El cardenal Erdő presenta en Roma el Congreso Eucarístico Internacional Budapest 2020

|

Iniciativas para la familia, apertura ecuménica, atención a los romaníes y testimonios de diversas realidades y sensibilidades eclesiales: estos serán los rasgos característicos del próximo Congreso Eucarístico Internacional, que se celebrará en Budapest del 13 al 20 de septiembre de 2020, publican en la web de la Embajada de Hungría ante la Santa Sede.

«El Congreso Eucarístico Internacional de 2020 es un verdadero regalo del Santo Padre al pueblo húngaro» – dijo el cardenal Péter Erdő, arzobispo de Esztergom-Budapest, durante un encuentro con un grupo de periodistas en Roma el 21 de noviembre. En el salón del Pontificio Instituto Eclesiástico Húngaro, el Primado de Hungría presentó el programa general y algunas características específicas del 52º Congreso Eucarístico Internacional.

El cardenal Péter Erdő subrayó que el mensaje principal del Congreso Eucarístico es que la Eucaristía es el sacramento de la unidad entre los cristianos, pero la vocación de la Iglesia es también promover la unidad de todo el género humano. Este último también alude al lema del evento «Todas mis fuentes están en ti» (Salmo 86 (87)). Ya el anterior Congreso Eucarístico Internacional, celebrado en Budapest en 1938, llevaba un mensaje profético, recordaba al Primado de Hungría: la última línea del himno oficial del Congreso de 1938, «Únenos o Señor en la paz a todas las gentes y naciones», portaba un mensaje «extraño a todas las posiciones políticas de esa época», en los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial.

Una característica especial del Congreso Eucarístico en Budapest será la apertura ecuménica: «estamos abiertos a la participación, bien meditada, de cristianos de otras denominaciones, con la conciencia de que será una manifestación religiosa de una clara identidad católica». Por lo tanto, no será ciertamente una intercomunión sacramental. El aspecto ecuménico estará presente sobre todo en iniciativas culturales, que incluirán, por ejemplo, un concierto del Coro del Patriarcado de Moscú.

Otra particularidad del evento será la atención a los romaníes. El cardenal explicó que habrá programas organizados especialmente por la propia población romaní. «En Hungría, el 10% de la población pertenece a la minoría romaní, lo que representa un gran desafío para el cuidado pastoral, pero ya tenemos buenas experiencias al respecto. Por ejemplo, tradujimos la Biblia al idioma Lovari (romaní), el más hablado por los romaníes y ahora incluso el ordinario de la misa ha sido traducido al romaní». El texto de la misa fue aprobado por la Conferencia Episcopal Húngara y también transmitido a la Santa Sede, de acuerdo con las nuevas reglas. Por lo tanto, en el contexto de las celebraciones litúrgicas del Congreso habrá una misa especial en lengua romana, acompañada de las canciones y música particulares de los zíngaros.

El Congreso estará precedido por una conferencia teológica internacional en Esztergom, la antigua sede de la Arquidiócesis. La apertura del Congreso tendrá lugar el 13 de septiembre, con una Santa Misa en el nuevo estadio «Ferenc Puskás», donde más de 4.000 niños recibirán su primera comunión. Un momento importante será la procesión eucarística en el centro de la ciudad, entre la plaza Kossuth y la Plaza de los Héroes, en la tarde del sábado 19 de septiembre. También en esta última plaza, se celebrará la misa final, el Statio Orbis. El Santo Padre ha sido invitado a presidirla, aunque aún no ha respondido. El cardenal Erdő señaló que últimamente los Papas suelen estar representados en los congresos eucarísticos internacionales por un legado pontificio, aunque en el pasado, Juan Pablo II participó a veces personalmente.

Las jornadas del Congreso estarán marcadas por oraciones comunitarias, celebraciones litúrgicas, catequesis, testimonios y reuniones temáticas (talleres). Para resaltar las visitas y reuniones en las parroquias de Budapest, el día de las familias en la Isla Margarita, la Divina Liturgia se celebrará con la participación de 50 obispos católicos del rito oriental en la Basílica de San Esteban y, finalmente, la primera Santa Misa «oficial” celebrada en romaní/lovares, el idioma del grupo étnico romaní.

El Congreso también será una buena oportunidad para favorecer el encuentro entre la comunidad de creyentes húngaros y los invitados de todo el mundo. Las catequesis y misas serán organizadas por cardenales y obispos de diferentes países. Los testimonios también presentarán historias de sufrimiento por la fe: la de los cristianos perseguidos de Medio Oriente, o la de las iglesias católicas griegas bajo el yugo comunista, pero también las de la recepción de niños abandonados (de los cuales también hablará Fra Csaba Böjte), drogadictos o personas sin hogar. Pero también habrá testimonios de la fe personal de personajes conocidos, como artistas o políticos.

Entre las iniciativas de caridad que acompañarán al Congreso Eucarístico, el cardenal Erdő destacó el almuerzo con los pobres, que tendrá lugar el 12 de septiembre en la Plaza Juan Pablo II en Budapest con mil invitados, mientras que en las otras sedes episcopales se realizará lo propio. Como testimonio y recordatorio permanente del Congreso Eucarístico, se está planeando «una iniciativa más de tipo espiritual»: un servicio de ayuda y apoyo para familias en dificultades. De hecho, explicó el cardenal, la respuesta católica a las dificultades de las familias (crisis de parejas, discapacidades, enfermedades, padres ancianos, etc.) que a menudo no tienen fácilmente accesible si no hay instalaciones adecuadas. Una oferta estable de este tipo de servicios (psicólogos, médicos, trabajadores sociales y pastorales) «también responderá a lo que el Santo Padre esperaba con la Exhortación Apostólica después de los Sínodos sobre la familia». No debe ofrecer consejos solo a los divorciados vueltos a casar (servicio que ya existe), sino que debe tratar de ayudar a las parejas en dificultades.

Finalmente, el cardenal Erdő dijo que la adoración eucarística «también fue un descubrimiento para mí en estos años de preparación. Pertenezco a la generación post-conciliar y pensé que, por supuesto, la adoración es hermosa, pero la Santa Misa es la primera realidad de celebración y tal vez aquella otra es una costumbre más tradicional. Pero sobre todo los jóvenes quieren adoración. Por lo tanto, hemos organizado la adoración perpetua en diferentes iglesias».

Publicado por la embajada de Hungría ante la Santa Sede.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
1 comentarios en “El cardenal Erdő presenta en Roma el Congreso Eucarístico Internacional Budapest 2020
  1. ¿ Seguro que creen en la presencia real de Jesucristo en la eucaristía ? ¡ Demasiada verborrea vacía, empezando por un Francisco que nunca se arrodilla ante el Santísimo. Por algo será.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles