PUBLICIDAD

El árbol de Navidad del Vaticano contará con iluminación de bajo consumo

Vatican News
|

El pesebre de este año es de madera con estatuas a tamaño real. El árbol tiene 26 metros de altura y, para la tranquilidad de los ecologistas, cuenta con luces de bajo consumo.

Informa Vatican News que tanto el belén como el árbol de este año se inaugurarán oficialmente este jueves a las 16:30 horas, por el cardenal Giuseppe Bertello, presidente del Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano y por el obispo español Fernando Vérgez Alzaga, secretario General.

El árbol tiene 26 metros de altura y un diámetro de 70 centímetros. Ha sido donado junto a veinte árboles más pequeños. La decoración e iluminación del árbol corren a cargo del departamento de Infraestructura y Servicios del Governatorato en colaboración con Osram S.p.A. y Osram gmbh.

Si estaban preocupados por el el daño ecológico que ha supuesto talar estos árboles, no temáis, el sistema de iluminación es un diseño de última generación que limita el impacto ambiental y el consumo de energía.

El Belén está hecho casi en su totalidad de madera y cuenta con entre 20 y 25 personajes de tamaño natural en madera policromada. El pesbre y el árbol estarán en la Plaza de San Pedro hasta el 12 de enero de 2020.

5 comentarios en “El árbol de Navidad del Vaticano contará con iluminación de bajo consumo
  1. Hasta 2007 por lo menos, el belén del Vaticano se inauguraba al acabar la Misa del Gallo (que empezaba entonces a las 12 de la noche). Era especial. Ahora, como los comercios, que tanto critican

  2. Francisco quiere sostener la bella tradición de nuestras familias que en los días precedentes a la Navidad preparaban el belén. También la costumbre de colocarlo en los lugares de trabajo, en las escuelas, en los hospitales, en las cárceles, en las plazas… El Vaticano se ha apresurado a dejar claro que esto no puede ser utilizado por los soberanistas acusando a Francisco de no defender la tradición. Quiere llevar a los lugares públicos una forma de proponer la belleza de nuestra fe con simplicidad. El belén pertenece a todos y no puede ser instrumentalizado. Esperemos que todo esto sea un adelanto de la defensa de los signos cristianos, la cruz por ejemplo, en los lugares públicos. Esperemos que no nos avergoncemos de bendecir con la señal de la Santa Cruz y la invocación trinitaria en nuestras propias casas.

    1. Esperemos que podamos beber de vez en cuando y con moderación ‘un vaso de buen vino’ y acompañarlo de un buen jamón sin necesidad de ofender a nadie, e incluso degustar una lasagna, o unos tortellini, que no estén desnaturalizados. La defensa del Belén es un buen comienzo del que nos alegramos. La tradición del árbol navideño, más propia del norte de Europa y del mundo anglosajón, se ve reflejada por el enorme abeto de la Plaza de San Pedro. Cada vez son más las voces que claman por evitar el sacrifico y la muerte anual del ejemplar seleccionado. Un detalle que ha escapado en estos tiempos de abraza árboles. Specola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles