PUBLICIDAD

Ratzinger rebate a los ambientalistas: “San Francisco no era un ecologista”

|

En la última antología de sus homilías, que acaba de publicarse, destaca un pasaje dedicado a san Francisco, que para Benedicto XVI no era un ecologista

(ilGiornale)- Joseph Ratzinger indica de nuevo el camino para la “minoría creativa” de la contemporaneidad, que según él, es la católica.

En estos días ha salido una antología de homilías pronunciadas por el pontífice emérito, publicada por la editorial Cantagalli.

El título: I Sacramenti, segni di Dio nel mondo. Se trata de reflexiones litúrgicas que el papa emérito pronunció durante su pontificado, o cuando aún era cardenal. Del bautismo a la confirmación, pasando por el matrimonio, la ordenación sacerdotal y cualquier otro sacramento previsto y presente en la doctrina, Joseph Ratzinger interpreta la realidad y el valor de estos “signos de Dios”, componiendo, según el editor de los textos, Elio Guerriero, una “guía para la vida cristiana”.

Ya habíamos hablado de la parte inicial de esta composición, la que está dedicada al papel fundamental que ejercen los muros: “La Iglesia tiene muros. El muro indica, por un lado, el interior, y tiene la función de proteger, de acogernos y guiarnos el uno hacia el otro”. Sin muros, observa el pontífice emérito, no existen puertas. Y Benedicto XVI bendice tanto los unos como las otras. Pero dentro de esta obra hay más pasajes de gran actualidad.

En una época tan llena de retórica ambientalista y de combinación de ecología cristiana con lo que empieza a ser conocido como “gretathunberghismo”, Joseph Ratzinger reinterpreta la vida existencial de san Francisco: “Él sabía que no hay nada más grande, ningún servicio mayor, ningún éxito mayor, ninguna realización mayor para la humanidad que aprender a amar con plenitud y grandeza”. Estamos aún en el grupo de características que Ratzinger individua para definir al santo de Asís como el “más similar a Cristo”. Pero las contingencias de la modernidad ofrecen tal vez una posibilidad ulterior de profundización.

De hecho, sabemos que san Francisco y el franciscanismo son a menudo instrumentalizados para que los ecologismos puedan pasar como un absoluto ideológico. Pues bien, Benedicto XVI corta de manera neta y firme estos intentos, y sentencia:”Su cántico del hermano sol, la alabanza del Creador reflejo de la creación resuena a través de los siglos”. Y después especifica, y es lo que tiene mayor interés para las frases dialécticas actuales: “El hombre que lo cantó no era un trovador soñador o un ecologista, como a veces nos lo presentan, sino un hombre que fue sometido a mucho sufrimiento, que quiso mantener por amor a Cristo para acercarse, como Él, a la profundidad del ser humano y al corazón de Dios”.

Publicado por Francesco Boezi en il Giornale.

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

53 comentarios en “Ratzinger rebate a los ambientalistas: “San Francisco no era un ecologista”
    1. Marcos,

      Lo nombro Patrono (no patron) de los ecologistas, no dijo que lo fuera

      Santa Teresita de Lisieux fu nombrada Patrona de las Misiones. Y nunca misiono.

    2. Es muy difícil para un hombre corriente como el que escribe hacer un comentario sobre San Francisco.Para eso hay que ser santo, solo un santo puede comprender en toda su profundidad a otro santo.

  1. lNi Ratzinger, ni San Pedro, ni Jesús el Cristo fueron ecologistas; y he aquí cuando y cómo Jesús S. Pedro aseguran qué:
    -El Cielo y la Tierra pasarán, pero mi palabra no pasarán”.
    Y veamos lo que dice San Pedro:

    -Pero vendrá el día del Señor como ladrón, y en el pasarán con estrépito los cielos, y los elementos, abrasados se disolverán. y asimismo la Tierra con las obras que en ella hay.- Pues si todo de este modo ha de disolverse, ¿cuáles debéis ser vosotros en vuestra santa conducta y en vuestra piedad, esperando y acelerando el advenimiento el día de Dios, cuando los cielos, abrasados, se disolverán y los elementos en llamas se derretirán?.- Pero nosotros esperamos otros cielos nuevos y otra Tierra nueva, en que tiene su morada la justicia, según su promesa, por esto, carísimos esperando estas cosas, procurad con diligencia ser hallados en paz, limpios e irreprochables ante Él.

  2. Limpios y e irreprochables ante Él, y considerad la longanimidad de nuestro Señor como salvación, según nuestro amado hermano Pablo os escribió conforme a la sabiduría que a él le fue concedida. Es lo mismo que hablando de esto enseña en todas sus epístolas, en las cuales hay algunos puntos de difícil inteligencia, que hombres indoctos e inconstantes pervierten, no menos que las demás Escrituras, para su propia perdición (…)

    –Vamos cómo y para el panteísmo ecologista de hoy día

  3. San francisco no era ecologista pero yo yahve si soy ecologista, y como aqui se hace lo que dios manda esta bien la ecología de francisco claro que también tenemos a los conservadores que no creen en la ecología, y dios admite tanto a modernistas como conservadores los dos forman iglesia así lo quiere yahve,

    1. Se equivoca usted. Los ecologistas son “coservadores” y contrarios a todo “cambio” climático.

      Los que ustedes llaman “conservadores”, en cambio, son progresistas; porque son partidarios del progreso de las ciencias, las técnicas y la civilización humana.

      En la actual controversia eclesial todos son “conservadores”; la única diferencia está en que unos quieren conservar “el clima” (nuevo becerro de oro) y otros quieren conservar “la Palabra de Dios”.

  4. La ecología no estaría mal, si primero defendiesen lo primero, que es seguir los Santos Evangelios con los mandamientos incluidos, defendiesen la sacralidad de la Santa Misa y la Liturgia, defendiesen los Sacramentos, defendiesen a los hombres de cualquier Idolatría, defendiesen la Santa Doctrina y Moral Católicas…entonces por cascada entraría el cuidado del medio ambiente, la ecología por Amor a CRISTO N.S..

    Del Amor a Dios POR SOBRE TODAS LAS COSAS, surge naturalmente el AMOR a TODO, incluida la Ecología.

    1. Amén más claro que el agua, al fin le ha puesto usted el punto a la “i” ya lo vengo diciendo no hace falta tanta desviación del verdadero camino si siendo santos cómo Jesús el Señor nos pide, indudablemente cuidaremos de nuestro prójimo y la naturaleza. Todo lo demás es pura distracción del verdadero motivo para el cual hemos sido creados.

  5. Mi valoración personal sobre Benedicto XVI me decrece con el paso del tiempo. Su cese voluntario sólo ha dado paso a el pésimo Papa Francisco y su horrenda puesta en crisis de toda la Iglesia. Y recibe a Francisco el 5 de octubre, después de la pagánica pachamamada de los jardines del Vaticano del día anterior, el 4. Dicen que su cese y su conservación de los vestidos papales es una jugada maestra. Ya lo dudo, y ya quizás Benedicto XVI forma parte del problema.

  6. Al hombre le dijo, Dios,: “Por haber escuchado a tu mujer, comiendo del árbol que te prohibí comer, diciéndote no comas de él.
    Por ti será maldita la tierra, de la Tierra; Con trabajo comerás de ella todo el tiempo de tu vida. te dará espinas y abrojos
    Y comerás de la hierbas del campo. Con el sudor de tu frente comerás el pan. Hasta que vuelvas a la tierra, de la Tierra,
    Pues de ella has sido tomado; ya que polvo eres, y al polvo volverás.

    Y…. a más de querer hacer a la mujer diaconisa. Quieren que yo sea ecologista.

    Vamos que sí; Pues si la Tierra gime con dolores de parto. Haber cuando paré y se vuelve menos agresiva

  7. ¡Qué habrá hecho en el cielo el glorioso San Francisco de Asís para ver su dulce nombre, y el de su ciudad natal, asociados a tantas desviaciones de nuestra santa fe católica! Tomado falsamente en tantos libros y algunas películas como modelo de un pretendido cristianismo naturalista y antidogmático. Cuando en realidad fue un santo fidelísimo a la Iglesia, al culto y la doctrina. Después, convertido por los actos escandalosos de Asís en 1986, y sus secuelas bajo Juan Pablo II y sus sucesores, en patrono del indiferentismo religioso. Para más desgracias, patrono también del ecologismo (verde por fuera, rojo por dentro, como las sandías) y su nombre adoptado por el papa argentino, tan ajeno a la humildad y rectitud del santo de Asís.

  8. Hay sin embargo publicada una respuesta adecuada: Guido Vignelli, «San Francesco antimoderno», ed. Fede Cultura, 2009.
    Para refutar la falsificación modernista del santo de Asís.

  9. El mejor ecologismo es alcanzar el Cielo, porque, como decía la Teresona, ” Quien se salva sabe y el que no, no sabe nada “. En el infierno, el calentamiento global está más que asegurado.

  10. El mejor ecologismo es alcanzar el Cielo, porque, como decía la Tere sona, » Quien se salva sabe y el que no, no sabe nada «. En el infier no, el calen tamiento global está más que asegurado.

      1. Es pura verdad que amando a DIOS por encima de todas las cosas, amaremos y protegeremos Su Creación; pero nuestra adoracion y amor es absolutamente para Dios Uno y Trino Creador y Rey del Universo y al que toda criatura debe y somete su ser y existencia.

        Tan difícil es entender esta cuestión básica para algunos? Será por su corta lucidez o por su perversión?

    1. Cuanto más contaminemos, peor. Y cuanto más sigamos las tonterías de los todopodesoros que dicen defenderla, peor aún.
      Ay que ver ecoembes, que se te mete en los colegios a decir unas cosas que ellos no cumplen ni pa’tras. Solo hay que ver quiénes son sus accionistas. Una vergüenza

  11. Entiendo que todo dependerá de la definición de ecologista

    Sacar de esa frase de Benedicto una critica o un tratado general es algo desorbitado, creo yo, es forzar el significado de una simple frase.

    Si ecologista es aquel que respeta la naturaleza como don creado por Dios y puesto al servicio del pleno desarrollo del hombre, entiendo que el católico es el primer ecologista

    Si ecologista es aquel que defiende tesis malthusianas (siempre aplicadas a otros claro) o una supremacía de la Creación sobre el hombre, es enemigo de la fe católica

      1. El.primer Mandamientos amar adiós.
        “Todo lo demás se os dará por añadidura”
        Dios ama.su Creación y l.protege y provee al hombre de todo lo.necesario, y el hombre debe cuidar y dominar Con su inteligencia y voluntad ..

        esta Creacion

        Es el pecado del ser humano el que causa los desórdenes en sí mismo y en la.naturaleza, que sufre también las consecuencias del mal.:
        ” la.naturaleza sufre con dolores de parto las consecuencias del pecado del hombre”.

  12. Es del más elemental SENTIDO COMUN que el.Papa le esté dando relevancia a la situación ecológica del planeta. Si continúa el cambio climático pronto no habrá planeta …ya la misma tierra nos empieza a cobrar factura. Y sin planeta tierra no podrá haber evangelización. No podrá haber Eucaristías. En el salmo 8 Dios mismo nos dice que le dió poder al hombre para dominar la tierra. ( La creación). El cuidado de nuestro planeta es literalmente un encargo del mismo Dios y algo de prioritaria importancia.

    1. Creo que no se ha percatado de que pretenden utilizar (no sé quién) el ecologismo, no para salvar el planeta, sino para desfigurar la Fe católica. Eso además de mentiras que usan. Difícilmente ahora podríamos saber qué dicen de verdad y qué dicen sin saber realmente o a sabiendas de que es mentira.

    1. Laudato si la redacto Tucho fernandez( Arb de LA Plata) con inspiraciones de Leonardo Boof (teologo de la liberacion) con partes de su libro Panteista ” El Grito de la Tierra” los desafio a leerlo y van quedarse espantados del sincretismo, panteismo, gnosis, arrianismo, hechiceria y paganismo puro.

  13. El comentario mas certero hasta ahora. De los comentarios anteriores se refleja un claro prejuicio, que por lo menos raya en lo superficial, para no decir malintencionado de todo lo que viene de la mano de Francisco.
    El laudato si explica claramente lo que por lo visto tanto critican equivocadamente.

  14. Seguramente San Francisco de Asís no era un ecologista en esos tiempos, pero sí podemos entender los hombre y mujeres de hoy que su gran amor hacia Dios y la creación son más que suficientes para comprender que la amenaza que supone un desastre ecológico tan significativo como el que vemos actualmente nos haga ver que, a través de este santo, la Iglesia pueda manifestar que la Casa común es necesario amarla y cuidarla. No se trata de encasillarlo e
    ninguna doctrina ecologista, más bien exaltar su imagen como el santo que nos infunde, entre otras tantas virtudes que nos mostró, la del amor por lo Creado. La Iglesia se afirma y camina mostrándonos su enseñanza para los tiempos y no se queda estancada

  15. Des acuerdo con Armando Helgura.
    ” Cielo y tierra pasarán pero mis palabras no pasarán” dice CRISTO.
    La Salvación obrada por Cristo y la corredención por parte de la persona regeneraran a su vez la Creación entera al final de la Historia, que es la de la Salvación de la Humanidad.

  16. A todos nos compete cuidar la ÚNICA casa que todos tenemos. Con todo el avance de la ciencia, hasta la fecha, la ciencia no ha descubierto en el universo ni una SOLA PLANTA. Sin embargo, aquí en la tierra, lo verde se está convirtiendo en cemento.
    Nosotros no sufriremos porque ya habremos muerto, nuestros hijos y sus hijos van a tener que pagar la factura, pero será demasiado tarde.
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles