos del P. Fernando Martínez Suárez.

En Facebook denunció haber sido violada a los 8 años de edad y acusó de encubridores al “Obispo Jorge Bernal, encargado de la prelatura Cancún Chetumal (N.d.R.: entre los años 1973 y 2004), el director territorial de la Legión, Eloy Bedia, Aurora Morales, maestra de moral (quien aparte me sacaba del salón para que me violara en la capilla Fernando Martínez) y TODOS los que se llegaron a enterar que supieron del caso y callaron por años (todos los sacerdotes que vivían en la casa de Cancún) hasta el propio Marcial Maciel”.

Por su parte, Belén Márquez se distancia de algunas de estas acusaciones. “Me deslindo de lo que han hecho público respecto a otros nombres de la Iglesia, como Mons. Rogelio Cabrera, Mons. (Alfonso) Miranda, Mons. Franco Coppola, porque al menos el encuentro que tuve con ellos fue diferente”.

“En el proceso canónico, ellos están respaldando mi denuncia”, dijo.

Belén junto a Biani y una denunciante que se mantiene en el anonimato abrieron un proceso canónico contra el P. Martínez Suárez ante la Arquidiócesis de Monterrey.

Me he sentido muy motivada porque el Papa lo está exigiendo, y es un proceso que existe y hay que seguirlo, no sin dejar de hacer la denuncia penal”, explicó Belén.

Belén respondió a la convocatoria de los Legionarios de Cristo para recoger testimonios de las víctimas del P. Fernando Martínez Suárez, “porque tenía interés en recibir una explicación”.

Tanto a las autoridades de los Legionarios como al representante de la empresa Praesidium con quien se reunió, les brindó el contacto de Biani López. Sin embargo, “no la buscaron”.

Belén Márquez sería la única de las seis víctimas reconocidas del P. Martínez Suárez con quien los Legionarios tuvieron un contacto directo durante su investigación.

Ella aún espera que “la Legión de Cristo se haga responsable y se sume con totalidad a la tolerancia cero del Papa, donde se denuncie abusadores, encubridores, responsables, complicidad, aunque haya sido en el año que sea”.

También aguarda que el Vaticano expulse del estado clerical al P. Martínez Suárez. “No es un tema de venganza, es una cosa justa (…) para el bien de la Iglesia y para recobrar la imagen del sacerdocio”, indicó.

Además, espera que “la Legión de Cristo como congregación reconozca a los responsables, no solo a Marcial Maciel”.

El tercer punto que esperan con el proceso canónico, añadió, es “exponer la ineficacia y la incapacidad del Superior actual (P. Eduardo Robles-Gil), porque reconoce que en el 2014 sabía y no hizo nada”.

Los superiores son los mismos de siempre y difícilmente puede haber una renovación con la misma gente. No se trata etiquetarlos como buenos o malos, sino como incapaces de llegar a esta renovación auténtica”, dijo.

Belén reconoció que, a diferencia del proceso canónico, las leyes mexicanas no ayudan mucho a las víctimas porque los delitos de abusos de menores prescriben a los pocos años de cometidos. Sin embargo, están analizando con abogados la posibilidad de la denuncia penal por complicidad y encubrimiento de algunos miembros de los Legionarios de Cristo.

“En la Legión de Cristo se tomaron decisiones negligentes”

El proceso canónico, que regularmente se debería de haber iniciado en la Prelatura de Cancún-Chetumal o ante los Legionarios de Cristo, se abrió en la Arquidiócesis de Monterrey, en un intento de evitar cualquier posible sombra sobre la investigación.

El P. Pedro Pablo González Sias, que como delegado del Arzobispo de Monterrey para la investigación previa llevó adelante el proceso canónico iniciado por Belén Márquez y las otras víctimas, indicó a ACI Prensa que “estamos esperando la respuesta de cómo proceder por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe”.

El sacerdote mexicano explicó que los abusos cometidos por el P. Fernando Martínez Suárez no fueron el único objetivo de la investigación canónica que realizó.

 “Cuando empiezas a descubrir que hay personas negligentes, que es la palabra que canónicamente se aplica, o encubridores, que es la que más fácilmente brota de las víctimas por la situación que vivieron, se empieza a extender hacia ellos esta investigación y se le informa a la Congregación que encontramos que tal persona realizó tales acciones delictivas, o que sus acciones delictivas se pueden probar, jurídicamente hablando. Y también que estas personas actuaron de manera negligente”, indicó.

A los Legionarios de Cristo, señaló, “se les ha informado” sobre el proceso canónico, y “se ha dialogado con las víctimas sobre estas situaciones, se les ha motivado a que presenten las denuncias penales, que exijan las reparaciones de daños de parte de las personas que han delinquido en contra de ellas y también de la congregación de los Legionarios de Cristo”.

“No me refiero a que toda la congregación esté mal, sino que fue una decisión tomada institucionalmente”, dijo. “En la Legión de Cristo se tomaron decisiones negligentes”.

Críticas desde el Episcopado Mexicano

El 10 de diciembre, Mons. Alfonso Miranda Guardiola, secretario general de la CEM y coordinador general de su Consejo Nacional de Protección de Menores, firmó un comunicado lamentando que en el informe publicado por los Legionarios de Cristo “no hemos encontrado un acto concreto de justicia y reparación para las víctimas, ni quién actualmente, por parte de la Congregación, asuma la responsabilidad de transparentar a los responsables del encubrimiento”.

Mons. Miranda Guardiola pidió a los Legionarios de Cristo solicitar al Papa Francisco, por el bien de la Iglesia, “la dimisión del estado clerical del P. Fernando Martínez, manteniéndolo sujeto a la obediencia religiosa en una residencia en México, a fin de estar a disposición de las autoridades competentes”.

El P. González Sias también espera que el P. Martínez Suárez sea dimitido del estado clerical y “que también se abra un proceso por la negligencia de los directivos que aparecen dentro de la investigación”.

Para el sacerdote mexicano, al informe presentado por los Legionarios de Cristo “le falta mucho más, le falta ser contundente también en atender la negligencia, en atender la reparación del daño. Y es importante que también lo hagan”.

“No se puede permitir que se repitan modelos pasados donde nada más se pide un perdón, sino que es necesario que se aborde integralmente la situación y el delito, y se busque que no se cometan más”, expresó.

La respuesta de los Legionarios de Cristo

ACI Prensa contactó a los Legionarios de Cristo para conocer su postura respecto a las denuncias de las víctimas del P. Martínez Suárez, así como del comunicado del Consejo Nacional de Protección de Menores de la CEM.

Los Legionarios de Cristo informaron a ACI Prensa que “estamos analizando” el comunicado firmado por Mons. Miranda Guardiola.

Agradecemos las recomendaciones que nos hacen los pastores de la Iglesia y reiteramos nuestro compromiso de actuar en todo momento según las líneas guía marcadas por la Santa Sede y las conferencias episcopales y de acuerdo a las legislaciones civiles de los países en donde nos encontramos”, señalan en su mensaje y expresan su “deseo de caminar con las víctimas de Fernando Martínez Suárez hacia la sanación y reconciliación”, sin ofrecer mayores detalles.

¿Cómo mantener la fe a pesar de los abusos?

A pesar de todo el sufrimiento por el que ha pasado, Belén asegura no haber perdido la fe ni su amor por la Iglesia. “La fe es un don, no es como que yo pueda exigir, es algo que he pedido, es algo que he trabajado, es algo que he podido recibir porque mi corazón así en paz, siento tranquilidad”, explicó.

El trabajo pastoral que ha realizado al interior de la Iglesia, dijo, “lo he hecho con un verdadero amor, por ayudar a otras personas. No lo he hecho por manipulación de conciencia. La formación católica la recibí desde casa, después en el Regnum Christi. Pero llega un punto en que se trata de tu experiencia personal con Dios”.

Pero este amor por la Iglesia no la hace ciega a los abusos. “Es un deber moral, cristiano, como persona, denunciarlo, porque puedo constatar que es un daño espiritual. Para mí la herida espiritual es mucho más grave”, indicó.

En este contexto, el Nuncio Apostólico en México, Mons. Franco Coppola, facilitó a través de ACI Prensa su contacto personal para recibir las denuncias de víctimas de abusos sexuales de parte del clero: nuncio.mexico@diplomat.va.

Publicado en Aciprensa.

26 comentarios en “Denuncian que dentro de los Legionarios de Cristo se siguen encubriendo abusos sexuales
  1. Los legionarios de Cristo tienen una asignatura pendiente que, al parecer, no quieren resolver: Aclarar públicamente quienes, con nombres y apellidos, colaboraron en las fechorías de Maciel o/y las encubrieron. Lo de ” No sabía/Me enteré por la prensa ” no cuela. Todos ellos deben ser enjuiciados canónica y civilmente. Mientras no lo hagan, toda la congregación, absolutamente toda, seguirá bajo sospecha y perdiendo miembros. Que no nos digan que no han querido hacer una caza de brujas porque esos colaboradores y encubridores son mucho más que brujos. Su lugar es la cárcel.

    Por cierto, algunas de las denunciantes nos presentan al encubridor de McCarrick y Zanchetta, entre otros, como interesado en acabar con los abusos. ¡ Pobrecitas ! ¡ Qué candorosas !

    1. El mayor encubridor de Maciel fue San Juan Pablo II, quien nunca quiso escuchar a quienes le advirtieron de este impresentable, incluído su gran amigo el hoy papa emérito Benedicto XVI, quien si puso todo su empeño en acabar con el problema, pero estaba tan enraizado que la única solución para los Legionarios es su disolución inmediata

    2. Ya veo que pasas de puntillas frente al santo y arremetes con saña contra Su Santidad Francisco. No te oculto que me encanta leer tus comentarios siempre claro y directo, aunque la mayor parte de cosas que escribes sea mentira. Pero hoy te delata tu falta de objetividad; no sé si hay antecedentes de descanonizaciones en la historia de la Iglesia, pero creo que el santo debería ser sometido a una exhaustiva investigación a causa de Masiel. Las injurias que lanzas contra el Papa Francisco solo son falsedades tuyas.

      1. No tengo ningún inconveniente en esa investigación, con una condición: que se investigue igualmente a Francisco. Yo he criticado por activa y por pasiva los nefastos nombramientos episcopales y cardenalicios de Juan Pablo II y Benedicto XVI, que han posibilitado el desastre eclesial actual, el peor de la historia. Tú no te atreves a criticar al homo sexualista Francis, como tú, ni por equivocación.

    3. Pobrecitas por no atacar a Mccarrick, no por ser abusadas, ya que al no ser niños no encajan en tu teoría de que la culpa de todo es de los homosexuales no merecen ser consideradas como víctimas, ¿como se atreven a demostrar que tu teoría de buscar otro culpable para exonerar a la iglesia es falsa?

    4. Por supuesto que sigue habiendo abusos sexuales, de conciencia, de todo tipo, dentro de esta secta, y que además son tapados le los Millonarios de (NO) Cristo. Y a los abusadores, los suelen tapar, enviándolos a Cancún, donde el Obispo, que es legionario , Rosalio, (al que el pederasta de su asqueroso jefe , Maciel, le cambió el nombre por Pedro Pablo, como así es conocido el sujeto. Y la secta, también manda a los sacerdotes que acaban siendo incómodos, porque han descubierto que eso es todo Mentira, a misiones con los mayas, etc, para que No incordien, y les hacen el vacío en todos los sentidos, abandonandolos a su suerte. A esta gente, sólo les importa el dinero , gente rica, y viudas ricas, para que les dejen la herencia. Así de claro, y así se triste.

  2. El Encubrimiento Masivo de todo lo malo, abusos sexuales, homosexualidad, robo de dinero, politicos de izquierda, narcotraficantes, dictadorzuelos latinoamericanos, Zapateros, Nazionalistas catalanes y vascos, es la tares fundamental de estos Masones Apostatas, disfrazados de Obispos y Uno de Pachapapa.

    Dan schifo, Asco !!!

  3. ¿Cómo no se van a seguir encubriendo? A ver… los católicos han estado, están, y seguirán estando SIEMPRE a muerte con los pedófilos. Defendiéndolos, a muerte. ¿Por qué? Pues porque creen que lo blanco es negro y lo negro es blanco. Creen que se ataca a la Iglesia Católica cuando se sacan a la luz los abusos… cuando es al revés. Se ataca a la Iglesia Católica cuando se encubren los abusos.

    ¿Por qué se defiende al cardenal Pell y no se defiende a la víctima del cardenal Pell? Ok… venga, va. Es la palabra de uno contra la del otro. Pues yo no defiendo ni a uno ni al otro, ni ataco a uno ni al otro, ¿no? Pues no. Acusado, juzgado y condenado y los católicos le defienden.

  4. Todo esto es demencial porque distorsiona absolutamente la visión católica de la vida, que tanto ha beneficiado a las sociedades durante muchísimo tiempo. Es una mezcla de porquería humana, pecados absolutamente reprensibles y meritorios de cárcel, como bien dice Belzunegui, y despues de haber abusado de varios infantes, les ofrecen atención psiquiátrica. ¿Qué?
    ¡Qué es un delito, señores que merece una pena de privación de libertad!!!!!
    ¡Señor Jesús, ven y limpia tu Iglesia de tanta porquería infernal que la asedia, aunque nos duela a todos!

  5. Que Dios me perdone, pero en todo este lío de los abusos sexuales del clero me parece que los sucesivos Pontífices y jerarquía diversa no hacen sino caen en las trampas que ellos mismos se ponen. ¿Alguien abusa sexualmente de un menor o mayor en cualquier grado de participación? ¡Al juzgado! Si ha prescrito, ha prescrito y a correr, La jerarquía no tiene nada que decir porque no tiene competencia penal y nadie se hace responsable de los delitos (que hay que demostrar) que otro pudiese haber cometido porque la responsabilidad penal es personal. Hay que demostrar los delitos. Si alguien sabe que otro ha cometido un delito, al juzgado por encubridor. Si ha prescrito para este también, no se le puede juzgar y no hay ni delito ni condena, porque los testimonios de veinte años depues de cometido el delito, no tienen validez penal . En cada país hay que estar a lo que dispongan sus leyes sobre la prescripción.

    1. El cardenal Bernard Law encubrió en la diócesis de Boston unas 270 casos de pedofilia según el Boston Globe, unos 140 según la propia diócesis (que publicó en su página web los nombres y apellidos de esos 140 sacerdotes pedófilos). De unos 1000 sacerdotes diocesanos haga usted la cuenta y dígame cómo de gordo es el problema.

      El cardenal Law no podía ser condenado, porque “entonces”, cuando se denunció, no era delito encubrir al clero (ahora sí lo es). Cuando fue llamado a declarar “como testigo”, Juan Pablo II le proporcionó un escapatoria (¡qué verguenza un cardenal declarrando ante el juez!) y el mismo día (el mismo día, ¿eh?) que le llegaba la citación se marchó al Vaticano para nunca más volver…

      Allí se le asignó la basílica de Santa María la Mayor (uno de los puestos más relevantes), y a la muerte de Juan Pablo II ofició una de las cuatro misas de su funeral.

      ¿De qué estamos hablando, señores?

  6. ¿ Porqué Francis no quiere derribar los muros vaticanos ni eliminar el Estado vaticano ? ¿ Porqué hace lo contrario de sus posiciones migracionistas y globalistas ? Por una sencilla razón: Podría ser acusado de encubrir a McCarrick y Zanchetta, entre otros, y acabar sus días en la cárcel.

    1. ¿Podrías explicarme por qué tú odio encarnizado contra Su Santidad? ¿No ere catolico? ¿Cuando nos vas a hablar de los encubrimientos de S Juan Pablo II? Mira que el caso Masiel llora sangre y nunca escribes nada al respecto; o el caso Law, mira qué desfachatez, pero de eso, ni una palabra. El asunto es que, si no das parejo, pierdes credibilidad.

      1. Yo critico lo que veo actualmente y que tú no quieres ver porque prefieres marcharte al infi erno con tus amigos gays activos y pasivos. Agua pasada no mueve molino.

        1. Belzunegui:

          Lo más gordo que TODOS conocemos sobre el enorme escándalo de pedofilia promocionado, de una forma o de otra, por la Iglesia Católica, del primero al último (con poquísimas excepciones), ocurrió durante papados anteriores, y usted lo sabe.

          Lo de Marcial Maciel, los más de 4000 sacerdotes que aparecen en el informe John Jay en los EEUU, los +410 sacerdotes pedófilos que salieron a la luz al abrir sus archivos las diócesis de Pennsylvania (de unos 1000 sacerdotes diocesanos durante su tiempo de vida), los de Irlanda, los de Chile, los de Australia, etc, etc… TODOS con papados anteriores.

    2. ¿Pero cuanto crees que duraría el cuento de que la iglesia es divina sino se encubrieran unos a otros?, ¿cuanto tiempo tardarías en caerte del guindo si vieras que luchas por una asociación mafiosa con mil setecientos años de antigüedad?, están obligados a engañarte para que salgas en su defensa

  7. LC ha hecho mucho daño a muchos de sus miembros. ¿Por qué no disolverlo de una vez por todas? La gangrena de corta para que no siga infectando al Cuerpo.

    1. Pues guardaros este comentario porque ya os anticipo que esa organización brasileña que van disfrazados y tanto os gusta como os gustaban antes los de la legión de cristo, canta a la legua que también es del mismo estilo, más gay no puede ser la cosa, no se como no lo veis, guardad el comentario y esperad unos años,

      1. Que te atraigan no quiere decir que sean gays, sino que tú eres gay. Si conoces algún caso de abuso, estoy esperando a que lo denuncies. En cualquier caso, gracias por reconocer la estrecha vinculación entre abusos clericales y homosexualidad. Progresas adecuadamente, a diferencia de Francis, que lo sabe, pero no lo quiere reconocer.

        1. Pues tu mismo lo estás diciendo, la organización esa es un iman para gays, pero crees que los que ingresan no lo son, es el problema que tenéis en la iglesia no queréis ver la realidad aunque la tengáis en ls narices, haceis organizaciones que solo pueden atraer a gente gay reprimida, luego os lamentáis de que en la iglesia está llena de homosexuales, pues vale, disfrutadlo!

        2. ¿Cuántos sacerdotes son gays? ¿Alguien lo sabe? ¿Podrían ser el 80%? ¿Podría ser que TODOS ellos son gays?

          Eso explicaría que todos la mayoría de los abusos sean a chicos, ¿verdad? ¿Y qué significaría que todos los sacerdotes sean gays?

          Hombre… pues es bien fácil, ¿no? Eres católico, y muy creyente desde bien pequeñito, y un buen día descubres que eres gay, te das cuenta de que eres gay. ¿Qué haces? ¿Se lo dices a tu familia, dándoles un disgusto de muerte? ¿Vives soltero toda tu vida? Hombre… pues no… tengo una salida muy buena que es meterme a cura, que tengo el pan asegurado, y no se me nota lo de ser gay. Fácil.

          ¿Son gays todos los sacerdotes, Belzunegui? ¿Se da cuenta lo que significaría para la Iglesia Católica que TODOS sus sacerdotes sean gays?

  8. La legión de Cristo debe ser disuelta. No es solo que su fundador haya sido un delincuente depravado, sino que la propia congregación lo encubrió llegando incluso a engañar a Juan Pablo II. Ese encubrimiento duró más de 50 años. Es más, hasta el momento no se ha investigado quiénes fueron los encubridores o cómplices del malvado Maciel, lo que les coloca a todos bajo sospecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles