PUBLICIDAD

Sobre la adhesión al Papa

|

Por Octavio Rodríguez Sierra

Con el entusiasmo de un converso al catolicismo, aquel novelista británico, Evelyn Waugh, resumía su adhesión al Papa con esta máxima: «Sin Papa, no hay Iglesia; y, sin Iglesia, no hay Dios con nosotros».

Sí, sólo mediante el Vicario de Cristo recibimos el fruto de la Redención, los sacramentos: Santa Catalina de Siena solía, de este modo, animar, a los indecisos, a adherirse al Papa reinante.

Pero –dirá alguno– ¿si no es mi tipo de Papa; o, más aún, si tiene mal genio, si se ocupa demasiado de la política temporal, si parece doblegarse ante los poderes mundanos, si…? –¡vaya!, una interminable lista.

Pues todo esto, en fin, no hace al caso. La misma Santa Catalina tuvo que lidiar con el irascible Urbano VI (quien, dicho sea de paso, con su rudeza, contribuyó al inicio del cisma de Occidente): Ella no dejará de considerarlo Babbo –papito–, y Dulce Cristo sobre la tierra.

Y va más allá…

A quienes se retraían de prestarle respeto y asistencia aduciendo que «él no es lo que debiera ser; que debiera ocuparse de cosas espirituales, y no de temporales…», Santa Catalina les quiere convencer:

Sea él bueno o malvado, nosotros no debemos rehusarle el respeto que le es debido. Este respeto no se refiere a él, sino a la sangre de Cristo, a la autoridad, a la dignidad que Dios le ha dado por nosotros. Esta autoridad, esta dignidad, no pueden ser debilitadas por ningún defecto personal: él no obra nunca con menos poder y virtud. Nuestro respeto y nuestra obediencia no deben, pues, disminuir –sin ésta estaríamos en estado de condenación /…/ Sus defectos no hacen cesar la necesidad que tenemos de él /…/ Debemos entonces estar reconocidos y fieles, y hacer todo lo que podamos para utilidad de la Iglesia y por amor de las llaves que Dios le ha confiado. (Carta 61. A los Señores defensores del pueblo y de la comuna de Siena. n.3)

Pero, ¿hasta dónde se extiende la obediencia? El Papa está al servicio de la Palabra de Dios; no al contrario…

Recientemente, se ha venido debatiendo acerca de la calidad del magisterio de nuestro Papa Francisco. Hay quien se pregunta si, de hecho, subvierte la doctrina*. Jean-Pierre Moreau propone analizar la teología del Papa**. Hay quien ha propuesto un análisis de su magisterio***, o juzga acerca de su catolicidad. («Ma di certo non è un papa ‘cattolico’». Paolo Zampetti)

A cada uno de aquellos a quienes parece que las olas hacen naufragar la barquilla de Pedro –como en tantas otras épocas–, habría que decirle: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudas? (Mt 14, 31b): El Pastor eterno de la Iglesia ha prometido, a su Vicario –sea quien sea–, su asistencia constante (cf. Lc 22, 32), de modo que, por el carisma de infalibilidad, nunca propondrá a los fieles, de manera vinculante, como materia de fe o de moral, algo que no estuviese de acuerdo con su auténtica evangélica enseñanza****.

Otra cosa es cuanto él pueda afirmar a modo de chanza, o con poca reflexión… –en tal caso no está hablando ex cathedra. Podemos, entonces, ofrecerle nuestro respeto y nuestras sugerencias (cf. CoIC 752) –como a un santo abuelito que chochee algunas veces.

Jesucristo y su Vicario, el Papa, son inseparables. Ubi Petrus, ibi Ecclesia (San Ambrosio. In Ps 40. n.30). Si queremos permanecer y sentire cum Ecclesia, nuestra guía y faro, consiste también en sentire cum Petro. Además, ¿quién se puede tomar la atribución de juzgar la ortodoxia del magisterio pontificio? Ni siquiera un concilio general –que actuara separado de su legítima cabeza, el Papa (cf. CoIC 338 y 341). Por esto, con toda razón, el derecho canónico sintetiza magistralmente: «Prima sedes a nemine iudicatur» (c. 1404): Al Papa, sólo lo juzga Dios. Aunque, cada uno de nosotros tiene el derecho –e, incluso, el deber– de manifestar al Pastor sus necesidades –especialmente, espirituales–, y deseos y opiniones, acerca de cuanto concierna al bien de la Iglesia (cf. CoIC 212 § 3).

PUBLICIDAD

Con esto presente, comprenderemos mejor el consejo de Santa Catalina:

Sabéis bien que Cristo nos ha dejado a su Vicario, y que nos lo ha dejado para la salud de nuestras almas; ya que, de otro modo, no podemos tener la salud, que está en el Cuerpo místico de la santa Iglesia. Cristo es el jefe, y nosotros los miembros; y aquel que no obedezca al Cristo de la tierra, que representa al Cristo del cielo, no participará del fruto de la sangre del Hijo de Dios; ya que Dios ha querido que nosotros recibamos por sus manos esta sangre y todos los sacramentos de la santa Iglesia, que nos dan la vida por esta sangre. (Carta 49. A los Señores de Florencia. n.4)

Nos dice ella, además, que Cristo vela por su Iglesia, incluso en caso de que su Vicario y demás pastores parezcan diablos:

Incluso si los Pastores de la Iglesia y el Cristo de la tierra fueran demonios encarnados –en lugar de tener la dulzura y la bondad de un padre– convendría serles sumisos y obedientes, pero no a causa de ellos, sino a causa de la obediencia que debemos a Dios, a quien representan. (Carta 49. n.5)

Al fin de cuentas, es Dios quien enjuicia al Papa:

Os ruego, por amor de Jesús crucificado no hagáis nada contra vuestro jefe. No os sorprendáis si el demonio ha querido engañaros bajo las apariencias, llevándoos a castigar los malvados pastores de sus defectos. No creáis al demonio, y no hagáis justicia de lo que no os concierne. Nuestro Señor lo prohíbe –Él ha dicho que eran sus ungidos; Él no quiere que ninguna creatura haga una justicia que Él se reserva a sí mismo /…/

Tú debes dejar que le castigue el soberano Juez: Él no deja nunca pasar las injusticias y las faltas –que son castigadas en su lugar y a su tiempo, sobre todo en el momento de la muerte, cuando se disipan las tinieblas de la vida; entonces, todo bien es recompensado, todo mal es castigado. (Carta 74. Al Señor Bernabé Visconti. n.6)

¿Por qué Dios permite toda una gama de desconcertantes pastores? Para purificar nuestro amor.

Aquí no me refiero sólo a algunas de las olímpicas salidas de nuestro querido Francisco, sino también a las del combo de amigos: Walter Kasper, Reinhard Marx, Erwin Kräutler, Marc Ouellet, Timothy Dolan, James Martin… Casi todos ellos, jóvenes en tiempo del movimiento del 68, acaso hayan envejecido con algunas de aquellas ilusiones de redención intramundana encriptadas. Sin embargo, el Espíritu Santo vela por la belleza de la Esposa de Cristo (cf. Ef 5, 27).

A propósito de combos, imaginé preguntarle a nuestro santo Padre acerca de su preferente inclinación al diálogo –y la sinodalidad– con quienes piensan como él, con sus amigos; y, en contraste, su mutismo y hasta anticipada descalificación hacia aquellos que le objetan. Pero, en ésta y tantas otras posturas suyas, es bueno tener en cuenta el consejo de San Josemaría:

¿Quién eres tú para juzgar el acierto del superior? —¿No ves que él tiene más elementos de juicio que tú; más experiencia; más rectos, sabios y desapasionados consejeros; y, sobre todo, más gracia, una gracia especial, gracia de estado, que es luz y ayuda poderosa de Dios? (Camino. 457)

Además, si, alguna vez, no nos diese el mejor ejemplo:

¡Qué lástima que quien hace cabeza no te dé ejemplo!… —Pero, ¿acaso le obedeces por sus condiciones personales?… ¿O el «obedite praepositis vestris» —obedeced a vuestros superiores—, de San Pablo, lo traduces, para tu comodidad, con una interpolación tuya que venga a decir…, siempre que el superior tenga virtudes a mi gusto? (Camino. 621)

Así que podemos apropiarnos, en este caso, unas palabras del Beato Álvaro del Portillo:

¡Amadle mucho, hijos míos! Besad donde pise, no dejéis esa pequeña mortificación diaria y de rezar con amor la oración por el que hace cabeza. ¡Amadlo mucho, hijos míos, que es muy duro llevar esto encima! (Alocución ante el congreso electivo de su sucesor. 15.09.1975)

Finalizo con la expresión de San Josemaría: «Gracias, Dios mío, por el amor al Papa que has puesto en mi corazón». (Camino. 573)

Octavio Rodríguez Sierra

*«Da un punto di vista formale Francesco non sovverte la dottrina». Antonio Caragliu. cf. Magister, Sandro. Settimo Cielo. 26.12.2015

**«Aucun ne fait allusion même indirectement à la théologie du pape». Ibid.

***«È certamente vero che l’analisi del magistero di questo papa meriterebbe una più lunga analisi». Mauro Barberio. Ibid.

****«Romanum Pontificem, cum ex cathedra loquitur, id est, cum omnium Christianorum pastoris et doctoris munere, fungens pro suprema sua Apostolica auctoritate doctrinam de fide vel moribus ab universa Ecclesia tenendam definit, per assistentiam divinam, ipsi in beato Petro promissam, ea infallibilitate pollere, qua divinus Redemptor Ecclesiam ideoque eismodi Romani Pontificis definitiones ex sese, non autem ex consensu Ecclesiae, irreformabiles esse. Vat I. Const. de Ecclesia. DZ 3074.

44 comentarios en “Sobre la adhesión al Papa
  1. No puedo estar de acuerdo con la tesis de Rodríguez Sierra porque sus argumentos y sus citas hoy no son aplicables. No tienen presente el marco escatológico, y esto es consecuencia de no haber prestado atención al trabajo de la Virgen como preparadora de la 2ª venida del Señor. Sus advertencias en La Salette y en Fátima sobre el acceso del mal «a la CIMA de la Iglesia» son claras. Es evidente que la apostasía que convierte a Roma en la sede del anticristo anula por completo -durante un tiempo concreto- las garantías dadas a la Barca de Pedro. No es una muerte definitiva de la Iglesia, pero sí un ECLIPSE TEMPORAL analógico a los 3 días del S Está claro que esto no va a ser aceptado por una gran mayoría «bien pensante» y que vamos a quedar muy pocos señalando el MAL ABSOLUTO…… Pero también es evidente que estos «bien pensantes» van a ver muy pronto que su posición convierte la Verdad en indefendible, y van a ser empujados poco a poco al error.

  2. Mire: si no queremos hablar mal del Papa (no nos sale, o pensamos que eso no traerá nada bueno), lo mejor que puede hacer hoy un católico es olvidarse del Papa. Tenemos el Catecismo, y miles, millones de puntos de referencia. Santos, libros… Intentar cuadrsr el círculo, no

    1. Si, pero que yo sepa todavía tenemos un Santo Padre llamado Benedicto XVI que sigue llevando el anillo papal, que viste de Papa, se le ha de llamar «Su Santidad» y fue elegido válidamente….luego todavía tenemos Papa! Saludos

      1. Benedicto XVI podrá vestir de papa, seguir llevando el anillo papal y residir en el Vaticano, pero ya NO ES papa, o como el mismo se reconoce: es un PAPA EMÉRITO. No puede haber 2 papas. Y podrá ser un papa mediocre, incluso el peor papa de la historia, pero todo eso no invalida que FRANCISCO sea el PAPA LEGÍTIMO. Afirmar que Benedicto XVI sigue siendo el papa, es de una ignorancia supina, amén de contradecir al propio Santo Padre. Y desconocer a Francisco como papa (al igual que a todos los pontífices posteriores a Pío XII) es adherir al SEDEVACANTISMO, y por consiguiente estar excluido de la Iglesia Católica.

  3. En cualquier caso, de «nuestro Papa Francisco» nanay de la China. Vuestro y va que chuta. Mío no es, como tampoco es mía la Pachamama esa, ni mío el feo ese de Lutero «Testigo del Evangelio», ni tampoco el Cebolleta Scalfari es mi abuelo.

    1. Además, los grandes teólogos de los siglos XVI y XVI, empezando por los españoles (Maluenda, Suárez…), pero no sólo ellos, entendieron que estaba profetizado que Roma un día apostataría. ¿Hay que besuquear también a la Roma traidora a Cristo por lo que haya podido decir Don Álvaro o un punto de Camino?

    1. Quien tiene que tener respeto en primer lugar es el sucesor de Pedro, al Magisterio de la Iglesia, a la Tradición Católica, al Evangelio de Jesucristo, a los dogmas de la Fe Católica y……al rebaño a él encomendado. Por cierto, lea Vd. acerca del Grupo de San Gallo y sus artimañas reconocidas por el propio Cardenal Danneels en sus memorias……propio de una película de terror. Y por último dígame cuántas veces ha visto a Francisco arrodillarse ante el Santísimo Sacramento. Sin comentarios. Saludos

  4. ¿Acaso intentar corregir el error ajeno, aunque sea el del Papa, es mal juzgarle; O es mejor dejar que siga equivocado acosta, aún, de que equivoque a otros?

    ¿En qué me beneficia mi el mal entendido respeto al tal superior si por no juzgarle o corregir su paso de ciego, aunque éste sea el del Papa, si ambos hemos de caer en el abismo?

  5. Se le puede criticar cosas que dice o hace (yo mismo lo he hecho y lo hago si lo creo conveniente), pero no atacar, insultar y faltarle el respeto de una manera tan cruel, como a veces pasa. Guste o no guste, y aunque más de uno pensemos que en ocasiones es laxo en materia doctrinal, ha sido elegido en un cónclave, como otros hombres que llegaron a pontífices a lo largo de la historia, y ésta demuestra que no todos los que han sido electos papas han sido los mejores. Unos han patinado en doctrina, otros han patinado en la aplicación de la doctrina, y tan malo es decir lo que no es, como decir lo que es pero luego no hacer conforme a ello.

  6. No entiendo este artículo. Y menos a Infovaticana.
    Es una persona del Opus Dei?
    No sabe que Monseñor Escrivá paso sus últimos años llorando por la situación de la Iglesia?

    Es la última carta de Ocariz antes de retirarse por sus 75 años?
    Que el Opus con sus abogados que se reunieron para acelerar el proceso de canonizacion de Escrivá utilicen a estos mismos abogados para estudiar si fue valida la elección de Bergolio.
    Cuando la Obra o quien escribe esta artículo [parece en nombre de la Obra] aclare esto entonces podrá hablar. No antes.
    La elección fue doble Huubo 2 votaciones, se desobedecio el asunto del cabildeo, hubo un voto de más, el grupo san Galo se atribuyó manipular los resultados. Bergolio ha desobedecido a Cristo….
    La Obra apuesta por esto?
    Creo que se viene una gran desbandada en el Opus.

  7. Por fin un artículo (todo lo otro son puros cotilleos), y razonable, en DESinfovaticana. Los comentarios con los esperables: tengamos en cuenta que estamos en un pseudo-medio cismático hecho por cismáticos y para cismáticos.

  8. » En cuanto al axioma Ubi Petrus Ibi Ecclesia, donde está Pedro allí está la Iglesia, vale cuando el papa se comporta como papa y cabeza de la Iglesia; en caso contrario, ni la Iglesia está en él, ni él en la Iglesia »

    Cayetano, cardenal Journet.

    Conclusión: Estar con el papa cuando el papa, o supuesto papa, no está con la Iglesia, es papolatría, es un pecado gravísimo, es estar fuera de la Iglesia y contra la Iglesia.

  9. También Marcial Maciel, el criminal, era un superior, que propició una obediencia, mal entendida, que acabó en encubrimiento de delitos. ¿ Es que no aprendemos ? Como dice Chesterton, » Cuando se entra en la Iglesia, hay que quitarse el sombrero, no la cabeza «, que para algo nos la ha dado Dios.

  10. El Cardenal holandés Eijk le dirigió a Francis la mayor reprimenda recibida por un papa, o lo que sea, a lo largo de la historia: » Usted no está confirmando en la Fe «. El tiempo confirma más y más la validez de esta apreciación palmaria.

  11. Se confirma lo dicho: pseudo-medio cismático hecho por cismáticos y para cismáticos. Belzunegui acepta tu realidad: simplemente estás fuera de…
    Por lo demás y partiendo de esta premisa sus personas son totalmente respetables, no sus opiniones hechas de lugares comunes, medias verdades, mentiras enteras, difamaciones, noticias sesgadas, interpretaciones maliciosas, chismes, comadreos curiales, cotilleos, manipulados tendenciosos etc, etc, etc…todo un largo rosario de más de 20 misterios….
    T todo porque no se atreven a confesar claramente su realidad, que es: «somos un grupo de cismáticos, estilo Lefebre»…y punto, no más rollo ni más disfraces devotos…

  12. 😰, Uhhh éste asunto es complicado. Es como el famoso nudo Gordiano, y aquí el Único que va a solucionarlo será Dios mismo. El Papa, con todo respeto, se ha dedicado como dice una canción, ,,a perder feligreses. Otros feligreses se dedican a defenderlo,., aunque en su interior se den cuenta que NO ESTÁ BIEN lo que ,,,a veces hace. Y muchos están felices por aquello de que :. A Río revuelto, ganancia de «pecadores». Abundan las redes del mal queriendo ganancia con tanto lío,. En Internet son cientos.
    !Que Dios le ayude y nos ayude!

    1. Amar al Papa, no es excusa para no cuestionar sus decisiones. Cómo Pastor obediencia, como político cuestionable. La Política siempre es opinable, no caben dogmatismos. Y en la Fe lo dignas son muy pocos. Chesterton dixit

  13. En el cierre de campaña del Peronismo en el estadio de Independiente, en Avellaneda, Argentina, los simpatizantes cantaban con entusiasmo :

    CORNUDO Y LADRÓN, LO QUEREMOS A PERÓN .

    Muchas de las argumentaciones sobre la Sumisión Debida a Pachapapa, me recuerdan esos cánticos.

  14. Dice la Congregación para la Doctrina de la Fe (Juan Pablo II y Ratzinger):

    «El Romano Pontífice, como todos los fieles, está subordinado a la Palabra de Dios, a la fe católica, y es garante de la obediencia de la Iglesia y, en este sentido, servus servorum. No decide según su arbitrio, sino que es portavoz de la voluntad del Señor, que habla al hombre en la Escritura vivida e interpretada por la Tradición; en otras palabras, la episkopé del Primado tiene los límites que proceden de la ley divina y de la inviolable constitución divina de la Iglesia contenida en la Revelación [33]. El Sucesor de Pedro es la roca que, contra la arbitrariedad y el conformismo, garantiza una rigurosa fidelidad a la Palabra de Dios: de ahí se sigue también el carácter martirológico de su Primado que implica el testimonio personal de la obediencia de la cruz.»

    Documento «EL PRIMADO DEL SUCESOR DE PEDRO EN EL MISTERIO DE LA IGLESIA», Nº 7

  15. Un buen artículo, que nos pone a todos en un espejo espiritual. No somos más santos por ser más duros con la lengua, faltando al respeto debido. El Señor nos advirtió de no desviarnos ni a derecha ni a izquierda.

    Quien también quiera despreciar a una doctora de la Iglesia, como ya algunos hasta desprecian al cardenal Sarah, deberían pararse a pensar si no están esclavizados por sus propias pasiones.

  16. LA VIRTUD DE LA OBEDIENCIA EN SANTO TOMAS
    Falsa obediencia.
    Santo Tomás afirma que hay dos casos de falsa obediencia u obediencia ilícita, o sea, donde no se debe obedecer. El primero se da cuando justamente el mandato del superior contradice claramente un MANDATO DE ORDEN SUPERIOR,SOBRE TODO DE DIOS. Sería el caso de una autoridad que OBLIGARA A COMETER PECADO. Allí se aplicaría el principio expresado en el libro de los Hechos: HAY QUE OBEDECER A DIOS ANTES QUE A LOS HOMBRES(Hch 5,29). El otro caso se da cuando el superior ordena algo claramente fuera de su competencia; come sería el caso si la autoridad pretendiese comandar actos internos de la voluntad de una persona, o bien, en la obediencia religiosa, si un superior comandase algo que claramente contradice las constituciones o Reglas de un instituto (cfr. II-IIae, 104,5)

  17. Palabra de DIOS: Mateo19,12 En efecto, algunos no se casan, porque nacieron impotentes del seno de su madre; otros, porque fueron castrados por los hombres; y hay otros que decidieron no casarse a causa del Reino de los Cielos. ¡El que pueda entender, que entienda!>.

  18. Al verdadero Papa se le obedece, no se le resiste. La resistencia sólo se hace con autoridades heré.ticas lo cual implica no reconocer a Blasfemoglio como verdadero Papa.

    Una pena que Infovaticana se anota también en el reconocimiento a llámame Jorge como Papa, cuando todos sabemos que el problema de fondo es la falta de legitimidad de su usurpación al Papado.

    Lo único que salva a Infovaticana es la libertad en zona de comentarios, no su reconocimiento como Papa legítimo al farsante.

    No se confundan.

  19. Infovaticana:
    qué se pensaría de San Vicente Ferrer (Doctor de la Iglesia) y de Santa Catalina se Siena (Doctora de la Iglesia) que defendían a distintos papas cuando había TRES? San Vicente Ferrer estaría fuera de la Iglesia? … Y fue nombrado «DOCTOR»? Hay razonamientos que son ridículos.
    La obediencia es practicable cuando el que manda lo hace a favor de la Verdad y del Bien. Lo demás es CARTÓN PINTADO!

    1. No encuentro por ningún lado que san Vicente Ferrer haya sido nombrado doctor de la Iglesia, si propuesto para ello en este año. ¿podría decirme donde está esa información ?

  20. Yo he acogido en mi corazón a San Josemaría y la Obra ha sido el lugar donde pude tener mi plena conversión. Ahora bien, los primeros en defender la Doctrina y el Evangelio son ellos y todo lo que ha pasado con el Papa Francisco ha sido caótico, no creo que la Obra apoyase a ciegas al Papa, a Jesucristo todo, pero al Papa, dependerá de qué tan retorcido esté el asunto. A parte en Gaudette Exultate hubieron partes como de San Josemaría que el Papa se atribuyó y no nombró para nada a San Josemaría y eso me pareció muy sospechoso en su momento. Pero bueno, el tiempo dirá; para mientras todo está en las manos de Dios. Bendiciones!

  21. Al Papa solo le puede juzgar Dios, hacerlo nosotros nos pone en situación de ofender a Dios, otra cosa es defender la Fe, basada en la revelación, tradición, y magisterio de la Iglesia.

    1. Esa premisa de que solo juzga Dios al Papa es del pasado histórico de la Iglesia dónde había Papas con públicos pecados personales( Borgia) de los cuales NINGUNO se opuso o escribió algo contra la Fe. No se aplica al presente, el cuestionamiento a Francis es el antievangelio que enseña y el heretico Documento Instrumentum Laboris amazonico.

  22. Es muy probable que la Segunda Bestia del libro del Apocalipsis (la que surge de la tierra, tiene cuernos de cordero pero habla como dragón) será un Papa infiel a Nuestro Señor Jesucristo y fiel a Satanás.

    Sucederá en algún momento de la Historia.

    Imagino que a base de la misma argumentación de este artículo, los Octavio Rodriguez Sierra de aquel momento, serán los primeros en seguirlo sin chistar a la perdición eterna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles