PUBLICIDAD

El ‘mensaje político’ del Papa Francisco

Vatican Media: El Papa en Japón
|

De las dos obsesiones de Francisco, de los dos asuntos que más se repiten en sus prédicas, la ‘acogida’ al migrante y la ‘conversión ecológica’, llaman la atención tres aspectos.

El primero es que se presentan como ejes de la vida cristiana dos cuestiones que nunca lo han sido. La custodia de la Creación no se ha tratado jamás en el magisterio de la Iglesia como una prolongación de la ecología al uso, mucho menos asociándolo de forma tan peligrosa con una teoría científica y sus derivadas políticas. En cuanto a las migraciones, también en este aspecto se aparta Francisco del planteamiento habitual, expresado por los últimos dos papas, en el sentido de que los Estados tienen no solo el derecho, sino también el deber, de controlar sus fronteras y de gestionar las entradas en su territorio teniendo en cuenta el bien común de sus ciudadanos.

En segundo lugar, es imposible ignorar que en ambos asuntos la Iglesia va a rastras del mundo secular. Es decir, no se trata de un desarrollo de doctrina interno, nacido exclusivamente de la fe y de la propia lógica del cristianismo, sino la adopción de dos obsesiones que encontramos machaconamente anunciadas, repetidas hasta el hartazgo, por los medios de comunicación mundanos, ‘modas’ ideológicas a las que se apuntan hoy todos, y muy especialmente los que podríamos llamar miembros de la élite internacional, con poderosos intereses en ambos asuntos: las posibilidades de control de las vidas privadas de los ciudadanos que permite el pánico ecológico y las ventajas económicas y de crecimiento del poder que conlleva la desaparición de las fronteras y, con ellas, de las raíces nacionales.

Tradicionalmente, lo que ha distinguido a la Iglesia, lo que ha hecho de ella hasta cierto punto un ‘cuerpo extraño’, objeto de persecuciones y presiones en toda época, ha sido su naturaleza profética -es decir, su capacidad para predicar justo aquellas verdades que el mundo ha olvidado y no quiere oír- y la inmutabilidad de su mensaje, que no cambia con los vientos filosóficos de cada era. Ver a la cúpula eclesial repitiendo con entusiasmo de converso idénticas consignas que uno puede escuchar y leer a todas horas en los grandes medios es, cuanto menos, inquietante.

Y, en tercer lugar, son dos cuestiones que, en su aplicación eficaz, escapan por completo al alcance del fiel corriente. Si el sacerdote o el obispo predican sobre la necesidad de la oración, eso es de aplicación inmediata para cada uno de nosotros, como la necesidad del perdón o la atención a la salvación de nuestras almas inmortales. Pero, ¿qué puede hacer el cristiano corriente para detener el cambio climático?

Es insignificante lo que cada uno de nosotros puede hacer para luchar ‘contra el cambio climático’, y ni siquiera podemos estar seguros de que, efectivamente, tales prácticas tengan algún impacto. Descarto de estas, naturalmente, la que los ‘expertos’ en estos asuntos citan obsesivamente, por ser radicalmente anticatólica: no tener hijos, evitarlos por todos los medios, incluido el aborto, la plaga de nuestro tiempo que clama al cielo y que ha pasado a ser un mal que no se niega, por supuesto, pero que se minimiza y silencia y con el que no ‘debemos obsesionarnos’.

Del mismo modo, tratar al migrante como a un hermano, como debemos tratar al pobre y al descartado, no es algo en absoluto novedoso, sino recordado perennemente por un magisterio que, al fin, no hace otra cosa que transmitir el mensaje de Cristo. Pero junto a esta apelación a la implicación personal, a la caridad personal hacia el extranjero -“recordad que fuisteis extranjeros en Egipto”- se mezcla algo que no tiene mucho que ver, que es la política migratoria en sí misma. Tratar al migrante con la dignidad que merece cada persona y apoyar una política nacional de apertura de fronteras son dos cosas distintas, y perfectamente diferenciables. No hay un solo Padre de la Iglesia, un teólogo de nota, un doctor o un Papa que haya unido las dos cosas y haya predicado la abolición de las fronteras o algo que se le parezca.

Por tanto, lo que interesa aquí, como en el asunto de la ecología, no es tanto lo que hagan personalmente los fieles en su vida diaria como lo que hagan los líderes políticos. Y del fiel interesará en estos asuntos, sobre todo, su voto. Es en ese sentido en el que podemos denunciar respetuosamente que Francisco tiene una agenda política que a menudo ‘devora’ su mensaje estrictamente religioso.

25 comentarios en “El ‘mensaje político’ del Papa Francisco
  1. Eleva a rango de dogma “católico” los nuevos dogmas del pensamiento único; en compensación devalúa, pisotea y ridiculiza los auténticos dogmas católicos por una sencilla razón: No cree en la divinidad de Jesucristo y el catolicismo dogmático debe desaparecer para equipararse a todas las pseudo religiones convergentes en el poliedro ecumenista ecumaníaco.

    1. Por fin sé quien es el verdadero dios de todos ustedes y también su patrón, el que les paga:
      Roger Ailes, el católico fundamentalista que creó la Postverdad
      Los que quieren saber más y no viven de este cuento (infernal, por cierto) de DESinfovaticana vayan a Vida Nueva digital, artículo de Fernando Vidal, y descubrirán la verdad sobre estos medios tan tradicionalistas como diabólicos.

      1. La Postverdad, despistaillo, no tiene nada que ver con lo católico, anda vete y mira lo que significa. Por ejemplo: es imposible de toda imposibilidad que atribuyan al Papa el haber llevado ídolos al Sínodo de la Amazonía porque todos los hemos visto en cualquier medio de comunicación y una persona los echó al Río Tiber, noticia que también apareció en todos los medios y, además, porque ninguna fuente vaticana (incluido el propio Papa) lo ha desmentido. Decir que eso es idolatría no es postverdad sino verdad, ahora y siempre por los siglos de los siglos.

        1. A ver de qué ídolos hablamos? Quién les atribuyó poderes divinos? Quién los adoró? Qué se les sacrificó? Qué apología se ha hecho de sus poderes? A quién se nos ha invitado a adorarlos cambiándolos por el culto al Dios de Jesucristo?
          Esa es la post verdad precisamente: repetir que unas simples esculturas son ídolos hasta que la gente sencilla, como usted, se lo crea…
          Y todo con el simple objetivo de denigrar al Santo Padre porque dice cosas que a ciertos potentados no les conviene que diga.

          1. Todas aquellas personas de rodillas estaban adorando los ídolos. Muchas personas en la iglesia se quedan de pie durante la Consagración, la mayoría de ellas, pero delante de los ídolos se prosternaron en una clara postura de adoración.
            Mire, me encanta que me haya llamado “sencilla” porque me lo tomo a la manera evangélica, pero, lamentablemente, hace mucho que deje de serlo, entre otras cosas porque usted no sabe, ni puede deducir de mi manera de escribir, ni de mis faltas de ortografía, ni de mis ataques a la sintaxis, el nivel de educación que tengo. Tampoco puede deducir mis títulos universitarios, mis conocimientos sobre esto o sobre lo otro, de manera que si cree que no sé distinguir a un ídolo de una figura sin ninguna trascendencia, está equivocado. Estas figuras son realmente intrascendentes en un parque o un museo, pero en una iglesia y con orantes arrodillados son ídolos. Es la diferencia que hay entre un gato de adorno y Bastet.

          2. Pues si no era diosa la pachamama y Francisco dijo que no era la Virgen María ( y menos mal que lo dijo, porque sería ya el colmo de la blasfemia) vamos a ver qué es. Desde luego, defenderla la defendió del que la arrojó al Tiber.
            Los poderes divinos se los atribuyen los indígenas y se arrodillaron ante ella en los jardines del Vaticano. ¿O es que no has visto el vídeo?

          3. Sólo un ciego no ve lo que ocurre, según usted yo puedo tener la imagen de la Satánica muerte, tan adorada en México por delincuentes y policías, por igual, y decir que no le estoy adorando, pero ahí la tengo, eso ¿no crearía confusión en mi familia? Fíjese en la barbaridad que quiere defender.

          4. Catolico normal, ud si que tiene algo plano el cerebro. ¿Porque descalifica, llamando “sencilla” a alguien que tiene más chispa que muchos que como ud mismo, no ven más allá de lo que quieren ver ?Me admira que todavia hayan católicos, que viendo y oyendo, lo que se ve y escucha, no disciernan, que algo podrido huele , no en Dinamarca sino en el Vaticano.
            Por sus frutos los conocereis, dijo el Señor.
            Todo lo que crea division y confusión , no viene de Dios.
            CIEGOS QUE GUIAN A CIEGOS

      2. Ha sido especificamente Francisco quien ha introducido en la Iglesia estos dos temas. hasta ahora. Ningún clerigo, digan lo digan, hablaba de estos temas. Sí se hablaba mucho por una parte del clero del mundo del trabajo, economia, industria, banca, hipotecas, paro, drogadictos, presos, mundo desfavorecido, misiones en paises pobres, etc. pero no sobre estos temas de los migrantes y la ecologia. En todo caso se consideraba triste tener que migrar, por verse fuera del propio ambiente, sin trabajo, discriminados, explotados. Tampoco se consideraban temas de fe o de moral, ni se favoreció la migración ni se apoyó a los ecológistas. Es verdad que muchos súper-poderosos sí que empezaron a dar la matraca con estos temas antes que él y él se ha sumado, pero ha sido a mitad de pontificado, antes él tampoco hablaba de esto. son temas muy muy complicados, es un bosque con muchísimas ramas y hay muchos intereses poderosos detras, se persigue y se fomenta según los intereses y hay grandes mentiras

    1. Es un hipocresia oue un sacerdote o obispo se ouede en su templo a verlas caer y oue no sea un activista para compartir su actividad con sus fieles aun que luego los lleve al templo para darle las misas,
      En fin hace falta sacerdotes y activistas.

  2. Estimados vean el Salmo 126 Si Dios no construye la casa en vano se cansan los albañiles. Es lo que está pasando se ha perdido la íntima relación entre la Providencia y la acción humana, la Gracia actual y la Gracia habitual. Gracia (gratia, Charis), en general, es un don sobrenatural de Dios a las criaturas intelectuales (hombres, ángeles) para su salvación eterna, tanto si ésta se adelanta y alcanza a través de actos saludables o de un estado de santidad. La salvación eterna en sí misma consiste en la bienaventuranza en el cielo como resultado del conocimiento intuitivo del Dios Trino y Uno, que a los que no estaban dotados de la gracia les permitió “habitar en una luz inaccesible” (1 Tim. 6,16). La gracia cristiana es una idea fundamental de la religión cristiana, el pilar sobre el cual, por una ordenación especial de Dios, descansa en su totalidad el majestuoso edificio del cristianismo. Enciclopedia Católica.

  3. El relato de Infovaticana tiene como objetivo principal asegurar que Blasfemoglio diga lo que diga, haga lo que haga es Papa válido. Y en esto coinciden con llámame Jorge: eludir el problema básico de la farsa sangallense y es la falta de legitimidad de Blasfemoglio. El meollo del por qué no es confiable y nadie le cree.

  4. «Les cuento mi amigo San Josemaría Escrivá»

    Pippo Corigliano, portavoz histórico del Opus Dei, nos cuenta lo que significa haber vivido junto a un santo y cómo ese encuentro le ha trastornado su vida. De san Josemaría nos revela los rasgos más fascinantes, los que han conquistado miles de almas al amor de Dios. Porque esto era Escrivá: «Un padre que nos enseñó a amar al mundo como Jesús, a llamar a Dios Padre y a reírnos de la vida hasta las lágrimas”.

    La Nuova Bússola lo entrevista a propósito de su libro sobre Escrivá.

  5. Qué bien le han respondido al católico normal, Dice en el Evangelio San lucas; Ser sencillos y humildes, para que Jesús no encuentre obstáculos. Y continúa como todos sabemos, que el rico pide que se les aparezca un muerto para salvar a sus hermanos, y Abraham le contesta “Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se convencerán, aunque un muerto resucite”.
    Así vea el católico normal al susodicho ☠️, va a negar la evidencia, dirá que éso no es un muerto si no, una hermosa joven, ?, !! Lo que hay que ver!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles