PUBLICIDAD

Fabrice Hadjadj se reencuentra con los lectores españoles

Fabrice Hadjadj, autor de 'Juana y los poshumanos'
|

Bibliotheca Homo Legens publica Juana y los poshumanos o el sexo del ángel, una obra de teatro con la que Fabrice Hadjadj toma la alternativa en la literatura distópica.

El filósofo francés traslada al lector a la ‘Democracia Mundial’, un régimen político fundamentado en el rechazo de la carne y la exaltación de la voluntad. Las diferencias de los sexos ya son sólo aparentes, las relaciones humanas no se dan sino en el ámbito de lo virtual y el coito ha sido abolido, sustituido por un programa tecnológico que conecta a miles de personas y que permite explorar el universo entero del goce.

Puede comprar aquí el libro

En esta pieza teatral, que es un retrato de la dictadura entre gnóstica y eugenésica que está por venir, el lector español se encontrará con un Hadjadj sublimado. En cada frase, en cada párrafo, en cada página, en cada acto, ese estilo fresco y ágil tan característico en él aparece entreverado de una causticidad más lírica que de costumbre. Lo exige, quizá, el género literario elegido: Hadjadj no expone aquí su filosofía abiertamente, sino a través del drama de unos personajes tiranizados por un sistema que se cimienta sobre la negación de la naturaleza humana.

La imperfección de la carne, una oportunidad para la gracia

Como ya se ha señalado, en la ‘Democracia Mundial’ el sexo no es sino la reminiscencia de un tiempo superado. Se ha desligado plenamente de la procreación y se da fundamentalmente en lo virtual, a través de una especie de plataforma llamada Playbox.

 En este contexto, Joan D´Ark, impelida por la voz de un misterioso ángel, se acuesta con su compañero de trabajo Valentin 608. Conciben, de ese modo, una pequeña criatura. La acción es delictiva, pues en la ‘Democracia Mundial’ los hijos se producen tras una exhaustiva planificación, no se engendran.

Durante el interrogatorio posterior al crimen, Joan sugiere el sentido de la enigmática petición del ángel:

«El ángel me dijo

Que el niño sería perfecto,

Que sería una señal de gracia

Para los hombres de nuestro tiempo».

Pero resulta que el niño no es perfecto, que Valentin 608 y Joan d´Ark han concebido a un ser deforme. ¿Cómo comprenderlo? ¿El retoño no debía ser acaso una señal de la gracia? Quizá su desproporción responda precisamente a esa exigencia. En una época en la que se fabrican seres humanos sin mácula física o intelectual, un niño ‘perfecto’ es aquél que recuerda la imperfección de la carne y las bellísimas limitaciones del ser humano; es aquél que recuerda que la gracia sólo actúa en quien previamente ha reconocido su miseria.

PUBLICIDAD

Obsolescencia de la ciencia ficción

En el prólogo de la obra, Hadjadj reflexiona sobre la función de la ciencia ficción en un mundo que ha superado en inverosimilitud las fantasías y especulaciones de la propia ciencia ficción:

Hay que ir más lejos aún: hemos llegado a un punto que implica la obsolescencia de la ciencia ficción. Lo que se cuece en los laboratorios, lo que se lleva a cabo en los clouds de nuestros data centers, sobrepasa con creces los imaginarios más fantasiosos. La ciencia ficción ya pertenece a la historia, sus predicciones nos parecen polvorientas, sus androides deben alinearse en un museo de antigüedades.

Tras reflexionar sobre la obsolescencia de su obra, se quita mérito. Asegura que no le ha costado nada escribirla, que hacerlo era pan comido. Al fin y al cabo, dice, no ha tenido que crear un nuevo mundo, sino llevar el actual hasta sus últimas consecuencias:

No me he inventado nada. Ni siquiera he escrito este drama – más bien, lo he transcrito. Me ha bastado con hacer de sismógrafo del temblor de tierra que está por llegar, con subir un par de niveles el indicador de las tendencias, de las mutaciones que ya están en curso – que, con seguridad, no están esperando ninguna determinación más precisa, sino solamente los medios para ser llevadas a cabo íntegramente.

Sobre Fabrice Hadjadj

Fabrice Hadjadj nació en Nanterre, Francia, en 1971. De origen judío, familia y apellido tunecinos y padres maoístas, es uno de los más notables intelectuales católicos contemporáneos desde que se convirtiese allá por 1998.

Sobresale entre los demás, en primer lugar, por su capacidad de defender las ideas de siempre con una óptica novedosa y un estilo tan ácido como fresco; y, en segundo lugar, por su inaudita polivalencia: es filósofo, teólogo, dramaturgo, humorista e incluso cantautor.

 De entre su prolífica obra, galardonada con un sinfín de premios literarios, se han traducido al español en la editorial Nuevo Inicio La fe de los demonios (2010), La profundidad de los sexos (2010), Tenga usted éxito en su muerte (2011), El paraíso en la puerta (2012), ¿Cómo hablar de Dios hoy? (2013), ¿Qué es una familia? (2015) y Puesto que todo está en vías de destrucción, (2016), en BAC, Job o la tortura de los amigos (2015), y en Homo Legens, Últimas noticias del hombre (2018) y 99 lecciones para ser un payaso (2018).

3 comentarios en “Fabrice Hadjadj se reencuentra con los lectores españoles
  1. Cada uno reza a su padre que es dios con el padre nuestro,tiene dos religiones a mas y un concepto de dios,así los paganos rezan a su dios con un padre nuestro, y mi padre que es yahve también lo rezo con un padre nuestro.estas podían ser palabras del papa para unificar religiones.(el plan de dios y el libre albedrío)

  2. Este libro de D. Fabrice, tiene toda la «pinta» de merecer entrar en el grupo de las grandes obras literarias capaces de plantearnos un vistazo al futuro que nos estamos cimentando, al estilo de «El señor del mundo», «1984», «Un mundo feliz»… que leídos a la luz de «Las dos ciudades» de San Agustín, permiten juzgar los falsos cimientos del futuro que van a heredar nuestros hijos y nietos.
    Regnare Christum volumus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles